Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 30 Junio 2021

Este documento no demuestra que Moderna tenía una vacuna contra COVID-19 días antes de la pandemia

Por Laura Rodríguez Salamanca

El archivo ha sido sacado de contexto. Se trata de un acuerdo sobre los candidatos vacunales contra el MERS, una enfermedad respiratoria producida por un virus de la familia coronavirus.

Desde mediados de junio de 2021 se difunden en redes sociales y Telegram, mensajes, imágenes y artículos de sitios web en los que se se señala que recientemente se reveló un documento secreto que demuestra que la farmacéutica estadounidense Moderna tenía un candidato vacunal contra el nuevo coronavirus ‘días antes de la pandemia’. 

Documentos_secretos_Moderna_Falso

Según este tipo de publicaciones, se trata de un acuerdo confidencial en el que “Moderna junto al Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas [de Estados Unidos] (NIAID), dirigido por el Dr. [Anthony] Fauci, acordaron en diciembre del 2019, transferir postulantes a vacunas de ARN contra el coronavirus a la Universidad de Carolina del Norte”. 

Hay que recordar que, según la OMS, el 31 de diciembre de 2019 las autoridades locales de salud de Wuhan (China) notificaron una serie de casos de neumonía en la ciudad, pero en ese momento no se sabía las razones que la causaban. Y hasta el 12 de enero de 2021 se hizo pública la secuencia genética del virus SARS-CoV-2, causante del COVID-19. Entonces la información sobre el supuesto documento ha contribuido a alentar las posturas antivacunas y teorías conspirativas sobre la planeación de la pandemia. 

“Los firmantes del documento fueron el Dr. Ralph Baric el 12 de diciembre de 2019 y Jacqueline Quay el 16 de diciembre de 2019, ambos por la Universidad de Carolina del Norte, la Dra. Amy F. Petrik el 12 de diciembre de 2019 y el Dr. Barney Graham por el NIAID y Sunny Himansu y Shaun Ryan, ambos el 17 de diciembre de 2019 por Moderna”, dice una de las versiones de la información. 

En algunas de las publicaciones se han adjuntado capturas de pantalla de una parte del documento, en las que se resalta que en el archivo se mencionan los candidatos vacunales de ARN mensajero contra los coronavirus. 

Documentos_secretos_Moderna_Falso_2

Pero varios de nuestros colegas verificadores como Politifact, en Estados Unidos, AFP Factual Francia y Newtral, de España, le pusieron la lupa a esta información y encontraron que el documento no demuestra que Moderna tuviera la vacuna antes del descubrimiento del COVID-19 o de que la Organización Mundial de la Salud declarara al brote de la enfermedad una pandemia, en marzo de 2021. 

La clave es que el virus SARS-CoV-2, que causa el COVID-19, no es el único coronavirus que existe. De acuerdo con el portal sobre COVID-19 del Ministerio de Salud de Colombia, “los coronavirus son una extensa familia de virus que causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS)”. 

Y los verificadores encontraron que el documento que se publicó en redes no se refiere a candidatos vacunales contra el nuevo coronavirus, sino contra el MERS, reportado por primera vez en 2012 en Arabia Saudita. 

Portales sospechosos

La desinformaciones sobre el documento de Moderna han circulado ampliamente en páginas de Facebook como “Patriotas Conservadores”, “Conspiración Mundial”, “Sionistas Al Descubierto” y “No a La Ideología de Género Al Aborto a La Eutanasia”. Además, se han difundido, de acuerdo con la herramienta de monitoreo de redes CrowdTangle, en países como España, Venezuela, Estados Unidos, Bolivia, Argentina y Colombia.

En varias de las versiones que rastreamos en redes, encontramos que la desinformación se soporta en capturas de pantalla de noticias al respecto. Pero una búsqueda avanzada en Google arrojó que los artículos que han difundido la supuesta noticia solo fueron publicados por sitios web que desinforman frecuentemente.

Moderna_vacuna_diciembre_2019_falso
 

Por ejemplo, encontramos notas en Trikooba, Bles y El Diestro, tres sitios web que aparecieron en un informe del diario La Vanguardia, de España, sobre los portales negacionistas de la pandemia que han logrado posicionarse con éxito en ese país en Telegram por la privacidad que ofrece esta plataforma. 

