Pasar al contenido principal
Miércoles, 10 Abril 2019

Claudia López usa cifras viejas de muertes por contaminación del aire

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

La precandidata dijo que en Bogotá se están muriendo tres veces más personas por enfermedades respiratorias que por armas de fuego y por armas blancas. Pero las cifras de contaminación que usó son de 2010 y las de homicidios de 2018.

En entrevista con RCN Radio el lunes de la semana pasada, Claudia López, exsenadora y actual precandidata a la Alcaldía de Bogotá dijo que “hoy en Bogotá se están muriendo tres veces más personas por enfermedades respiratorias que por armas de fuego y que por armas blancas”.

López replicó esta información a través de un trino en el que agrega que se trata de “una calamidad de salud pública y ambiental”, enlazando las propuestas que su campaña plantea para hacerle frente a dicha situación.

Felipe Jiménez, integrante de la campaña de López le dijo a Colombiacheck que sus datos de homicidios se basaban en información de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (Dijin) de la Policía, cuya estadística delictiva dice que “en 2018 hubo 1.041 homicidios en Bogotá. De esos, 536 fueron por armas de fuego y 452 por armas blancas”, dice Jiménez.

Para la cifra de muertes por enfermedades respiratorias se basaron en el estudio “Estimación de los beneficios económicos en salud asociados a la reducción de PM10en Bogotá”, publicado en 2012, que “estima que mueren 2.100 personas relacionadas con mala calidad por año”, según Jiménez. Además, el miembro de la campaña dijo que el Instituto Nacional de Salud (INS) “estima una cifra parecida de 2.000 al año”. Y concluye señalando: “Por eso decimos que la mala calidad del aire mata más de tres veces que las armas de fuego; 536 vs 2.000”.

Sin embargo, antes de revisar uno a uno los datos, es posible concluir que la información es cuestionable, en tanto que están comparando cifras de homicidios de 2018 con un estudio realizado en 2010 (aunque fue publicado en 2012).

Los datos de la información que nos pasó Jiménez sobre homicidios son correctos de acuerdo a la fuente que utilizaron (Dijin). La información relacionada a enfermedades respiratorias, no obstante, difiere dependiendo de la fuente.

Néstor Rojas, coautor del estudio que nos envió Jiménez sobre contaminación del aire, y quien además es profesor asociado de la Universidad Nacional en el departamento de ingeniería química y ambiental, le dijo a Colombiacheck que el estudio en mención fue realizado en 2010 como una proyección. La conclusión a la que llegaron es que en el periodo de 2010 a 2020 podrían evitarse 21.000 muertes para personas mayores de 30 años por enfermedades atribuibles a contaminación del aire. Es decir, 2.190 muertes anuales.

Y llegaron a dicha conclusión “tomando las diferentes datos de la red de monitoreo de Bogotá en 2010. Ese año se estaba sacando un plan de descontaminación del aire que iba a durar diez años, y la meta era llevar a toda la ciudad a cumplir la norma colombiana de calidad del aire”, explica Rojas. “Era una situación hipotética que iba a darse entre 2010 y 2020”.

Por otro lado, el Instituto Nacional de Salud, a través del Observatorio Nacional de Salud (ONS), realizó un informe que compara las muertes por violencia frente a las muertes por enfermedades respiratorias: el Informe Carga de Enfermedad Ambiental en Colombia.

De acuerdo con la información que le dio a Colombiacheck el INS, Bogotá registró, en 2016, 1.606 muertes por violencia. Según los análisis del ONS, 2.164 muertes son atribuibles a factores de riesgo ambiental, específicamente 1.963 por aire de mala calidad. Sin embargo, eso incluye enfermedades respiratorias (IRA -Infecciones Respiratorias Agudas-, EPOC -enfermedad pulmonar obstructiva crónica- y cáncer de pulmón) así como enfermedades cardiovasculares (EIC -enfermedad isquémica del corazón-, ACV -accidente cerebrovascular-). Solo por enfermedades respiratorias asociadas a contaminación de aire son 845 muertes.

