Pasar al contenido principal
Sábado, 07 Octubre 2017

“Nueve millones de colombianos están por debajo del umbral de pobreza”

Por Sania Salazar

La frase es de la precandidata presidencial Piedad Córdoba, quien redondea la cifra por encima y utiliza el número de un tipo de pobreza distinto al que ella se refiere.

En una entrevista con el medio digital español eldiario.es la precandidata presidencial Piedad Córdoba aseguró que en Colombia hay nueve millones de personas por debajo del umbral de pobreza y que sin una economía sana no es posible garantizar la paz.

 

 

Córdoba, quien en agosto pasado inscribió ante la Registraduría el comité promotor de la recolección de firmas Poder ciudadano para ser candidata presidencial, mencionó la cifra cuando le preguntaron si corría riesgo el proceso de paz con las Farc.

“Las FARC han dejado las armas pero ahora hay toda una tarea por delante de construcción de un Estado. Es decir, 9 millones de personas por debajo del umbral de la pobreza es una cifra absolutamente provocadora en términos de desestabilización social. Con un salario mínimo de 240 dólares al mes una familia no puede sobrevivir. En el momento en el que estamos, vamos hacia la repetición del conflicto si no hay una reforma económica de Colombia”, fue la respuesta completa de Córdoba.

Después de consultar las cifras de pobreza del Dane, Colombiacheck califica la afirmación como inflada, no solo porque la candidata redondea por encima la cifra, sino porque relaciona la economía con el conflicto, sobre lo que los expertos en el tema no han encontrado consenso.

Según la oficina de prensa de Piedad, ella se basó en el dato del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, que indica que en 2016 la pobreza multidimensional en Colombia fue de 18% para sacar sus propios datos.

Según el DANE, en Colombia hay dos metodologías para medir la pobreza: la Pobreza Monetaria que compara el ingreso en los hogares con el valor de la línea de pobreza (esta incluye la medición de la pobreza extrema) y la Pobreza Multidimensional que evalúa cinco dimensiones: condiciones educativas del hogar, condiciones de la niñez y la juventud, trabajo, salud y acceso a servicios públicos y condiciones de la vivienda.

Las cifras más recientes son de 2016 e indican que en Colombia la pobreza monetaria es del 28% (13.268.000 personas) dentro de los que están 4.003.000 personas en condición de pobreza extrema, es decir el 8,5% de la población, y la pobreza multidimensional (a la que se refirió Córdoba) del 17,8% (8.586.000 personas).

En conclusión, Córdoba utiliza la cifra de pobreza multidimensional para referirse al umbral de pobreza, que se mide con la metodología de pobreza monetaria, lo que no se puede hacer, pues son medidas diferentes, explicaron en el DANE.

Córdoba aseguró también en su respuesta a eldiario.es que con un salario mínimo de 240 dólares una familia no puede sobrevivir. Esa cifra corresponde a 705.882 pesos (al cambio de hoy) y el salario mínimo en el país (sin subsidio de transporte) está en 737.717. Según explicaron en el Departamento de Planeación Nacional, si una familia de cuatro integrantes recibe en Colombia 966.692 pesos o más, no es considerada pobre.

¿Qué relación hay entre la economía y la paz?

El profesor de economía de la Universidad Javeriana, Jorge Restrepo, explica que no hay consenso sobre si es posible o no relacionar la pobreza y el conflicto. “Claro que las condiciones de pobreza generan condiciones que favorecen actividades riesgosas, pero no es suficiente con eso para explicar la emergencia del conflicto ni tampoco para explicar que un acuerdo de paz o una transición hacia el posconflicto tenga éxito, es decir, no es una condición suficiente, más sí, tal vez, necesaria para una sociedad en presencia con conflicto”.

En el artículo “Pobreza y conflicto: ¿Afecta el conflicto la pobreza? publicado en abril de 2012, la economista Ana María Ibáñez dice que el conflicto armado en Colombia “puede ser parcialmente” responsable de la poca efectividad de los programas para disminuir la pobreza y la desigualdad cuando se compara al país con los vecinos. “La violencia armada tiene un impacto desproporcionado sobre la población civil y, en particular, sobre la población pobre rural. Esto, además de significar una victimización de los hogares, destruye activos, inhibe la inversión y debilita los mercados”.

El texto titulado “Guerras y violencias en Colombia. Herramientas e interpretaciones” coincide en que la relación entre pobreza y conflicto es bastante compleja, pero menciona un elemento sobre el que sí hay consenso, que el conflicto tiende a afectar desproporcionadamente a los pobres.