Todos publican contenidos antivacunas y que alientan las conspiraciones sobre el ‘Nuevo Orden Mundial’. 

Medios_desinformacion_pandemia

Así mismo, encontramos un artículo similar en Prevencia.net, un sitio web que publica contenido contra el comunismo y los derechos de la población LGBTI. Este portal fue verificado en septiembre de 2020 en El Detector de La Silla Vacía por publicar contenido fuera de contexto sobre el COVID-19. 

MERS, no COVID-19

Newtral consultó al Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID, por sus siglas en inglés), organización que hace parte de los Institutos Nacionales de Salud, sobre el documento. Allí les explicaron que “los materiales transferidos a la Universidad de Carolina del Norte en diciembre de 2019 eran vacunas candidatas contra el coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y no contra el SARS-CoV-2”.

También les indicaron que el centro de investigación del instituto y Moderna “han colaborado en la preparación contra una pandemia y la investigación de vacunas desde 2017” y que llegaron a un acuerdo formal de investigación en mayo de 2019 para candidatas de vacunas contra el MERS-CoV y el virus Nipah, que ha causado algunos brotes en Asia. 

Esta información coincide con la versión de la Universidad de Carolina del Norte. “Los documentos se refieren al trabajo de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill para desarrollar una vacuna de ARNm para proteger contra el MERS", dice un comunicado que le envió la institución a AFP

Además, el documento que se difunde en redes no fue revelado recientemente, como dicen los medios desinformadores. AFP Factual Francia encontró “un pdf de 153 páginas con notas en los márgenes que revelan que fue subido por el periodista Bob Herman del sitio de noticias en línea de EE. UU. Axios”. El acuerdo de transferencia de material inicia en la página 105. 

Este documento se usó para una investigación, publicada en junio de 2020, de Public Citizen, una organización que defiende los derechos del consumidor en Estados Unidos, que buscaba establecer si los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH) tienen derechos de propiedad intelectual sobre la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por Moderna, con base en antecedentes de acuerdos entre las dos partes. 
 
“Esto probablemente se refiere al trabajo realizado en un coronavirus anterior, MERS-CoV”, menciona el artículo sobre el acuerdo de transferencia de material. 
 
Finalmente, en la versión del análisis sobre propiedad intelectual publicada por Axios también se menciona que el contrato que se ha viralizado no era específico para el COVID-19:
 
“NIH y Moderna han investigado coronavirus, como MERS, durante varios años, y firmaron un contrato en diciembre pasado que decía que "los candidatos a la vacuna del coronavirus de ARNm [son] desarrollados y de propiedad conjunta" por las dos partes. El contrato no era específico para el nuevo coronavirus”. 
 
Con esta información, calificamos como falsas las publicaciones en las que se informa que un documento supuestamente revelado recientemente demuestra que la farmacéutica estadounidense Moderna había desarrollado la vacuna contra COVID-19 antes de la pandemia o del reporte del virus SARS-CoV-2. 
 
El documento, en realidad se refiere a los candidatos vacunales contra el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS), que es causado por un virus de la familia de los coronavirus y fue detectado por primera vez en 2012. Además, el archivo no fue publicado recientemente, sino en junio de 2020.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 02 Marzo 2020

No hay consenso científico sobre el efecto de la temperatura ambiente en el SARS-CoV-2

Por Maldita Ciencia

La comunidad científica aún no ha concluido cuál será el efecto de las temperaturas más cálidas de los próximos meses en el hemisferio norte sobre el coronavirus, pero hay indicios de que podrían reducir su transmisión.

Este artículo fue publicado originalmente por Maldita Ciencia el 28 de febrero de 2020. Este contenido es reproducido aquí como parte de #CoronaVirusFacts, un esfuerzo global liderado por la International Fact-Checking Network, IFCN (de la cual Colombiacheck es miembro), para combatir la desinformación al respecto del brote de coronavirus en el mundo.

Nos habéis preguntado por al menos dos cadenas de WhatsApp que afirman, entre otras cosas, que el coronavirus "no es resistente al calor y se muere a una temperatura de 26 a 27 grados". ¿Qué es lo que sabemos al respecto?

