Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 05 Enero 2022

Es cuestionable que pasaporte inmunitario permita viajar a otros países sin haberse vacunado

Por Jhoandry Suárez

El documento para personas que se oponen a la inmunización anticovid-19 presuntamente autoriza el ingreso a territorios donde se exige carnet de vacunación; sin embargo, se pudo corroborar que en algunos destinos no se incluye dentro de las excepciones y en otros queda a discrecionalidad de las autoridades migratorias.

En redes sociales ha estado circulando desde diciembre de 2021 publicaciones en la que se asegura que con un “pasaporte ciudadano de inmunidad constitucional y natural” se puede viajar a otros países sin necesidad de estar vacunado contra el covid-19 ni presentar un carnet que lo certifique.

Esta identificación, de acuerdo con la organización que la promueve, Familias por la verdad, un movimiento antivacunas y ultra conservador colombiano, "es un documento simbólico que refleja fielmente la supremacía constitucional (...) un certificado de objeción de conciencia y de supremación constitucional" (sic).

La expedición de este pasaporte no tiene el aval de Migración Colombia ni la Cancillería, tal como nos aclararon desde los departamentos de prensa de esas instituciones, por lo que se pudo corroborar que solo se  puede imprimir desde la misma web de la fundación. Además, debe estar acompañado por una declaración juramentada “para generar los efectos jurídicos en defensa de tus derechos fundamentales”.

En la imagen publicada en redes sociales (1, 2) se aprecia una presunta conversación de Whatsapp en la que alguien afirma que una amiga viajó a Curazao con esa identificación y en la isla no le exigieron ningún documento que probara que tenía las dosis anticovid-19. Por lo que en Colombiacheck decidimos verificar si este “pasaporte de inmunidad” efectivamente funciona para ingresar a otros territorios sin necesidad del carnet de vacunación. Lo que encontramos es que esta información es Cuestionable. 

En primer lugar, investigamos si es requisito el certificado de inmunización para viajar a Curazao y nos conseguimos que en ese territorio no se exige este documento, según la página oficial del Gobierno de la isla. Entre sus requerimientos obligatorios aparecen cuatro: una prueba PCR con resultado negativo dentro de las últimas 48 horas, una tarjeta de inmigración digital, tarjeta de localización de pasajeros y una cita para una prueba antígeno el tercer día de estadía en suelo holandés.

También consultamos con embajadas y consulados de los destinos a los cuáles más viajan los colombianos según la Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (Anato), y algunos otros países cercanos, para seguir analizando el alcance que podría tener este “pasaporte de inmunidad”. 

La Embajada de Estados Unidos en Bogotá vía correo electrónico nos envió los requisitos actuales para la entrada a su territorio, entre los que destacan presentar una prueba de un esquema inmunitario completo contra el covid-19, con al menos la última dosis aplicada 14 días antes. Entre las excepciones sólo figuran tener alguna contraindicación médica documentada para recibir una vacuna COVID-19, gozar de una excepción humanitaria o de emergencia concedida por el gobierno estadounidense, ser participante de ensayos de la vacuna anticovid, ser menor de 18 años o alguna de las otras señaladas aquí

Desde el consulado de Ecuador en Bogotá nos resaltaron que en los protocolos para viajeros contemplan presentar un certificado de vacunación. La admisión de otro tipo de papeles diferente a este queda a criterio de la aerolínea y los funcionarios de migración.

Una respuesta similar recibimos desde la Embajada de Chile en la capital colombiana, donde nos indicaron que la recepción de cualquier otro documento en sustitución de la tarjeta de inoculación quedaba también a discrecionalidad de las autoridades de migración, igualmente destacaron el riguroso proceso para visitantes los cuales deben hacer una validación del carnet de vacunación a través de la página web https://mevacuno.gob.cl/ para obtener un pase de movilidad.

El consulado de Panamá en Bogotá aclaró que si no se dispone de un documento que avale la inmunización, se debe mostrar el resultado de una prueba PCR. 

Se pudo confirmar mediante sus representaciones diplomáticas en territorio colombiano, que México y República Dominicana no piden certificado de vacunación para la entrada.

Familias por la verdad

También indagamos más sobre la organización Familias por la Verdad, encargada de promover el “pasaporte inmunitario”. Hallamos que aparte de oponerse a la vacunación, se describen como “activistas cristianos provida y profamilia”, cuyo principal vocero es Esteban Ramírez, hijo del exconcejal de Bogotá, Marco Fidel Ramírez, llamado “el concejal de la familia”. 