El texto indica que el conflicto afecta a la economía indirectamente debido a que la inversión en actividades productivas se desvía al sector de defensa y esto hace que se reduzca el potencial de crecimiento y la posibilidad de mejora de las condiciones de vida de los más pobres. También menciona que los conflictos violentos tienen efectos indirectos duraderos sobre el bienestar de los individuos y las comunidades más pobres a través de la destrucción de capital humano (la inseguridad humana, menor acceso a servicios públicos como educación, salud y polícia.

El documento menciona además, que aunque hay un acuerdo en la literatura sobre los canales mediante los cuales el conflicto empeora las condiciones de pobreza, la hipótesis según la cual la pobreza causa el conflicto es más problemática.

“La pobreza y el lento desarrollo económico en Colombia tienen raíces históricas profundas. La combinación de una distribución desigual de la riqueza (tierra) y del poder político dio lugar a instituciones económicas y sociales que reprodujeron en el tiempo la estructura excluyente del poder económico y político. Una de las consecuencias fue la provisión insuficiente de bienes públicos como educación, salud, y servicios básicos para los pobres, carencia o tímidas políticas de redistribución de activos (tierra, por ejemplo) y acceso limitado al poder para nuevos actores sociales y políticos”, concluye el análisis.

Martes, 22 Mayo 2018

Atlántico, la fuerza electoral de Vargas Lleras

Por Ana María Saavedra

En dos manifestaciones en Barranquilla, lideradas por Efraín Cepeda y la casa Char, 32.000 personas se agolparon para el cierre de campaña de Germán Vargas. Muchos llegaron en buses desde pueblos del Atlántico o barrios de la ciudad. El candidato mostró la fuerza de su maquinaria en la Costa, que en 2014 lo llevó a la vicepresidencia.

Los alrededores del barrio el Carmen, en el suroccidente de Barranquilla, están colapsados. Jóvenes, niños, mujeres y hombres descienden de buses y caminan hacia el parque. Algunos con camisetas y gorras blancas, otros amarillas y otras rojas con la foto o el nombre de Germán Vargas Lleras.

La muchedumbre de seguidores del candidato presidencial empezó a llegar a las 4:00 p.m., en la tarima instalada de espaldas al CAI de la Policía ya empezaba a sonar: Vamos , vamos con el mejor, Vargas Lleras, mejor… Mejor, mejor... Aunque en la mañana del sábado 19 llovía en Barranquilla y durante todo el día el cielo estuvo cubierto de nubes, los seguidores del candidato presidencial cumplieron su cita.

El fantasma de la lluvia y los arroyos asustaba a los asistentes. Pero aunque el sol no salió en todo el día, con pronóstico de tormenta, solamente llovió en la mañana y Vargas Lleras pudo realizar las tres manifestaciones que tenía programadas para cerrar su campaña en la Costa Atlántica. La última de ellas, era la organizada por su propio partido en el parque de El Carmen. Allí se mostraría la fuerza de la familia Char, sus grandes aliados en Barranquilla.

“La Costa pone Presidente y estamos con Vargas Lleras. Así llueva y truene vamos a acompañar a nuestro presidente, porque él ha hecho mucho por esta región y lo va a seguir haciendo”, decía Gloria Guerrero, líder y edil quien llevó en un bus y en carros particulares a 50 personas, algunas pertenecientes a la fundación Sembrando Sonrisas. “Y el 27 de mayo le voy a poner 2.500 votos”, vaticinaba.

Al caer la tarde, Joselo, un humorista barranquillero, bromea con el público mientras esperan al candidato Vargas Lleras. En la tarima ya se encuentran los congresistas de Cambio Radical Arturo Char (126.587 votos ) y su fórmula César Lorduy ( 72.057), los dos más votados en las elecciones pasadas en su región. A su lado, Marta Villalba de La U.

La cancha sigue llenándose. En la calle 53 cruza una fila india hacia una de las entradas habilitadas. En la carrera 20 vendedores ambulantes de raspado, chuzos, chorizos, arepas se instalaron en el separador para hacer su venta. Un grupo de seguidores llega con una papayera, vestidos de camisetas blancas y con pancartas de ‘Vargas Lleras Presidente’. Así van arribando grupos al lugar desde todos los costados: ‘Algodonal, apoya a Vargas Lleras’, dice otro letrero de un grupo de personas procedente del Atlántico; #Mejor Vargas Lleras, apoya senador Luis Eduardo Díaz Granados.

Momentos después el propio senador de Cambio Radical llega a la tarima, así como Elsa Noguera, ex alcaldesa de Barranquilla y exministra de vivienda, y Jaime Pumarejo, gerente de la campaña de Vargas Lleras en el Atlántico.

