Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 15 Octubre 2020

Este joven armado no pertenece a la minga indígena y las imágenes no son actuales

Por Andrés Felipe Martínez - RedCheq

Usuarios en redes comparten fotografías de un joven armado diciendo que se trata de un miembro de la actual minga indígena. Pero las imágenes circulan desde mayo pasado y su protagonista ha sido identificado como disidente de las Farc.

Mientras se desarrollan las concentraciones de la minga indígena nacional convocada por comunidades del Cauca, en redes sociales (1, 2, 3, 4) circulan fotografías de jóvenes indígenas que los usuarios han identificado como supuestos “miembros de la minga”, portando armas largas y posando junto a una bandera de las FARC.

En todas las fotografías se ve a un mismo joven, a veces acompañado, otras veces solo, que aparece en las imágenes con pistolas, fusiles y ropa de camuflaje. También se ve en otra ocasión sosteniendo prendas distintivas del CRIC, Consejo Regional Indígena del Cauca.

Una de las publicaciones en Facebook, compartida por la ex representante a la Cámara Lucero Cortés, dice: “Registro fotográfico de los miembros de la minga!! Importante que lo vean para que entiendan qué buscan y con qué fin”. 

En otra publicación en Twitter, publicada por Pedro Soto, quien se identifica en esta red social como “soldado de mi Patria por tres décadas, operador psicológico, servidor de mi país por el resto de mi vida. Uribista de corazón”, se lee: “Conozcan está ternurita, es un líder de la minga indígena”. 

Sin embargo, realizando una búsqueda inversa de las imágenes en Google, encontramos que las fotografías del joven armado no son recientes y que no es la primera vez que se usan para vincularlas a una manifestación indígena.

Las fotos circulan desde el mes de mayo anterior como se puede evidenciar en la nota Guerrillero se hacía pasar como guardia indígena para no ser capturado, publicada el 27 de mayo pasado en el periódicovirtual.com.

Las imágenes habrían sido publicadas por el mismo joven en sus redes sociales en el 2016, según informaron los líderes del CRIC, que negaron que se tratara de un participante de la minga o de la Guardia Indígena, y lo identificaron como integrante de un grupo disidente de las FARC.

De hecho, la Guardia Indígena aseguró haber capturado al joven en Caldono, Cauca, donde fue sometido a su justicia especial.

“Fue capturado por parte de la guardia indígena el comunero Eimar Valencia Poscue, identificado con la cédula de ciudadanía N° 1.193.098.482, perteneciente al Resguardo Indígena de San Lorenzo Caldono. Se logra esclarecer que el comunero no pertenece a la guardia indígena de nuestro territorio, pues no reposa acta firmada por la autoridad para realizar el ejercicio de control territorial y defensa de la vida. El comunero, de quien ya sabía sobre su condición de colaborador de la columna móvil Jaime Martínez, manifestó que pretendía blindarse sobre posibles acciones legales en su contra en la justicia ordinaria”, se lee en un comunicado del CRIC publicado el 26 de mayo en su sitio web y en Facebook en esa misma fecha.

Asimismo, Hermes Pete Vivas, consejero mayor del CRIC, dijo en una entrevista  con Caracol Noticias el 28 de mayo: “Todo indica que usaba nuestras insignias distintivas para evadir nuestros puestos de control y a la justicia ordinaria”.

En su comunicado, el CRIC advirtió que “otros menores de edad vienen informando su colaboración a grupos subversivos, utilizándolos como instrumento para divulgar mensajes, ser mandaderos o informantes, por medio de incentivos económicos como contraprestación a las actividades ilícitas realizadas, la utilización y exhibición de armas como se ve en las fotografías publicadas”.

Sobre las publicaciones actuales en redes, Rafael Perdomo, consejero del CRIC presente en las concentraciones que se dirigen a Bogotá, asegura que no es la primera vez que aparecen publicaciones en redes que pretenden “estigmatizar al movimiento”.

“Siempre se trata de desprestigiar a las manifestaciones de las comunidades indígenas. Ya ha sucedido en mingas anteriores, es una estrategia muy conocida. Tratan siempre de estigmatizar. En últimas, es algo que vemos casi a diario cuando hacemos estos procesos de manifestación”, dijo a Colombiacheck el líder indígena.

En efecto, recientemente verificamos otra información en redes que acusaba a estas comunidades de usar explosivos, con imágenes sacadas de contexto: ‘De nuevo, indígenas del Cauca no están armados con tatucos’.

Perdomo aseguró que las organizaciones indígenas son ajenas a las armas. “No estamos penetrados por grupos armados o ilegales. Nuestra lucha es como la venimos haciendo, pacífica. Las armas son cosas que no usamos. Lo que usamos son nuestros bastones de mando, como lo han visto las autoridades y los ciudadanos de Cali en los últimos días”.

De modo que calificamos como falsas las publicaciones que presentan al joven indígena como líder de la minga que se adelanta en el sur del país, pues no son fotografías recientes, ni tampoco es cierto que el joven haga parte de las autoridades indígenas, como lo aclaró el CRIC meses atrás. Aunque las imágenes son reales son usadas para hacer señalamientos falsos contra la Minga Indígena.

Las concentraciones de la minga indígena iniciaron el 10 de octubre en el norte del Cauca, se trasladaron a Cali, y a partir de este jueves 15 de octubre emprenderán una travesía hacia Bogotá, donde se unirán otras comunidades del país.

Su intención es presentarse ante el presidente Iván Duque y denunciar asesinatos a líderes, desplazamiento por grupos ilegales, reclutamiento armado de menores, entre otras situaciones de violencia en sus territorios. 

