Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Sábado, 10 Agosto 2019

En el archivo: el proceso de Claudia López en la Contraloría fue anulado

Por Ana María Saavedra

Miguel Uribe revivió una noticia vieja en contra de Claudia López. En Colombiacheck ya habíamos verificado esta información cuando en redes sociales la publicaron durante la consulta anticorrupción y encontramos varias inconsistencias.

En el reciente debate de W Radio entre candidatos a la alcaldía de Bogotá, Miguel Uribe Turbay tuvo una discusión con Claudia López acerca de un proceso disciplinario contra ella cuando trabajó para la alcaldía de esa misma ciudad.

Luego del debate, Uribe Turbay publicó en su cuenta de Twitter los señalamientos contra López y aseguró: “.@ClaudiaLopez habla de transparencia, pero cuando tuvo la oportunidad de ejecutar recursos públicos no lo hizo bien. Yo tuve a cargo más de 3 billones de pesos y no tengo un solo escándalo, esa es la garantía que le doy a los bogotanos”.

Sin embargo, como publicamos hace casi un año en la nota "La vieja noticia sobre el proceso de Claudia López en la Contraloría es engañosa", esta información es Cuestionable*. En esa publicación explicamos que la acusación contra López (que en ese momento venía de artículos de los portales El Expediente y Los Irreverentes):

Parte de un dato real, que se combina con otros elementos falsos para crear una noticia que busca confundir a los lectores.

El abogado Mario Cajas, jefe Departamento de Estudios Jurídicos de la Universidad Icesi, analizó las dos noticias mencionadas. “Ambas confunden”, le dijo a Colombiacheck. “Tienen hechos ciertos, como toda ‘fake news’, que mezclan con muchos otros para confundir”.

Lo cierto es que, en 2005, la Contraloría Distrital sancionó a la exsenadora por el detrimento patrimonial denunciado por ambos portales. Sin embargo, en 2008 la propia Contraloría decretó la nulidad de ese proceso y lo cerró, borrando la sanción.

En 2007, López había presentado una tutela por este proceso de la Contraloría y, dos años después la Corte Constitucional la resolvió

“La Corte le dio la razón en lo procesal, al decir que le violaron al debido proceso. Pero la misma Contraloría lo reconoció, aún antes que la Corte fallara la tutela”, explicó Cajas.

Así que ni la condena existe, ni López está actualmente condenada en doble instancia por detrimento.

Por otra parte, la publicación de Los Irreverentes dice que López “logró tapar [su condena] con sus magistrados amigos en la Corte Constitucional”.

Sin embargo, Cajas explica que “La Corte se pronunció diciendo si se violó el debido proceso, pero no le dio ninguna orden a la Contraloría, porque esta ya había declarado la nulidad”.

Cuando hicimos el chequeo original, revisamos el argumento contenido en los artículos de los portales mencionados de que López recurrió a la ayuda de algunos magistrados para obtener un fallo favorable:

Cajas, además, opina que no tiene sentido involucrar a los magistrados mencionados por los dos portales. 

“Relacionar al magistrado Nilson Pinilla con un acto para favorecer a López es descabellado”, dice Cajas. 

“Es un magistrado conservador. Y por el lado de Antonio Sierra, que es tan riguroso en sus fallos, no tiene lógica”. Para el analista, es poco probable que dos personas de ideologías tan diferentes se pusieran de acuerdo en algo como esto.

En la página de López ya habían desmentido las informaciones de ambos portales. “La misma Contraloría fue la que revocó el proceso al no encontrar pruebas al respecto y López no tuvo que acudir a Nilson Pinilla, Jorge Iván Palacio ni Humberto Sierra Porto para revertir dicho proceso, como se afirma”, dice allí.

En esa ocasión, debido a que el expediente de la exsenadora se encontraba en "archivo muerto", la Contraloría no nos envió los documento. La nulidad decretada en 2008 por el contralor de entonces está referenciada y documentada en el proceso de la Corte Constitucional.

Así que acudimos al archivo de la Contraloría, donde conseguimos el documento físico de la decisión a favor de Claudia Nayibe López, firmado por la Directora de Responsabilidad Fiscal y Jurisdicción Coactiva.

En esta decisión se confirma el fallo proferido por la Subdirección del proceso a favor de López. “Es de señalar que la presente investigación no hay prueba que demuestre que los atrasos en ejecución del contrato de INMEMA LTDA , Sean atribuibles a deficiencias en la etapa de planeación o pre contractual, por cuanto fueron dificultades que se presentaron en la etapa de ejecución hasta el año 2003, ocurridas con posterioridad agosto de 2000 fecha en la cual se retiró del cargo la señora Claudia López”, indica en uno de los apartes de la decisión.

*Esta nota fue publicada antes del cambio de nuestro sistema de calificaciones, así que su calificación original era "engañosa". Como explicamos en nuestra metodología, esta calificación corresponde actualmente a "cuestionable".

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Martes, 20 Octubre 2020

Minga indígena ya había llegado a Bogotá en los últimos diez años

Por Andrés Felipe Martínez - RedCheq

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, recibió a la movilización indígena afirmando que hace diez años no se presentaba en la capital del país. Aunque sí es la más nutrida desde 2008, otras jornadas se han adelantado en 2015, 2018 y 2019.

