Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Jueves, 19 Noviembre 2020

No se ha demostrado que en Pensilvania hayan aparecido más de 21.000 muertos en lista de votantes

Por Laura Rodríguez Salamanca

La desinformación surgió a raíz de una denuncia que interpuso en octubre el grupo legal conservador Public Interest Legal Foundation, pero que el juez estatal no admitió por falta de evidencia.

El portal Oiga Noticias, al que hemos chequeado en varias oportunidades, difundió dos artículos con afirmaciones erróneas y titulados “En Pensilvania permitían que los muertos votaran” y “En Pensilvania aparecieron más de 21.000 muertos en la lista de votantes”

Los artículos, de solo dos párrafos, sostienen que “Pensilvania dejó los nombres de más de 21.000 personas muertas en las listas de votantes”, afirmación sobre la que no hay alguna evidencia, más allá de una demanda, sobre la que no se dan mayores detalles en el artículo, que fue desestimada. 

En estos artículos además se señala que, aunque Donald Trump tenía “una ventaja clara” el primer día de las elecciones en ese estado, “luego de una serie de denuncias por irregularidades, entre ellas permitir votar a los muertos, ha sido superado por Joe Biden”. Lo que tampoco es cierto, como hemos explicado en otros artículos.

Las dos publicaciones, de acuerdo con la herramienta de monitoreo de redes sociales CrowdTangle, han sido compartidas en Colombia en grupos de Facebook como Uribe Senado, Bogotá Uribista, Soy Colombia No, Centro Democratico Bogotá, Amigos de Uribe y Uribe Noticias. 

Pero las afirmaciones de esos artículos son cuestionables, porque el juez a cargo de decidir sobre la demanda en la que se basa la información determinó, el pasado 20 de octubre, que ésta presentaba errores en la sustentación. 

El pasado 15 de octubre, dos semanas antes de las elecciones, el grupo legal conservador Public Interest Legal Foundation demandó a la secretaria del estado de Pensilvania, Kathy Boockvar, que es demócrata, “por no mantener listas de votantes precisas y actualizadas, como lo requiere la ley federal”.

En su alegato, el demandante sostuvo que, según sus propios hallazgos, “al 7 de octubre de 2020, al menos 9.212 inscritos han muerto durante los últimos cinco años, al menos 1.990 inscritos han estado muertos durante los últimos diez años y al menos 197 inscritos han estado muertos durante al menos veinte años”. Además, asegura que “Pensilvania dejó los nombres de más de 21,000 personas muertas [exactamente 21.206] en las listas de votantes menos de un mes antes de una de las elecciones generales más importantes para los funcionarios federales en muchos años”. Y, por eso, el grupo conservador pidió impedir que estas personas votaran con una medida cautelar. 

El caso alentó a los líderes de opinión y usuarios de redes sociales a compartir información, especialmente desde principios de noviembre, sobre los supuestos 21.000 muertos inscritos para votar, pero además señalando que esta era la muestra de un posible fraude a favor de Joe Biden. 

Según reportó el New York Times, “Breitbart News, la publicación de derecha, escribió un artículo al respecto. Otros luego lo citaron como evidencia de que los demócratas estaban tratando de robarse las elecciones. Rudy Giuliani, el abogado personal del presidente Trump, compartió el artículo en Twitter y recopiló 74.800 me gusta. Diamond and Silk, el popular dúo de redes sociales pro-Trump, publicó sobre el rumor en Facebook. Y el representante Matt Gaetz, un republicano de Florida, trinó: ‘El voto muerto parece haber favorecido abrumadoramente a Joe Biden".

Sin embargo, lo que ni los políticos estadounidenses que ha compartido la información, ni Oiga Noticias han referido en sus publicaciones es que, de acuerdo con nuestros colegas verificadores de FactCheck.org, el grupo conservador no logró convencer a un juez federal en octubre de que su lista [de votantes muertos] era precisa y, por lo tanto, ese juez se negó a aceptar la demanda en la que se basan las desinformaciones. 

El juez John E. Jones III explicó en la decisión que no aceptaba la moción porque la medida solicitada [una medida cautelar para que quienes aparecían en las listas no votaran] solo se puede conceder “si se demuestra claramente que el demandante tiene derecho a dicha reparación”. Pero el material presentado por Public Interest Legal Foundation no presentaba “apoyo fáctico” para llegar a dicha conclusión. 

Contrario a esto, el juez escribió: “Si le concediéramos al demandante la reparación preliminar solicitada, el status quo en este caso se alteraría irreparablemente: si las personas supuestamente fallecidas son removidas, pero de hecho están vivas, no pueden votar en las elecciones de 2020. No habría nada que pudiéramos hacer para paliar ese hecho en un juicio sobre el fondo”. 

Una de las razones que incluyó Jones en su argumentación fue que “la lista ofrecida por el demandante, de 21.206 votantes registrados supuestamente fallecidos, no cuenta toda la historia”. Esto porque, de una lista de 9.300 votantes registrados fallecidos que Public Interest Legal Foundation envió inicialmente para su consideración en la demanda, “aproximadamente 5,000 no aparecieron en las listas de septiembre u octubre del demandante”. 

Esto, para el juez, “podría ser resultado de una serie de factores, incluidas las deficiencias en los procedimientos de extracción de datos del demandante” o “de los esfuerzos del estado y del condado para eliminar a los votantes no elegibles”. 

Pero en cualquiera de los casos, este error, para el juez, demostraba vacíos en la exposición del demandante. Y, en palabras de FactCheck.org, “la discrepancia llevó a la corte a "cuestionar seriamente cuántos votantes en la lista [de la organización legal] han fallecido''.