Los CDC estadounidense desconocen qué ocurrirá con tiempo cálido

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) aclaran en su web que "aún se desconoce si el tiempo y la temperatura afectarán la propagación del COVID-19. Algunos otros virus, como los del resfriado común o de la gripe, se propagan más durante los meses fríos, pero eso no significa que es imposible enfermarse a causa de uno de esos virus durante otros meses. En estos momentos, no se sabe si la propagación del COVID-19 se reducirá cuando el tiempo se ponga más cálido".

Algunos expertos creen que las altas temperaturas acabarán con el brote de coronavirus

Preguntado por Maldita.es sobre el efecto de la temperatura en la transmisión del coronavirus, el investigador del departamento de Biología Celular y Molecular del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC) y director del Laboratorio de Coronavirus del CNB, Luis Enjuanes afirma que "los coronavirus con temperaturas altas se inactivan".

Por su parte, el investigador del grupo de Biología Viral del Instituto de Biología Integrativa de Sistemas de la Universidat de València Ron Geller ha afirmado a Maldita.es que en su opinión "como otros virus respiratorios van por temporadas (gripe, virus respiratorio sincitial), existe la posibilidad de que baje" la transmisión con mayores temperaturas. "No tiene que ver sólo con temperatura, también si la gente está fuera más y otros factores", añade.

Además, un artículo científico que no ha sido revisado todavía por otros científicos afirma que el rango de temperaturas apropiado para la supervivencia del coronavirus es de 13ºC a 24ºC. "El aire caliente y las temperaturas bajas durante más de una semana ayudan a eliminar el virus", afirma el estudio. La predicción de los autores del estudio es que con la llegada de la primavera el virus se expandirá hacia latitudes medias y altas con temperaturas de entre 13ºC y 19ºC. En cambio, según el estudio se espera que en las ciudades con una media de temperatura por encima de 24ºC la epidemia acabe al no reproducirse el coronavirus.

“Lo lógico es que en marzo, sobre todo en la segunda quincena disminuya la incidencia de estas infecciones por coronavirus y entre abril y mayo prácticamente desaparezca", ha explicado a Redacción Médica el jefe de Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca (Murcia) y expresidente de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene, Francisco Botía.

Otros expertos no creen que el calor acabe con el coronavirus aunque sí podría ayudar a reducir la transmisión

Por otra parte, Marc Lipsitch, profesor de Epidemiología y director del Centro de Dinámica de Enfermedades Transmisibles de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard (Estados Unidos), ha publicado en la web de la Universidad de Harvard un artículo en el que analiza si COVID-19, la enfermedad provocada por este nuevo coronavirus, desaparecerá con un tiempo atmosférico más cálido. Su respuesta corta es no.

"Tenemos razones para esperar que, al igual que como otros betacoronavirus, pueda transmitirse de manera algo más eficiente en invierno que en verano, aunque no conocemos el mecanismo o mecanismos responsables. Se espera que el tamaño del cambio sea modesto, y no lo suficiente como para detener la transmisión por sí solo", explica Lipsitch. "El cambio de estación puede ayudar, pero es poco probable que detenga la transmisión" del coronavirus, concluye el experto.

"Lo que sabemos de otros coronavirus parecidos es que cuando están fuera de una célula cada día pierden capacidad de infección", explica a Maldita.es Isabel Sola, viróloga del laboratorio de coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC). "Cuando el virus se transmite a partir de secreciones que han caído en superficies externas, el virus está a la intemperie y es sensible a la desecación, al aumento de la temperatura exterior y a la luz ultravioleta del sol. Por tanto, cuando llegue el calor, lo previsible es que los virus que salgan de una persona y caigan en superficies externas se inactiven antes, lo que reduciría la transmisión".*

Los secadores de manos no son efectivos para matar el nuevo coronavirus

Como ya os explicamos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha desmentido que los secadores de manos sean efectivos para matar el coronavirus. Para protegerse contra el nuevo coronavirus conviene lavarse las manos frecuentemente con un limpiador de manos a base de alcohol o lavarlas con jabón y agua. Y hay que hacerlo adecuadamente y aquí te explicamos cómo hacerlo. Después deberías secarte a conciencia con papel o un secador de aire caliente.

* Actualizado el 2 de marzo de 2020 con la opinión de Isabel Sola.

Especial mentiras y verdades del coronavirus