Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 03 Abril 2020

No, este video no es de venezolanos botando comida en Colombia 

Por Por Indhira Suero y Ana María Saavedra

Las imágenes son de una protesta en República Dominicana contra los mercados entregados por el gobierno de ese país en la crisis por el coronavirus (Covid-19).

Un video en el que se ve a un grupo de personas protestando contra “los ladrones del gobierno”, mientras botan al piso bolsas con comida ha sido difundido en redes sociales con un mensaje contra migrantes venezolanos en Colombia.

El video ha sido compartido en Youtube, Facebook y Twitter con el texto: “Venezolanos BOTAN MERCADO que les dio COLOMBIA porque querían DINERO”, “hay les dejó: Venezolanos botando la comida que les da el gobierno!!!” o “Venezolanos botando comida en Cúcuta” (sic).

Sin embargo, entre los mensajes en Twitter una de las personas aseguraba que el video había sido grabado en República Dominicana.

En Colombiacheck nos pusimos en contacto con nuestros colegas en la red de LatamChequea, de la que hacemos parte, para ubicar el origen del video. De PoletikaRD, medio de verificación dominicano, nos confirmaron que en efecto el video había sido grabado en este país.  

Son varias las pruebas de que este video no muestra a venezolanos botando comida en Colombia.

Primero, nuestros colegas dePoletikaRD nos ayudaron a identificar que quienes aparecen en la grabación son dominicanos y, para ser más específicos, son originarios de la región norte de ese país. Esto es claro por sus acentos. En el norte de la República Dominicana en algunas ocasiones se cambia la pronunciación de “r” y “l” por “i”. Así, en lugar de decir “el diablo”, dicen “ei diablo” en los primeros minutos del video.

Al realizar una búsqueda avanzada en Twitter con la frase ‘Botan la comida en República Dominicana” encontramos varios trinos publicados entre el 30 y 31 de marzo.

Uno de ellos fue esta publicación de @DoctorFarola, una cuenta que parodia a Ernesto Fadul, un comentarista que tiene un canal en Youtube.

El video era atribuido a otra cuenta de Twitter: @gato7676. 

 

Precisamente, en esa cuenta se indicaba que la protesta se presentó en el municipio de Constanza, en la provincia La Vega (ubicada al norte del país).

Sin embargo, este tuitero desconocido señala que las personas son del PRM (Partido Revolucionario Moderno), lo que no podemos establecer.

Lo que sí se evidencia, al analizar el video, es que este muestra el descontento de ese grupo de ciudadanos, debido a la cantidad de alimentos que les fue entregado por el Plan de Asistencia Social de la República Dominicana como parte de la ayuda que deben recibir las familias de escasos recursos ante la crisis del coronavirus en el país. 

Se evidencia, además, que las bolsas que rompen tienen plasmada la bandera dominicana con los colores rojo, blanco y azul. Todas las bolsas que entrega el gobierno tienen la bandera y el nombre de la entidad, en este caso Plan Social.

En los primeros minutos del video, uno de los que bota la comida dice que pronto “se van”, refiriéndose al partido de gobierno (Partido de la Liberación Dominicana). El “se van” fue el lema de las protestas en todo el territorio de República Dominicana, a raíz de la suspensión, por primera vez en la historia democrática dominicana, de las elecciones municipales el pasado 16 de febrero,.

Las elecciones presidenciales y legislativas están programadas para el 17 de mayo de 2020, por eso la frase de: “pronto se van”.

Foto bolsa entregada por el gobierno dominicano

Bolsa del plan social del gobierno dominicano

Foto del video

foto de bolsa en el video 1

Es así como es falso que la protesta en la que se botan mercados sean ciudadanos venezolanos. Tampoco es cierto que este hecho haya ocurrido en Colombia. 

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 13 Mayo 2020

Con ‘la vacuna obligatoria para la Covid-19’ no se implantará un chip creado por Bill Gates

Por Laura Rodríguez Salamanca

Medios y pastores cristianos defienden esta hipótesis que combina argumentos falsos e inconexos.

Desde hace unas semanas, circula redes en sociales una hipótesis, según la cual existe una relación entre las investigaciones para la vacuna contra la COVID-19 y la futura implantación de un microchip supuestamente creado por el multimillonario Bill Gates para vigilar a la población. Con base en esta hipótesis, en las publicaciones se recomienda no acceder a la aplicación de la vacuna cuando esté lista.

Pero toda esta información es falsa.

