Pasar al contenido principal
Sábado, 23 Septiembre 2017

“En 7 años aumentamos presupuesto para cultura en 110%”

Por Sania Salazar

La frase es del presidente Santos y es imprecisa pues ese aumento porcentual solo se da al comparar los recursos asignados en 2010 con los recursos del 2015 y no corresponde a los siete años de su Gobierno.

En una época agitada por las manifestaciones de inconformidad que surgen de forma espontánea en distintos grupos de la sociedad civil ante la reducción del presupuesto en sectores como el deporte y la ciencia, considerados vitales para consolidar la paz estable y duradera que busca el Gobierno de Juan Manuel Santos, el presidente aseguró a través de su cuenta de Twitter que:

 

 

En Colombiacheck verificamos las cifras y encontramos que el incremento del 110% se presentó solo en el año 2015, en comparación con el 2010, pero Santos lo anunció como si fuera el alza total durante lo corrido de su gobierno, por lo que calificamos la frase como inflada.

Los datos para realizar este chequeo los enviaron de la Oficina de Prensa del Ministerio de Cultura, donde explicaron en un correo electrónico que “el Presidente se refirió al presupuesto de inversión del Ministerio de Cultura el cual, con respecto al 2010, ha presentado un aumento hasta del 110%”.

Si tomamos el trino de Santos de manera literal y comparamos la inversión de 2011, el primer año en el que el mandatario gobernó con un presupuesto diseñado por su propia Administración, con 2017, el incremento es de 52.7% al pasar de $101.863 millones a $155.552 millones.

Pero si nos basamos en la explicación del Mincultura el aumento, al comparar 2010 con 2017, en el dinero destinado a inversión tuvo un aumento porcentual de 72.9% ese año.

Francisco Azuero Zúñiga, economista, experto en finanzas públicas y profesor de la Universidad de Los Andes, nos explicó que para comparar los presupuestos de 2010 y 2017 primero hay que determinar su capacidad adquisitiva, pues esta disminuye a medida que sube la inflación. Para entenderlo de forma sencilla, con mil pesos se compraban más cosas en 2002, que en 2017.

Partiendo de eso, Azuero concluye que el presupuesto de 2017 es 36% superior en términos reales al de 2010. “Obviamente, hay que tener en cuenta que en 2013 se logró un monto importante en el presupuesto total, superior en 78% en términos reales al de 2010. A partir de ese año, por la coyuntura fiscal asociada a la caída en los precios del petróleo, ha sido necesario recortar a muchos sectores y ministerios”, anota el experto.

Si se trata de comparar el presupuesto de inversión del Mincultura en los gobiernos de Santos y de Uribe (ambos mandatarios fueron presidentes dos veces seguidas) y de nuevo teniendo en cuenta la capacidad adquisitiva del dinero (a precios constantes de 2008), en los primeros siete años Uribe invirtió 372.436 millones de pesos. Santos, en los siete años que cumplió en agosto pasado, ha destinado para inversión 924.495 millones de pesos. El incremento es del 148%, precisa Azuero.

Para María Eugenia Martínez Delgado, quien fue directora del Instituto de Patrimonio Cultural de Bogotá entre 2012 y 2015, "juzgar solo las cifras es difícil, pero también es cierto que en la gestión pública las prioridades se deciden en dinero y pareciera que el presupuesto de cultura, aunque se aumentó en términos reales con relación a lo invertido por el Gobierno anterior, sigue estando lejos de las necesidades. La cultura no es una prioridad para el Gobierno. A un ministro no le recortan presupuesto porque sí. Se le recorta, justo, porque la cultura se percibe como accesoria y no como la almendra del problema social".

¿Por qué es importante la cultura en el posconflicto?

El pasado 29 de agosto la ministra de Cultura, Mariana Garcés, le dijo al periódico El Espectador en una entrevista: “La cultura es fundamental en el posconflicto para crear tejido social y propiciar el diálogo de nación que hemos evitado durante 52 años, porque hace parte de la formación integral básica para que una persona se pueda desempeñar en sociedad, con la posibilidad de aceptar que hay gente que piensa distinto”. En la misma entrevista la ministra aseguró que el presupuesto para la cultura “sigue siendo corto”.

Para el músico César López, el arte es transversal a todas las actividades del ser humano, “por eso tiene la capacidad de movilizar posiciones, de acercar posturas”.