De hecho, el juez anotó que, aunque no dudaba de la buena fe con la que el demandante recabó los datos para determinar la lista de votantes fallecidos, consideraba que la información presentada “fácilmente podría ser idéntica en varios individuos” y que el demandado no tenía tiempo para verificar la lista de manera independiente. Entonces, decidió no privar al electorado de su derecho “sin previo aviso o sin una investigación adecuada sobre la base de una empresa especulativa y mal enmarcada lanzada en esta fecha tardía”. 

Después de la emisión de la decisión de la corte, de acuerdo con los chequeadores estadounidenses, la organización legal presentó una queja enmendada el 5 de noviembre en la que alegó “que entre las elecciones de 2016 y 2018, se emitieron un total de al menos 216 votos "por (o al menos en nombre de)" personas que habían muerto antes de las elecciones. [Pero la organización] no proporcionó ninguna evidencia para el reclamo en la queja”. 

Sin embargo, como escribimos en otro chequeo reciente, aunque es posible que estos casos se presenten, eso no quiere decir que esas papeletas representen una parte significativa de todos los votos emitidos y mucho menos de que, como escribió Gaetz, esto demuestre un fraude en contra de Trump. 

Ya que no se ha comprobado que la evidencia en la que se basan los artículos de Oiga Noticias tengan alguna validez, los calificamos como cuestionables.

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 23 Noviembre 2020

La mafia no marcó votos a favor de Biden en Pensilvania

Por Mónica Ospino Orozco

Una publicación en Facebook reproduce la desinformación de un medio estadounidense que aseguró, sin pruebas, que un jefe de la mafia de Pensilvania marcó 300.000 boletas electorales fraudulentas a favor de Joe Biden en ese estado. Comprobamos que todo es falso.

Las elecciones de Estados Unidos siguen siendo blanco de las desinformaciones virales, que han sido alimentadas por los reclamos del presidente Donald Trump de que fue víctima de fraude y que por eso perdió su oportunidad de ser reelegido.

En este video publicado en Facebook y que reproduce la desinformación de un diario llamado The Buffalo Chronicle, se ha hecho viral en Colombia. En este, una voz en off, asegura que un jefe de la mafia italiana de Pensilvania conocido como Joseph Salvatore Merlino habría participado en un esquema de fraude del partido Demócrata, que consistió en marcar con marcadores Sharpie, al menos 300.000 boletas electorales a favor del candidato y hoy presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden.

La publicación, que ya cuenta con más de 2200 reproducciones y 257 comentarios, sin embargo, ya ha sido marcada por la red social Facebook con un aviso de advertencia de contenido falso, pues nuestros colegas de AP lo verificaron.

La denuncia de fraude del mencionado video comienza así: “la sombra de la duda sobre el resultado de la elección presidencial en Estados Unidos no se disipa. Ahora, surgen nuevos testimonios que testifican la participación de organizaciones criminales detrás de la emisión fraudulenta de votos en el estado de Pensilvania. De acuerdo con medios de la zona hay indicios de que organizaciones criminales vinculadas con la mafia italiana que opera en Filadelfia estuvieron detrás de una operación para amañar al menos 300.000 votos a favor del candidato demócrata Joe Biden. La arriesgada acción fue atribuida al jefe criminal Joseph Salvatore Merlino, de acuerdo con el diario The Buffalo Chronicle. La motivación para los mafiosos sería recuperar la influencia política hace tiempo perdida allí”.

La publicación ya fue chequeada por nuestros colegas de la sección de chequeo de datos de la agencia The Associated Press, AP, que encontraron que “John Meringolo, abogado de Merlino, calificó las afirmaciones como una ‘ficción’. El abogado neoyorkino dijo a The Associated Press en una llamada que él y su cliente niegan categóricamente todo lo que se dice en el texto. Agregó que la afirmación que circula puede ser desmentida a través del hecho de que su cliente ya no está en Filadelfia y no tiene autorización para salir de Florida. Merlino se encuentra actualmente en libertad supervisada después de haber permanecido en una prisión federal”.

De acuerdo con la indagación de AP, “Merlino se declaró culpable de un cargo por apuestas en 2018 después de que un jurado no logró consenso en un juicio criminal en el que él enfrentaba cargos más severos como crimen organizado y fraude. Inicialmente había sido sentenciado a 24 meses en una prisión federal, y a un año de libertad bajo supervisión en el Distrito Sur de Florida, de acuerdo con registros judiciales”.

Por su parte, Jane Roh, una vocera de la Oficina del Fiscal de Distrito de Filadelfia, dijo a la AP en un correo electrónico que “nada que coincida con la descripción de lo que se dice aquí ha sido reportado para su investigación criminal al Grupo Especial Electoral en Oficina del Fiscal de Distrito”.

Adicionalmente, AP, consultó a varios expertos electorales estadounidenses que confirmaron que un fraude como el descrito sería prácticamente imposible.

“Mathew Weil, director del Proyecto de Elecciones en el Bipartisan Policy Center, dijo en un correo electrónico a la AP que si este esquema hubiese ocurrido, se habrían registrado 300.000 boletas electorales excedentes en el conteo oficial. “Eso obviamente es falso y sería fácil detectarlo en la revisión de boletas”, dijo.

Marc Meredith, politólogo de la Universidad de Pensilvania, dijo a la AP en un correo electrónico que “existen muchos candados” para prevenir que ocurra el tipo de fraude que se describe en la historia sin que sea detectado.

Así que tras este análisis concluimos que la publicación de Facebook que asegura que la mafia participó en un esquema de fraude en favor de Biden es falsa.