Muchos usuarios, en su mayoría medios y pastores cristianos, han compartido esta hipótesis. Encontramos publicaciones al respecto en cuentas argentinas, peruanas y colombianas. En el caso de nuestro país, se viralizó un video de una conversación entre los pastores colombianos Miguel y María Paula Arrázola, y el pastor de origen dominicano Ruddy Gracia, en la que este último señala que “detrás de todo esto [la pandemia de COVID-19] hay un grupo élite a nivel global que está preparándose para poner una vacuna obligatoria y, detrás de esa vacuna obligatoria, poner un chip que se llama ID 2020 hecho por el señor Bill Gates”. 

Pero esta hipótesis se basa en una combinación de falsedades y de hechos verdaderos, pero inconexos. Nuestros colegas verificadores de La Silla Vacía le pusieron la lupa a esta desinformación y escribieron: “Esa teoría conspirativa mezcla dos elementos diferentes: la financiación de vacunas de la Fundación Gates y las investigaciones que se llevan a cabo sobre identidad digital”. 

Por una parte, es evidente tanto en el blog de Gates como en la página de web de la Fundación Bill y Melinda Gates, que estos multimillonarios han dedicado gran parte de sus inversiones filantrópicas a las vacunas. Y por supuesto, están involucrados en el desarrollo de la vacuna contra la COVID-19. Pero, como dijo La Silla Vacía, ninguna de estas investigaciones se relaciona con microchips implantados. 

El 30 marzo el propio Gates escribió en su blog: “Para COVID-19, el desarrollo financiero no es un problema. Los gobiernos y otras organizaciones, incluida nuestra fundación (...), han dejado en claro que apoyarán todo lo que sea necesario para encontrar una vacuna. (...) El sector privado, los gobiernos y nuestra fundación comenzarán a identificar instalaciones para fabricar diferentes vacunas potenciales”.
 

Por otra parte, aunque hay fondos de la Fundación Gates que se destinan a la investigación sobre identificación digital, nada tienen que ver con la implantación de microchips para violar la privacidad. 

GAVI, la Alianza de Vacunas, es una organización público-privada que se construyó gracias a los aportes de los Gates y que ha recibido de su fundación más de 4.000 millones de dólares. Hoy día hace parte de los socios fundadores de la Alianza ID 2020 [La supuesta creadora del microchip], que según su página web, desde 2016 aboga por la protección de la privacidad para la identificación digital. 

Este propósito va en contravía del supuesto control y abuso de la privacidad que se está difundiendo en redes sociales. De hecho, los “requisitos centrales” que ID 2020 exige para esa identificación digital son que sea privada, portátil, persistente y personal. 

Además, la solución que la alianza propone, de acuerdo con la página web de Accenture, otro de los socios, consiste en una plataforma [de nuevo, no en un microchip] de servicios de identidad que permite acceder y compartir información sin la preocupación de usar o perder la documentación en papel, y que aprovecha un sistema biométrico que puede gestionar huellas digitales, escaneos de iris y otros datos. 

Fuera de contexto

Otro de los argumentos con los que se ha sustentado la acusación a Gates de querer implantar un chip a través de la vacuna contra el COVID-19 es un supuesta confesión del propio magnate. Diversos medios y blogs lo han publicado. Por ejemplo, el 27 de marzo La Matrix Holográfica publicó un artículo titulado “Comienzan a enseñar sus cartas: Bill Gates anuncia que implantará microchips para combatir Covid-19 y rastrear las vacunas”.

Pero este tipo de artículos, citan y sacan de contexto las respuestas de Gates en una sesión de preguntas que ofreció en la red social Reddit hace un mes. Hicimos una búsqueda avanzada con palabras como “digital, identificación, Covid-19” en los miles de mensajes del registro de la conversación. 

Encontramos que uno de los usuarios le pregunta “¿Qué cambios vamos a tener que hacer en la forma en que operan las empresas para mantener nuestra economía y proporcionar distanciamiento social?”. A lo que Gates responde: “La cuestión de qué empresas deberían continuar es complicada. Ciertamente, el suministro de alimentos y el sistema de salud (...) Eventualmente tendremos algunos certificados digitales para mostrar quién se recuperó o se hizo la prueba recientemente o, cuando tengamos una vacuna, quién la recibió”. No escribió nada más; no habló de microchips. Pero esta frase se usó para soportar la desinformación. 

Finalmente, nuestros colegas de Animal Político, en México, chequearon otra de las tantas versiones de la hipótesis, que se publicó en Youtube, y la calificaron como falsa. 

Por todas estas razones, le otorgamos esta misma calificación a las publicaciones que difunden la idea de que con una supuesta vacuna obligatoria para la Covid-19 se implantará el microchip ID 2020, creado por Bill Gates para vigilar a la población mundial.
 

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus