Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 19 Abril 2021

CEO de Pfizer no se negó a aplicarse su propia vacuna; dijo que lo haría cuando fuera su turno

Por Laura Rodríguez Salamanca

En redes se sacó de contexto una noticia publicada por Clarín, en Argentina, para alimentar la narrativa sobre la inseguridad de las vacunas contra COVID-19.

En redes sociales, especialmente en Facebook, circulan varias capturas de pantalla de un artículo, publicado por la versión digital del periódico argentino Clarín, que se titula: “Albert Bourla, CEO de Pfizer, no quiso aplicarse su vacuna”.

En la mayoría de las imágenes solo se puede leer el título de la publicación, lo que ha llevado a que los usuarios saquen conclusiones erradas sobre el texto y alimenten teorías conspirativas sobre la seguridad de las vacunas.

Ceo_Pfizer_CuestionableCeo_Pfizer_Cuestionable

Las imágenes han sido compartidas en Argentina, Perú, México, España y Colombia con comentarios como “hay que ser muy estúpido para caer en la trampa” y “¿te pondrías una vacuna que el mismo diseñador y fabricante no se pondría?”.  

Uno de los comentarios más recurrentes es: “El CEO de Pifz€r no quiere ser víctima del invento de su propia compañía porque sabe el riesgo que puede correr al aplicarse ese veneno, mientras los dormidos esperando su turno para v4cunarse. Lamentable”. 

El problema de este tipo de publicaciones es que resultan engañosas al no permitir leer completo el artículo de Clarín, publicado el 17 de diciembre de 2020, en el cual se explica que el ejecutivo dijo que no se había vacunado porque no estaba “en el rango de edad de quienes deben recibirla primero”. 

La noticia de este medio de comunicación se basó en una entrevista concedida por el presidente y director de la farmacéutica estadounidense al canal de televisión CNCB el 14 de diciembre de 2020, día en que se inició la vacunación masiva contra el COVID-19 en Estados Unidos y tres días después de que la Administración de Medicamentos y alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) le diera la aprobación de emergencia a la vacuna de Pfizer-BioNTech.

En la conversación, una periodista le preguntó cuándo planeaba vacunarse, a lo que Bourla respondió: “Pronto. Tan pronto pueda lo haré. La única sensibilidad acá es que no quiero ser un ejemplo de saltarse la línea. Tengo 59 años, tengo buena salud, no estoy trabajando en la primera línea. Así que para mi perfil no recomienda ponerse la vacuna ahora mismo”. 

Es que de acuerdo con las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de Estados Unidos, en las primeras fases de vacunación estaban el personal de atención médica, los residentes de geriátricos, el personal de la primera línea de atención de la pandemia (por ejemplo, bomberos, profesores, trabajadores agrícolas y policías) y personas de 75 años o más.

El CEO de Pfizer también comentó en la entrevista que su empresa había realizado muchas encuestas para identificar qué le daría confianza a la gente para ponerse la vacuna, las cuales arrojaron que una de las razones, incluso mejor que si el presidente Joe Biden se la pusiera, sería que él mismo se vacunara. Entonces, aclaró: “Con esto en mente, estoy tratando de encontrar una manera de vacunarme a pesar de que no es mi momento solo para demostrar la confianza en la empresa”. 

De hecho, a principios de marzo Bourla anunció en una serie documental de HBO que había recibido su primera dosis de la vacuna contra el COVID-19, según anotaron nuestros colegas verificadores de FactCheck.org. 

Con esta información, calificamos como cuestionables las capturas de pantalla del artículo “Albert Bourla, CEO de Pfizer, no quiso aplicarse su vacuna”, del periódico Clarín, que solo permiten leer el titular de la noticia o sacan de contexto la información de la publicación para sostener falsas narrativas sobre la seguridad de las vacunas.

En resumen, el artículo sí fue publicado por el medio de comunicación, pero en el contenido se aclara que Bourla dijo no haberse vacunado (en diciembre de 2020) porque aún no le correspondía el turno por no hacer parte de los grupos de riesgo.
Además, el director ejecutivo de Pfizer anunció en marzo que había recibido la primera dosis.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 27 Mayo 2020

Esta imagen no muestra ‘víctimas del COVID-19’, muestra víctimas de estampida humana en La Meca en 2015

Por Laura A. Gracia

Una imagen de varios cuerpos rota en redes, donde se asegura que se trata de víctimas del coronavirus en Ecuador, pero realmente retrata a víctimas de una estampida en Arabia Saudita durante el hajj.

 

En una publicación, difundida el pasado 18 de mayo, se asegura que una imagen de varios cuerpos humanos en el piso fue tomada en medio de la tragedia que ocurre en Ecuador debido a la pandemia por COVID-19, que ya ha dejado a más de 5.000 fallecidos por el virus SARS-CoV-2 en ese país. 

Sin embargo, la imagen no corresponde a la emergencia actual. 

Al hacer una búsqueda inversa de imagen en Google, encontramos que ya la imagen había sido verificada por nuestros colegas de AFP. Allí se se especifica que la fotografía fue tomada en septiembre de 2015 tras una estampida humana en Mina, cerca de la ciudad sagrada de los musulmanes, La Meca, en Arabia Saudita. En ese momento La Meca recibía el hajj, la peregrinación que cada año millones de musulmanes hacen hacia esa ciudad.

Aunque las causas exactas aún no han sido esclarecidas, la tragedia ocurrió luego de que se hiciera un cierre de caminos en una intersección cercana al puente de Jama, y miles de peregrinos convergieran en distintas direcciones. Esto causó una estampida humana en la que murieron varias personas. Según las autoridades saudíes, el conteo oficial de fallecimientos fue de 769, pero otros conteos aseguraron que perdieron la vida más de 4.000 personas. 

El suceso se convirtió en una emergencia sanitaria, pues entre las víctimas estaban creyentes de más de 20 países musulmanes, lo que dificultó el proceso de levantamiento, reconocimiento, y proceso debido con los cuerpos. La tragedia terminó con muchos cuerpos sin reconocer, enterrados en fosas comunes o desaparecidos

También analizamos la imagen y la comparamos con otras imágenes de la tragedia de 2015. Encontramos varios puntos de similitud, como uniformes, señales, las vestimentas de las víctimas, carpas o tiendas blancas, y la falta de uso de tapabocas. 

La imagen ha sido compartida también por usuarios de varias partes del mundo, alegando que la foto corresponde a víctimas del coronavirus. Pero eso es falso, pues la imagen fue tomada en Arabia Saudita en 2015 y lo que muestra es una foto de víctimas de una estampida humana.

 Imagen de la publicación: 

imagen estampida Meca 2015

 

Imágenes de la estampida de Mina, a 5 km de La Meca: 

Estampida Meca 2015estampida Meca 2015 1