“Desde el arte podemos transformar, podemos activar conciencias, corazones y empezar entre todos a reconstruir”, asegura Mario Muñoz, vocalista de la agrupación Doctor Krápula.

En una nota del periódico El Tiempo, titulada “La cultura cambia el chip en el posconflicto” que informa sobre un encuentro para discutir el asunto, convocado por el Mincultura, citan a la historiadora Diana Uribe: “La cultura cambia la conciencia histórica de una época; puede cambiar un modelo de venganza por uno de reconciliación... Si la cultura avala la venganza, los pueblos se eternizan en los conflictos. Si la cultura avala la reconciliación, los pueblos hacen virajes en su historia”.

Lunes, 05 Marzo 2018

De La Calle le atina a baja inversión en ciencia y tecnología

Por Sania Salazar

El candidato presidencial tiene razón en el porcentaje de inversión en ciencia y tecnología, en que es muy poco y en que estamos por debajo del promedio latinoamericano.

Durante una charla en la Universidad Sergio Arboleda con la directora de La Silla Vacía, Juanita León, el decano de la Escuela de Política y Relaciones Internacionales de la Sergio, Miguel Ceballos y el director del Programa Zona Franca de Red + Noticias, Daniel Pacheco, el candidato presidencial por el Partido Liberal, Humberto De La Calle, aseguró que la "inversión es del 0,26 % del producto interno bruto en ciencia y tecnología. Realmente es una vergüenza; estamos incluso por debajo del promedio latinoamericano".

De La Calle mencionó la cifra al contestar una pregunta de una persona del público que quería saber la posición del candidato frente a la ciencia, la tecnología y la innovación en el país. El candidato le indicó a Colombiacheck que la fuente en la que basó su respuesta fue el informe del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, Ciencia, Tecnología e Innovación en América Latina y el Caribe.

Tras contrastar la cifra y con base en información de dos expertos en el tema, Colombiacheck califica la afirmación como verdadera, pues la inversión no sobrepasa el 1% del PIB y está por debajo de economías similares en América Latina.

En el informe del BID, Colombia, en efecto, aparece con menos del 0,25 % del PIB, pero las cifras más recientes de dicho informe, publicado en 2010, corresponden a 2007.

Según el dato más reciente del Banco Mundial, el gasto en investigación y desarrollo en Colombia en 2015 fue del 0,24 % del PIB, dos décimas menor a la que mencionó De La Calle. El histórico de esta información muestra que la inversión más alta de desde el 2000 se registró en 2013, con 0,27% del PIB.

Por su parte, en una nota de El Tiempo titulada Ciencia, tecnología, e innovación en Colombia hoy, publicada en junio de 2017, Moisés Wasserman, exrector de la Universidad Nacional, advierte que el informe de Indicadores de Ciencia y Tecnología en Colombia (2016), que produce anualmente el Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología (OCyT), concluyó que en 2015 la inversión fue de 0,27% del PIB.

Basado en datos del más reciente Reporte Mundial de la Ciencia (2015), Wasserman muestra un gráfico en el que se ve la inversión del Estado con respecto al PIB, el número de investigadores por millón de habitantes y la inversión en investigación y desarrollo por habitante. El académico describe la situación de Colombia como “mala entre otros países de Latinoamérica, que a su vez se rezaga sustancialmente de países de Europa y Asia”.

El balance de Wasserman no es para nada alentador. “Colombia invierte menos como porcentaje del PIB, tiene un número de investigadores muy pequeño para su población y su inversión por habitante es una de las más bajas reportadas”.

Según la Unesco, el líder mundial en esta inversión es la República de Corea, con 4,3 % del PIB y en América Latina, Brasil con el 1,2 %.

¿Por qué es importante invertir en investigación?

El vicerrector de Investigación de la Universidad Javeriana, Luis Miguel Renjifo, explica que la inversión en investigación y desarrollo es la que tiene el mayor potencial de transformación del país y de la sociedad, en ingreso. “Por eso son ricos los países ricos”, indica.

Para Renjifo, pasar de una inversión tan baja a una alta no es tan difícil, así que el margen de maniobra es importante y sería una inversión con un alto poder de transformación.

“Ojalá quien llegue a la presidencia decida hacer una ruptura drástica con un pasado de pasividad irresponsable. Seguir igual, incluso mejorar un poco, no es suficiente. Hay que cerrar brechas. Mientras nosotros apenas hacemos estiramientos, los otros llevan ya horas corriendo”, concluye Wasserman en su artículo.