Pasar al contenido principal
Lunes, 17 Septiembre 2018

No es cierto que hayan sido destruidos dos laboratorios de coca de las Farc en Nariño

Por Ana María Saavedra

Un artículo del portal El Nodo asegura que dos complejos cocaleros destruidos en Nariño por el Ejército eran de las Farc. Sin embargo, el Ejército mismo dice que el operativo fue realizado contra la disidencia liderada por alias “Guacho”, por lo que no se le puede endilgar la responsabilidad de este laboratorio a la exguerrilla.

El artículo, titulado “ALERTA: Ejército destruye dos GIGÁNTESCOS laboratorios de COCA de las FARC en Nariño”, viene acompañado de una foto de Timoleón Jiménez, Iván Márquez, Pastor Alape y Henry Castellanos, todos dirigentes de las Farc, durante la firma del acuerdo de La Habana entre la ahora desmovilizada guerrilla y el gobierno nacional. Sobrepuesta a la foto hay una imagen de un laboratorio de coca destruido.

La nota asegura que, en “un comunicado dado a conocer recientemente, autoridades han confirmado la destrucción de dos gigantescos laboratorios de COCA pertenecientes a estructuras de denominadas ‘Disidencias’ al mando de alias ‘Guacho’”.

La nota también cita al Brigadier General Hernando Flórez Cuervo, comandante de la Brigada Especial Contra el Narcotráfico (Brcna), quien, según la nota, dijo: “en el sector hay una inminente presencia de estructuras armadas de las antiguas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) … Aquí confluyen la antigua columna móvil Daniel Aldana y el grupo Oliver Sinisterra, del que está a cargo el bandido referido como alias Guacho”.

Al buscar el origen de esta cita, encontramos que no viene de un comunicado del Ejército, sino de un artículo, del 5 de septiembre, de la revista Diálogo, una revista militar que se define como “una actividad del Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM) compuesta por un sitio web, una revista impresa y redes sociales asociadas con el objetivo de forjar alianzas y fomentar la cooperación entre naciones amigas”.

Tanto la revista Diálogo como la nota de El Nodo mencionan que la operación contra los laboratorios de coca ocurrió en dos lugares: la vereda Mayasquer y la vereda Los Brazos, ambas en el municipio de Barbacoas, Nariño.

En el caso de la revista Diálogo la información de las operaciones fue suministrada por el Brigadier General Hernando Flórez Cuervo, comandante de la Brigada Especial Contra el Narcotráfico (Brcna), como le confirmó a Colombiacheck la oficina de prensa de esta unidad militar.

Pero la nota de El Nodo confunde al mostrar un pantallazo de un portal de noticias sin nombre que dice “destruyeron laboratorios de coca en la costa pacífica caucana”. Es decir, confunden dos departamentos para reportar la información de esta nota.

De todas maneras, en la nota de diálogo se especifica que Flórez estaba hablando de una operación realizada el 8 de julio en Mayasquer, y de otra el 30 de junio en Los Brazos.

En efecto, en el boletín de prensa del 8 de julio el Ejército confirma el hallazgo del laboratorio en Mayasquer. La otra operación, en la que además hallan un depósito con cocaína, es reportada el 2 de julio en la página del Ejército y el 3 de julio en un boletín de la Fuerza Aérea.

Pero ninguno de estos laboratorios puede atribuírsele a las Farc. En todos sus reportes, el Ejército responsabiliza a alias “Guacho”.

Walter Patricio Artízala, alias “Guacho”, sí fue miembro de la columna Daniel Aldana de las Farc. Sin embargo, tras la desmovilización de las Farc en 2016 (a la que “Guacho” no se acogió), Artízala se convirtió en el líder de un un grupo de disidentes de esta guerrilla llamado “Frente Oliver Sinisterra”, que delinque en el Pacífico nariñense.

Por otra parte, los dirigentes de las Farc que aparecen en la foto que ilustra la nota de El Nodo no tienen nada que ver con estos operativos. No están mencionados en ninguno de los boletines del Ejército al respecto.

Mauricio Guerrero, sociólogo y docente de la universidad Icesi, concluye que en la nota de El Nodo hay una distorsión de la realidad. “Crean una narrativa, con la foto, para enviar el mensaje de que esas personas siguen siendo delinquiendo y que las Farc siguen delinquiendo. Es una estrategia mediática para reforzar prejuicios”.

Domingo, 07 Mayo 2017

Exsecretaria de Uribe publica trino con cifras falsas sobre el conflicto

Por Sania Salazar

Alicia Arango publicó un trino en el que señala a las Farc como único grupo responsable por la totalidad de los delitos cometidos durante el conflicto armado en Colombia y, para darle veracidad, dice que la fuente es el Centro Nacional de Memoria Histórica.

