Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 10 Abril 2020

New York Times no publicó que ‘educación digital es para pobres y estúpidos’

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

El medio estadounidense sí publicó un artículo sobre las diferencias en el uso de aparatos tecnológicos que hay entre las clases sociales. Pero en ningún momento afirmó que la “educación digital sea para estúpidos”.

El pasado 23 de marzo la página losrecursoshumanos.com publicó un artículo titulado: “The New York Times: ‘La educación digital es para los pobres y los estúpidos’”. 

En el primer párrafo continúa afirmando que “el legendario periódico estadounidense The New York Times publica un extenso artículo diciendo directamente, sin parpadear que la digitalización actual va dirigida a la masa social más baja; clase media y pobres. O cómo la elite empieza a huir del mundo digital (sic)”.

A lo largo de 13 párrafos más, se extiende en lo que dice el supuesto artículo del periódico estadounidense y lo enlaza con la serie futurista de Netflix Black Mirror. 

Al final, pone una actualización el 6 de abril que dice: 

ACTUALIZACIÓN: 06/04/2020 – Para quienes han consultado al correo o por mensaje:

Enlace al artículo original del NYTimes: “La interacción humana es un lujo en la Era de las pantallas”.

Efectivamente The New York Times publicó el mencionado artículo, con el título que indica la publicación (realmente no pusieron el enlace), el 26 de marzo de 2019. Sin embargo, en ninguna parte de la nota del Times aparece la frase que titula entre comillas losrecursoshumanos.com. 

 

Revisamos el artículo original en inglés y tampoco encontramos la supuesta cita.

Efectivamente el artículo del New York Times dice que, “conforme aparecen más pantallas en las vidas de las personas pobres, las pantallas están desapareciendo de las vidas de los ricos”. Y hace un análisis sobre las diferencias en el uso de aparatos tecnológicos que hay entre las clases sociales. Pero en ningún momento afirma que la “educación digital sea para pobres y estúpidos”.

Por lo cual calificamos como falsa la publicación del portal losrecursoshumanos.com, pues aunque en el cuerpo del artículo describen correctamente la publicación del Times, el titular expone información que no dice el periódico estadounidense.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Sábado, 23 Mayo 2020

New York Times no afirmó que ‘Soros y Clinton pagaron a mujeres para acusar a Trump’

Por Ana María Saavedra

María Fernanda Cabal y José Félix Lafaurie compartieron en sus cuentas de Twitter esta desinformación que un portal en español reencauchó, pero que ya ha sido desmentida varias veces en inglés. 

El portal Mr.Capacho tituló una de sus notas así: “El New York Times revela que Soros y Clinton pagaron a las mujeres para acusar a Trump” (sic). La nota, publicada el pasado 12 de mayo, ha sido compartida en Facebook más de 600 veces y vista por más de 16.000 personas.

Asimismo, el 17 de mayo pasado, la senadora del Centro Democrático María Fernanda Cabal publicó en su Twitter la misma desinformación. Su esposo, el presidente de Fedegan, José Félix Lafaurie, retuiteó esta información.

Pantallazo del trino de María Fernanda Cabal

 

El trino de Cabal hacía referencia a la nota publicada por el portal missesreport, en la que también aseguraban que 'El New York Times revela que Soros y Clinton pagaron a las mujeres para acusar a Trump'. 

Pero esta información es falsa. El New York Times no ha hecho ninguna afirmación similar a la que le endilgan en el portal. 

En los artículos de Mr.Capacho y Misesreport se acusa tanto a Hillary Clinton, excandidata demócrata a la presidencia de EE.UU., como al millonario George Soros, creador de la fundación Open Society*. Ambos han sido blanco de desinformaciones difundidas por medios de derecha y en algunos casos relacionados con la trama rusa, como lo ha revelado The New York Times.

Según el portal Mrcarcpacho, la revelación del periódico estadounidense había sido publicada “el domingo pasado”, es decir el 10 de mayo. Pero realizamos una búsqueda avanzada de Google por contenidos del New York Times con las palabras “Soros” y “Clinton”, entre el de 1 y el 13 de mayo pasado. No apareció nada. 