En su página web exponen teorías en contra de la inmunización y proponen tratamientos polémicos contra el Covid-19 tales como el dióxido de cloro, un método que hemos desmentido anteriormente

Una investigación de La Silla Vacía también desmontó en 2021 varias desinformaciones que este mismo movimiento difundió, entre ellas que las vacunas son experimentales, no tienen licencia o tienen poca efectividad.

Por lo tanto, ante la falta de hechos que garanticen que un colombiano sin certificado de vacunación puede ingresar a un país con el “pasaporte inmunitario”, donde sí solicitan expresamente demostrar que se está vacunado, y la discrecionalidad migratoria para su admisión, en Colombiacheck calificamos la información difundida como cuestionable. 

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 30 Septiembre 2021

Falso, ni el abuelo de Bill Gates fue médico ni la vacuna de la meningitis causó la gripe española

Por Mónica Ospino Orozco

La influenza de 1918 que causó una pandemia que mató entre 50 y 100 millones de personas fue causada por el virus H1N1 y es de origen aviar. La meningitis, por su parte, es causada por una bacteria.

Las estrategias de los antivacunas para desalentar a los incrédulos y dudosos de aplicarse la vacuna contra el COVID - 19 no cesan y las redes sociales siguen siendo el escenario favorito para desplegar desinformación en este sentido.

Ahora, circulan publicaciones que acusan a un supuesto abuelo de Bill Gates y a la vacuna contra la meningitis de ser responsables de la muerte de millones de personas durante la epidemia de la gripe española de 1918 y que se calcula cobró la vida de 50 millones de personas.

Una de las publicaciones de Facebook, asociada al grupo negacionista de la pandemia Médicos por la Verdad, que hemos chequeado en varias oportunidades (1, 2, 3) y que se ha hecho viral, asegura que “El abuelo de Bill Gates, el Dr. Frederick L. Gates estuvo involucrado en el experimento Rockefeller de meningitis bacteriana JAB que mató a 100 millones en 1918 - 1920. ¡No fue la gripe española ... fue un SHOT experimental de meningitis bacteriana!”

Otra de las publicaciones que despliega similar desinformación es la que circula sobre una antigua foto que muestra a decenas de hombres formados y con tapabocas frente a una edificación y despliega un titular que, sin más explicaciones, dice: “Solo murieron los vacunados: el macabro engaño de la Gripe Española de 1918”.

Vamos por partes, primero, nada de verdad contienen estas publicaciones, pues como ya lo verificaron nuestros colegas de Newtral, en esta nota, Frederick L. Gates no es el abuelo del magnate de Microsoft, Bill Gates. Su abuelo, William Henry Gates, realmente era dueño de una tienda de muebles.

“Es cierto que el doctor Frederick L. Gates fue un médico militar que participó en un experimento de vacunas en Fort Riley (Kansas), pero no es el abuelo de Bill Gates ni guarda parentesco alguno con él. El verdadero abuelo del multimillonario se llamaba William Henry Gates (1891-1969) ─al igual que Bill Gates y su padre─ y regentaba una tienda de muebles en Bremerton (Washington), tal y como documentó el genealogista y empleado de la Librería del Congreso de Estados Unidos, William Addams Reitwiesner, quien descubrió, entre otras cosas, que el expresidente Obama tenía ascendientes esclavistas por parte de madre”, precisa la indagación de Newtral.

“El propio Bill Gates escribió un obituario en septiembre de 2020, cuando murió su padre, en el que recordaba que su abuelo poseía una tienda de muebles en Bremerton y que, además, no tenía estudios ni fue al instituto. Es decir, el abuelo del fundador de Microsoft no era científico, tampoco médico y tan siquiera tenía estudios como para liderar un experimento de vacunas contra la meningitis”, añade Newtral en su nota.

Además y frente a la afirmación de que la vacuna de la meningitis bacteriana fue la que causó los decesos atribuidos a la gripe española, los chequeadores de Maldita encontraron que, “La pandemia de la gripe española no fue causada por una vacuna, sino por el virus H1N1, como ya os hemos contado en Maldita.es. Donald Burke, epidemiólogo y exdecano de la Escuela de Graduados en Salud Pública de la Universidad de Pittsburgh, explicó a Reuters que la gripe está causada por un virus y la meningitis por una bacteria, tipos de microorganismos completamente diferentes que causan tipos de enfermedades completamente diferentes. Según el experto, no habría forma de que una vacuna contra la meningitis pudiera contribuir a iniciar una epidemia de gripe".

