Pasar al contenido principal
Viernes, 21 Diciembre 2018

[Actualización] No hay consenso de que el de 2019 sea el aumento real más significativo del salario mínimo en 25 años

Por Sania Salazar

Expertos coinciden en que hay varias formas de hacer el cálculo y que solo la que usa el Gobierno da el resultado anunciado por Duque.

Al anunciar que el salario mínimo en Colombia para 2019 subirá un 6% el presidente Iván Duque aseguró que es “el aumento real del salario mínimo más significativo de los últimos 25 años”.

Calificamos esta afirmación como Cuestionable, pues no es posible saber el verdadero impacto sin las cifras completas de la inflación de 2018 y las de 2019.

 

Colombiacheck consultó a tres expertos que nos dieron diferentes visiones del asunto. El primero, Alejandro Barrera, de la Cámara de Comercio de Manizales, explicó que hay que diferenciar entre el aumento nominal (que es el incremento del salario mínimo de un año a otro) y el aumento real del que habla Duque (que es la diferencia entre el incremento del salario mínimo y la inflación, es decir qué tanto cambia el poder adquisitivo de quienes reciban un salario mínimo).

Juan David Arias, analista de mercado de capitales en Hunter Green Institutional Broking en Australia, le explicó a Colombiacheck que el Gobierno de Duque calculó la cifra del aumento salarial del 2019 con una proyección del IPC (Índice de Precios al Consumidor) al cierre del año en curso (2018), método con el cual las cifras cuadran. Con esta metodología, el aumento real del salario mínimo para 2019 se calculó en 2,64%, efectivamente el más alto en los últimos 25 años.

Pero Arias llamó la atención sobre este cálculo. Explicó que, a pesar de ser técnicamente correcto, el efecto concreto en los bolsillos de los colombianos puede dar sorpresas en 2019, especialmente con el número de reformas tributarias en curso, que pueden disminuir drásticamente el valor real del aumento del salario mínimo.

Esta metodología, que resulta en una proyección, es la que utilizan la mayoría de los países.

Aumento salario minimo real

 

Por otra parte, los datos de la inflación de 2018 no están completos (puesto que el año no ha terminado y no están los datos finales de diciembre), por lo que no se puede hacer una comparación directa con años anteriores. Si bien, por lo general, el cálculo se hace con el aumento del salario mínimo del año que se termina y la inflación del año siguiente, los dos economistas que consultamos nos aseguraron que “no es incorrecto hacerlo de esta manera, sobre todo en años, como en el actual, donde la expectativa de inflación para el próximo año es muy similar a la inflación del año que está concluyendo”, indicaron.

Así que decidimos explorar otra metodología válida, pero menos usada por los economistas, para ver el efecto práctico en los bolsillos de los colombianos de la inflación sobre el aumento del salario mínimo año a año.

Esta metodología compara el aumento nominal del salario mínimo de un año con el IPC del mismo año, para ver cómo fueron afectados cada año quienes reciben un salario mínimo por su aumento y por la inflación.

Miramos entre 2017, último año para el que hay cifras disponibles de inflación del año completo, y 1993 (los últimos 24 años). Encontramos que, con esta metodología, el aumento del salario mínimo real más alto se registró en 1999, con un 6,77%.

Óscar Andrés Jiménez, director de investigaciones económicas de la Cámara de Comercio de Pereira, le explicó a Colombiacheck que hay varias formas de hacer el cálculo, todas válidas, pero que la afirmación de Duque no es del todo cierta, porque no todas las fórmulas concluyen que es el salario mínimo real más alto de los últimos 25 años.

Jiménez nos recomendó otra fórmula, dividir el aumento del salario mínimo entre la inflación anual y restarle 1. Ese método arroja que el mayor incremento real de la tasa del salario mínimo fue de 2,84 veces y se dio en 2009. 

En los últimos 25 años los aumentos nominales más altos fueron de 25,00% para 1994 y 21,10% para 1995 (hay que recordar que en estos años la inflación también fue muy alta, por eso los incrementos altos también).

En 2016 y 2017, el aumento nominal fue de 7%. En 2018 de 5,9%

Hay que aclarar que en el análisis Colombiacheck no tuvo en cuenta el aumento del auxilio de transporte por la dificultad de acceder a datos históricos al respecto.

