Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Domingo, 30 Abril 2017

Santos, impreciso con información sobre baja de homicidios en Medellín

Por Sania Salazar

Juan Manuel Santos junta periodos que no se pueden comparar para destacar baja de homicidios en Medellín. El Presidente dio una cifra inexacta, pues 2017 no ha terminado, así que no están las cifras consolidadas para compararlas con la cifra obtenida en 2009.

En enero de 2016 se supo que Medellín había salido del listado de las 50 ciudades más violentas del mundo. El pasado 19 de abril el Presidente Juan Manuel Santos salió, orgulloso, a informar con bombos y platillos que hay una reducción de 75 puntos en los homicidios en esa ciudad.

Santos publicó un trino al respecto y en la página de la Presidencia se aclaró que el mandatario se refería a la tasa de homicidios por cada cien mil habitantes.

 

 

Colombiacheck averiguó si la reducción, efectivamente, es de 75 puntos y después de comparar las cifras calificamos la afirmación del Presidente Santos como aproximada ya que no hay manera de comparar las cifras de 2017 con las de 2009, porque el presente año no ha terminado. Para establecer la comparación correctamente, Santos debió tomar periodos iguales, que se pudieran relacionar.

Eso no quiere decir que la información dada por el Presidente no sea cierta, sino que es imposible realizar la comparación y, por lo tanto, no es precisa.

Colombiacheck preguntó en las oficinas de prensa de la Presidencia y de la Alcaldía de Medellín qué fuente utilizó el Presidente para dar las cifras, a lo que respondieron que del Sistema de información para la seguridad y convivencia, Sisc, de la alcaldía de esa ciudad. Este se nutre de varias fuentes como Sijín, Fiscalía y del Instituto de Medicina Legal y ciencias forenses.

Para entender mejor el fenómeno de la reducción de homicidios en Medellín Colombiacheck decidió entonces revisar las cifras del Forensis, el informe que cada año publica Medicina Legal con el análisis de los homicidios en el país.

Efectivamente, como lo aseguró Santos, en 2009 la tasa de homicidios por cada cien mil habitantes en Medellín fue de 94,3. Ese año se registraron 2.186 asesinatos.

El paso a seguir fue solicitar a Medicina Legal las cifras de 2016 pues nos informaron que el Forensis solo presentará hasta junio la información del año pasado.

Según cifras del Centro de Referencia regional sobre violencia del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses Regional Occidente, en Medellín mataron a 544 personas en 2016, lo que representa una tasa de homicidios por 100 mil habitantes de 21,8 ese año.

Al comparar 2009 y 2016 se evidencia una disminución del 72,4 en la tasa de homicidios por cada cien mil habitantes, una cifra muy cercana a los 75 puntos de los que habló Santos. Los casos pasaron de 2.186 en 2009 a 544 en 2016, reducción de 1.642 casos.

A pesar de que la cifra no corresponde exactamente con la anunciada por el mandatario no se puede desconocer que la noticia es importante pues es muy positivo que Medellín, tras su largo historial de violencia, esté logrando reducir en un alto porcentaje los homicidios justo cuando los analistas pronostican un tránsito de la violencia rural a las ciudades.

Otras cifras

Aunque en un rango más corto de tiempo, el Informe de Calidad de Vida de Medellín Cómo Vamos 2012-2015 también destaca una reducción de los homicidios.

“En el periodo 2012-2015 se observó una tendencia descendente en la tasa de homicidios, que venía desde el año 2010. Así las cosas, la reducción total de la tasa durante el periodo fue del 61,5%, pasando de 52,3 a 20,1 por cien mil habitantes, esto es una reducción de más de 30 homicidios por cada cien mil habitantes entre 2012 y 2015. Esto significó superar con creces la meta propuesta en el Plan de Desarrollo “Medellín un hogar para la vida”, el cual había fijado una tasa de 50 por cien mil habitantes a 2015, partiendo de una línea de base en 2011 de 69,6 por cien mil habitantes”, indica el informe.