La institución, además, fue clara en afirmar que las enfermedades respiratorias no se atribuyen de manera exclusiva a la mala calidad del aire, sino que se pueden dar también por los cambios bruscos de temperatura y el contagio de virus. “Lo que hace la contaminación en el aire es afectar la capacidad de defensa del organismo que se ocupa de limpiar por el aire contaminado”, nos dijeron en la entidad.

Consultamos a Rojas por la diferencia abismal que hay entre las muertes que prevee su estudio y las que registra el ONS, frente a lo cual señala que “no es tan extraño encontrar ese tipo de diferencias en estudios porque algunos pueden utilizar un factor mayor o menor para la relación entre contaminación y muerte”, todo depende de qué metodología se usó y cómo se usó. Y añadió que, en todo caso, actualmente no se cuenta con un estudio que permita analizar a hoy, como dice López, cuántas son las personas que mueren por enfermedades respiratorias que estén directamente relacionadas a la mala calidad del aire.

Viernes, 13 Septiembre 2019

El dato falso sobre 'bicis' en Cali que dio Michel Maya

Por El País

El candidato a la Alcaldía de esa ciudad se equivocó al dar un dato sobre dónde viven los usuarios de bicicleta en Cali.

El martes 13 de agosto, a las 11:50 de la mañana, el aspirante a la Alcaldía de Cali, Michel Maya, dijo en un mensaje en su cuenta de Twitter que “el 80% de los 180 mil biciusuarios vive en el oriente de Cali. La prioridad será servir a la gente del oriente de Cali que se mueve en bicicleta. Allí concentraremos la agenda de gobierno”.

¿Cuántos caleños usan habitualmente la bicicleta? ¿Dónde viven y por dónde se mueven? Verificar la información entregada por este aspirante al cargo máximo a nivel municipal en Santiago de Cali es importante ya que en el Plan de Ordenamiento Territorial con vigencia hasta el 2027, se plantea reforzar los modos alternativos de transporte, como la bicicleta, para  la implementación de la política de calidad ambiental.

En palabras de John Fredy Bustos, coordinador de proyectos de la fundación Integrados, si Cali se quiere convertir en una ciudad del siglo XXI, tiene que priorizar las redes de bicicleta y peatonales.

"Los datos son muy importantes para la planificación de la ciudad y la bicicleta ya es uno de los principales modos de transporte de los caleños. Ayuda a cumplir algunos compromisos que ha adquirido Colombia como la descontaminación, desde la perspectiva ambiental mejora condiciones del entorno y reduce el número de accidentes con víctimas fatales en las vías",  comenta Bustos.

Consultado sobre su afirmación, Michel Maya comenta que el tuit - que, confiesa, tiene un error de precisión cometido por su Community Manager - se basa en un estudio adelantado por la fundación Ciudad Humana al que tuvo acceso cuando estudiaba una maestría en la Universidad de los Andes.

Preguntamos a la fundación Ciudad Humana, quienes precisaron que el estudio no fue realizado por ellos sino por la consultora Geografía Urbana. Alejandro Rodríguez, colaborador de esta firma, apuntó que el documento generado se basó en la Encuesta de Movilidad de 2015, realizada por la unión temporal conformada por Steer Davies Gleave y el Centro Nacional de Consultoría para la Alcaldía de Cali a través de Metro Cali en 2015.

Dicho documento consiste en la elaboración de los estudios y diseños técnicos para el proyecto de ciclo infraestructura en Cali realizado por la Empresa Municipal de Renovación Urbana, Emru, y Geografía Urbana en 2017.

Para Rodríguez es importante destacar que “los estudios de transporte se basan en los viajes, no en cuánta gente hay” en la ciudad, de ahí que en la Encuesta de Movilidad se habla de un promedio diario de 237.418,02 viajes en bicicleta realizados, correspondiente al 5,4 por ciento de los 4'396.630 viajes que se realizan (en cualquier medio de transporte) a diario en el área de estudio de la Encuesta, es decir, Cali y su área metropolitana, además de los municipios de Palmira, Yumbo, Candelaria y Jamundí.

