Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 03 Mayo 2021

Cacerolazo: ni ‘acto de changó’ ni ‘maldición’ por usar ollas vacías sino antigua forma de protesta

Por José Felipe Sarmiento

Otra vez circula una publicación en Facebook que miente sobre la historia de esta expresión de descontento social, surgida en Francia de una práctica medieval.

Un meme que ha sido compartido más de 1.100 veces en Facebook muestra la silueta de un sartén bajo un signo de prohibición y dice: “El cacerolazo es una expresión de maldición que tiene un significado espiritual negativo. En el libro de Ezequiel, capítulo 11, habla de las ollas vacías que, cuando se usan es para decretos de muerte”.

Meme que relaciona el cacerolazo con una maldición por usar ollas vacías

La imagen viral está acompañada por un texto que asegura que “el cacerolazo es un acto changó como invocación a espíritus del más allá para traer hambre miseria y ruina”. En seguida agrega: “Pregúntele a Venezuela, a Cuba” y pide no utilizarlo como forma de protesta.

Esta desinformación es muy parecida a la que fue desmentida por Colombiacheck en un chequeo de noviembre de 2019, cuando Colombia también atravesaba por un paro nacional como el que inició a finales de abril de 2021 y en el que también se recurrió a golpear ollas y sartenes en las protestas contra el gobierno. Al igual que en esa ocasión, la publicación es falsa.

Para empezar, el capítulo bíblico Ezequiel 11 sí habla de ollas pero no vacías. Por el contrario, en las tres menciones que hace de estas se habla también de “la carne en medio de ellas”.

La interpretación del texto hecha por el portal cristiano Enduring Word, que se basa en las enseñanzas del pastor californiano David Guzik, plantea que la carne en la olla es una metáfora de los israelitas en Jerusalén antes de la invasión babilónica. La profecía se refiere a que la ciudad no sería un refugio para sus habitantes, como el recipiente al guardar la comida, sino que el ataque sería como ponerla al fuego para hervir el contenido.

En todo caso, la verdadera historia del cacerolazo está relatada en el chequeo de 2019 así:

Según el historiador francés Emmanuel Fureix, en una entrevista que dio a France Culture, los cacerolazos como forma de protesta política nacieron en Francia en el siglo XIX cuando los republicanos hacían ruido con cacerolas para abuchear a los funcionarios de la Monarquía de julio (1830-1848).

Pero los franceses de esa época estaban retomando un ritual de humillación mucho más antiguo: los charivari de la Edad Media, que eran ruidosos conciertos de calderones y cacerolas que las comunidades rurales usaban para atormentar a los hombres viejos que se casaban con muchachas jovencitas.

Se trató de una “imbricación de lo folclórico con lo político en un momento en el que el repertorio de acción moderno aún no estaba realmente configurado,” dice Fureix.

Luego, por un tiempo, las caceroladas desaparecieron del repertorio político moderno, se volvieron una forma arcaica de protesta popular que sólo se veía rara vez. Cuando reaparecieron con fuerza ya en el siglo XIX, según Fureix, se trató de un fenómeno un poco diferente pues ya no son los charivaris de humillación sino manifestaciones aumentadas con el ruido de las cacerolas.

Por ejemplo, a finales de la década de 1950 y comienzos de la de 1960, la Organización del Ejército Secreto, una organización paramilitar de extrema derecha que participó en la Guerra de Argelia, retomó los cacerolazos.

El salto de las protestas con cacerola hacia América Latina se dio después. Las primeras en usarlo fueron las mujeres chilenas opositoras al gobierno de Salvador Allende en diciembre de 1971.

En cuanto a Changó, es una deidad yoruba, no una religión en sí mismo. Nada tiene que ver con esta historia.

