Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 15 Septiembre 2020

La azitromicina no se encuentra de manera natural en las plantas

Por Jose Reinaldo Morera Molina – RedCheq

Este medicamento es un compuesto sintético que no se puede extraer del ajo, el eucalipto o la cebolla. Además, es peligroso tomar antibióticos sin orden médica.

En Facebook ha circulado en repetidas ocasiones (1, 2, 3) una cadena afirmando que el antibiótico conocido como azitromicina se encuentra de manera natural en diferentes alimentos y plantas, como el eucalipto, el ajo, la cebolla y el limón. 

Desinformación

Pero esta información es falsa.

La azitromicina, de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estado Unidos, suele formularse para tratar infecciones bacterianas como la bronquitis, neumonía o incluso enfermedades de transmisión sexual.

Durante el primer semestre del año, este medicamento se empleaba para tratar las infecciones pulmonares en pacientes COVID-19. Sin embargo, por el estudio “Antibiotics for community-acquired pneumonia in adult outpatients”, la OMS decidió retirarlo del tratamiento por los efectos contraproducentes para el sistema cardiovascular que produce su consumo en pacientes con comorbilidades.    

De acuerdo con la American Society for Microbiology, la azitromicina es un derivado de la eritromicina, un antibiótico producido a partir de la bacteria streptomyces erythreus que se encuentra en el suelo fértil. Por otra parte, Claudia Patricia Vaca González, farmacóloga docente de la Universidad Nacional, alerta sobre el peligro del consumo de antibióticos sin orden médica.

“La gente considera que tomar azitromicina puede ser el preventivo o mejorar los síntomas (de la COVID-19) y la verdad es que no. Estamos ante una gran crisis mundial por la resistencia a los antibióticos. Cualquier uso fuera de la indicación médica puede contribuir a que este problema sea más grave”, asegura Claudia Vaca.

La farmacóloga también explicó en un chequeo previo que el uso de azitromicina sin la supervisión de un profesional puede ocasionar efectos contraproducentes como arritmia cardiaca o daños en el hígado. Es por eso que la recomendación de la OMS a la población es “tomar antibióticos únicamente cuando los prescriba un profesional sanitario certificado”, pues “las bacterias mutan hasta adquirir resistencia a este fármaco”.

Azitromicina y COVID-19

Como Colombiacheck lo ha mencionado en una ocasión  anterior, no se ha comprobado que los antibióticos sean la cura para el nuevo coronavirus.  Es verdad que la OMS alerta sobre la infección pulmonar bacteriana secundaria por el SARS-CoV-2 (virus que transmite la COVID-19) y que emplean antibióticos para tratarla. Sin embargo, recientemente se ha regulado el uso de estos medicamentos. 

El 10 de agosto de 2020 la Organización Panamericana de la Salud (OPS) retiró a la azitromicina de su “Lista de medicamentos esenciales para el manejo de pacientes que ingresan a unidades de cuidados intensivos con sospecha o diagnóstico confirmado de COVID-19”. 

Los argumentos explicados en este documento que sustenta esta decisión son siguientes:    

  1. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) advirtió sobre eventos cardiovasculares mortales (arritmias) por el consumo de azitromicina.

  2. La azitromicina, de acuerdo con el estudio “Antibiotics for community-acquired pneumonia in adult outpatients” presenta significativamente más efectos adversos que otros antibióticos como la levofloxacina, la eritromicina y la claritromicina en pacientes con comorbilidades.

Siendo así, la OMS decidió retirar la azitromicina de La Lista Modelo de Medicamentos Esenciales y en su lugar se emplea la claritromicina para el tratamiento de la neumonía grave en adultos y niños mayores de cinco años.

Calificamos como falsas todas las cadenas que aseguran que la Azitromicina se encuentra de manera natural en las plantas. Este es un medicamento de origen sintético que no cura el COVID-19. Aunque a inicios de de año se utilizó para tratar afecciones pulmonares, a la fecha, tanto la OPS como la OMS no recomiendan su uso. 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 15 Mayo 2020

Rashid Buttar, el médico que dice que COVID-19 es una conspiración, da datos falsos en una entrevista

Por Laura Rodríguez Salamanca

Varios de sus argumentos han sido desmentidos. Y el medio que publica sus declaraciones aparece en la lista de sitios web de ‘fake news’ de Wikipedia.

