Pasar al contenido principal

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Miércoles, 03 Mayo 2017

Los 'chicharrones' que revisará el Consejo de Seguridad de la ONU

Por Óscar Felipe Agudelo B.

El Consejo de Seguridad de la ONU visita por primera vez el país con sus quince delegaciones para respaldar el proceso de paz y verificar algunos aspectos de la implementación del Acuerdo Final. Colombiacheck presenta una recopilación de los temas del proceso de paz que estarán bajo la lupa. Algunos se han cumplido y en otros la ejecución de los acuerdos está en veremos.

Días históricos hay varios y hoy es uno de ellos. Por primera vez en la historia de Colombia y de América del Sur llegó el Consejo de Seguridad de la ONU en pleno, esto quiere decir que las quince delegaciones de los países que conforman dicho organismo arribaron a nuestro país para ver cómo va el proceso de paz y de paso dar un buen espaldarazo a la implementación. Al país aterrizaron los embajadores de China, Francia y el Reino Unido de Gran Bretaña, el de Estados Unidos por temas de agenda no pudo venir y el de Rusia tampoco debido a que falleció, de ambos llegó representación. Los anteriores cinco países tienen escaño permanente en el organismo. Por su parte los otros diez embajadores de los países no permanentes también llegaron: Bolivia, Egipto, Etiopía, Japón, Italia, Kazajistán, Senegal, Ucrania, Uruguay y Suecia.

La visita es histórica porque generalmente el Consejo solo viaja a países donde hay misiones de la ONU autorizadas, en este caso Colombia. En otras partes de Latinoamérica el Consejo de Seguridad ha estado en Haití y Centroamérica, zonas en la que ha habido misiones autorizadas.

El arribo de los diplomáticos no solo es un hecho histórico sino fundamental para el desarrollo de la implementación del Acuerdo Final. A continuación Colombiacheck expone algunos chequeos en los que se evidencian temáticas que tendrían que ser objeto de verificación del Consejo por cuanto se han denunciado posibles violaciones al Acuerdo Final. Colombiacheck ofrece un recuento de los puntos que le parece más primordiales aunque hay que tener en cuenta que podría haber otros incumplimientos al pacto firmado en La Habana.

Entrega de menores: ¿Un desacuerdo de fechas entre Gobierno y Farc?

Las Farc han ido entregando menores de edad de manera escalonada pero nunca han revelado de manera oficial y formal cuántos tienen y cuándo terminarán de entregar los menores de edad que están en su poder. En este punto hay un hecho importante y es que en la revisión que Colombiacheck hizo al Acuerdo Final nunca se encontró que esta organización en proceso de dejación de armas se haya comprometido con una fecha específica para entregar todos los menores de edad, por tal motivo calificamos la afirmación de Sergio Jaramillo como ligera por cuanto éste manifestó que las Farc estaba incumpliendo con la entrega de los menores. La calificamos como ligera porque no se puede exigir algo que no quedó explicito en el Acuerdo Final. Lo seguro frente al caso es que hasta abril 28 fueron entregados 76 menores al Comité Internacional de la Cruz Roja, Cicr, encargado de la recepción de los menores. En un comunicado dicho organismo manifestó que "continuará facilitando estas operaciones humanitarias de conformidad con lo solicitado por el Gobierno colombiano y las FARC-EP", es decir, faltan más menores por entregar.

Visitas a zonas veredales, otro rifirrafe entre el Gobierno y las Farc

Carlos Antonio Lozada, miembro de las Farc, ha mostrado su inconformidad por un aspecto que a su juicio se constituye una violación al Acuerdo Final. Según el líder guerrillero, la Policía y el Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MM&V) de la ONU han obstaculizado la entrada para que visitantes lleguen a las zonas en donde están concentrados los farianos. ¿En verdad las Farc tienen obstáculos para que los visiten?, esa pregunta la podría responder el Consejo, por ahora en la indagación de Colombiacheck pudimos establecer que sus palabras son engañosas.

