Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 26 Mayo 2021

Cuerpos encontrados en la recta Cali - Palmira no corresponden a jóvenes detenidos por la Policía

Por Andrés Felipe Martínez

El senador Gustavo Petro retuiteó un mensaje con imágenes que aseguraban que dos manifestantes aprehendidos en Cali habían sido encontrados muertos horas después en carretera. Sin embargo, los mismos jóvenes detenidos salieron a desmentir esa versión.

En la mañana del sábado 22 de mayo de 2021 fueron aprehendidos por la Policía dos jóvenes en el barrio Mariano Ramos, en el suroriente de Cali. Ambos hombres participaban en las concentraciones del paro nacional que comenzó el 28 de abril, particularmente en un sector que ha tomado el nombre de ‘Puerto Resistencia’ en la capital del Valle, a pocos metros del lugar de detención.

La acción de la Policía quedó registrada en videos de un testigo. En las imágenes se ve el forcejeo de ambos jóvenes con los uniformados, quienes los conducen hacia la estación de Policía de Mariano Ramos.

En el video, uno de los jóvenes se percata de la grabación e informa en voz alta su nombre, Diego Fernando Ángel, y su número de cédula. Las imágenes circularon rápidamente en redes sociales. 

Pocas horas después, el mismo sábado, se divulgaron las fotos y la noticia del hallazgo de dos cadáveres masculinos, junto a una moto, en la carretera que conduce de Cali a Palmira. 

De inmediato, en redes sociales se empezó a asegurar que correspondían a los cuerpos de los jóvenes que habían sido aprehendidos en Mariano Ramos.

Así se aseguró con distintas publicaciones en Facebook y Twitter (1, 2, 3). Incluso dos trinos fueron retuiteados por el senador Gustavo Petro (1, 2).

retuit de petro

 

retuit de petro 2

Un día después, el domingo 23 de mayo, tras la viralización de la historia, la página de Facebook Primera Línea Cali, que es liderada por jóvenes que hacen parte de las concentraciones en la ciudad, presentó una transmisión en vivo en la que desmintieron que sus dos compañeros aprehendidos correspondieran a los hombres fallecidos en la vía a Palmira.

La transmisión fue hecha el domingo a las 10:00 de la noche, con la descripción “Puerto resistencia 23/05/2021. Declaraciones de Diego y Brayan”.

“Estas son las declaraciones de los dos muchachos que ayer 22 de mayo a las 10:00 de la mañana fueron retirados del punto de concentración, fueron declarados como desaparecidos, luego muertos… Hoy ellos están aquí, nos van a contar qué fue lo que pasó”, introduce una mujer que lidera los videos en vivo de esa página de Facebook.

Luego aparecen los jóvenes que se identifican como Diego Fernando y Brayan Alexánder:

“Nos encontramos para dar testimonio de que todavía seguimos con vida, estamos bien. Ayer 22 de mayo fuimos capturados. Fuimos interceptados por unas motorizadas que nos llevaron a la estación. Luego nos soltaron como a las 3:00 de la tarde, con derechos humanos y la Defensoría del Pueblo”, dice uno de los dos hombres, que denuncia haber resultado con golpes en medio de la detención.

“Sabemos que aparecieron los videos de dos compañeros que se encuentran muertos en la vía Cali - Palmira, que coinciden con la ropa, pero nosotros no somos”, agrega otro. 

Los mismos dos jóvenes hablaron en una entrevista hecha por el periodista Juanito Rueda y publicada en Facebook el lunes. Ahí manifestaron también que su detención duró unas horas, luego fueron liberados y que no son quienes fueron encontrados en la carretera. 

Aunque los videos del momento de la detención no tienen muy buena calidad, se logra relacionar los rostros de los jóvenes y sus tonos de voz con los de las publicaciones posteriores del domingo.

collage de fotos

 

Consultamos a la Policía Metropolitana y conocimos que la aprehensión se dio exactamente a las 09:57 de la mañana del sábado en la Carrera 46 con Calle 40. Fueron conducidos a la Estación de Mariano Ramos, porque, de acuerdo con el informe oficial, “responden de manera agresiva” ante un registro.