En Colombiacheck encontramos que estas afirmaciones las corrobora, por ejemplo, esta investigación publicada en 2018 por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), titulada La gripe más mortal: la historia completa del descubrimiento y la reconstrucción del virus pandémico de 1918.

Según esta publicación, tras los hallazgos del patólogo Jeffery Taubenberger y su equipo, quienes en 1997 lograron secuenciar nueve fragmentos de ARN viral de cuatro de los ocho segmentos de genes del virus, “se llevó a cabo otro conjunto de experimentos para comprender mejor los posibles orígenes aviares del virus de 1918. Los esfuerzos de secuenciación anteriores dirigidos por el Dr. Taubenberger y Reid sugirieron que los segmentos de genes del virus de 1918 estaban más estrechamente relacionados con los virus de la influenza aviar A (H1N1) que los virus H1N1 que se encuentran en otros mamíferos”.

De hecho, según este otro estudio también de 2018 y publicado en la revista científica Virologica Sinica, “el virus de la influenza sigue siendo relevante en la actualidad, con un estimado morbilidad anual del 10% en adultos y del 20% al 30% en niños

niños infectados por la influenza estacional. Del total de casos, 3-5 millones son graves y entre 290.000 y 650.000 resultan en muerte”.

Este otro estudio, publicado en la revista Medicina, de Buenos Aires, Argentina, dice: “Los virus de influenza A (incluido el de 1918) poseen un genoma formado por ARN de cadena simple y pueden evolucionar por la acumulación de mutaciones seleccionadas (antigenic drift o deriva antigénica) o a través del intercambio de segmentos genéticos por recombinación con otros virus de influenza (antigenic shift o cambio antigénico)”.

Así que queda claro que lo que produjo la ‘gripe española’ fue el virus H1N1 y no una bacteria, como se asegura en la publicación objeto de este chequeo.

La bacteria de la meningitis

Sobre este particular, Newtral, encontró que “lo único cierto es que el doctor Frederick L. Gates, que no es el abuelo de Bill Gates, coordinó dicho ensayo para probar en militares una vacuna contra la meningitis, como prueba un documento firmado por este médico militar en julio de 1918 y que se puede consultar en la web del Centro Nacional de Información Biotecnológica de Estados Unidos (NCBI)”.

Añade Newtral que “el ensayo, en el que participó el Instituto Rockefeller de Investigación Médica, se realizó después de un brote de meningitis en la base militar de Camp Funston (Kansas) que tuvo lugar en octubre y noviembre de 1917. En total participaron 3.700 soldados, quienes se sometieron a la vacuna con carácter voluntario. En general, los efectos secundarios de la vacuna fueron leves y únicamente hubo un caso de reacción severa, según el informe del doctor Gates”.

“Sin embargo, este ensayo de vacunas no está detrás de la conocida como ‘gripe española’ de 1918, como sostiene el bulo. Es cierto que ambas cosas coinciden en el tiempo, pero no hay relación entre ellas”, precisan nuestros colegas chequeadores.

Finalmente, de acuerdo con este artículo de los CDC:

“Varios tipos de bacterias pueden causar meningitis. En los Estados Unidos, algunos de los principales causantes de meningitis son:

  • Streptococcus pneumoniae
  • Streptococcus del grupo B
  • Neisseria meningitidis
  • Haemophilus influenzae
  • Listeria monocytogenes

El Mycobacterium tuberculosis, que causa tuberculosis o TB, es una causa menos común de meningitis bacteriana (conocida como tuberculosis meníngea). Estas bacterias también pueden asociarse a otra enfermedad grave, la septicemia. La septicemia es la respuesta extrema del cuerpo a una infección. Sin tratamiento oportuno, puede causar rápidamente daños en los tejidos, insuficiencia orgánica y la muerte”.

Así que tras estas evidencias calificamos como falsas las publicaciones que aseguran que la gripe española fue causada por una vacuna tras un experimento del abuelo de Bill Gates, pues está probado que la pandemia de la influenza de 1918 fue causada por el virus H1N1 de origen aviar y que la meningitis es a causa de una bacteria. 

Además, el abuelo de Bill Gates no fue médico, sino que durante años fue propietario de una mueblería en Bremerton, Washington.