Incertidumbre por cifra de armas que dejarán las Farc y Pifia del Presidente revela incumplimiento en dejación de armas

La dejación de armas ha sido un tema polémico y más que polémico objeto de incumplimiento por parte de las Farc. Se fijaron tres plazos para una dejación escalonada de las armas pero no se han cumplido. De unas 7.000 armas (aproximadamente) que tenían que ser dejadas van unas 1.140. El presidente Juan Manuel Santos en una ocasión metió la pata y anunció que el MM&V ya tenía 14.000 armas de esa organización pero todo resultó siendo una mentira. En la misma línea de falacias estuvo el ministro de Defensa Luis Carlos Villegas, quien sostuvo que el número de armas de las Farc era de 14.000. De inmediato el MM&V anunció que el inventario que tiene de armas rodea las 7.000. Respecto al enredo en la dejación de armas (tema en el que también han sido imprecisos los senadores Roy Barreras y Paloma Valencia) lo cierto es que no se ha cumplido con lo estipulado en el Acuerdo Final. Según lo pactado, todas las armas debían estar en poder de la ONU el pasado 1 de mayo.

Carta de las Farc a los alcaldes de La Guajira ¿violación del cese al fuego?

El señalamiento lo hizo el alto comisionado para la paz Sergio Jaramillo, luego de una carta que las Farc envió a los alcaldes de La Guajira para “adelantar de manera conjunta” acciones en “función de la implementación”. De acuerdo a la inspección de Colombiacheck y el Cerac, la carta sí se constituyó una violación al Acuerdo Final porque según lo pactado las Farc se comprometieron a no “interferir en el normal desarrollo de las funciones de las autoridades civiles, militares y de policía, así quedó explicito en acuerdo pactado en La Habana.

Por “decreto” se suspenden investigaciones a las Farc

Otra de las violaciones al Acuerdo Final fue anunciado por medio de José Miguel Vivanco, una voz internacional que dirige Human Right Watch. El funcionario internacional sostuvo que por medio de un decreto presidencial se ordenó suspender las investigaciones sobre delitos atroces a miembros de las Farc. En la comprobación de Colombiacheck se pudo establecer que la denuncia hecha por Vivanco es cierta.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 18 Mayo 2018

La FARC, Petro y un volante que no circula en Caquetá

Por Sania Salazar

El volante, que supuestamente circula en Caquetá, tiene el nombre de la antigua guerrilla de las Farc, pero múltiples imprecisiones hacen dudar sobre su autenticidad.

En redes sociales ha circulado en los últimos días notas de medios de derecha como Oiga noticias y El Nodo en las que se asegura que la Farc le está haciendo campaña al candidato Gustavo Petro en Caquetá. El supuesto volante ya había circulado en cadenas de WhatssApp.

Después de revisar el volante que supuestamente se está distribuyendo en Caquetá para invitar a votar por el candidato de la Colombia Humana, Colombiacheck califica la información como Falsa.

Primero, porque la antigua guerrilla de las Farc, como organización armada al margen de la ley que estaría distribuyéndolo, ya no existe, y porque tiene varias imprecisiones que hacen dudar de su autenticidad.

El equipo de prensa de la Farc revisó el volante y negó que haya sido autoría de ese grupo político. Según ellos, poner en un mismo documento el logo del partido legal y el escudo de guerra es una tontería que no cometería ninguno de sus integrantes.

“Las llamadas disidencias nunca pondrían el logo actual, ellos se quedan con el de guerra. ¿Qué razón tiene un tipo que dice que no cree en el proceso de paz, que esto es una traición a los ideales, para poner el logo de un partido que hizo un proceso de paz y una transición de la lucha armada a la lucha política?”, indicaron.

Además, resaltaron que sería absurdo que las disidencias, grupos desertores del proceso de paz, que siguen delinquiendo en el Caquetá y varias zonas del sur del país invite a creer en el proceso electoral y a votar, pues ellos no creen en la democracia.

Para el grupo de prensa de la Farc el supuesto volante es autoría de los medios de noticias falsas que lo están replicando. “Es la gente de la extrema derecha para meter miedo”, agregaron.

