Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 13 Noviembre 2020

Cabal repite mentira de Giuliani sobre votos de Biden en Pensilvania

Por José Felipe Sarmiento

No es cierto que al presidente electo de Estados Unidos le hayan quitado votos en ese estado. Ambos mostraron un mapa de un portal que todavía no lo había declarado como vencedor allí.

La senadora María Fernanda Cabal trinó el 9 de noviembre que al proclamado presidente electo de Estados Unidos, el demócrata Joseph R. Biden Jr., le “retiraron los votos de Pensilvania” con base en un mapa del portal RealClearPolitics que está adjunto al mismo mensaje, en el que ese estado aparece en disputa (gris) a pesar de que otros medios habían declarado la victoria del exvicepresidente allí desde uno o dos días antes.

Trino de María Fernanda Cabal sobre retiro de votos a Joe Biden en PA

Es más, fue gracias a los 20 delegados de esa circunscripción que el candidato superó el mínimo de los 270 necesarios para convertirse en el nuevo ocupante de la Casa Blanca a partir del próximo 20 de enero. Esta información fue confirmada, entre otros, por las cadenas de televisión CNN, NBC, CBS y Fox News; los diarios The New York Times y The Washington Post; así como la agencia de noticias Associated Press (AP).

Pero la afirmación de la congresista del Centro Democrático es falsa. No solo estos medios han mantenido su anuncio con respecto a la derrota del presidente y candidato republicano a la reelección, Donald Trump, en Pensilvania y a nivel nacional; el que ella cita no le había dado los votos de Pensilvania a Joe Biden hasta ese momento y, por tanto, es imposible que se los hubiera retirado.

“Esto es falso. Nunca declaramos Pensilvania y nada ha cambiado”, escribió en su cuenta de Twitter Tom Bevan, el cofundador y presidente de RealClearPolitics, el mismo día que Cabal publicó el mensaje. El periodista respondió así a una publicación en la que Rudolph Giuliani, asesor legal de Trump (que se ha rehusado a reconocer que perdió), compartía el mismo mapa que la senadora colombiana y aseguraba que ese portal le había “quitado” el estado al demócrata.

La publicación de la congresista uribista es posterior a ambos mensajes. Luego de ser consultada por Colombiacheck, dijo que “su tarea debe ser verificar el trino de Jack Posobiec”, el activista conservador que ella citó en el suyo, porque fue él quien puso el mapa. No se retractó de haberlo compartido.

Ese tuitero ha sido señalado como colaborador neonazi por la ONG defensora de derechos civiles Southern Poverty Law Center. También es un reconocido promotor de teorías conspirativas, en especial del falso escándalo de ‘Pizzagate’ sobre una inexistente red de pederastas demócratas, con desinformación que ha pretendido vincular al expresidente Barack Obama y al abogado Hunter Biden (hijo de Joe), entre otras figuras públicas.

En Estados Unidos no existe una autoridad electoral nacional, por lo que cada estado es el encargado de organizar sus votaciones y cada uno tiene leyes diferentes sobre el tiempo límite para entregar los resultados oficiales. Por eso, en ese país es tradición que los medios declaren, usando fórmulas estadísticas, ganador a uno u otro candidato en cada circunscripción incluso desde antes de que se cuenten todos los votos respectivos.

No todos los medios usan las mismas fórmulas, por lo que no todos dan una victoria en un estado al mismo tiempo. De todas formas, RealClearPolitics finalmente le dio el triunfo al candidato demócrata en Pensilvania el 13 de noviembre antes del mediodía.

Biden ha ampliado la diferencia a su favor en ese estado por encima de los 60.000 votos con el 99 por ciento escrutado mientras que, según el portal Business Insider, la demanda por supuesto fraude que Trump interpuso allí a duras penas lograría invalidar 14.000 en caso de salir a favor del republicano. Además, ahora el exvicepresidente también cuenta con resultados favorables en Nevada y Georgia, que suman 22 delegados (los seis del primero ya se consideran asegurados).

Así que la supuesta noticia que dio Cabal no solo era falsa en su momento y había sido desmentida por el mismo medio de donde salió el mapa tergiversado por su fuente, también es improbable a futuro.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 06 Noviembre 2020

Es falso que los votos legítimos son los que está contando la Guardia Nacional y que éstos tengan marcas de agua

Por Mónica Ospino Orozco

Esta es una nueva teoría de la red conspirativa QAnon que circula en redes sociales desde que se inició el conteo de votos en Estados Unidos. Pero no, no es cierto que los votos tengan alguna marca especial puesta para asegurar su legalidad.

Tres días después de finalizadas las votaciones para la elección del nuevo presidente de Estados Unidos, aún no se sabe el resultado definitivo, lo que se ha convertido terreno fértil para las teorías conspirativas que hablan de fraude y corrupción en el proceso electoral en ese país y que han sido alentadas por el propio presidente Donald Trump.

Una de las teorías que más ha cobrado fuerza en estos días y que ha rotado por redes sociales como Facebook y Twitter es la que asegura que la Guardia Nacional está contando las verdaderas papeletas (votos) que contienen una marca de agua y que las que no la tengan son una “burda fotocopia”.