En la estación se les decomisó un láser, un arma blanca, un radio de comunicación y una pipa; y se les impuso dos comparendos del Código de Policía. Luego fueron liberados con el acompañamiento de dos personas de Defensoría del Pueblo y Procuraduría.

Esa misma versión sostuvo la Secretaría de Seguridad de Cali, que publicó en Twitter una foto de los elementos decomisados y aseguró que “las identidades de estas personas (reservadas para su protección) no coinciden con la ya cotejada por la Fiscalía” de los cuerpos hallados en la vía Cali - Palmira.

Sobre la identidad de los hombres hallados en carretera, consultamos a la Fiscalía, pues la entidad estuvo a cargo del levantamiento de los cuerpos. En su información señala que los cadáveres fueron encontrados sobre la ciclorruta de la vía, en sentido Cali - Palmira.

Uno de los hombres fue identificado como Carlos Alberto Sierra Bernal, y del otro no se tuvo (hasta ese momento) información. Junto a ellos se encontró una motocicleta Bajaj - Bóxer de placas UBF-53E. 

Según la institución, el dictamen de la muerte está a cargo de Medicina Legal. Pero la hipótesis inicial es que “el conductor pierde el control del vehículo”. 

Buscamos información sobre Carlos Bernal y encontramos que en redes sociales, el mismo sábado, hubo manifestaciones lamentando su muerte. En uno de los videos habla al padre del joven fallecido, quien muestra una foto de su hijo. 

En la foto se logra identificar que no coincide con los rostros, la tez y la fisonomía de los jóvenes que se ven en el video de la aprehensión en Mariano Ramos. En cambio, sí coincide con uno de los cuerpos hallados en la carretera, cuya foto circula en redes sociales pero no publicamos por respeto a su familia.

El padre del joven Bernal, que lleva el mismo nombre, fue entrevistado este lunes en la emisora Radio Reloj, durante una transmisión en Facebook. En ella, señala que su hijo tenía 19 años, trabajaba haciendo domicilios, y que en el momento de la muerte se dirigía a Tuluá, a casa de sus padres. Sin embargo, niega alguna relación con los jóvenes aprehendidos en Mariano Ramos. 

Horas después también hizo una entrevista en vivo con el medio Aquí Palmira, a las afueras de Medicina Legal, donde presentó la misma información sobre su hijo. 

Con el testimonio dado por los jóvenes aprehendidos, un día después de la detención y la información hallada sobre la identidad de uno de los fallecidos en carretera, podemos concluir que no se trata de las mismas personas.

En redes se afirmó que coincidían en sus prendas de vestir. Sin embargo, solo se dan similitudes en dos prendas: en un cuerpo, unos zapatos rojos; y en otro, una camiseta azul. 

En ese sentido, es falso decir que la Policía asesinó a los jóvenes aprehendidos en Mariano Ramos, y luego llevó sus cuerpos a la vía que comunica a Cali con Palmira, como lo aseguraron distintas publicaciones en redes sociales.

En nuestras redes:

@colcheck

##Petro y otros confundieron cuerpos encontrados en distintas circunstancias con manifestantes asesinados. | ##primeralinea ##paronacionalcolombia ##cali

♬ sonido original - Colombiacheck

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 17 Mayo 2021

Declaración de Policía que califica denuncia de presunto abuso sexual en Popayán como  ‘noticia falsa’ es cuestionable

Por Andrés Felipe Martínez

La Policía Nacional ‘desmintió’ la denuncia de un presunto abuso contra una mujer de 17 años en Popayán, quien posteriormente se quitó la vida. Sin embargo, su explicación no responde realmente a los hechos denunciados. La Fiscalía investiga el caso.

El pasado jueves 13 de mayo, en hechos que investiga la Fiscalía, una adolescente de 17 años de edad se habría quitado la vida en su vivienda, en el barrio El Uvo de Popayán.

La noche anterior, el miércoles, la joven había sido conducida por uniformados del Esmad a una Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la Fiscalía de esa ciudad, en medio de las manifestaciones que se desarrollaban por el paro nacional.

