Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 23 Junio 2020

El coronavirus COVID-19 no se cura con gárgaras de bicarbonato caliente, como dice supuesta médica

Por Ana María Saavedra

El supuesto tratamiento de las gárgaras aparece en un video que se volvió viral en redes. Pero esto es falso y la mujer que lo asegura no es médica.

Un video en el que una mujer con traje de médica asegura que el coronavirus se cura con gárgaras de bicarbonato caliente, se ha vuelto viral en redes sociales. En algunos de los post de Facebook, la mujer se identifica como la "doctora Ruth Mari Calderón, con 17 años de experiencia", mientras en otros solamente se comparte el video sin ninguna información adicional.

Según una herramienta a la que tenemos acceso en Colombiacheck, al hacer parte del programa de Third-Party Fact-Checking, la desinformación ha sido vista por más de 85.000 personas y compartida 3.400 veces en Colombia.

Estas imágenes también han rotado en varios países de América Latina, como Argentina, México y Bolivia, donde nuestros colegas de Chequeado, AFP FactualAnimal Político y BoliviaVerifica revisaron las afirmaciones de la supuesta doctora. En Colombiacheck publicamos estas verificaciones como parte de las alianzas #CoronavirusFatcs y LatamChequea para combatir la desinformación durante la pandemia.

“En todos mis videos yo les he hablado del sistema inmune. Cómo fortalecer el sistema inmune (...) Ahora les vengo a hablar de ya teniendo los síntomas. Ya teniendo los síntomas, ¿qué me corresponde a mí hacer? Hacer gárgaras de bicarbonato de sodio con limón, gárgaras de bicarbonato de sodio caliente. Ya está descubierto: al virus no le gusta el caliente extremo (sic)”, asegura la mujer en el video.

Y agrega "aunque me quemen la garganta. Aunque me quemen la garganta, pero usted no va a morir de eso (sic) Le puedes añadir, vinagre, le puedes añadir limón, escuche bien, es la hora de volver a los tiempos de antes, usted quizás no me cree hoy, pero un día Dios se va a encargar de que todo salga la luz y que la verdad brille (sic) Así que, escuche bien, haga este viral, no seamos egoístas, compre bicarbonato de sodio para sus vecinos".

Lo primero que debemos decir es que el bicarbonato de sodio es un antiácido de absorción rápida y actúa “como alcalinizante sistémico y urinario” de acuerdo a esta definición del sitio Vademecum. Sin embargo, como ya se publicó en esta verificación de AFP, mantener un pH alcalino no incide sobre el nuevo coronavirus.

En Colombiacheck lo habíamos explicado en la nota No es cierto que un pH mayor a 5,5 'contrarreste' el COVID-19.

También es necesario aclarar (como lo hemos dicho en varios chequeos) que hasta ahora, no existe una vacuna ni otro antídoto contra el COVID-19. La  Organización Mundial de la Salud (OMS) ha explicado que actualmente no existe ningún medicamento autorizado para tratar o prevenir la COVID-19. 

En su sitio web oficial, la OMS también entrega un listado de consejos para prevenir el contagio, pero no informa nada relacionado con el uso del bicarbonato de sodio ni una cura contra este nuevo coronavirus: “Aunque algunos remedios occidentales, tradicionales o caseros pueden proporcionar confort y aliviar los síntomas de la COVID-19, no hay pruebas de que los medicamentos actuales puedan prevenir o curar la enfermedad”, dice.

Tampoco se menciona en el sitio web de los Centros para el Control y Prevención de enfermedades de Estados Unidos (CDC); ni entre las recomendaciones del Centro Europeo para la Prevención y el Control de enfermedades (ECDC).

Cristian Paredes, académico de la Facultad de Química y Farmacia de la Universidad Católica de Chile le explicó a AFP Factual que, “el virus, una vez que logra ingresar a nuestro cuerpo por las múltiples puertas de entrada (ojos, oídos, nariz, boca, heridas), se incorpora a nuestras células. Ninguna de las sustancias propuestas interfiere en ninguno de los mecanismos que se sospechan como los que usa el virus para infectar”.

