Pasar al contenido principal

Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero

Verdadero

Viernes, 17 Julio 2020

Exguerrilleros de Farc son, en su mayoría, campesinos sin tierra para cultivar

Por Sania Salazar

Según el más reciente informe del Instituto Kroc sobre la implementación del Acuerdo Final, persisten las dificultades de los exguerrilleros para tener tierra en la cual cultivar.

El senador del Partido Farc, Carlos Antonio Lozada, aseguró en su cuenta de Twitter que “los firmantes del acuerdo de paz en su mayoría son campesinos, lo que saben hacer es cultivar la tierra, algo que justamente no tienen”. 

Colombiacheck califica la frase como verdadera, pues un censo socioeconómico de la Universidad Nacional, el más reciente informe del Instituto Kroc sobre el estado de la implementación del Acuerdo Final y la historia de las Farc como guerrilla le dan la razón a Lozada.

“Esa era la composición de las Farc y está comprobado en el censo que hizo la Universidad Nacional”, indicó Lozada a través de su oficina de prensa, además aseguró que la falta de tierra se podía verificar con la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación, CSIVI, la instancia para hacer seguimiento a la implementación del Acuerdo Final conformada por representantes del Gobierno y del ahora Partido Farc.

Según el censo socioeconómico realizado por la Universidad Nacional, el 66% de los exguerrilleros censados tienen origen rural y el 60% manifestó interés en proyectos productivos colectivos relacionados con actividades agropecuarias en granjas integrales.

En el equipo de prensa del CSIVI, componente Farc, nos dijeron que no tienen datos al respecto, que solo saben que no tienen tierra.

El cuarto informe sobre el estado de la implementación del Acuerdo Final del Instituto Kroc de Estudios Internacionales de Paz, que comprende diciembre de 2018 a noviembre de 2019, afirma que la reincorporación económica fue una de las prioridades más importantes para el Gobierno durante el periodo de estudio, lo que permitió la creación de la ruta de este proceso y la aprobación de varios proyectos productivos. Pero que “persisten algunas dificultades relacionadas con el acceso a tierras, la sostenibilidad de estos proyectos y el apoyo a las formas asociativas de los y las excombatientes”.

El informe resalta que el acceso a la tierra es importante para la reincorporación económica dado que la mayoría de los proyectos productivos son de vocación agrícola. “Aunque el Decreto Ley 902 del 2017 habilita a la ANT para comprar tierras a ser adjudicadas a entidades para el desarrollo de programas de reincorporación, el esfuerzo normativo no ha sido suficiente. La mayoría de los y las excombatientes continúan viviendo y desarrollando sus proyectos productivos en predios arrendados, lo cual afecta su sostenibilidad”.

En el trabajo “En Caldas la fuerza de los proyectos productivos de Farc la ponen los exguerrilleros”, Colombiacheck contó que varios de los reincorporados con los que habló en ese departamento han conseguido tierras para sembrar sus proyectos productivos pagándola con parte de la asignación mensual que reciben para su manutención, que un resguardo indígena cedió en comodato un terreno a un grupo de exguerrilleros para que adecuaran un estanque donde producen tilapia y que otros esperan que les aprueben los proyectos productivos que propusieron.

Hay que recordar que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc, nacieron de un movimiento agrario fundado por 48 campesinos en Marquetalia, Tolima, y que su primera declaración política se conoce como “Programa agrario de los guerrilleros” en el que explican que toman las armas para luchar por una “política agraria que entregue la tierra del latifundio a los campesinos” y para darle al campo y a sus habitantes condiciones de vida dignas. También que en esa misma lógica de redistribución de la tierra en el país está basado el primer punto del Acuerdo Final firmado entre esa organización y el Gobierno.

La base social de las Farc estaba conformada también por campesinos pobres y colonos, cocaleros y en algunas ciudades sectores marginales radicales de izquierda como lo relata Ariel Ávila en su libro Detrás de la Guerra en Colombia.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 22 Marzo 2018

¿Qué pasa si aparecen armas y dineros escondidos por las Farc?

