Pasar al contenido principal
Miércoles, 13 Noviembre 2019

Monseñor Monsalve no acusó a la Policía y el Ejército de manejar mafias

Por José Felipe Sarmiento

Los portales de La F.M. y una emisora del Cauca tuvieron que corregir sus notas sobre una entrevista que el arzobispo de Cali le dio a la primera, porque las titularon con frases que él nunca dijo.

Según un titular en el portal de una emisora del Cauca, el arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, dijo que “las mafias del narcotráfico son manejadas por la Policía y el Ejército”. Aunque el medio cambió luego la frase escogida para el encabezado, en redes sociales quedó el registro de esa primera versión, que Colombiacheck califica como falsa porque no se ciñe a lo que dijo el líder eclesiástico en la fuente referida.

Captura de pantalla de la búsqueda por el primer titular en Twitter

El artículo se basa en la entrevista que La F.M. le hizo al sacerdote el pasado 5 de noviembre y cuyo título también fue modificado en internet “porque no correspondía a lo que monseñor Darío Monsalve dijo literal sobre la situación del Cauca”, según anota la emisora de RCN Radio en su propia página. En principio, esta le había atribuido al religioso la afirmación de que los “indígenas sienten que mafias son manejadas por la Policía”, como también consta en Twitter e incluso al buscar en Google.

Captura de pantalla publicada en Twitter de la nota original en La F.M.

Captura de pantalla de la búsqueda de Google donde sale la nota original

Las verdaderas palabras de Monsalve fueron que “ellos [los líderes indígenas del departamento] sienten que hay unos poderes mafiosos que están manejados por la codicia del negocio de la droga y la minería ilegal”. No dijo de forma expresa, ni a nombre suyo ni en atribución a otras personas, que estas mafias estuvieran bajo el mando de la Policía o el Ejército.

El mismo arzobispo criticó en Twitter el “mal manejo” de la información. Además, el Observatorio de Realidades Sociales de su arquidiócesis replicó una columna del padre Jesús Albeiro Parra, que está bajo su jurisdicción, en el portal Colombia Plural donde se refiere al caso como una “grosera manipulación”.

Monseñor sí explicó que el rechazo de las comunidades a la presencia de la Fuerza Pública en esa región se debe a “la omisión [de esta frente a los asesinatos de guardias indígenas], porque es tan evidente que genera sospechas de vinculación”. Pero esto tampoco corresponde a la acusación que supuestamente había lanzado según los primeros titulares de ambas notas que, por tanto, eran equivocados.

Lunes, 19 Noviembre 2018

Es falso que quienes no cumplan los "decretos inclusivos" serán perseguidos

Por Sania Salazar

Samuel Ángel, Coordinador Nacional del Movimiento Ni Cartillas Ni Decretos, dijo que si no se respetan esos decretos, habrá persecución, lo que es falso.

En medio de la discusión que se está dando alrededor de los llamados "decretos inclusivos" promulgados por el gobierno anterior para adoptar medidas que eviten la discriminación por razones de orientación sexual e identidad de género diversa, se generó una polémica.

En una emisión del programa Semana en Vivo en el que se discutió sobre estos decretos, Samuel Ángel, Coordinador Nacional del Movimiento Ni Cartillas Ni Decretos, aseguró que “los decretos dicen, palabras más palabras menos, que si uno no respeta este garantismo excesivo, entonces será perseguido”.

En la cuenta de Twitter de Semana en Vivo fue publicada una frase atribuida a Ángel que resume lo que él dijo durante el programa y que va en el mismo sentido de lo que estamos chequeando:

 

 

Cuando Colombiacheck llamó a Ángel para preguntarle a qué se refería cuando aseguró que quienes no respeten los decretos serán perseguidos, él negó haber dicho lo que dice el trino, “por lo menos no en esos términos”, pero añadió: “por supuesto que tienen medidas coercitivas”.

Ángel indicó que, como en la exposición de motivos de los decretos se menciona la Ley 1482 de 2011, que penaliza actos de discriminación “por razones de raza, etnia, religión, nacionalidad, ideología política o filosófica, sexo u orientación sexual, discapacidad y demás razones de discriminación", entonces no acatar los decretos significaría enfrentarse a sanciones penales y multas.

En Colombiacheck revisamos los decretos 410 y 762 de 2018, que se adicionaron al Decreto Único Reglamentario del Sector Administrativo del Interior, a los que se refiere Ángel y concluimos que su afirmación es falsa. Los decretos no crean nuevas sanciones a quienes discriminen a la población LGBTI.

La parte de los decretos donde se menciona la ley que penaliza la discriminación es simplemente la parte donde se exponen las razones por las cuales se crean los decretos. Es decir, solo se explica por qué y para qué son necesarios. Los decretos no hablan de sanciones penales ni económicas por incumplirlos.

Ambos decretos contienen medidas para prevenir la discriminación y crear entornos inclusivos y de respeto por la diferencia, pero en ninguna parte de ambos documentos dice que se sancionará a quienes no los cumplan. Son decretos que incentivan el respeto por la diferencia, no que castigan la discriminación, porque para eso ya está la mencionada Ley 1482 de 2011.

“Los decretos no establecen ninguna sanción, no son decretos que generen castigos o penas como han pretendido desinformar, más bien premian las buenas prácticas. Lo que sí tiene penas es la ley, la discriminación es un delito en Colombia”, le dijo a Colombiacheck Luis Ernesto Gómez, exviceministro del Interior.

Gómez también aclaró que estos decretos son una respuesta a varias sentencias de la Corte Constitucional en las que ha exhortado al Gobierno a que se genere una política pública para personas LGBTI por distintas circunstancias que se han presentado.

Por ejemplo, porque se podían estar vulnerando derechos de las personas pertenecientes a esta población que están encarceladas por no tener las condiciones adecuadas. También por casos de matoneo en colegios que llevaron a suicidios por falta de un enfoque diferencial.

El del estudiante Sergio Urrego es tal vez el caso más sonado en Colombia de discriminación por orientación sexual. El joven se suicidó en 2014 después de que las directivas del colegio donde estudiaba lo discriminaron por besarse con su novio. Hay dos personas condenadas por este hecho y una sentencia de la Corte Constitucional que concluye que al joven se le violó, entre otros, el derecho a la igualdad.

El Movimiento Ni Cartillas Ni Decretos pide que ambos decretos sean derogados. El exviceminsitro explicó que esto se puede hacer con las firmas del presidente y de la ministra del Interior, tal como se promulgaron, pero advirtió que en su opinión “sería un retroceso importantísimo".