El documento señala, además, que la tasa de homicidios de 2015 fue la más baja de los últimos 18 años.

Para Piedad Restrepo, Directora de Medellín Cómo Vamos, la disminución de los homicidios ha sido un proceso lento. “Cuando se analiza una serie larga de tasa de homicidios evidenciamos que empezamos a tener una caída importante entre 2002-2003. A partir de ahí, con algunos retrocesos, la tendencia decreciente en la tasa de homicidios nos ha permitido, en los dos últimos años, estar alrededor de 20 por 100 mil habitantes”, indicó.

Según Restrepo, la sociedad asumió el reto de reducir los asesinatos y lo han logrado con la ayuda de la Presidencia de la República, con organizaciones sociales trabajando en los barrios para fortalecer la vida comunitaria y la confianza y con un trabajo interinstitucional de la Policía, la Fiscalía y el Instituto Nacional Penitenciario y carcelario, Inpec.

Según ella, se trata de una política pública respaldada con una inversión económica importante en sectores críticos como cultura, deporte, equipamientos, salud y seguridad y convivencia.

“Tenemos unos retos porque la Organización Mundial de la Salud considera que una sociedad tiene una epidemia en materia de homicidios cuando su tasa de homicidios excede los 10 por 100 mil. Nosotros lo estamos doblando, estamos en 20. Entonces hemos ganado muchísimo, pero aún tenemos un reto mayúsculo y es alcanzar un estándar internacional para decir que en materia de salud pública estamos en niveles aceptables”, concluyó la Directora de Medellín Cómo Vamos.

¿Por qué destacan el caso de Medellín?

En noviembre de 2012 la revista Semana publicó el artículo Violencia y muerte: ¿qué pasa en Medellín? en el que recuerda “la mortal época de Pablo Escobar, cuando se presentaron 6.349 homicidios solo en 1991”.

En la misma nota el alcalde de la época, Aníbal Gaviria, destacó que la ciudad era, ese año, la capital con mayor reducción de homicidios. “En lo que va de 2012 los homicidios han caído 30 por ciento comparado con el mismo periodo de 2011. Y la tendencia en los últimos años ha sido a la baja”, indica la nota.

El diario El Espectador informó en una nota del pasado 3 de abril que “el alcalde de la ciudad, Federico Gutiérrez, dijo que la noticia (de la reducción de homicidios) se debía a los esfuerzos conjuntos de la Policía, la Fiscalía, el Ejército y el Municipio por reducir la criminalidad, pero que la lucha continúa”.

El reto de Medellín es bajar aún más las tasas de homicidios, una tarea fundamental en momentos en los que, según algunos analistas, la violencia rural que se ha vivido en Colombia por la presencia de grupos guerrilleros y paramilitares, puede trasladarse a las ciudades.

Para el Presidente el reto es tener cuidado al comparar, dar cifras e informar sobre ellas, pues aunque en este caso sus datos estaban cercanos a la realidad, la desinformación puede tener serias consecuencias.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Jueves, 10 Mayo 2018

Pinzón se confunde con la Ley de Víctimas

Por Ana María Saavedra

Cuando le preguntaron por el asesinato de líderes sociales, el candidato a la Vicepresidencia aseguró que la Ley 1448 es insuficiente y que estamos más preocupados por “darle beneficios a los victimarios”. Es una afirmación Engañosa.

Durante el debate de vicepresidentes de la Universidad Javeriana, Juan Carlos Pinzón, fórmula de Germán Vargas Lleras, habló de la necesidad de renovar la Ley 1448 de víctimas.

“Nosotros estamos convencidos de renovar la ley 1448 de víctimas, ha sido una ley valiosa pero terminó siendo insuficiente. Hemos terminando más preocupados por darle beneficios a victimarios que por estar pendientes de las víctimas”.

Esa fue una de sus respuestas a la pregunta del profesor acerca de su opinión de ¿si los asesinatos de los líderes sociales eran líos de faldas o se trataba de una estrategia de terror y cómo el Gobierno enfrentaría esto?

