Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 23 Abril 2021

De nuevo, el ex paramilitar ‘Ernesto Báez’ no es tío del presidente Duque

Por Ana María Saavedra

En redes sociales se viralizó una desinformación que circula desde la campaña presidencial de 2018 y en la que se asegura que Iván Duque Márquez es sobrino del ex jefe de las AUC Iván Roberto Duque.

En la última semana en Facebook se viralizó una publicación en la que aparece una especie de meme con fotos del actual presidente Iván Duque y del ex jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia Iván Roberto Duque Gaviria, conocido con el alias Ernesto Báez, con el mensaje: “Iván Roberto Duque, jefe paramilitar, es tío del candidato Duque”.

Esta imagen, según una herramienta a la que tenemos acceso por el proyecto 3PFC, una alianza con Facebook para combatir la desinformación, fue compartida durante el viernes 23 de abril de 2021 por cuatro usuarios diferentes en esta red social y fue visto por 400 personas aproximadamente.

En Colombiacheck habíamos desmentido esa publicación en abril de 2019 en la nota Iván Duque no es sobrino del ex jefe paramilitar ‘Ernesto Báez’. En nuestra nota explicamos que “desde la campaña presidencial de 2018, algunas personas en redes sociales han asegurado erróneamente que el ahora presidente de Colombia, Iván Duque Márquez, es sobrino del ex jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia Iván Roberto Duque Gaviria, conocido con el alias Ernesto Báez”.

Iván Roberto Duque Gaviria,  jefe político de las Autodefensas Unidas de Colombia y uno de los fundadores del Bloque Central Bolívar, es originario de Aguadas, Caldas, donde nació en 1955, como se puede comprobar en documentos de su proceso legal en Justicia y Paz. En los documentos, además, se dice que sus padres eran Roberto Duque y Enerida Gaviria.

Asimismo, en reportajes de prensa publicados por El Tiempo y la Cola de la Rata se informó que Iván Roberto Duque es hermano de la ex alcaldesa de Aguadas Luz Idalba Duque.

Por su parte, el padre del presidente, Iván Duque Escobar, quien fue ministro de desarrollo económico y ministro de minas y energía, así como gobernador de Antioquia, era oriundo de este otro departamento. 

Duque Escobar no solo tiene apellidos diferentes, sino que es de otra región y de otra generación: nació en 1931 en el municipio de Gómez Plata, en Antioquia, como se relata en los perfiles de prensa que escribieron tras su muerte en 2016. 

Así que el supuesto parentesco del Presidente y el exparamilitar  es falso.

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Miércoles, 08 Julio 2020

‘El presidente Duque encontró 200.000 hectáreas de droga (sic). No ha podido empezar a fumigar’: Verdadero, pero

Por Laura A. Gracia

Esta es una de las respuestas dadas por el expresidente Álvaro Uribe en su entrevista en La Silla Vacía. En Colombiacheck verificamos varias de sus afirmaciones.

-Muchas gracias por contestarme con ese respeto, y ya solo para terminar y porque me muero de curiosidad, solo quiero saber si usted siente que Iván Duque ha sido el presidente que usted esperaba cuando lo puso en la presidencia- le preguntó León al jefe del Centro Democrático. 

-(sic) El presidente Duque encontró 200.000 hectáreas de droga (sic). No ha podido empezar a fumigar. 

Iván Duque asume la presidencia en agosto de 2018 en medio de las críticas a su antecesor por el aumento de los cultivos ilícitos.

En Colombia, como lo ha explicado Daniel Rico, investigador en temas de economías ilegales, existen tres monitoreos de cultivos ilícitos: “el primero que paga el Gobierno y calcula el Simci (Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos) de las Naciones Unidas, en este se censan las hectáreas de coca una vez al año desde 1999. El segundo es el más viejo y lo construye una agencia del sector defensa de los Estados Unidos (CNC) desde los años ochenta, usa más algoritmos que análisis de imágenes y por eso se publica más temprano. El nuevo sistema es el Siima (Sistema Integrado de Información y Monitoreo Antinarcóticos), que opera la Policía Antinarcóticos desde hace un par de años. De este se sabe poco y no difunde estimaciones de manera oficial”.

De estos monitoreos, el sistema oficial del Gobierno es el de las Naciones Unidas.

Según el informe “Colombia, monitoreo de territorios afectados por cultivos ilícitos 2018”, publicado en agosto de 2019 por la Oficina de las Naciones Unidas contra la droga y el delito, al 31 de diciembre de 2018, año de posición del presidente Iván Duque, se registraron 169.000 hectáreas cultivadas con coca. En 2017, el recuento de la ONU fue de 171.000 hectáreas.

Cultivos ilícitos en Colombia 2010-2019 según el Observatorio de Drogas

Gráfico tomado de Estadísticas Nacionales del Observatorio de Drogas de Colombia. 

Sin embargo, un reporte de la Oficina de Política Nacional para el Control de Drogas de la Casa Blanca (ONDCP, por sus siglas en inglés), daba una cifra de 208.000 hectáreas sembradas de coca en 2018. En 2017, la cifra para el Departamento de Estado de EE.UU., había sido de 209,000 hectáreas.

Finalmente, es cierto que desde el 2015 la Corte Constitucional colombiana prohibió el uso de glifosato para la erradicación de cultivos ilícitos por medio de aspersión aérea, aplicando el principio de precaución debido al resultado de un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que calificó el glifosato como “probablemente cancerígeno para los humanos”. 

Sin embargo, el gobierno del presidente Duque está reanudando la fumigación y este febrero de 2020, la Corte Constitucional colombiana concluyó que el Consejo Nacional de Estupefacientes debe definir la reanudación del Programa de Erradicación de Cultivos Ilícitos con Glifosato -PECIG-, con el cumplimiento de las condiciones de la Sentencia T-236 de 2017

Y aunque se precisaron y actualizaron las condiciones para la reanudación de la aspersión aérea con glifosato en más de 80 municipios colombianos, durante la pandemia de COVID-19, este 2020, se ha obstaculizado una de las condiciones: el derecho a la participación ciudadana y la consulta previa para comunidades étnicas. Así que la reanudación está suspendida por el momento. 

Entonces, si nos basamos en los datos de Estados Unidos sobre las hectáreas de coca en 2017 y 2018, Uribe se acerca a las cifras, mientras que las de la ONU son menores, aunque en ambos casos el número de hectáreas fue el más alto de los últimos años. Por esa razón, su afirmación es verdadera, pero.