La campaña de Vargas Lleras aseguró que en las tres congregaciones del sábado en Barranquilla el candidato reunió más de 32.000 personas repartidas así: 2000 en el barrio Las Vegas, 10.000 en una concentración en el parque de la Magdalena (organizada por el senador conservador Efraín Cepeda) y 20.000 en la cancha del Carmen.

Colombiacheck estuvo en las dos últimas congregaciones. Mientras en El Carmen, que mide 62 metros de largo por 72 de ancho, cabían hasta 17.000 personas en la cancha llena, en La Magdalena podían ingresar hasta 21.500.

Sin embargo, ninguna de las canchas estuvo a reventar, pero muchos de los seguidores se ubicaron en las calles aledañas de las canchas, pues venían con niños o la fila del ingreso era muy larga y prefirieron escuchar los discursos desde la calle. Es así como, los cálculos de la campaña de Vargas son aproximados y superan las 32.000 personas.

En ambas manifestaciones, Vargas estuvo acompañado de su hija Clemencia, quien hizo el baile oficial de la campaña ante los barranquilleros. A su lado, mujeres en trusa y gabán acompañaban al grupo de champeta que tocaba.

“Anda y baila bien la condenada”, dijo una joven que desde la reja miraba la presentación. A su lado, otra que venía desde el barrio Santodomingo en un bus con 30 personas más, decía que de las propuestas de Vargas Lleras le gustaba la de la “universidad para los jóvenes”. Llevaban carteles de Miguel Amín, senador de La U.

Las casas gratis

En la calle otra mujer, que venía de Las Moras, en Soledad, decía que había venido porque su sobrino las había traído.

“Él va a trabajar con el magisterio y nos dijo que lo apoyarámos viniendo, somos 18”, aseguró.

Un joven caminaba con una cerveza en la mano junto a una joven vestida con un enterizo de blujean:

— ¿Trabajas en la Alcaldía, no te he visto?

— Sí — le contestó ella.

— Podemos salir — le preguntó él y siguieron caminando hacia la cancha.

A pocos pasos, una joven con una blusa rosada le decía a su amiga que se tomaran la foto para el Face para que supieran que habían estado allí.

Otro hombre, de tez trigueña, le dice a sus acompañantes que ahora se toman la foto. Son cinco personas paradas en la esquina de la Carrera 23 con Calle 53, a un costado de la cancha, que vienen desde El Barrio Villaestadio.

— ¿Por qué vino a apoyar al candidato? — le pregunto a uno de ellos.

— Me gusta su programa de gobierno, tiene muchas cosas positivas, que espero que pueda realizar, dice.

— ¿Cómo cuáles? —, pregunto de nuevo.

— El programa del empleo, el estudio. Yo estoy sin trabajo, por eso espero que con sus programas me pueda ayudar. También me gusta que él va a combatir la delincuencia, que es uno de los problemas grandes —, contesta y agrega que está en la manifestación acompañando a su primo que trabaja en la Secretaría de Hacienda.

A los pocos minutos llega Vargas Lleras al lugar. Son las 7:00 p.m., hora programada para su evento.

“Barranquilla se sobró. Estoy muy agradecido, me llenan de energía para terminar de librar esta dura batalla”, dice en la tarima, rodeado de los congresistas de Cambio Radical y La U que lo apoyan: Arturo Char, César Lorduy, Luis Eduardo Díaz Granados, Karina Rojano, Modesto Aguilera, Marta Villalba….

En esa tarima se vio la fuerza de Cambio Radical, unido con el partido de La U. El Atlántico, fortín de la casa Char, es una de las zonas fuertes de Vargas Lleras con quince congresistas apoyándolo, sumado a la alcaldía de Alex Char. Hace cuatro años, cuando Vargas fue fórmula presidencial de Juan Manuel Santos, el Atlántico le aportó, para la segunda vuelta (cuando ganaron la presidencia) 541.455 votos (el 78 % de los votos). Este departamento fue determinante para el triunfo de Santos.

Según la Silla Caribe, en la región Vargas cuenta con una maquinaria de 17 senadores y 33 representantes (entre actuales y nuevos), tres alcaldes capitales y tres gobernadores.

César Lorduy, electo representante a la Cámara, dice que los congresistas de Cambio Radical sacaron estas elecciones 420.000 votos y “todos estamos con Vargas. Súmele los conservadores y los de La U, que hacemos parte de la coalición y haciendo cuentas por el 50 % de esos votos, pues el Atlántico le pondría a Vargas Lleras mínimo 500.000 votos.