 

 

Este trino lo publicó en su cuenta personal Alicia Arango, exsecretaria privada de la Casa de Nariño durante la presidencia de Álvaro Uribe. La misma a la que en un perfil publicado por El Tiempo describen así:

“Confronta al que sea. "¡Mentira!, eso no es verdad", les replica a altos funcionarios del gabinete, para controvertir una cifra o reprochar una excusa sobre metas sin cumplir”.

Ella, a la que en el perfil describen como una delatora de mentiras y quien según su cuenta de Twitter es la actual jefe de debate de Iván Duque, el precandidato presidencial por el Centro Democrático, publicó el trino con información errada atribuida al Centro Nacional de Memoria Histórica.

Colombiacheck: Usted publicó un trino el pasado 30 de abril con cifras de delitos cometidos por las Farc, ¿de qué parte del Centro Nacional de Memoria las tomó?

Alicia Arango: Ahhh ¿el trino mío?

C: Sí.

A.A: No, es que, la verdad, ese dato me lo mandaron.

C: ¿Quién?

A.A: O sea ese me lo mandaron, unos estudios sobre el tema, yo sugiero que llamen a Alfredo Rangel…

C: ¿Por qué a Alfredo Rangel?

A.A: No me acuerdo si él, pero estoy segura que él tiene esa información.

C: Bueno, muchas gracias.

A.A: Con mucho gusto, el que tiene la información más condensada es Alfredo Rangel.

C: Usted no tomó la información del Centro de Memoria Histórica directamente, ¿se la mandaron?

A.A: Exactamente. Revisen el Twitter de Alfredo Rangel. ¡Pero la información es cierta!

Colombiacheck habló con Arango cuando ya por lo menos cuatro twitteros, entre ellos la Representante a la Cámara por el Partido Alianza verde, Angélica Lozano, le habían advertido el “pequeño” error: las cifras corresponden a delito atribuidos a todos los actores del conflicto, no solo a las Farc.

Colombiacheck comparó las cifras del trino con las del informe Basta Ya, del Centro Nacional de Memoria Histórica y confirmó que, efectivamente, son los consolidados de los delitos cometidos durante el conflicto armado en Colombia por todos los actores del conflicto. Esas cifras no son de delitos cometidos únicamente por las Farc. Por eso calificamos la información como falsa.

 

 

Hasta el pasado 4 de mayo el trino tenía 209 retweets, 19 respuestas y 86 “Me gusta”. ¿Cuántas personas habrán visto la información errada y habrán creído que es cierta? Arango tiene 20. 800 seguidores en Twitter.

La verdad sobre las cifras

Asesinados

“El informe permite confirmar que entre 1958 y 2012 el conflicto armado ha ocasionado la muerte de por lo menos 220.000 personas”: Basta Ya, página 20. Queda claro que la cifra es de las personas que han muerto por cuenta del conflicto armado en el país, cuyo único actor armado no son las Farc.

Desaparecidos
El informe toma las cifras de desaparecidos del Registro Único de Víctimas (de la Unidad para la atención y reparación integral a las víctimas) y, efectivamente, se calculan en 25.007 casos, pero se desconocen los autores de la totalidad de los hechos.

“El RUV no reporta autoría presunta en 21.423 de los 25.007 casos de desaparecidos, lo que equivale a un 85,6% del total”: Basta Ya, página 64.

Desplazados

Según las cifras publicadas por Arango, los desplazados por las Farc suman 5. 712.506 colombianos, en el informe las calculan en 5.700.000 como consecuencia del conflicto armado y dejan claro que las cifras están fragmentadas en diversas fuentes y distintos periodos de estudio.

“Según CODHES (la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento), en los diez años comprendidos entre 1985 y 1995 fueron desplazadas de manera violenta 819.510 personas. De acuerdo con el RUV, en solo seis años, entre 1996 y 2002, la cifra llegó a 2.014.893 víctimas. De acuerdo con el RUV, entre el 2000 y el 2003, el número anual de personas en situación de desplazamiento forzado superó las 300.000 personas”: Basta Ya, página 71.
“La cifra de desplazados podría acercarse a las 5.700.000 personas, lo que equivaldría a un 15% del total de la población colombiana”: Basta Ya, página 34.

Asesinatos selectivos

La cifra difundida por Arango sobre este delito tiene un pequeño error, pues dice que las víctimas fueron 16.340 y según el Centro de Memoria fueron 6 más.