Durante esa detención temporal, la joven habría sido víctima de violencia sexual, según la versión denunciada por varias organizaciones de derechos humanos y de acuerdo con una publicación que la misma joven realizó en su cuenta de Facebook.

Pantallazo del facebook de allisonEn respuesta, la Policía Nacional calificó como una “noticia vil y ruin” que estaba siendo “replicada de manera irresponsable a través de redes sociales”. Para justificar ese calificativo, desmintió hechos que no hacen parte de las denuncias, por ejemplo, que la joven haya fallecido en instalaciones oficiales.

Vale la pena contar, primero, que según la información de la Alcaldía de Popayán, la adolescente fue conducida a la URI a las 9:10 de la noche del miércoles 12 de mayo. 

Esa conducción por parte de miembros del Esmad quedó registrada en una transmisión en vivo en Facebook, de la cuenta JuanoRadio. 

Desde el minuto 10:06 hasta el 15:10, se ve cómo la menor forcejea con cuatro y a veces cinco uniformados, quienes la sujetan de sus extremidades. La menor cae al piso en varias ocasiones, y es tomada de nuevo por los oficiales. Entre sus quejas, se le alcanza a escuchar: “suélteme que me está quitando el pantalón”; y en otro momento, dicen los uniformados: “¿Una mujer le va a ganar a cuatro varones?, la chimba”.

La menor estuvo retenida por dos horas en la URI, hasta las 11:00 de esa noche, cuando “fue entregada a su abuela, de acuerdo a la minuta de ingreso y salida de la URI”, explicó la Alcaldía. 

Al día siguiente, en la mañana, la joven publicó en su perfil de Facebook su versión sobre lo sucedido, citando la transmisión en vivo. “(...) solo porque estaba grabando me cogieron, en medio de eso me bajaron el pantalón, me manosearon hasta el alma, en el video queda claro que yo les digo que me suelten porque me están desnudando, quitando el pantalón”. 

Después de conocerse su fallecimiento, varios colectivos de derechos humanos denunciaron que la menor había sido víctima de violencia sexual por parte de los agentes de la Policía. 

Uno de ellos, la organización nacional Casa de la Mujer, a través de Twitter: “efectivos policiales abusaron sexualmente de chica que fue detenida arbitrariamente en la noche de ayer #12M en las instalaciones de la Uri.  La chica fue liberada y nos informan que se suicidó”. 

Y así lo advirtió también la ONG Oxfam Colombia, que solicitó a las autoridades “realizar investigaciones correspondientes de manera eficaz, exhaustiva y transparente, de manera que se cuente con el esclarecimiento de los hechos”. 

Otro comunicado fue publicado en conjunto por varias oenegés, entre ellas la Corporación Justicia y Dignidad, Asfupaz y Ciudad en Movimiento: 

“Lamentamos la muerte de la menor, quien en la noche de ayer 12 de mayo de 2021 fue detenida y llevada a la URI, quien después de sufrir violencia sexual por parte de agentes de la Policía, hoy decide terminar con su vida en la ciudad de Popayán. Alertamos a las organizaciones defensoras de DDHH e instituciones garantes a realizar veeduría y tomar acciones de protección frente a lo acontecido”.

La Policía Nacional, en su cuenta de Twitter, usó la imagen de este comunicado y escribió sobre ella en letras rojas “Mentira infame”. 

Y en la descripción de trino, señaló:  “Nuevamente la Policía Nacional es atacada por una noticia vil y ruin, la cual es replicada de manera irresponsable a través de redes sociales, victimizando a una familia que pierde un ser querido el día de hoy. #RompaLaCadena”.

Ese mensaje es seguido de otro trino con un video del brigadier general Ricardo Alarcón, comandante de la regional suroccidente de la Policía, en el que reitera la calificación de “noticia falsa, vil y ruin” refiriéndose a las denuncias, y explica tres argumentos que, sin embargo, no hacen parte de lo manifestado por las oenegés. 

“Primero, la menor nunca pisó instalaciones policiales. (...) la menor es trasladada a las instalaciones de la URI de la Fiscalía”, dice el brigadier general.