En la tabla a continuación se pueden ver los resultados de los cálculos relacionados en este artículo.

calculos salario

Actualización (diciembre 22 de 2018)

Este artículo originalmente calificó la afirmación de Iván Duque como “Falsa”. Sin embargo, tras mensajes de nuestros usuarios que nos hicieron ver fallas en nuestros cálculos originales, consultamos con Juan David Arias, analista de mercado de capitales en Hunter Green Institutional Broking en Australia, y con Óscar Andrés Jiménez, director de investigaciones económicas de la Cámara de Comercio de Pereira, para hacer varias aclaraciones. Actualizamos esta nota con otra metodología matemática para analizar la frase de Duque y con los nuevos resultados encontrados, cambiamos nuestra calificación. Ofrecemos disculpas a nuestros lectores por nuestra equivocación y les agradecemos por sus precisiones.

Martes, 29 Mayo 2018

Petro vuelve a la teoría del fraude con fotos que circulan en redes

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Las redes sociales se inundaron de imágenes de formularios E-14 con correcciones que la campaña de Petro muestra como evidencia de fraude. La Registraduría responde que "son errores humanos". Engañosa.

Un día después de la primera vuelta, seguidores de la campaña del candidato presidencial por la Colombia Humana, Gustavo Petro, empezaron a difundir a través de Facebook y Twitter imágenes de formularios E-14 de la Registraduría con alteraciones y enmendaduras, con los que, aseguran, se podría dar un resultado diferente en las elecciones presidenciales del pasado 27 de mayo.

 

 

Varias páginas a favor de Gustavo Petro las difundieron, como Colombia apoya a Gustavo Petro Presidente 2018, y también a través de videos intentan negar que se trate de un montaje.

Pero más allá de las redes sociales, al conocerse estas fotos, el mismo candidato Gustavo Petro se desdijo de su discurso de victoria el domingo de la primera vuelta, en el que aseguró que los datos de la Registraduría “coinciden con los de la auditoría que el movimiento puso”, como se cuenta en un artículo de Colombiacheck.com.

Colombiacheck.com consultó a la campaña de Gustavo Petro desde el mismo día de las elecciones para obtener un pronunciamiento sobre el tema, pero no fue posible conseguir una respuesta.

Finalmente, Colombiacheck.com logró conversar con Marco Emilio Hincapié, coordinador electoral de la campaña de la Colombia Humana, quien señala que no existe contradicción alguna entre los pronunciamientos hechos por el candidato el día de las elecciones y lo que salió a decir el martes en la mañana en entrevista con Univisión.

Ante la pregunta de la periodista Patricia Janiot, sobre si se disiparon sus dudas frente a un fraude, Petro respondió: “Tenemos formularios E-14 a los que hay que hacerle examen pormenorizado uno por uno... Ordenaron hacer una rayita para tapar los espacios vacíos y la rayita se transforma en números después. Eso son fraudes”.

Hincapié dice que sus testigos electorales reportaron “un comportamiento electoral similar, de manera porcentual, a los resultados del preconteo que daba la Registraduría”. Sin embargo, señala, muy distinto es eso a que posteriormente se evidencie que esos porcentajes fueron alimentados por una información que, presuntamente, no es verídica en algunos casos. “Al tener modificaciones los formularios es lógico que tanto nosotros nos alimentamos con las modificaciones, así como la Registraduría Nacional también”.

Colombiacheck.com revisó la página de la Registraduría y pudo constatar que efectivamente es posible ver los formatos E-14 para delegados, pero funcionarios de esta entidad confirman que ese es solo uno de los tres formularios E-14 que se utiliza.

Está el transmisor, el cual se transmite desde los puestos de votación y permite hacer el preconteo. Este es el mismo que los testigos electorales revisan. El de delegados, que se digitaliza y es el que hoy es posible revisar en la página de la Registraduría. Y finalmente el de los claveros, que es el revisado por la comisión escrutadora y con el cual se dan los resultados oficiales del escrutinio por parte de los jueces de la República.

Este es un video realizado por la Registraduría que explica el proceso para los testigos electorales.

Registraduría explica cómo funcionan los formatos E-14 from Luisa Fernanda Gómez on Vimeo.

 

Ahora, el hecho es que Petro y sus seguidores solo muestran uno (en el que evidentemente se ven los tachones), pero para demostrar una irregularidad se tiene que comparar los tres documentos E-14, como confirma Jaime Hernando Suárez Bayona, registrador delegado en lo electoral. “Los testigos electorales le tomaron la foto a color a los tres. Foto que no aparece por ningún lado”.

Esta última afirmación, de acuerdo con Hincapié, no es “totalmente lógica ni cierta”, porque para los jurados de votación “es importante desprender rápidamente el de transmisión, porque es el que les da el tiempo récord para lograr los porcentajes de información a nivel nacional”.

