Pasar al contenido principal
Domingo, 23 Octubre 2016

Uribe insiste en mentira sobre aumento de hectáreas de coca

Por Sania Salazar

Las cifras del aumento de cultivos ilícitos en el país son contundentes, pero Uribe insiste en inflarlas.

El senador Álvaro Uribe Vélez, líder del partido de oposición Centro Democrático, ha repetido en innumerables ocasiones en los últimos meses que las hectáreas sembradas con coca en Colombia pasaron de 47.000 en su gobierno a 200.000 actualmente. Colombiacheck califica la afirmación como falsa luego de contrastar cifras y estudios.

 

 

Es más, no es el único que ha mentido sobre eso, pues el exprocurador Alejandro Ordóñez y la exministra Marta Lucía Ramírez, también lo han hecho como demostramos en dos chequeos anteriores que pueden verificar al dar click en sus nombres.

Lo primero que nos advirtieron en la oficina de prensa del senador Uribe Vélez cuando los contactamos para averiguar en qué fuente basaba su repetida afirmación fue que el expresidente Andrés Pastrana y Ordóñez aseguraron lo mismo.

“La Procuraduría hizo un estudio donde estimó –por el informe de la Casa Blanca– que dice que en mayo de 2015 había 159.000 hectáreas de coca, y teniendo en cuenta que los dos últimos años se han duplicado y que no han reactivado la fumigación con glifosato, la Procuraduría estima que este año está en 200.000”, contestó Ruby Chagui, Coordinadora de estrategia y comunicaciones del Centro Democrático, cuando Colombiacheck le consultó por el tema.

Pero las cifras de Uribe Vélez no cuadran por ningún lado. Colombiacheck revisó el estudio realizado por la Oficina Nacional de Políticas para el Control de Drogas, entidad que depende de la Casa Blanca de los Estados Unidos y encontró que para 2015 las hectáreas cultivadas con coca según ese estudio eran 159.000 y no 200.000, como dice el senador.

Además, en 2010, cuando Uribe terminó su doble periodo en la presidencia, la cifra de cultivos de coca se situó en 100.000 hectáreas y no en 47.000, como afirma el líder del Centro Democrático. Es más, según el mismo informe, desde 2001 los cultivos jamás han bajado de 78.000 hectáreas, cifra registrada en 2012.

Colombiacheck también revisó las cifras del Monitoreo de territorios afectados por cultivos ilícitos 2015 de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga Delito (UNODC), informe que indica que el 2015 cerró con 96.084 hectáreas de coca y no con 200.000, como insiste Uribe Vélez.

En este informe sí encontramos la cifra de 47.790 hectáreas, pero corresponde a 2012, cuando Juan Manuel Santos llevaba dos años como Presidente. En 2010, cuando Uribe Vélez dejó la Presidencia había 61. 812 hectáreas cultivadas según esa agencia de la ONU.

Mezclando informes

Al comparar los informes parece que Uribe Vélez tomó de cada uno las cifras que más convienen a sus intereses. La más baja de la ONU para asegurar que fue el resultado de su gestión y la más alta de la Casa Blanca para hacer ver mucho más grande el problema actual.

Según el estudio de UNODC “la cifra de cultivos de coca en en Colombia sufrió un importante incremento al pasar de 69.000 hectáreas en 2014 a 96.000 en 2015; un 39% de aumento”. Entonces si las cifras son suficientemente contundentes para criticar al gobierno Santos, ¿para qué inflarlas?

Daniel Rico, experto en política antinarcóticos, le explicó a Colombiacheck en un chequeo anterior que no se deben mezclar las cifras de ambos informes señalados para hacer comparaciones, pues cada estudio tiene una metodología y aclaró que ninguno está por encima del otro.

Rico precisó en otro chequeo sobre aumento de cultivos en Caquetá que varias fuentes indican que el incremento de los cultivos ilícitos tiene razones tan variadas como la caída del precio del oro que hizo que muchos de quienes se dedicaban a la minería ilegal cambiaran su actividad por el cultivo de coca. A la fluctuación en la tasa de cambio que generó un incremento en los precios en la zona y a la inminencia de la concreción del proceso de paz que hace que otros actores cultiven más, entre otras razones.

“A juicio del Gobierno, uno de los motivos por los cuales se disparó el número de las hectáreas cultivadas con hoja de coca en el país es la finalización de las aspersiones aéreas con glifosato. Además, este químico fue dejado de usar por las implicaciones negativas que tiene para la salud y para cultivos lícitos”, precisó El Espectador al informar sobre el aumento de cultivos en Colombia, tema que Colombiacheck también había explicado.