Sin embargo, ni el comunicado citado por la Policía en Twitter, ni las otras denuncias, manifestaron que la adolescente fuera llevada a una instalación policial. La información ha coincidido en que fue conducida a la URI de la Fiscalía. 

“Segundo, una vez se establece que se trata de una menor de edad, se activa el protocolo de protección a la integridad de este tipo de población y es entregada en óptimas condiciones a su abuela materna”, dice Alarcón.

Una versión distinta manifestó la familia de la menor, citada por la Comisión de Garantías y Derechos Humanos de la Coordinación Departamental del Paro, de la que hacen parte varias redes de defensa de derechos humanos. 

“Se ven moretones en el cuerpo, la niña dice que le dolía el estómago y la habían manoseado”, dice la Comisión citando a la abuela materna que recibió a la adolescente en la URI.

Luego continúa el brigadier general:

“Tercero, en la noticia manifiestan que los hechos tuvieron ocurrencia la noche del día de ayer. La Policía Nacional el día de hoy [13 de mayo] conoció sobre la muerte de una joven de 17 años que corresponde a la joven que fue conducida a las instalaciones de la URI el día de ayer. Los hechos ocurrieron el día de hoy en la mañana en el lugar de residencia de esta joven”.

Al igual que el primer punto, las denuncias no manifiestan que el fallecimiento ocurriera en el mismo momento de la conducción. Sino al día siguiente, en un caso que sería de suicidio. 

En ese sentido, se puede decir que el brigadier general Alarcón califica de ‘noticia falsa’ versiones que no hacen parte de los hechos denunciados por las organizaciones de derechos humanos. 

Consultamos al oficial sobre sus afirmaciones, y a través de su equipo de comunicaciones contestaron que “el brigadier general se refiere a noticias que han estado circulando en redes sociales”. 

Además, su vocero de comunicaciones corroboró que las imágenes de la transmisión de Facebook sí corresponden al caso de la menor, y que fue “un recorrido de 100 metros, aproximadamente, hacia la URI”.

Nuestra editora, Ana María Saavedra, también escribió en Twitter de la Policía estas preguntas, ya que el oficial hablaba de una “noticia falsa”.

Aparte de las declaraciones de Alarcón y el trino de la Policía, en redes sociales publicaron las imágenes del comunicado de varios organizaciones sociales y al que la Policía le puso el rótulo de Mentira Infame, junto a otras fotos de un trino de Temblores con una nota de El Espectador y de la menor con el logo de falso. 

pantallazo contra menor

Frente a la denuncia de abuso sexual, la Fiscalía publicó este trino en el que la vicefiscal, Martha Janeth Mancera, anunció que se “conformó equipo especializado para esclarecer hechos ocurridos con una menor de 17 años en #Popayán por presunta agresión sexual y su posterior muerte”.

También publicaron este comunicado:

Asimismo, la Procuraduría comunicó que abrió una indagación preliminar contra integrantes de la Policía, por la “presunta retención, agresión sexual a una menor de edad”. 

Al tiempo, cuatro uniformados que habrían participado en la conducción habrían sido separados del cargo para atender las investigaciones, según informó Caracol Radio.

Ayer nuestros colegas de Cuestión Pública y Volcánicas publicaron un hilo de Twitter con la reconstrucción forense de los videos:

En el marco de las manifestaciones del paro nacional, entre el 28 de abril y el 12 de mayo de 2021, la organización Temblores ha documentado 16 casos de violencia sexual y tres casos de violencia basada en género, en todo Colombia. 

En Popayán las organizaciones sociales también denunciaron otro caso de presunto abuso sexual contra otra joven de 18 años por parte de Policías, que, según la denuncia, la amenazaron con “lamerla” y “violarla”, tras detenerla en medio de una marcha del Paro Nacional.  El Espectador habló con la mamá de la joven,  quien ratificó la denuncia.

Con todos estos elementos calificamos como cuestionable lo dicho por el general Alarcón en su video en el que asegura que es una “noticia falsa”. Los hechos en este momento son investigados por la Procuraduría y la Fiscalía. La menor sí denunció en su Facebook una presunta agresión sexual y en el comunicado de las organizaciones sociales no dicen que la menor haya sido víctima de abuso sexual en “una instalación policial”.