Pinzón rechazó los asesinatos y dijo que la vida de cualquier colombiano debe ser defendida y no cabe el análisis de la condición en la que ocurrió el homicidio. “El centro de esta historia es la capacidad del Estado de proteger la vida y honra de los ciudadanos”, dijo.

Colombiacheck verificó su afirmación acerca de la Ley de Víctimas y de los beneficios a los victimarios y encontró que es Engañosa.

La Ley 1448 de 2011, Ley de Víctimas, no tiene nada que ver con los desmovilizados o miembros de grupos guerrilleros o paramilitares.

El abogado Elmer Montaña, quien fue coordinador de Comisión de Reparación del Valle y Cauca, explicó que Pinzón está equivocado pues esa ley “no contiene garantías ni medidas que beneficien a los victimarios. Está diseñada con el objeto de establecer toda una serie de medidas de carácter administrativo, judicial,, económicos, sociales, sicológicas, individuales y colectivas en beneficio fundamentalmente de las víctimas del conflicto armado. La Ley establece unos mecanismos de justicia transicional”.

Agregó que lo que le preocupan algunas personas es lo referente de la restitución de tierra, que “le preocupa a los grandes despojadores” para que las víctimas puedan recuperar sus tierras. “Esa es la preocupación de los enemigos de esa ley, que tiene como núcleo los derechos de las víctimas”, agregó.

Por su parte, Diana Guiza, investigadora de Dejusticia, que no entiende la referencia de cómo esta ley beneficie a los victimarios. En ese caso hay “normas de judicialización como la Ley 975 de 2005 y sus reformas o las normas de reintegración”.

Además, está la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), que espera la revisión de la Corte Constitucional.

Colombiacheck revisó La Ley de Víctimas en sus 207 artículos y encontró que en ninguno de ellos se establecen beneficios para los victimarios, sean guerrilleros o paramilitares.

A la fecha, la Unidad de Víctimas, creada con esta ley, ha recibido 8.666.577 solicitudes de reparación.

En este tiempo, ha realizado 795.139 giros y entregado en dinero $5.022.007 millones en indemnizaciones y ayudas por $4.362.619 millones, según cifras de la entidad.

En un balance, entregado en diciembre pasado, la unidad explicó sus funciones y todos se relacionan con el apoyo a las víctimas y no a los victimarios. Los únicos exintegrantes de grupos guerrilleros o paras que se incluyen como población víctima son los menores de edad.

La Ley de Víctimas sí ha tenido críticas y recomendaciones, pero no relacionadas con los victimarios. Un informe de la Procuraduría explicó que a partir de la expedición de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, el Gobierno Nacional ha realizado un “esfuerzo presupuestal importante”, entre el año 2012 y el 2017, de $61 billones.

Pero el informe critica varios puntos, como la falta de acciones en materia de rehabilitación psicosocial, que había requerido la Corte Constitucional. “Aún más, cuando esta medida es fundamental en el proceso de reparación integral, especialmente en el caso de las víctimas de delitos contra la libertad e integridad sexual”.

Otra de las críticas en la aplicación de la Ley, que habla de darle garantías de no repetición a las víctimas, fue el asesinato de líderes sociales, a la fecha del informe iban 186 homicidios.

Conozca la ruta del chequeo
  1. 1

    Frase: “Nosotros estamos convencidos de renovar la ley 1448 de víctimas, ha sido una ley valiosa pero terminó siendo insuficiente. Hemos terminando más preocupados por darle beneficios a victimarios que por estar pendientes de las víctimas”.

    2. Autor de la frase: Juan Carlos Pinzón

    3. Fuentes consultadas y expertos: Ley 1448 de 2011, Unidad de Víctimas y los analistas Elmer Montaña, excordinador de Comisión de Reparación del Valle, y Diana Guiza, investigadora de Dejusticia.

    4. Contexto: Lo dijo durante el debate realizado por la Universidad Javeriana a la pregunta sobre el asesinato de los líderes sociales.

    5. Calificar la afirmación: Engañosa