Luego, realizamos la misma búsqueda sin fecha, pero ninguna de las notas que aparecieron hablaban de los supuestos pagos de los que habla Mr.Capacho.

Al buscar en Google en general, encontramos que la misma información había sido publicada en noviembre del año pasado por un portal de derecha de Estados Unidos, The Red Pilled News. Este portal, que ya no está al aire, publicó una nota titulada “The New York Times Affirms: ‘Soros & Clinton Paid Woman To Accuse Trump Of Sexual Attack’” (o “El New York Times afirma: ‘Soros y Clinton le pagaron a una mujer para acusar a Trump de un ataque sexual’”).

Nuestros colegas verificadores de Snopes y PolitiFact verificaron y desmintieron esta nota. PolitiFact concluyó que el portal “tergiversa una historia del New York Times para crear una conspiración sobre George Soros y Hillary Clinton”.

La nota del New York Times a la que se refiere es “Partisans, Wielding Money, Begin Seeking to Exploit Harassment Claims” (o “Grupos partidistas, con dinero, comienzan a intentar aprovecharse de las acusaciones de abuso sexual”).

Trump fue acusado por varias mujeres de acoso sexual antes de su elección en 2016, pero en el artículo, publicado en diciembre de 2017, se hablaba sobre cómo grupos partidistas estaban aprovechando el momento creado por el movimiento #MeToo (gracias al cual varias mujeres comenzaron a hablar de los abusos que habían sufrido y a acusar a sus abusadores) para apoyar con dinero a quienes “presentan cargos contra el presidente Trump y miembros del Congreso”. Pero no sugería que las acusaciones fueran falsas.

Además, en ninguna parte de este artículo se mencionaba a George Soros. Hillary Clinton sí aparece en el artículo, pero no se le acusa de haber pagado a mujeres para que acusaran a Trump. En cambio, el New York Times especifica que no logró encontrar alguna instancia en la que se pudiera probar que esto haya sucedido.

De otro lado, en las desinformaciones (tanto la de Red Pilled News como la de Mr.Capacho) mencionan “al reportero de investigación John Solomon, periodista de The Hill”.

Efectivamente, Solomon es reportero de ese medio estadounidense y en 2017 publicó el artículo “Exclusive: Prominent lawyer sought donor cash for two Trump accusers” (o “Exclusivo: Prominente abogado buscó conseguirles dinero de donantes a dos acusadoras de Trump”). En este artículo tampoco se menciona a George Soros, ni un pago de Clinton a las mujeres.

En un artículo de PolitiFact se revela que ‘el dominio de Red Pilled News se creó a fines de septiembre (2016), según los datos de Who.Is. Muchos de sus artículos contienen errores gramaticales, y el sitio incluye un botón de compartir para VKontakte, un sitio de redes sociales ruso que ha sido un foco de desinformación

Asimismo, indican que no pudieron “confirmar quién o qué hay detrás del sitio Red Pilled News. Pero un análisis de Hoaxy, una herramienta que detecta cuentas de Twitter automatizadas, muestra que una cantidad considerable de cuentas similares a bots han amplificado el contenido del sitio”.

Por su parte, el portal Mr.Capacho se define como “un espacio para estar bien informados con los hechos que van sucediendo día a día en economía, finanzas, misterio, conspiración, geopolítica, reinicio financiero global o reseteo económico y mucho más”.

Al buscar información de su dominio en Who.is encontramos que este fue registrado el 30 de noviembre, pero el resto de su información está oculta.

En cuanto a Mises Report, este portal fue registrado en septiembre de 2018 y al igual que Mr.Carpacho el resto de su información está oculta. 

Pero, en definitiva, es falso que The New York Times haya dicho que “Soros y Clinton pagaron a las mujeres para acusar a Trump”.

*En sus inicios en 2016, Colombiacheck estuvo parcialmente financiado por Open Society Foundations. En la sección Sobre nosotros puede conocer más información sobre nuestros financiadores actuales.