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Martes, 20 Octubre 2020

Minga indígena ya había llegado a Bogotá en los últimos diez años

Por Andrés Felipe Martínez - RedCheq

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, recibió a la movilización indígena afirmando que hace diez años no se presentaba en la capital del país. Aunque sí es la más nutrida desde 2008, otras jornadas se han adelantado en 2015, 2018 y 2019.

Este domingo, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, se presentó en el coliseo del Palacio de los Deportes, para darle la bienvenida a un nutrido grupo de comunidades que conforman la minga indígena, que inició el 10 de octubre en el departamento del Cauca y ahora se encuentra en la capital del país. 

Durante su discurso, la Alcaldesa afirmó: “La minga llega a Bogotá por la incapacidad del Presidente de la República y de su Gobierno de concertar antes con la minga. Hace diez años no venía la minga a Bogotá”. Así quedó registrado en esta emisión de Noticias Uno.

Vale recordar que la movilización indígena inició el 10 de octubre en el norte del Cauca, se concentró en Cali por algunos días y luego se trasladó a Bogotá, después de declarar que el presidente Iván Duque no acudió a su encuentro.

Así lo explica a Colombiacheck, Jorge Sánchez, coordinador del Comité Político del Consejo Regional Indígena del Cauca, CRIC:

“Hemos citado al Gobierno y al Presidente en el departamento del Cauca, pero no ha escuchado. El año pasado también lo citamos en Monterilla, y no llegó. Lo hemos estado llamando en otras oportunidades para presentar estos temas, y no ha sido posible. Por eso llegamos a la ciudad de Bogotá para presentar nuestra posición. El Gobierno no atiende a las regiones”, reclama.

Sobre los motivos de la manifestación, explica: “Estamos llamando la atención sobre la situación de violaciones, asesinatos y masacres en el departamento del Cauca, en el suroccidente y en todo el país. Están violentando nuestro territorio. También, para llamar la atención por la paz, el tema lo están volviendo trizas y la guerra vuelve a nuestros territorios”.

Respecto a las declaraciones de la alcaldesa López, verificamos si realmente habían pasado diez años sin una manifestación de la minga indígena en la capital del país. 

Intentamos preguntarle al equipo de prensa de la Alcaldía cuál considera que fue la última minga que se presentó en la ciudad, en lo cual sustenta su afirmación. Pero no obtuvimos respuesta a través de su equipo de comunicaciones.

En una búsqueda documental, encontramos que si bien no hay antecedentes recientes de una movilización tan nutrida como la actual, que contempla cerca de 8.000 personas, la minga sí ha estado en Bogotá en otras ocasiones.

El episodio de tamaño similar se remonta a 2008, cuando llegó a la capital una movilización que sumaba alrededor de 10.000 indígenas. En ese momento, la llegada a Bogotá también se daba después de haber citado al entonces Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, a una reunión que nunca se dio en el departamento del Cauca.

Sin embargo, aunque de menor tamaño, en los últimos años sí se han presentado otras manifestaciones indígenas en Bogotá, provenientes de distintas regiones del país, lo que también es entendido como ‘minga’.

“La minga es un término de origen quechua que significa trabajo y sentir comunitario, para resolver un problema. Es una manifestación colaborativa. Y en ese caso hacen parte de la minga tanto las movilizaciones masivas de 2008, como otras que se han adelantado sin ser tan multitudinarias”, explica Jimmy Alberto Sevilla, vicegobernador del cabildo indígena Yanaconas de Cali, en conversación con Colombiacheck.

En ese sentido, encontramos al menos tres ocasiones en las que comunidades indígenas del país se han movilizado hacia la capital.

El 26 de noviembre de 2015, alrededor de 2.000 miembros de distintos cabildos del departamento del Cauca, liderados por el CRIC, se desplazaron hacia Bogotá en el marco de una movilización que llamaron ‘Minga por la Defensa de la Vida, el Derecho a la Protesta Social y la Jurisdicción Especial Indígena’. 

“Ahí se juntaron distintas expresiones y comunidades, no solo del Cauca, sino también del Tolima y de la Orinoquía. Caminamos por la 26 [avenida El Dorado] y se llegó hasta la Plaza de Bolívar”, recuerda Silsa Arias, vocera de la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic) y secretaria técnica de la Comisión Nacional de Comunicación de los Pueblos Indígenas (Concip).

En esa ocasión, la minga indígena denunciaba violaciones a la autonomía de sus territorios y protestaba por un proceso judicial en contra de Feliciano Valencia, líder político del pueblo Nasa, hoy Senador de la República.

Después, el 11 de noviembre de 2018, cerca de 500 miembros de comunidades indígenas de Riosucio y Carmen del Darién, Chocó, se movilizaron desde sus territorios hasta Bogotá, en una minga que tuvo como objetivo reclamar atención por la incursión de grupos armados en esta región del país. En ese momento también pretendieron reunirse con el Presidente de la República (Juan Manuel Santos) pero no se dio el encuentro.

 

Asimismo, el año pasado, una comisión del CRIC y la guardia indígena del Cauca se desplazó a Bogotá para manifestar el incumplimiento de acuerdos alcanzados con el Gobierno Nacional un año antes. Esto, en el marco de un paro nacional convocado por otras organizaciones sociales.

“En 2019 hubo una comisión que vino en diciembre, con la guardia indígena. Se estuvo acompañando la defensa de la vida y derechos humanos en el marco de una movilización nacional”, menciona el líder Sánchez, del CRIC.

De modo que, si bien desde 2008 no se veía una manifestación tan nutrida de las comunidades indígenas de Bogotá, no es preciso decir que hacía diez años la minga no tenía movilizaciones en la capital del país, por esa razón calificamos como cuestionable la afirmación de la alcaldesa Claudia López.