Olosmira Correa, química farmacéutica y académica del departamento de Ciencia y Tecnología Farmacéutica de la Universidad de Chile, agregó por escrito a AFP Factual que el bicarbonato, en realidad, “se utiliza clásicamente por vía oral en soluciones acuosas como antiácido” y "no tiene efectos sobre el nuevo coronavirus".

Respecto a que este virus no tolera “el calor extremo” y que tomar té caliente puede ayudar a combatir al nuevo coronavirus, verificaciones anteriores de AFP Factual ya han demostrado que ni el té y el café, ni las gárgaras con sal, ni el agua caliente funcionan como cura para el COVID-19. Tampoco existen evidencias de que el calor de un secador de pelo, o los vahos de agua hirviendo ni los ambientes cálidos puedan curar o prevenir esta enfermedad.

La supuesta médica

La protagonista del video asegura en su perfil de Instagram que es doctora en medicina y que reside en Orlando, Florida (Estados Unidos). Al buscar su nombre en este sitio web, que permite verificar a los médicos que ejercen en el Estado de Florida, sí aparece certificada.

Nuestros colegas de Boliviaverifica.bo publicaron que ‘aunque (la mujer) aparezca con mandil y barbijo, no es médica. Se autodenomina doctora de familia con estudios en la academia John Maxwell que es una escuela de coaching y no una facultad de medicina de ninguna universidad’.

Así que es falso que el nuevo coronavirus se cure con gárgaras calientes de bicarbonato de sodio.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 18 Marzo 2020

No hay evidencia científica sólida que indique que Ibuprofeno empeora el Coronavirus

Por Sania Salazar

Falta investigación para tener datos concluyentes. Ante la dudas experto recomienda privilegiar uso de Acetaminofén.

Un audio que circula por Whatsapp asegura que “hay un trabajo que establece la relación entre el ibuprofeno y la severidad de la infección por el virus . . . aparentemente el Ibuprofeno lo que hace es facilitar la reproducción del virus”. El audio también dice que no se debe tomar aspirinas, ibuprofeno o naproxeno.

Expertos coinciden en que no hay evidencia suficiente para asegurar que el Ibuprofeno empeora los efectos del Coronavirus, por lo que Colombiacheck califica la información como Cuestionable.

Diego Sánchez, especialista en medicina interna, fellowship en enfermedades infecciosas de la Universidad de Antioquia y profesor de la Universidad de Manizales, le dijo a Colombiacheck que no hay ninguna evidencia científica suficientemente sólida para decir que el Ibuprofeno y otros medicamentos de la misma familia, como las aspirinas y el Naproxeno, están completamente contraindicados. 

El médico resaltó que es muy poco tiempo para dar una recomendación de ese tipo, pero indicó que ante la duda es mejor privilegiar el uso del Acetaminofén hasta que estudios con la rigurosidad necesaria determinen el verdadero efecto del Ibuprofeno en el tratamiento del Covid-19, la enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2.

Sánchez indicó que el Acetaminofén es un medicamento más seguro en términos de toxicidad para tratar la fiebre que los de la familia del Ibuprofeno, pues estos tienen contraindicaciones, porque son potencialmente dañinos para los riñones sobre todo en pacientes con otras enfermedades. El médico aclaró que estos efectos secundarios del Ibuprofeno en el tratamiento de otras infecciones viene siendo estudiado previo a la pandemia por el Coronavirus.

Esta teoría sobre los efectos del Ibuprofeno en el tratamiento del coronavirus la difundió el ministro de salud de Francia, Olivier Veran, en su cuenta de Twitter, pero la Agencia española de medicamentos y productos sanitarios aseguró que ningún dato indica que ese medicamento agrave las infecciones por Covid-19. Además, varios medios de comunicación han aclarado que falta investigación al respecto.

El periodista Kai Kupferschmidt, colaborador de Science Magazine, desmintió en su Twitter una información según la cual la Organización Mundial de la Salud, OMS, aconsejaba no usar Ibuprofeno para el tratamiento de Covid-19. Kupferschmidt informó que la OMS aún no se había pronunciado al respecto pues, justamente, no hay suficiente evidencia.