Este domingo, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, se presentó en el coliseo del Palacio de los Deportes, para darle la bienvenida a un nutrido grupo de comunidades que conforman la minga indígena, que inició el 10 de octubre en el departamento del Cauca y ahora se encuentra en la capital del país. 

Durante su discurso, la Alcaldesa afirmó: “La minga llega a Bogotá por la incapacidad del Presidente de la República y de su Gobierno de concertar antes con la minga. Hace diez años no venía la minga a Bogotá”. Así quedó registrado en esta emisión de Noticias Uno.

Vale recordar que la movilización indígena inició el 10 de octubre en el norte del Cauca, se concentró en Cali por algunos días y luego se trasladó a Bogotá, después de declarar que el presidente Iván Duque no acudió a su encuentro.

Así lo explica a Colombiacheck, Jorge Sánchez, coordinador del Comité Político del Consejo Regional Indígena del Cauca, CRIC:

“Hemos citado al Gobierno y al Presidente en el departamento del Cauca, pero no ha escuchado. El año pasado también lo citamos en Monterilla, y no llegó. Lo hemos estado llamando en otras oportunidades para presentar estos temas, y no ha sido posible. Por eso llegamos a la ciudad de Bogotá para presentar nuestra posición. El Gobierno no atiende a las regiones”, reclama.

Sobre los motivos de la manifestación, explica: “Estamos llamando la atención sobre la situación de violaciones, asesinatos y masacres en el departamento del Cauca, en el suroccidente y en todo el país. Están violentando nuestro territorio. También, para llamar la atención por la paz, el tema lo están volviendo trizas y la guerra vuelve a nuestros territorios”.

Respecto a las declaraciones de la alcaldesa López, verificamos si realmente habían pasado diez años sin una manifestación de la minga indígena en la capital del país. 

Intentamos preguntarle al equipo de prensa de la Alcaldía cuál considera que fue la última minga que se presentó en la ciudad, en lo cual sustenta su afirmación. Pero no obtuvimos respuesta a través de su equipo de comunicaciones.

En una búsqueda documental, encontramos que si bien no hay antecedentes recientes de una movilización tan nutrida como la actual, que contempla cerca de 8.000 personas, la minga sí ha estado en Bogotá en otras ocasiones.

El episodio de tamaño similar se remonta a 2008, cuando llegó a la capital una movilización que sumaba alrededor de 10.000 indígenas. En ese momento, la llegada a Bogotá también se daba después de haber citado al entonces Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, a una reunión que nunca se dio en el departamento del Cauca.

Sin embargo, aunque de menor tamaño, en los últimos años sí se han presentado otras manifestaciones indígenas en Bogotá, provenientes de distintas regiones del país, lo que también es entendido como ‘minga’.

“La minga es un término de origen quechua que significa trabajo y sentir comunitario, para resolver un problema. Es una manifestación colaborativa. Y en ese caso hacen parte de la minga tanto las movilizaciones masivas de 2008, como otras que se han adelantado sin ser tan multitudinarias”, explica Jimmy Alberto Sevilla, vicegobernador del cabildo indígena Yanaconas de Cali, en conversación con Colombiacheck.

En ese sentido, encontramos al menos tres ocasiones en las que comunidades indígenas del país se han movilizado hacia la capital.

El 26 de noviembre de 2015, alrededor de 2.000 miembros de distintos cabildos del departamento del Cauca, liderados por el CRIC, se desplazaron hacia Bogotá en el marco de una movilización que llamaron ‘Minga por la Defensa de la Vida, el Derecho a la Protesta Social y la Jurisdicción Especial Indígena’. 

“Ahí se juntaron distintas expresiones y comunidades, no solo del Cauca, sino también del Tolima y de la Orinoquía. Caminamos por la 26 [avenida El Dorado] y se llegó hasta la Plaza de Bolívar”, recuerda Silsa Arias, vocera de la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic) y secretaria técnica de la Comisión Nacional de Comunicación de los Pueblos Indígenas (Concip).

En esa ocasión, la minga indígena denunciaba violaciones a la autonomía de sus territorios y protestaba por un proceso judicial en contra de Feliciano Valencia, líder político del pueblo Nasa, hoy Senador de la República.

Después, el 11 de noviembre de 2018, cerca de 500 miembros de comunidades indígenas de Riosucio y Carmen del Darién, Chocó, se movilizaron desde sus territorios hasta Bogotá, en una minga que tuvo como objetivo reclamar atención por la incursión de grupos armados en esta región del país. En ese momento también pretendieron reunirse con el Presidente de la República (Juan Manuel Santos) pero no se dio el encuentro.

 

Asimismo, el año pasado, una comisión del CRIC y la guardia indígena del Cauca se desplazó a Bogotá para manifestar el incumplimiento de acuerdos alcanzados con el Gobierno Nacional un año antes. Esto, en el marco de un paro nacional convocado por otras organizaciones sociales.

“En 2019 hubo una comisión que vino en diciembre, con la guardia indígena. Se estuvo acompañando la defensa de la vida y derechos humanos en el marco de una movilización nacional”, menciona el líder Sánchez, del CRIC.

De modo que, si bien desde 2008 no se veía una manifestación tan nutrida de las comunidades indígenas de Bogotá, no es preciso decir que hacía diez años la minga no tenía movilizaciones en la capital del país, por esa razón calificamos como cuestionable la afirmación de la alcaldesa Claudia López.