Si bien para el experto en política antinarcóticos la cifra de cultivos podría ser mucho mayor a las 159.000 hectáreas de las que habla la oficina de la Casa Blanca, lo cierto es que no hay estudios que respalden esa cálculo ni las cifras de Uribe Vélez.

Solo Uribe sabe por qué, teniendo una influencia tan grande en el discurso público y siendo un líder de opinión que arrastra a muchos colombianos, sigue insistiendo en mezclar e inflar las cifras de los cultivos de coca.

Sábado, 22 Julio 2017

“Tumaco tiene más coca que Bolivia, y Nariño más que Perú”

Por Sania Salazar

Claudia Gurisatti publicó un trino con la comparación y aunque los números le dan la razón, hay que tener en cuenta las diferencias culturales y que las cifras de los países vecinos son de hace dos años.

El pasado 8 de julio, mientras Claudia Gurisatti era víctima de un fuerte matoneo en Twitter, la directora de Noticias RCN trinó esto:

 

 

Colombiacheck quiso verificar su afirmación para lo cual llamamos a la oficina de la periodista buscando obtener más detalles sobre la frase, allí nos dijeron que la información obedeció a un informe que publicó el noticiero y nos dijeron que las cifras de Perú y Bolivia también las tomaron de las Naciones Unidas.

El informe periodístico salió al aire un día antes del trino de Gurisatti y alertaba sobre el aumento de los cultivos ilícitos en el país, pues periodistas del canal conocieron con anticipación el informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la droga y el delito, UNODC. Dicho documento se publicó formalmente el pasado 14 de julio.

“Actualmente, según las cifras de la ONU, solo Nariño tiene más coca que Perú, que reportó 40.000 hectáreas en 2015 y Tumaco tendría más coca que Bolivia”, es lo que dice el informe al respecto.

Después de revisar las cifras y de consultar con un experto, Colombiacheck califica la afirmación de Gurisatti como aproximada, pues si bien los números le dan la razón a la periodista, para establecer una comparación como esas se deben tener en cuenta aspectos que explican el fenómeno en cada país.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que mientras en Colombia ya conocemos el informe de 2016, en el caso de Perú y Bolivia las cifras más recientes son las de 2015.

Revisamos el Monitoreo de cultivos de coca 2015 de Perú, realizado también por la ONU, cuya conclusión es que “al 31 de diciembre del 2015, la superficie bajo cultivos de coca fue estimada en 40.300 hectáreas”. Según el informe de la ONU sobre la situación en 2016, Nariño terminó el año con 42.627 hectáreas. Efectivamente Nariño tiene 2.327 hectáreas más sembradas de coca que Perú.

En el caso de Bolivia, la ONU indica que en 2015 había allí 20.200 hectáreas de coca. Tumaco cerró el 2016 con 23.148 hectáreas, donde este municipio de la costa pacífica colombia supera por 2.948 hectáreas de coca a Bolivia.

Si de números se trata, debemos decir que Gurisatti tiene razón, pero a la hora de comparar cultivos ilícitos hay que tener otros factores en cuenta.

“Tanto en Bolivia como en Perú hay una industria lícita alrededor de la coca, culturalmente en Bolivia usan la coca extensamente, es una coca diferente a la que se usa para la cocaína, es cultivada y cosechada de manera diferente”, fue una de las precisiones que señaló Julián Wilches, investigador asociado de la Fundación Ideas para la Paz, FIP, cuando lo consultamos.

El experto recordó que en ambos países culturalmente hay una aceptación mucho más amplia de la coca y existe una industria criminal mucho más pequeña alrededor del cultivo.

Wilches también indicó que el equipo de la ONU que hace la medición en Colombia tiene las mayores capacidades técnicas de los tres países, entre otras razones, porque en Colombia ha habido más cultivos ilícitos, entonces se tienen herramientas como aviones para hacer sobrevuelos y validar la información y estos se tienen debido al Plan Colombia, mediante el cual Estados Unidos apoyó a Colombia, iniciativa para fortalecer la lucha antidrogas.

En resumen, en Colombia los cultivos ilícitos están mejor medidos aunque las metodologías son prácticamente idénticas.

“Es una comparación incompleta ya que hay factores culturales y políticos muy diferentes en los países, para comparar hay que revisar muchas aristas y entender las diferencias”, concluyó el investigador.