Desde hace varias semanas miles de usuarios de redes sociales y de servicios de mensajería en todo el mundo están compartiendo y comentando una entrevista concedida por el médico Rashid Buttar al medio estadounidense Next News Network. 

Durante esta conversación el entrevistado enumera toda clase de argumentos para concluir que la pandemia del COVID-19 es un fraude y que el virus SARS-CoV-2, que la produce, fue creado en un laboratorio chino con el patrocinio de la Organización Mundial de la Salud. Todo esto para cumplir con el objetivo de “despoblar al mundo”. 

Rashid Buttar

Sin embargo, por una parte, Next News Network, el medio que difundió originalmente sus declaraciones, aparece en la lista de sitios web de ‘fake news’ de Wikipedia. “Algunos utilizan ataques de suplantación, errores tipográficos y otras estrategias engañosas para parecerse a los medios de comunicación genuinos”, se lee en la descripción del registro. 

Por otra parte, consultamos un artículo de nuestros colegas verificadores de Namibia Fact Check sobre cómo los teóricos de la conspiración en Estados Unidos se han convertido en “influenciadores” en las redes sociales de Namibia. En este se explica, citando al Huffington Post, que Rashid Buttar “ha sido reprendido formalmente por la Junta Médica de Carolina del Norte por conducta poco ética, que incluye tratamientos para pacientes con cáncer totalmente ineficaces (...) La Administración de Drogas y Alimentos [de Estados Unidos] le envió una carta de advertencia por anunciar engañosamente sus suplementos como drogas. Un expaciente también lo demandó por fraude, alegando que Buttar recomendó una terapia oncológica costosa y en última instancia ineficaz”. 

Además, Colombiacheck verificó la entrevista y encontró que, aunque algunos profesionales de la salud coinciden con un par de opiniones y preguntas sobre las decisiones de la Organización Mundial de la Salud, OMS, (que no se pueden verificar porque son eso: opiniones), muchas de sus afirmaciones son contradictorias y falsas. 

El SARS-CoV-2 se creó en un laboratorio chino con el auspicio de la Organización Mundial de la Salud

FALSO

El consenso científico es que el SARS-CoV-2 tuvo un origen natural y que no fue creado artificialmente en un laboratorio, como ya contamos en un chequeo. Además, como escribieron nuestros colegas de Chequeado, en Argentina, “los coronavirus tienen la capacidad para saltar y adaptarse de una especie a otra causando enfermedades.(...) Y un grupo de 27 científicos de diferentes países publicaron una carta en la revista científica The Lancet en la que rechazan las teorías conspirativas de un origen artificial del virus y reafirman que los estudios “concluyen abrumadoramente que este coronavirus se originó en la vida silvestre”.

En ese mismo sentido, el 11 de mayo, un grupo de investigadores de Shandong, China, publicó un estudio en la revista Current Biology sobre el hallazgo de un nuevo coronavirus en murciélagos (RmYN02), que es el más cercano al causante de la pandemia hasta el momento. Y analizando a este pariente del SARS-COV-2 concluyeron, que hay una fuerte evidencia de que el virus haya evolucionado y llegado a humanos de manera natural.

“Nos dirán que la distancia de seguridad de 1.8 metros no va a ser suficiente, que tenemos ampliarlo a cuatro metros. No hay ningún virus ni bacteria que salté cuatro metros. Simplemente eso desafía toda lógica de lo que sabemos de ciencia y medicina”

FALSO

Según un artículo publicado el 26 de marzo en el Journal of the American Medical Association (JAMMA) por Lydia Bourouiba, una profesora del Instituto Tecnológico de Massachusetts que estudia la dinámica de los fluidos y el contacto y transmisión de enfermedades, es posible que la nube de gas y las gotas patógenas expulsadas en un estornudo viajen entre siete y ocho metros, dependiendo de la fisiología del paciente y de condiciones ambientales como la humedad y la temperatura. Y esta conclusión aplica para analizar la transmisión del COVID-19.  