En todo caso, si llegara a darse que alguno de los tres formatos E-14 estuviera diferente a los demás, “el mismo testigo en la mesa puede pedir el recuento, si tiene dudas. ¿Por qué no lo pidieron? En el mismo formulario en la parte de abajo aparecería si lo pidió o no lo pidió”, agrega Suárez Bayona, información que tampoco aparece en los formularios difundidos por las redes sociales.

“Puede haber errores en el diligenciamiento de los E-14, que son hechos por los jurados de votación, es decir por la misma ciudadanía”, sostiene Silvia María Hoyos de la Registraduría Nacional. Es apenas normal, “en 96.724 mesas con 463.000 jurados, alguno va a escribir mal. Y eso no es fraude, es un error de un ser humano”, agrega Suárez Bayona.

En ese caso, de acuerdo con el artículo 163 del Código Electoral, si llegasen a encontrarse tachaduras, enmendaduras o borrones en alguno de los formatos recibidos por la comisión escrutadora, “se procederá al recuento de votos”, pues es el escrutinio el lugar para enmendar los errores que pudiesen haberse cometido en el preconteo.

En ese momento, cuando se cierra el escrutinio y ya se hicieron oficiales los resultados, es cuando la Registraduría accede a los documentos. En el resto del proceso están en manos de los jurados, los delegados (que son asignados por las alcaldías municipales) y los jueces de la República.

De igual manera, para esclarecer las dudas que están en el aire por las enmendaduras en unos de los formularios E-14, la Registraduría insiste en que se necesitan el puesto y la mesa a la cual pertenecen esos formularios. De tenerlas, “revisamos en la página de internet, confirmamos con los E-14 digitalizados y podemos conseguir hasta los de claveros con la comisión escrutadora”, dice el registrador delegado. Proceso que ya realizaron y fue informado a la opinión pública a través de un comunicado oficial divulgado el martes en la noche. “Cuando no hay puesto y mesa es un delincuente el que hizo eso porque está adulterando un documento público y debe ser procesado en la Fiscalía”, agrega.

Yann Basset , director observatorio de procesos electorales Universidad del Rosario, coincide con la Registraduría al afirmar que “con la información no es suficiente para hablar de un fraude, porque todavía no ha salido el escrutinio. Tenemos los resultados del preconteo, que son datos provisionales”. Asimismo, invita a la ciudadanía a hacer llegar las denuncias sobre las irregularidades que encuentre a las campañas de los candidatos para que ellas puedan pedir el recuento de votos de ser necesario. “Esto que está sucediendo es un proceso importante. La Registraduría hace grandes esfuerzos escaneando los formularios para que la ciudadanía pueda verificar la información y es importante que la ciudadanía participe y si hay dudas las reporte”, agrega.

Lo que dice la campaña de Petro

Marco Emilio Hincapié le dijo a Colombiacheck.com que en este momento están haciendo una confrontación entre los formularios E-14 que están circulando en redes, con la información que tienen de sus testigos electorales para sacar un comunicado y ver cuál es la situación. Estamos actualmente investigando, confrontando a nivel de todo el país y enviando información para totalizar la cantidad de formularios que realizaron esas modificaciones”.

Pero además, que están revisando otras irregularidades que pueda haber de carácter contable. “Es decir, inconsistencias para nosotros en las diferentes comisiones escrutadoras”.

Y agrega que pareciera ser que presuntamente han falsificado esos documentos para favorecer las votaciones de algún candidato.Lo único es que sé es que quienes hacen eso burdamente y falsean la verdad, están cometiendo un delito de falsedad en documento público. Esperaremos a ver las consecuencias y los alcances de las decisiones que se puedan tomar al respecto”, concluye.

De modo que, la afirmación de Gustavo Petro y de cientos de internautas que sostienen que el hecho de que las “rayitas” escritas en los formatos que se “transforman después en números” y que demuestran un fraude, es engañosa.

Conozca la ruta del chequeo
  1. 1
    1. Frase: “Tenemos formularios E-14 a los que hay que hacerle examen pormenorizado uno por uno... Ordenaron hacer una rayita para tapar los espacios vacíos y la rayita se transforma en números después. Eso son fraudes”
    2. Autor de la frase: Gustavo Petro
    3. Fuentes consultadas y expertos:
      Registraduría Nacional del Estado Civil.
      Jaime Hernando Suárez Bayona, registrador delegado en lo electoral.
      Marco Emilio Hincapié, coordinador electoral campaña Gustavo Petro.
      Yann Basset, director observatorio de procesos electorales Universidad del Rosario.
    4. Contexto: Entrevista con Patricia Janiot para Univisión
    5. Calificar la afirmación: Engañosa