Por Sania Salazar

Iván Duque insistió en que en el acuerdo de paz no quedaron sanciones en caso de que el inventario de bienes de las Farc quede incompleto; pero la versión final del acuerdo sí lo incluye. Les contamos de qué trata.

En entrevista con RCN Radio Iván Duque, candidato presidencial por el Centro Democrático, reiteró sus críticas a algunos puntos del Acuerdo Final entre Gobierno y Farc.

“No dejaron con precisión las sanciones ejemplarizantes para la cúpula de las Farc cuando aparezcan armas y dineros escondidos. . . esas cosas hay que modificarlas”, aseguró Duque.

Después de revisar el Acuerdo Final y las precisiones que la Corte Constitucional le hizo al acto legislativo que crea la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, Colombiacheck califica la frase como Falsa, pues dichos ajustes se incluyeron en la segunda versión del Acuerdo Final, en las normas de implementación del mismo y también las delimitó la Corte Constitucional. Es decir, las modificaciones que Duque dice que hay que hacer, ya se hicieron.

Hay que recordar que los sectores que estaban en desacuerdo con lo pactado entre el Gobierno y las Farc, conocidos como los del NO al plebiscito, incluyeron entre sus críticas la solicitud de que las Farc debían entregar bienes y dinero para reparar a las víctimas. Esta solicitud, en particular, fue del expresidente Andrés Pastrana.

Este punto se incluyó en la última versión del Acuerdo así: “Durante el tiempo que las FARC-EP permanezcan en las Zonas Veredales Transitorias de Normalización en el proceso de Dejación de Armas, representantes autorizados de esta organización acordarán con representantes del Gobierno Nacional los procedimientos y protocolos para inventariar todo tipo de bienes y activos incluidos en lo que se ha venido denominando recursos para la guerra e informar sobre los mismos”.

Colombiacheck contactó al equipo de prensa de Duque para saber por qué el candidato insiste en que no se definieron esos castigos y respondieron que lo único que hay en el Acuerdo Final acerca de esto es la frase que dice que “los bienes y activos que no hayan sido inventariados una vez concluido el proceso de dejación de armas, recibirán el tratamiento que establece la legislación ordinaria”.

Esto significa que la entrega de recursos de la guerra es una condición que deben cumplir los excombatientes para acceder a los beneficios penales de la JEP, así como seguir gozando de ellos. Por ahora, las normas lo establecen como un requisito y serán los magistrados de la JEP quienes resolverán qué consecuencias hay, en cada caso. Si el incumplimiento de esta condición implica la pérdida de todos los beneficios, el respectivo caso debe ser resuelto por los jueces ordinarios. Diana Isabel Güiza, investigadora de Dejusticia, explicó que el hecho de que este tipo de casos queden en manos de la justicia ordinaria quiere decir que en cada caso se determinarán las sanciones a imponer según el código penal.

La Corte Constitucional le hizo ajustes al acto legislativo que crea la JEP en lo relacionado con lo que señala Duque:

Estableció que le corresponderá a la Jurisdicción ordinaria investigar y juzgar los delitos “de que trata el libro segundo, capítulo quinto, título décimo del Código Penal cuando ellos se cometan sobre bienes o activos que no hayan sido incluidos en el inventario definitivo acordado y elaborado durante el tiempo que las FARC-EP permanezcan en las Zonas Veredales Transitorias de Normalización en el proceso de Dejación de Armas, y siempre que se hayan realizado actos de ejecución después de la entrega definitiva de ese inventario”.

Esos delitos son lavado de activos, testaferrato y enriquecimiento ilícito de particulares, que están entre los que refiere Duque. Es decir, a quienes estén sujetos a la JEP (entre ellos los integrantes de la cúpula de la exguerrilla) y se les comprueben hechos como estos, pasarán a ser juzgados por la justicia ordinaria y perderán los beneficios de la JEP, lo que quiere decir que podrán ir a la cárcel.

Hay que recordar que el Acuerdo Final dice que la JEP, “se aplicará únicamente a conductas cometidas con anterioridad a su entrada en vigor”, lo que quiere decir que los delitos cometidos después de diciembre de 2016 los juzgará, también, la justicia ordinaria.