Pasar al contenido principal
Lunes, 09 Octubre 2017

¿Cálculos de Andrés Pastrana sobre cultivos de coca son correctos?

Por Óscar Felipe Agudelo B.

Ante la posibilidad que EEUU descertifique a Colombia en su lucha contra las drogas, el expresidente Andrés Pastrana se refirió a la situación y dio cifras falsas. Nada de lo que dijo es cierto.

Ante la posibilidad que surgió hace poco de que en Estados Unidos pueda descertificar a Colombia por considerar que el país no ha cumplido con sus obligaciones internacionales contra el narcotráfico, como se explica en un memorando de la Casa Blanca, distintos personajes de la vida pública nacional reaccionaron al comunicado y mostraron su preocupación e indignación por el asunto.

Una de esas personas fue el expresidente conservador Andrés Pastrana, quien aseguró en los micrófonos de la W Radio: “cuando llego en 1998 Ernesto Samper me había dejado a mi como Presidente y al país cerca de 180.000 hectáreas de coca. En dos años, entre el 2000 y el 2002, las reduje a 90.000 hectáreas de coca y el presidente Uribe, que continuó el Plan Colombia, lo deja en 40.000 hectáreas”. Además, añadió: “de 40.000 hectáreas de coca hoy estamos entre 200.000 y 230.000 hectáreas”.

Solicitamos, a través de correo electrónico, una entrevista con el expresidente para conocer su fuente de información, pero hasta el momento no hemos recibido respuesta.

Después de haber confrontado las cifras mencionadas por Pastrana con los informes que dan cuenta del estado de los cultivos ilícitos encontramos que ninguna de sus afirmaciones es cierta, por lo que calificamos la frase de falsa.

 

¿Andrés Pastrana le recibió a Ernesto Samper un país con 180.000 hectáreas de coca en 1998?

La afirmación del expresidente Pastrana, férreo opositor de Samper, es falsa. En Colombia solo hay dos fuentes de información para determinar cuántas hectáreas hay sembradas de coca. Una es el gobierno de Estados Unidos y otra es la Unodc (siglas en inglés) conocida como Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito. Esta última entidad hace un estudio anual en coordinación con el Observatorio de Drogas de Colombia, ODC, controlado por el Ministerio de Justicia.

Hay que anotar que las cifras arrojadas por ambos estudios son diferentes y eso se debe a que la medición estadounidense se hace por medio de fotografías satelitales, que brindan una mayor resolución satelital, mientras que la metodología del informe de la ONU combina las imágenes satelitales con visitas de campo, explicó Daniel Rico, investigador de la Fundación Ideas para la Paz, FIP, quien resaltó que ninguno de los estudios está por encima del otro.

Un delegado del equipo de comunicaciones de la ODC le explicó a Colombiacheck que la Unodc solo tiene información sobre hectáreas cultivadas de coca desde 1999, es decir, esta frase de Pastrana no se puede verificar con dicha fuente.

Los datos que sí permiten verificar lo expresado por el expresidente son los que ha aportado Estados Unidos por medio de la Oficina de Contabilidad del Gobierno conocida en inglés como GAO o Government Accountability Office. La página tres de un informe que emitió en 2003 dicha entidad indica que en 1998 el país tenía 101.800 hectáreas de cultivos de coca, no 180.000, como aseguró Pastrana.

 

¿Pastrana redujo entre 2000 y 2002 el número de hectáreas de coca a 90.000?

Esta afirmación también es falsa y para la verificación del dato ya es posible contar con la información de la Unodc.

Según ese informe, que se puede consultar en el Observatorio de Drogas de Colombia, en el 2000 había 163.290 hectáreas sembradas con coca y en 2002 102.071. Evidentemente hubo una reducción (de 61.219 hectáreas), pero no bajaron a 90.0000, como dijo Pastrana.

En un informe del GAO , del gobierno de Estados Unidos, calcula que en 2000 el número de hectáreas era de 136.200 y que aumentaron para 2002. Aunque no hay cifras exactas, la gráfica a continuación muestra el aumento en ese periodo, lo que contradice al expresidente.

 

¿El expresidente Uribe terminó su gestión presidencial dejando al país con 40.000 hectáreas?

Esta cifra es falsa. El expresidente Álvaro Uribe la ha replicado y Colombiacheck la verificó en el chequeo “Uribe insiste en mentira sobre aumento de hectáreas de coca”.

De acuerdo a la Unodc, Uribe culminó su doble período presidencial dejando una cifra de 61.812 hectáreas de cultivos de coca. Es decir, 21.812 hectáreas más de las que aseguró Pastrana.