Cabe resaltar que, de acuerdo con Carlos González, asesor de movilidad para el Departamento Administrativo de Planeación Municipal, un mismo ciudadano puede hacer más de un viaje al día. Es decir, que los 237.418 viajes diarios en bicicleta en Cali no corresponden necesariamente al número de biciusuarios de la ciudad.

 

Tomando como base los datos de la Encuesta de Movilidad, desde el estudio de Geografía Urbana se propone el análisis de diversas variables para determinar el uso de la bicicleta en Santiago de Cali.

En la página 76-77 del documento se explica que “inicialmente se tuvo en cuenta para calcular el número de bici usuarios el primer viaje diario que hizo cada persona desde su hogar, por lo anterior, cabe anotar que los resultados no muestran a la comuna 22 [al sur de Cali], debido a que este sector de la ciudad se caracterizó por ser un sitio de destino y no de partida”.

La siguiente tabla muestra el número y porcentaje de usuarios que realizaron su primer viaje desde 21 comunas de Cali, “arrojando que, la comuna 13 [al oriente de Cali] fue la que presentó mayor número de bici usuarios, al igual que en viajes, lo cual representó unas 7.567 personas”.

usuarios de bicicleta

Como se evidencia en la tabla, el número de biciusuarios según este estudio es de 88.268, lo que contradice la cifra de 180.000 dicha por Maya en su trino. No obstante, tal y como lo resalta Alejando Rodríguez, esta cifra es sólo una aproximación.

En relación con el lugar de residencia de los usuarios de bicicleta en Cali, Rodríguez señala que como límites del oriente de la ciudad podrían considerarse la Calle 25 o Avenida Simón Bolívar, la Carrera 50 y la Carrera 8, incluyendo así las comunas 7, 8, 11, 12, 13, 14, 15, 16 y 21. El porcentaje de biciusuarios para ese sector, según la anterior tabla, sería del 56,09 por ciento, en contraposición al 80 por ciento descrito por el candidato en su mensaje.

“No hay un número claro, pero sí es evidente que los viajes se generan en su mayoría en el oriente, como se evidencia en el mapa sobre el origen de los viajes en bicicleta en las comunas de Cali”, afirma Rodríguez.
Mapa de Cali

Por otra parte, consultamos a la profesora Janeth Mosquera, directora del Observatorio del Ciclista y el Peatón, que hace parte de la Mesa de Transporte No Motorizado del Área de Salud Pública de la Universidad del Valle, a quien le preguntamos si había alguna manera de revisar datos de biciusuarios por estrato.

Mosquera destacó que “en Cali no hay una encuesta que clasifique a los usuarios de bicicleta por condición socioeconómica”, pero también nos dijo que se puede encontrar una aproximación en su tesis "Transformación socioespacial y espacio disputado a nivel de calle en Latinoamérica: el caso de Cali, Colombia" (“Socio-spatial Transformation and Contested Space at the Street Level in Latin America: The Case of Cali, Colombia” en su idioma original).

Según se evidencia en la encuesta realizada para la elaboración de este documento, de las 729 personas que usan bicicleta encuestadas en un primer momento (2011-2012), un total de 673 pertenecen a los estratos socioeconómicos 1, 2 y 3, lo cual representa un 92,3 por ciento del total de encuestados. Para el segundo momento (2013), cuando 185 personas fueron consultadas, este porcentaje asciende a 97,8 por ciento.

Sin embargo, debido al tamaño de la muestra, estos estudios son una buena aproximación, como dice Mosquera, pero no son concluyentes. Además, el estrato socioeconómico no corresponde necesariamente al lugar donde habitan los biciusuarios.
Así que, dado que las cifras que existen solo son aproximaciones sobre el lugar de vivienda de los biciusuarios de Cali, pero estas cifras no le dan la razón a Maya en su afirmación, la calificamos como "falsa".

RedCheq