“Entre 1981 y 2012, 16.346 acciones de asesinato selectivo que produjeron 23.161 víctimas. De este total, 8.903 personas fueron asesinadas selectivamente por grupos paramilitares, lo que corresponde al 38,4%; 6.406, es decir el 27,7% de las víctimas fueron asesinadas por grupos armados no identificados; 3.899 o el 16,8% fueron víctimas de las guerrillas; 2.339, correspondientes al 10,1% del total de asesinatos selectivos, los causaron miembros de la Fuerza Pública; 1.511, es decir el 6,5% de las víctimas fueron asesinados por desconocidos, 83 asesinatos, o el 0,4% del total, fueron el resultado de acciones conjuntas de grupos paramilitares y miembros de la Fuerza Pública; y finalmente 13 asesinatos fueron perpetrados por otros grupos”: Basta Ya, página 36.

Masacres

Según la imagen publicada, las Farc cometieron 1.982 masacres, pero según el estudio, hubo más grupos armados responsables.
“De las 1.982 masacres documentadas por el GMH entre 1980 y 2012, los grupos paramilitares perpetraron 1.166, es decir el 58,9% de ellas. Las guerrillas fueron responsables de 343 y la Fuerza Pública de 158, lo que equivale al 17,3% y 7,9% respectivamente”: Basta Ya, página 36.

Secuestrados

Los 27.023 secuestros tampoco los cometió solo las Farc.

“El trabajo de Cifras & Conceptos para el GMH reporta 27.023 secuestros asociados con el conflicto armado entre 1970 y 2010”: Basta Ya, página 33.
Además, el informe agrega que “de los 27.023 secuestros reportados entre 1970 y 2010,19 las guerrillas son autoras de 24.482, lo que equivale al 90,6%. Los paramilitares han realizado 2.541 secuestros, correspondientes al 9,4%. Lo anterior significa que de cada diez secuestros, aproximadamente, las guerrillas son responsables de nueve y los grupos paramilitares de uno”. Página 37.

Violencia sexual

En la sección “Estadísticas”, de la versión en internet del informe Basta Ya, aparecen las 1.754 víctimas de violencia sexual a las que hace alusión el trino de Arango, pero fueron varios los grupos armados responsables de ese delito.
“El RUV (Registro único de Víctimas) reporta presunta autoría en 748 de los 1.754 casos registrados. Entre estos, 370 fueron perpetrados por las guerrillas (49,5%), 344 por los grupos paramilitares (46%), 8 por miembros de las Fuerza Pública (1,1%), 7 por más de un autor y 19 por otros. Esta distribución pone de manifiesto que la violencia sexual perpetrada por las guerrillas pudo haber sido menos visible que la de otros actores armados”: Basta Ya, página 80.

Reclutamiento Forzado

Colombiacheck no encontró el número 6.421 en el Basta Ya. Según la imagen trinada por Arango, ese es el número de reclutados a la fuerza por las Farc, delito que en el informe llaman “reclutamiento ilícito”:
“El Programa Especializado de Atención a Niños, Niñas y Adolescentes que se desvinculan de grupos armados al margen de la ley del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar – ICBF reportó la atención de 5.156 niños, niñas y adolescentes desvinculados durante el periodo comprendido entre el 10 de noviembre de 1999 y el 31 de marzo del 2013”, Basta Ya, página 84.

El informe, en la misma página, indica además que “a partir de los testimonios de los niños, niñas y adolescentes cobijados por el Programa, se identificó como principales reclutadores a las FARC, con 3.060 casos (60%), luego a las AUC, con 1.054 casos (20%), y por último al ELN, con 766 casos (15%)”.

Un trino que manipula una investigación de año y medio

Las cifras que aparecen en el trino de Arango son el resultado de un informe del Centro Nacional de Memoria Histórica titulado Basta Ya. Para llegar a esos números, durante año y medio 10 personas cruzaron bases de datos de diferentes organizaciones, recopiladas con diferentes metodologías y en distintos periodos de tiempo con el objetivo de unificar la información. Además, el equipo revisó caso a caso para alcanzar una mayor precisión.
“Cruzar todos estos datos fue una tarea difícil, es un trabajo dispendioso, pero es una tarea que va a contribuir al esclarecimiento de la verdad”, dice Carolina Rojas, investigadora del Observatorio de memoria y conflicto del Centro Nacional de Memoria Histórica.

Actualmente están actualizando el Basta Ya para saber qué le pasó a cada una de las víctimas, para ir más allá de las cifras y saber quiénes eran esas víctimas, para conocer su historia.

Año y medio. Un equipo de 10 personas. Un trino.