El informe de Estados Unidos indica que cuando Uribe Vélez salió de la presidencia había 100.000 hectáreas de coca en el país. En este caso a Pastrana se le escaparon en su cuenta 60.000 hectáreas.

¿Actualmente tenemos entre 200.000 y 230.000 hectáreas?

Daniel Rico, explicó que no es posible afirmar que en la actualidad Colombia tiene el número de hectáreas de coca que asegura Pastrana porque las únicas dos fuentes fidedignas de esta información publicarán las cifras de 2017 en marzo y julio de 2018.

Los datos más recientes en relación con el número de hectáreas cultivadas de coca corresponden a 2016. Las cifras del gobierno de Estados Unidos reveladas en marzo del presente año indican que en el país hay 188.000 hectáreas.

Por otro lado, según el informe de la Unodc (página 215) publicado en julio de este año, en 2016 el país tuvo 146.139 hectáreas de coca.

Rico le dijo a Colombiacheck que “las cifras son falsas y corresponden a la especulación con fines políticos del estado actual de los cultivos de coca. Es una exageración calculada que ha venido de líderes políticos de los que uno esperaría mayor seriedad”.

Finalmente el investigador sostuvo que “las consecuencias que traen las post verdades y la desinformación genera pánico pero no proponen cambios ni soluciones”.

Martes, 09 Octubre 2018

Senador de la Farc exagera al hablar de impactos del glifosato en la salud

Por Sania Salazar

Pablo Catatumbo usó una nota de prensa sin fuentes claras para asegurar que el glifosato causa varias enfermedades. La ciencia médica ha encontrado evidencia, pero no definitiva, de relación solamente con un tipo de cáncer.

El senador del partido Farc Pablo Catatumbo participó en una campaña antiglifosato en Twitter, donde publicó una lista de enfermedades, según él, causadas por el herbicida.

 

 

Colombiacheck le preguntó al equipo de prensa del senador cuál era la fuente de la información. Nos refirieron a un artículo de prensa titulado “15 problemas de salud relacionados con el resumen de Monsanto”, en donde, efectivamente, están las enfermedades mencionadas por Catatumbo en el trino. Sin embargo, en el artículo no se menciona ninguna fuente confiable de la información, pues la atribuyen a “científicos”, a “un estudio realizado en Paraguay”, a “un estudio de una familia de agricultores en los EE.UU. y a “encuestas”.

La publicación del senador es Ligera, pues no está basada en información científica fundamentada. Además, porque hay estudios contradictorios sobre los efectos del herbicida en la salud. Por ejemplo, se ha encontrado evidencia, pero no definitiva, sobre la relación entre el glifosato y un tipo de cáncer conocido como linfoma no hodgkin.

También, el estudio “Consecuencias de la aspersión aérea en la salud: evidencia desde el caso colombiano”, de Adriana Camacho y Daniel Mejía, que eran profesores de la Universidad de Los Andes al momento de su publicación, concluye que “la exposición al glifosato utilizado en las campañas de aspersión aérea de cultivos de coca aumenta la probabilidad de sufrir trastornos en la piel (problemas dermatológicos)” y los abortos.

En el estudio se mencionan otras investigaciones que documentan el efecto de la aspersión con glifosato en abortos y malformaciones del feto, y una posible relación entre exposición a pesticidas y el posterior padecimiento de enfermedades como Parkinson y Alzheimer. De todas maneras, ambos autores llaman la atención sobre problemas en dichos estudios por los que los efectos no puedan ser interpretados como causales.

Por otra parte, en el libro Hoy es siempre todavía, el exministro de salud Alejandro Gaviria cuenta que, en marzo de 2015, recibió la noticia de que la revista científica The Lancet Oncology acababa de publicar el resumen de una monografía, realizada por expertos de la Agencia Internacional de Investigación sobre Cáncer, IARC, (sigla en inglés), acerca de las propiedades cancerígenas del glifosato.

“La principal conclusión era contundente: el glifosato probablemente es carcinogénico. Los estudios in vitro y con animales indicaban una conexión causal y los estudios en humanos mostraban una estrecha asociación entre la exposición al glifosato y el cáncer”, precisa Gaviria en el libro.

El exministro le dijo a Colombiahceck que no conoce evidencia médica sobre las otras patologías que menciona Catatumbo en el trino y aseguró que la relación entre el glifosato y el autismo no tiene sentido. “No parece posible una conexión causal. No hay mecanismos biológicos razonables que pudieran explicar una conexión entre glifosato y autismo”, concluyó.