Por tanto, se reafirma que el meme que relaciona el origen de los cacerolazos con actos religiosos o espiritistas es una falsedad.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 06 Mayo 2021

Ministro Molano adjudica a ‘policías y soldados’ llegada de alimentos a Cali, pero esta se dio gracias a una mesa de diálogo

Por Andrés Felipe Martínez

El ministro de Defensa atribuyó en un trino a la Policía y al Ejército la reanudación del abastecimiento para la capital del Valle. Pero realmente los corredores humanitarios fueron gracias a un diálogo mediado por otras instituciones como la Arquidiócesis. 

Desde el miércoles 5 de mayo de 2021 están habilitados en Cali dos corredores humanitarios que permiten la entrada de vehículos para el abastecimiento de alimentos, combustibles e insumos médicos que no habían podido llegar a raíz de los bloqueos en las vías por el paro nacional que comenzó el 28 de abril.

Un corredor fue habilitado en Juanchito, la entrada a Cali desde Candelaria, donde está ubicada la principal central de abastecimiento de alimentos del departamento: Cavasa. El otro cordón está siendo establecido en Sameco, que es el punto de ingreso de vehículos de carga desde Yumbo, por donde llega el combustible a Cali y al sur del departamento. 

Tras el primer día de estos corredores, este jueves, la Gobernación del Valle informó que ya se habían logrado mover 200 toneladas de alimentos de las 4.000 que se encuentran represadas en la central de Cavasa.

Al respecto, en su cuenta de Twitter, el ministro de Defensa, Diego Molano, celebró la reanudación del abastecimiento de alimentos en Cali, y atribuyó la llegada de los insumos al “trabajo de nuestros policías y soldados”.

“A Cali la querían bloquear para dejarla sin alimentos. A pesar de las dificultades, gracias al trabajo de nuestros policías y soldados comienzan a llegar los camiones con alimentos para los caleños”, dijo el Ministro.

El trino está acompañado de un video, en el que se observan camiones desplazándose por una vía, con militares a los lados.

En varias de las respuestas al trino del ministro Molano le escribieron que sus afirmaciones eran falsas.

Por esa razón, en Colombiacheck decidimos verificar lo dicho por Molano, po lo que contactamos por WhatsApp a prensa del Ministerio de Defensa y les preguntamos:

  • ¿Cuál fue el rol de la fuerza pública en el diálogo para lograr esos corredores  humanitarios?
  •  ¿A qué se refiere el Ministro cuando menciona que se lograron gracias al trabajo de Policía y Ejército?

Sin embargo, no nos han contestado* (actualización con la respuesta).

Al realizar la verificación encontramos que contrario al mensaje del Ministro, la reanudación del abastecimiento se logró a partir de corredores humanitarios, que fueron impulsados por una mesa de diálogo entre líderes de los bloqueos y voceros de la Alcaldía, la Arquidiócesis de Cali y la Personería Municipal.

Así nos lo explicó en Colombiacheck el personero de Cali, Harold Cortés: 

“Desde el martes [4 de mayo] se instaló una mesa en la que participamos con la Alcaldía y la Arquidiócesis de Cali, para lograr la habilitación de estas rutas humanitarias de manera permanente, y el miércoles logramos que se establecieran los corredores de abastecimiento”, explica Cortés.

El Personero señala que no se tuvo la participación de la fuerza pública en ese diálogo, por las “tensiones” que hubiera podido generar: 

“La Policía, en este primer acuerdo, no [estuvo]. Por el tema de evitar tensiones. Pero sí serán convocados para la próxima mesa, el viernes”, dijo el personero Cortés.

En cambio, atribuye a la Arquidiócesis de Cali la consolidación del acuerdo con los manifestantes:

“La iglesia católica tiene un trabajo y un reconocimiento en la comunidad, y eso nos permitió a nosotros empezar a distensionar un poco más la situación. Como Personería, habíamos logrado algo en conversaciones aisladas desde el fin de semana, pero con la Iglesia se avanzó mucho más”, dice.

En ello coincide Carlos Alomía, gerente general de la central de abastecimiento Cavasa, quien señaló en un boletín: “Este cordón humanitario ha sido gracias a la participación de la Iglesia católica, con el acompañamiento de las autoridades, los grupos de resistencia, los comerciantes mayoristas y organizaciones de derechos humanos”.