Había estado en la cancha del barrio La Magdalena, donde el senador conservador Efraín Cepeda organizó también una concentración para apoyar al candidato presidencial. Allí, en este barrio popular, las vías cercanas también colapsaron por los buses y busetas parqueados de los que descendían personas procedentes de diferentes pueblos del Atlántico: Galapa, Candelaria, Sabanalarga, Sabanagrande, Santa Lucía, Polonuevo, Manatí y de los barrios Rebolo y San Isidro de Barranquilla, entre otros.

Marco Antonio Luguiz, oficial de albañil, llegó con su familia y vecinos en un bus procedente de Sabanalarga. Este conservador aseguró que su voto por Vargas Lleras y su presencia en la concentración es por la disciplina con su partido y con su líder Efraín Cepeda, que lo apoya.

Jorge Sarmiento, editor del portal La Cháchara, explicó que en las dos manifestaciones se vio la fuerza de sus aliados. "En la cancha de La Magdalena se mostró el caudal electoral de los conservadores, especialmente del senador Efraín Cepeda, quien tras la caída de la Casa Gerlein tomó las riendas del Partido en el Atlántico. Y en la cancha del barrio El Carmen se mostró Cambio Radical, controlado por la casa Char, que es el clan político más fuerte en el Atlántico y en la región, con siete congresistas en el departamento y, por supuesto, la alcaldía de Barranquilla en cabeza de Alejandro Char".

Las casas gratis

En medio de las manifestaciones en los parques El Carmen y La Magdalena el candidato Vargas recordó el apoyo que le dio al Atlántico, primero ministro de Vivienda (2010) y luego como Vicepresidente (2012-2017).

“Pudimos en un año entregar más de 10.000 viviendas gratuitas a Barranquilleros, a la gente de Soledad, Galapa, Puerto Colombia, Ponedero. El departamento del Atlántico es quizá el más beneficiado con las casas gratis”.

Una afirmación que Colombiacheck verificó y encontró que es Aproximada. Primero, su campaña nos informó que las cifras son 9.503 viviendas en la primera fase de las casas gratis, con una inversión de $458.632 millones.

“Los municipios son Barranquilla 4.912 viviendas, Soledad 1.561, Galapa 848, Palmar de Varela 190, Repelón 300, Sabanalarga 348, Malambo 720, Sabanagrande 110, Suán 300 y Baranoa 214”, agregó un vocero de la campaña.

Al verificar el balance que entregó el propio Vargas al dejar la Vicepresidencia se indicó que de los 282 proyectos de las casas gratis, 20 fueron en Atlántico, el departamento con más casas entregadas: 9.503 de las 101.335 de todo el país.

Alejandro Callejas, vicepresidente de Findeter, le explicó a Colombiacheck que el programa de Casas Gratis tiene una fase privada y otra pública. “Nosotros operamos el Atlántico en su fase privada y en sólo nuestro programa fueron 8816 casas. A eso habría que sumarle el componente público y el programa Vipa, que en nuestra parte lleva mas de siete mil casasen el Atlántico”.

Finalmente, Luis Trejo, profesor e investigador del Departamento de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad del Norte, explicó que aunque no han realizado un análisis cuantitativo de la entrega de las casas gratis en Atlántico, al analizar cualitativamente la afirmación de Vargas de que el Atlántico es el departamento más beneficiado, no es una frase descabellada por los vínculos del exvicepresidente con la casa Char. “Aplicando la lógica clientelista, pues esto se da en retribución a la casa Char por los esfuerzos electorales y tratando de cautivar un electorado”, agregó.

“Ayúdenme estos siete días y les doy mi palabra que le serviré a Barranquilla y al Caribe colombiano durante los próximos cuatro años”, le dijo Vargas a la multitud al cerrar el evento de El Carmen.

Conozca la ruta del chequeo
  1. 1

    1. Frase: “Pudimos en un año entregar más de 10.000 viviendas gratuitas a Barranquilleros, a la gente de Soledad, Galapa, Puerto Colombia, Ponedero. El departamento del Atlántico es quizá el más beneficiado con las casas gratis”.

    2. Autor de la frase: Germán Vargas Lleras

    3. Fuentes consultadas y expertos:

    -Campaña de Vargas

    -Balance de Germán Vargas en la Vicepresidencia

    -Artículos de prensa de Caracol y El Heraldo sobre entrega de casas gratis en Atlántico

    -Alejandro Callejas, vicepresidente de Findeter

    -Balance de Elsa Noguera al dejar el Ministerio de Vivienda

    -Luis Trejo, profesor e investigador del Departamento de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad del Norte

    -Jorge Sarmiento, editor del portal alternativo La Cháchara

    -César Lorduy, congresista electo de Cambio Radical

    4. Contexto: La afirmación fue hecha durante el cierre de campaña de Vargas en Barranquilla

    5. Calificar la afirmación: Aproximada