Por último, el equipo de prensa de la Farc indicó que ellos tienen medios de comunicación oficiales y legales para difundir sus comunicados y cuentas en redes sociales, por lo que no tienen por qué sacar panfletos como en la época en la que eran una guerrilla.

Autoridades en Caquetá no conocen el volante

Según el Comandante de la Policía de Caquetá, Javier Navarro Ortiz, en ese departamento no han visto circular el volante ni tienen denuncias al respecto. El oficial no se pronunció sobre la veracidad del contenido del volante.

La secretaria de Gobierno de Caquetá, Martha Rocío Ruiz, aseguró que esta semana realizaron comités de orden público y de alertas tempranas y ninguna autoridad ha alertado sobre el volante. Además, aseguró que cuando se trata de hechos que pueden ser verdad, la Policía le reporta los hechos y hasta ahora no lo han hecho.

Otras inconsistencias

El volante está a nombre de las “Fuerzas armadas revolucionarias-Ejército del Pueblo Farc-EP”, el antiguo nombre de la guerrilla de las Farc, pero al que le falta la palabra Colombia, pues el nombre completo era Fuerzas armadas revolucionarias de Colombia, Farc-EP.

Pero esa organización insurgente ya no existe, pues luego de firmar un acuerdo de paz con el Gobierno, se convirtieron en el partido político Fuerza Revolucionaria Alternativa del Común, Farc.

El logo que aparece debajo del título tampoco corresponde exactamente al de la exguerrilla. Como se puede ver en la página web de esa organización.

Además, en el texto se hace referencia equivocadamente a un “gabinete ministerial” encabezado por Rodrigo Londoño Echeverry, conocido en la vida guerrillera como Timochenko, y también por Iván Márquez, Jesús Santrich, Rodrigo Granda, Victoria Sandino, Pablo Catatumbo, Andrés París, Piedad Córdoba e Imelda Daza.

De acuerdo con los acuerdos de paz, la Farc no tendrá ministros en el nuevo gobierno, tendrá cinco representantes a la Cámara y cinco Senadores. En el Senado estarán Iván Márquez, Pablo Catatumbo, Victoria Sandino, Carlos Antonio Lozada y Sandra Marín. En la Cámara estarán Byron Pérez, Jairo Quintero, Jesús Santrich (actualmente detenido porque está solicitado en extradición), Marco Calarcá y Olmedo Ruiz.

Aunque Rodrigo Granda y Andrés París hacen parte del partido Farc, no conforman el grupo de congresistas.

Piedad Córdoba ha hecho gran parte de su carrera política en el Partido Liberal. Fue hasta hace poco candidata presidencial, cargo al que se lanzó por firmas con el comité promotor Poder ciudadano. Ella ha insistido en que no es parte de las Farc.

Imelda Daza fue la fórmula presidencial de Timochenko, aunque no hace parte del partido Farc. Ella fue militante de la Unión Patriótica, estuvo exiliada en Suecia alrededor de 25 años, de donde regreso por la esperanza de cambio que le generó el proceso de negociación con las Farc. El partido Farc anunció en marzo pasado que por motivos de salud Timochenko no continuaría su campaña electoral a la presidencia y que a través de un comunicado publicado en abril invitaron a los colombianos a “votar por los candidatos que en sus programas de gobierno demuestren mayor compromiso con la construcción de la paz estable y duradera”.

El panfleto también es inexacto al sugerir que Gustavo Petro es guerrillero actualmente, pues él hizo parte de la guerrilla del M 19, pero ese grupo se desmovilizó en 1990 y se convirtió en el partido político Alianza Democrática M19.

Además, Petro ha negado apoyo de la Farc a su candidatura.

Daniel Medellín, coordinador de juventudes de la campaña de Petro, dijo que desconocía los volantes, pero que ese tipo de hechos son muestra de la estrategia electoral de los rivales de Petro. Resaltó que la campaña de la Colombia Humana no coincide en ningún punto del programa con la de la Farc y mucho menos han llegado con ellos a ningún acuerdo electoral. “Es evidente que nos quieren asociar a la Farc, a Venezuela, ante la ausencia de propuestas recurren a este tipo de cosas, pero nosotros seguimos llenando plazas”, concluyó Medellín.