Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Martes, 28 Enero 2020

No hay evidencia que relacione conclusivamente el consumo de murciélagos con el brote de coronavirus de 2019

Por Flora Teoh – Health Feedback

Los murciélagos sí son anfitriones de varios tipos de coronavirus, pero no hay evidencia que respalde la afirmación de que el coronavirus de 2019, que se originó en Wuhan, China, fue transmitido a humanos que comieron murciélagos.

Aunque los murciélagos vendidos en el mercado de carne fresca de Wuhan, donde comenzó el brote, pueden haber sido la fuente de la infección de coronavirus, muchos otros tipos de carne animal vendida en el mercado también pueden ser una posible fuente. No hay suficiente evidencia científica que sugiera que los murciélagos, y no las jinetas, las serpientes, u otras carnes de animales portadores de coronavirus, causaron el brote.

La afirmación de que el brote de coronavirus de 2019 fue causado por personas que comían murciélagos fue publicada en varios medios, incluyendo el Daily Star, The Sun e Infowars, y muchos artículos se volvieron virales en Facebook en menos de un día de la publicación de esta información.

Les preguntamos a científicos que están investigando el coronavirus (que se originó en Wuhan, China, y que tentativamente ha sido bautizado como 2019-nCoV) si hay alguna evidencia científica que respalde la afirmación de que comer murciélagos está relacionado con el brote del virus.

El profesor Linfa Wang, director del programa de Enfermedades Infecciosas Emergentes de la Escuela Médica de Duke y la Universidad Nacional de Singapur (Duke-NUS) en Singapur, explicó que, aunque informes recientes muestran similitudes genéticas entre un coronavirus encontrado en murciélagos y el 2019-nCoV, esto por sí solo no indica si ha ocurrido una transmisión directa de murciélago a humano.

La viróloga y profesora adjunta de Duke-NUS Danielle Anderson dijo: “las noticias que están circulando sobre la sopa de murciélago son una mezcla de drama y ciencia fiable. Eso, desafortunadamente, le da al lector la impresión errada de que las afirmaciones tienen sustento”.

La profesora Anderson explicó que, para concluir que el brote fue causado por comer sopa de murciélago, todos, o por lo menos la mayoría de los 41 pacientes que inicialmente se contagiaron de la enfermedad, tendrían que haber preparado o comido sopa de murciélago. Sin embargo, ningún reporte indica que este haya sido el caso y la profesora Anderson dice que la probabilidad de que este escenario haya ocurrido es baja.

En vez de relacionarlo con el consumo de murciélagos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reporta que todos los casos iniciales de 2019-nCoV han sido relacionados con exposición a un mercado de comida de mar en particular en Wuhan que también comercia otro tipo de animales. La OMS, de igual manera, reporta que otras especies animales, además de los murciélagos, pueden ser portadores de coronavirus y que los coronavirus pueden transmitirse de animales a humanos por rutas que no son el consumo, como partículas suspendidas en el aire (aerosoles). Es mucho más probable que el contacto humano con el coronavirus y las primeras infecciones hayan ocurrido al manejar material infeccioso de animales, como sangre, saliva o heces, durante el proceso de matanza en el mercado.

Estos artículos de la revista Time y de The Guardian ilustran cómo la preferencia cultural que existe en China por consumir carne recién sacrificada fomenta la existencia de mercados de carne fresca, que almacenan una variedad de animales vivos, en los que los espacios reducidos y la higiene deficiente pueden conducir a transmisiones y brotes de enfermedades zoonóticas.

En conclusión, el origen del brote de coronavirus de 2019 aún está siendo investigado, aunque las primeras evidencias sugieren que probablemente se originó en un mercado de carnes y pescados frescos. En este momento, la afirmación de que el brote fue causado por comer sopa de murciélago es puramente una especulación sin soporte.

Este artículo fue publicado originalmente por Florah Teoh en Health Feedback el 26 de enero de 2020. Este contenido es traducido y reproducido aquí como parte de #CoronaVirusFacts, un esfuerzo global liderado por la International Fact-Checking Network, IFCN (de la cual Colombiacheck es miembro), para combatir la desinformación al respecto del brote de coronavirus en el mundo.

Una lista completa de referencias puede ser consultada en el artículo original en inglés.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Viernes, 17 Abril 2020

Claudia López no se burló de pymes bogotanas

Por Sania Salazar

Una página acusó a la alcadesa de burlarse de los pequeños y medianos empresarios al calcular su flujo de caja en cuarentena, pero en realidad sacaron de contexto declaraciones de la secretaria de Desarrollo económico.

El portal de internet Oiga Noticias acusó en un titular a la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, de burlarse de las pequeñas y medianas empresas, pero en el cuerpo del texto asegura que fue la secretaria de desarrollo económico del Distrito, María Carolina Durán Peña, quien aseguró que “las empresas de Bogotá tienen 65 días de caja para aguantar sin vender un fríjol”. Lo que el portal calificó como una burla.

La información se basa en un entrevista que Durán Peña concedió a Noticias Caracol y en un trino de la cuenta de Twitter @bogotamuyfirme, en la que califican de burla a las pequeñas y medianas empresas de Bogotá la frase de la funcionaria. 

Colombiacheck califica la información como cuestionable, porque no fue la alcaldesa la que dijo la frase que destaca Oiga noticias y porque ese portal publicó la entrevista incompleta, y la falta de contexto hace que se malinterprete la intervención de la secretaria de desarrollo económico de Bogotá. 

 

Al ver completa la entrevista a Durán Peña se evidencia que, antes de decir la frase indicada por el portal, explica que en Bogotá hay tres tipos de economía: la informal, en la que se agrupan las personas que viven del día a día (vendedores ambulantes); la de quienes son informales por elección, debido a distintas razones (artesanos campesinos); y el sector de los formales. 

La secretaria asegura que los sectores antes mencionados tienen muy bajo nivel de caja, es decir, dinero para pagar gastos. Finalmente, concluye que las cifras que analizan indican que si esos tres sectores cesan actividades completamente solo tienen dinero para sobrevivir 19 días.

Después, la secretaria menciona las pymes (pequeñas y medianas empresas) y las grandes empresas y ahí es donde dice: “estas empresas (todas las anteriores), en 65 días, si no vendieran un producto más, un fríjol más, se quedarían sin caja. Pero estamos asumiendo que no venden nada, cosa que no es cierta, ahí es donde empiezan las medidas a trabajar, esto es si, literalmente, no volvieron a vender nada”.

Y agrega la funcionaria: “tenemos que el 75 por ciento de las empresas de Bogotá región tienen 65 días de caja para aguantar si no venden ni un fríjol, cosa que no es cierta porque también van a poder vender, es ahí donde entran estas economías (los emprendimientos) a jugar un rol muy importante y ahí conecta con lo de domicilios porque todos estos (las economías antes mencionadas), incluyendo los artesanos, los campesinos, se tienen que transformar en modelo de negocio y tienen que ver ante la adversidad una oportunidad, porque a través de estas economías digitales es que vamos a poder mitigar y sobrellevar los efectos del Coronavirus en la economía”.

Finalmente Durán Peña explica la estrategia del Distrito “Bogotá solidaria en casa”, con la que han ayudado a la población vulnerable de la ciudad con dinero, bonos canjeables, mercados y kits de aseo, y otra estrategia llamada “Economía de la contingencia”, con la que esperan impulsar medidas que les ayuden a solventar la situación a las pymes y a las grandes empresas.

Así que, aunque es cierto que una funcionaria de la alcaldía de Claudia López dijo la frase textual que le endilgan, la afirmación fue editada y sacada de contexto.