Además, lo indicaron en este comunicado:

comunicado de cavasa

También lo reconoció así la gobernadora del Valle, Clara Luz Roldán: 

“Hay que dar un inmenso agradecimiento a la Arquidiócesis, a Monseñor y a todos los sacerdotes que en diferentes municipios del Valle del Cauca están ayudándonos en esa mediación con los organizadores del paro. Hay que agradecer también a los líderes sociales que están en esos puntos de concentración y han sido un puente para el diálogo”, dijo la mandataria.

Por parte de la Alcaldía, estuvieron en la mesa de diálogo las secretarías de Seguridad, Desarrollo Económico, Movilidad, Bienestar Social y Paz, y Cultura Ciudadana.

“Por este corredor debemos agradecer especialmente a la Arquidiócesis de Cali y a los jóvenes que han permitido ese diálogo para lograr el abastecimiento alimentario”, destacó la secretaria de Desarrollo Económico, María Fernanda Santa.

Un mensaje similar dio el secretario de Movilidad, William Vallejo, tras lograr los acuerdos: “Hay que decir que la Arquidiócesis nos ha ayudado un montón en estas conversaciones entre los jóvenes manifestantes y la Alcaldía. También se tuvo el acompañamiento de la Personería y la Defensoría”. 

En los testimonios recogidos pudimos determinar que desde la Arquidiócesis tuvieron un papel fundamental monseñor Darío de Jesús Monsalve, quien es el arzobispo de Cali, y Yesid Perlaza, líder de la Vicaría de Paz y Reconciliación de esa organización católica. Sin embargo, no pudimos contactarlos para este chequeo.

Dados los argumentos de quienes participaron en los diálogos para lograr los cordones humanitarios, es falso decir que estos mecanismos se dieron gracias a la labor de la fuerza pública, como aseguró el ministro Molano en su cuenta de Twitter.

En los testimonios recogidos pudimos determinar que desde la Arquidiócesis tuvieron un papel fundamental monseñor Darío de Jesús Monsalve, quien es el arzobispo de Cali, y Yesid Perlaza, líder de la Vicaría de Paz y Reconciliación de esa organización católica. Sin embargo, no pudimos contactarlos para este chequeo.

Dados los argumentos de quienes participaron en los diálogos para lograr los cordones humanitarios, es falso decir que estos mecanismos se dieron gracias a la labor de la fuerza pública, como aseguró el ministro Molano en su cuenta de Twitter.

En cambio, se debe atribuir a la labor de la Arquidiócesis de Cali, en compañía de la Alcaldía de la ciudad, y los representantes del Ministerio Público: Personería y Defensoría del Pueblo. Así lo dejó claro la misma Alcaldía en un hilo de su cuenta oficial en Twitter. 

Gracias al apoyo de @SeguridadCali y @DEconomicoCali a nuestra amada ciudad ingresan alimentos y suministros médicos para la ciudadanía. 🚗🚙🚕@AlcaldiaDeCali @JorgeIvanOspina @WMVallejo pic.twitter.com/tWjCTSqj81

 

— Secretaría de Movilidad de Cali (@MovilidadCali) May 6, 2021

En Colombiacheck también revisamos en redes sociales las publicaciones acerca de los corredores humanitarios y encontramos videos, como este, en el que Caracol Radio asegura que “el puente de Juanchito es uno de los corredores humanitarios habilitados por los manifestantes, para el ingreso de suministros de alimentos a Cali”.

<

Además, las imágenes difundidas por Molano, aunque más oscuras son similares a este video compartido por el general Gerardo Enrique Zapateiro, comandante del Ejército, con el mensaje: “Nuestros soldados acompañaron a la @PoliciaColombia, para despejar la vía Buga-Buenaventura y Buga-Tuluá, que habían sido obstaculizadas, y no permitían el paso de víveres y materia prima a otras zonas del país”.

 

Así que con todos estos elementos calificamos de falsa la afirmación del ministro Molano de que “gracias al trabajo de nuestros policías y soldados comienzan a llegar los camiones con alimentos para los caleños”.

Actualización 7 de mayo de 2021:  De la oficina de prensa del Ministro nos contestaron esto "Son 166 hombres de la Tercera Brigada, desplegados en los principales corredores viales que conducen a Cali, en el Valle del Cauca".

Sin embargo, con todos los elementos explicados en el chequeo, en los que se explica el proceso de los corredores humanitarios que permitieron la entrada de alimentos a Cali continuamos con la calificación de falso a las declaraciones de Molano en las que dice: "gracias al trabajo de nuestros policías y soldados comienzan a llegar los camiones con alimentos para los caleños”.

Aparte de esto, uno de nuestros lectores nos envió este trino del Alcalde de Cali sobre esto:
 

 

 

Actualización 11 de mayo de 2021:  

De la oficina de comunicaciones del Ministerio de Defensa nos compartieron información sobre operativos del Ejército Nacional llevados a cabo el 5 de mayo, en la vía que comunica al municipio de Buga, en el centro del Valle del Cauca, con Cali. 

“La primera seguridad de ruta fue el 5 de mayo, desde Buga, pasando por Mediacanoa hasta Cali. Se realizó de manera coordinada con la Policía de Carreteras, ESMAD y Ejército Nacional, acompañamiento y desbloqueo de vías, donde se presenta protesta social violenta y disturbios”, explica el Ministerio.

Además, señalan que “25 vehículos tipo tracto camión lograron llegar a su destino ese día a Cali”, y que estos llevaban “elementos de primera necesidad y materiales de construcción”.

La información fue acompañada de videos de los operativos en carretera, algunos similares al que compartió el Ministro en su trino. En ellos se ve el recorrido de vehículos de carga hasta Yumbo, municipio cuyo paso hacia a Cali es conocido como Sameco (norte de la ciudad), donde se han desarrollado bloqueos desde el 28 de abril.

Sameco, como se explicó en este chequeo, es uno de los puntos donde se acordaron corredores humanitarios ese miércoles 5 de mayo. 

Consultamos de nuevo a la oficina de prensa de la Alcaldía de Cali para aclarar por dónde ingresaron alimentos ese primer día de desbloqueo, y reiteraron que se dio desde la central de abastecimiento de Cavasa, a través del paso de Juanchito (oriente de la ciudad); e informaron que por Sameco ingresaron ambulancias e insumos médicos.

Así quedó registrado en esta nota de prensa publicada por la Alcaldía. “El miércoles (05.05.2021) se logró el ingreso de alimentos a la capital vallecaucana por la vía que conecta a Cali con el sector de Juanchito. Entretanto, por la zona de Sameco entraron vehículos con oxígeno para atender pacientes en hospitales y clínicas”. 

Acudimos también de nuevo a la central de abastecimiento, y su coordinador, Oliver Medina, explicó que los alimentos que entraron a la ciudad ese día, eran insumos acumulados en las bodegas, pues no habían llegado más alimentos desde el inicio del paro.  

“Llevamos trece días sin recibir alimentos, no ha llegado ninguna carga. Apenas mañana [12 de mayo] vamos a recibir abastecimiento, para luego llevar a Cali”, contó.

Dadas estas aclaraciones, continuamos con la calificación de falso a las declaraciones del ministro Molano en las que dijo que: "gracias al trabajo de nuestros policías y soldados comienzan a llegar los camiones con alimentos para los caleños”, el pasado miércoles 5 de mayo.

La calificación se da estrictamente para dicha frase, en el contexto de ese día, pues no ha sido objeto de verificación las labores de acompañamiento y logística de la fuerza pública en el abastecimiento, por ejemplo, de insumos médicos, como fue reconocido en días posteriores en esta nota de prensa de la Gobernación del Valle.