Así apareció por ejemplo en esta página de Facebook que se denomina ‘Esclavos de la matrix’ y que ya cuenta con más de 708 compartidos. Al hacer una revisión del contenido de esta página encontramos que en su contenido cotidiano distribuye información de la teoría conspiracional QAnon, que ya hemos chequeado en otras notas. (1, 2, 3 y 4)

Sobre la impresión de los votos

Ahora, en relación la legitimidad de los votos y la teoría de que los verdaderos o ‘legales’ tienen una secreta marca de agua cabe decir que aunque si bien algunas comisiones electorales de algunos estados en Estados Unidos, como California, exigen una marca de agua en los votos que mandan a imprimir, no solo los que son legítimos son los que tienen dicha marca.

Los votos emitidos y enviados a los ciudadanos en cada uno de los 51 estados del país norteamericano son responsabilidad de las comisiones electorales estatales, proceso que fue puesto bajo la lupa por el Departamento de Seguridad Interna (DHS, por sus siglas en inglés).

Según lo registra esta nota de The Hill, el 22 de agosto pasado, la directora del DHS, dicha entidad, Kirstjen Nielsen pidió a los estados asegurarse de que las papeletas de votación sean “auditables”.

"No sé si estamos interesados ​​en exigir cómo lo harán, solo me interesa asegurarme de que cada estado pueda explicar a sus ciudadanos lo que han hecho para verificar el recuento de votos", dijo Nielsen.

Nuestros colegas de Politifact, también chequearon esta cadena y en en su indagación, encontraron que “los estados  generalmente contratan a varias empresas de impresión y trabajan con el Servicio Postal de EE. UU. Para la aprobación del diseño. Varias organizaciones de noticias han publicado historias que detallan el proceso de impresión, incluida la mayor demanda de boletas por correo en medio de la pandemia de COVID-19”.

Es así como Politifact cita un reportaje hecho por NPR en el que el el presidente de la empresa de servicios electorales Runbeck, Jeff Ellington, asegura que, 

 "Los estados deben decidir cómo lucirán sus boletas y obtener la aprobación del Servicio Postal de los Estados Unidos para el diseño de los sobres. Una vez asegurados estos sobres, intervienen empresas como Runbeck".

El mensaje que se ha hecho viral entre los seguidores de QAnon, de acuerdo con esta verificación de nuestros colegas de Fact Check, en relación con una supuesta marca de agua en los votos legítimos, se pudo rastrear que proviene de una publicación del 2018, hecha por “Q” “el seudónimo utilizado por la persona o personas que publican mensajes crípticos en los foros de mensajes de Internet que son la base de la teoría de la conspiración de QAnon.

De dónde vino la ‘marca de agua’

Agrega Fact Check, que “no está claro por qué los seguidores de QAnon señalan este mensaje de hace dos años como apoyo a una afirmación sobre marcas de agua ficticias en las boletas electorales de 2020, pero muchas de las pistas publicadas por "Q" son vagas (como, "mire el agua ”) o equivocadas, como la sugerencia en 2017 de que Hillary Clinton pronto sería arrestada”.

Por lo que de nuevo está claro que la teoría no tiene sustento alguno y que son las comisiones estatales las que se encargan de todo el proceso electoral, con el apoyo del Servicio Postal de Estados Unidos, en lo que tiene que ver con el envío y recepción de los votos.

La Guardia Nacional si está contando votos

La única afirmación cierta de la publicación, objeto de este chequeo, es la que dice que la Guardia Nacional está contando votos, sin embargo, esto ha sido en el marco de un apoyo a algunas comisiones electorales que se han visto desbordadas ante la avalancha de votos que fueron enviados a través del correo.

Es el caso, por ejemplo, del estado de Nueva Jersey en donde miembros de la Guardia Nacional fueron desplegados en los centros de reconteo de votos para sumarse al proceso, en aras de agilizar la entrega de resultados, como lo registró esta nota de NBC Filadelfia.

También en el estado de Wisconsin, veinte miembros de la Guardia Nacional fueron convocados en dos condados para ayudar en el conteo de los votos, según lo detalla este artículo publicado por The Hill.

Sin embargo, el despliegue de la Guardia Nacional en diez estados ha sido más con un propósito preventivo en caso de que se desaten desórdenes en la medida que se conocen los resultados electorales, que siguen favoreciendo, en el momento de escribir esta nota a Joe Biden, quien lidera con 253 votos electorales la contienda frente a Donald Trump, con 213.

Reporta el portal especializado Armytimes.com que al menos 2.600 tropas de la Guardia Nacional han sido desplegadas en 10 estados, a manera de prevención.

Así que tras estas indagaciones concluimos que es falso que los votos legítimos son los que está contando la Guardia Nacional y mucho menos que éstos tienen una marca de agua para demostrar su legalidad. Ambas afirmaciones no tienen sustento alguno y sí hacen parte de la teoría conspirativa QAnon.