Mapa estornudo

Los test RT- PCR “no se pueden usar para fines diagnósticos... solo se pueden usar cuando alguien tiene una secuencia genética que ha sido identificada” 

FALSA

Buttar le atribuye esta afirmación a Kary Mullis, creador de las pruebas PCR. No encontramos registro de esa afirmación, pero lo que sí hallamos es que en febrero de 2020 se secuenció por primera vez el genoma (material genético del virus) del SARS-CoV-2 en China y, a partir de esa fecha, muchos países del mundo también lo han logrado.

SARS-CoV-2

Además, como explica Tania Valbuena, periodista, epidemióloga y vicepresidenta de la Asociación Colombiana de Periodismo y Comunicación de la Ciencia, “las pruebas de tipo PCR y las RT-PCR [que son una variación de las PCR y se llaman así por el proceso 'RT por retrotranscripción' o de conversión de ARN a ADN para lograr la detección] son moleculares y detectan directamente al agente infeccioso, y sí se utilizan para diagnosticar en las primeras etapas de la enfermedad”. Este proceso ya lo habíamos explicado también en otro artículo.

Sin embargo, hay que aclarar que, de acuerdo con un artículo publicado el 13 de mayo de 2020 por varios investigadores de la Universidad Johns Hopkins, que Valbuena nos compartió, “se debe tener cuidado al interpretar las pruebas de RT-PCR para la infección por SARS-CoV-2, particularmente al comienzo de la infección”. Y se recomienda que “si la sospecha clínica es alta, la infección no debe descartarse basándose solo en RT-PCR, y la situación clínica y epidemiológica debe considerarse cuidadosamente”. 

“Esto no es un virus. No sé lo que es, parece mal de altura o una situación de lesión hipóxica”

Buttar asegura esto en el video minutos después de decir que “el virus fue desarrollado en un laboratorio” (lo que, como ya explicamos, es falso). 

Para Valbuena esta afirmación no tiene sentido “porque toda la carrera investigativa sobre la enfermedad ha estado basada en los estudios de identificación del genoma del virus para comprobar que es la causa. Por ejemplo, Argentina y Colombia (como explicamos aquí) hacen parte de los países que han descifrado su propio genoma”. 

En esto coincide Maribel Arrieta, anestesióloga con especialización en epidemiología, para quien “los daños del organismo son ocasionados por un virus que fue identificado por distintos grupos de investigadores en todo el mundo”.
 
De hecho, existe un mapa de la mutación del virus desarrollado colaborativamente por científicos de diferentes países. 


Mapa mutación nuevo coronavirus

“Nos pondrán chips para ver quiénes se han puesto las vacunas y quiénes no”

FALSO

Esta ha sido una de las principales teorías conspirativas alrededor de la investigación para conseguir la vacuna contra el COVID-19. Y se acusa a Bill Gates de ser el artífice y financiador de este plan. Pero, como explicamos en otra verificación, esta hipótesis mezcla dos proyectos: el apoyo económico de Gates al desarrollo de la vacuna y la financiación de un proyecto de identificación digital, que no se basa en microchips, sino en un sistema de biométrico “que puede gestionar huellas digitales, escaneos de iris y otros datos”. 

“El 5G suprime al sistema inmunológico. Cuando una persona es vulnerable la vuelve más vulnerable” 

FALSO

En palabras de Simon Clarke, profesor de microbiología celular de la Universidad de Reading, en Reino Unido, en entrevista para BBC, "las ondas de radio pueden interferir en tu fisiología porque te calientan, lo cual hace que tu sistema inmunitario no pueda funcionar. Pero (los niveles de energía de) las ondas de radio 5G son diminutos y no son en lo más mínimo lo suficientemente fuertes como para afectar al sistema inmune". 

Además, las hipótesis que relacionan a la tecnología 5G con el coronavirus han sido rechazadas a tal punto que, como explicamos en otro chequeo, Youtube prohibió los videos con ese tipo de contenido. 
 

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus