Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Sábado, 19 Diciembre 2020

Casos de violencia sexual contra mujeres y niñas en Colombia son más de los que dice la vicepresidenta

Por Sania Salazar

Según la Fiscalía, fuente en la que dice haberse basado Marta Lucía Ramírez, los casos son por lo menos 30.000 más de los que ella dice.

La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez dijo en entrevista con el Diario del Huila que “los casos de violencia sexual en lo que va corrido de este año son 19.500, casi 20.000”, refiriendose a hechos contra mujeres, adolescentes y niñas en Colombia.

En la entrevista, publicada el pasado 28 de noviembre, Ramírez describió la situación como aberrante.

Colombiacheck califica la afirmación como falsa, debido a que las cifras de la fuente oficial en la que dice haberse basado Ramírez son, en realidad, más altas de lo que ella dice. Además, organizaciones no gubernamentales que le hacen seguimiento a la violencia contra las mujeres han llamado la atención sobre el subregistro de casos en 2020 debido a que, por el confinamiento por el COVID-19, las víctimas no han tenido fácil acceso a los canales de denuncia.

El equipo de prensa de la vicepresidenta le dijo a Colombiacheck que ella tomó las cifras del SPOA (Sistema Penal Oral Acusatorio) de la Fiscalía General de la Nación.

En la Fiscalía le informaron a Colombiacheck que en lo corrido del 2020 (hasta el pasado 10 de diciembre), 12 días después de la publicación de la entrevista con la vicepresidenta, habían recibido en total 50.863 denuncias por delitos sexuales “con al menos una víctima mujer, niña o adolescente”, así:

 

Al menos una víctima mujer                                                  28.600 casos

Al menos una víctima mujer (niña de 0 a 13 años)               16.611 casos

Al menos una víctima mujer (adolescente de 14 a 17 años) 5.652  casos

Lo anterior quiere decir que los casos de violencia sexual contra mujeres, niñas y adolescentes son por lo menos 30.000 más de los que mencionó la vicepresidenta.

El más reciente boletín sobre la dinámica de las líneas de atención telefónica a mujeres en el contexto de las medidas de aislamiento preventivo por coronavirus del Observatorio Colombiano de las Mujeres indica que en el periodo entre el 25 de marzo y el 2 de julio de 2020 se recibieron 32.571 solicitudes asociadas a casos de violencias contra niñas y niños, de las cuales 6.396 estaban relacionadas con violencia sexual. 

El mismo boletín indica que en el mismo periodo de 2019, en el caso de niñas y niños, se recibieron 5.424 solicitudes relacionadas con violencia sexual, 972 casos más. Es decir, aumentaron en un 15 por ciento.

El más reciente Boletín estadístico mensual del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses correspondiente al periodo enero-octubre de 2020 indica que hasta ese momento se habían realizado 15.040 exámenes médico legales por presunto delito sexual, 12.850 de ellos a mujeres. Hay que aclarar que no se especifica cuántos de esos exámenes salieron positivos. 

En ese mismo periodo del 2019 se habían practicado 22.034 exámenes, 18.967 a mujeres. Lo anterior quiere decir que los exámenes disminuyeron en un 31,7 por ciento (6.994 menos) al igual que el número de mujeres a quienes se le practicaron en un 32,2 por ciento (6.117 menos).  

Sobre lo anterior, la organización Sisma Mujer, en un boletín especial de noviembre de este año, resaltó que las cifras de 2020 reportadas por Medicina Legal presentan una aparente disminución en todos los tipos de violencia, incluyendo las violencias hacia las mujeres, pero que un menor número de registros oficiales de violencias no obedece necesariamente a una menor ocurrencia de ese tipo de hechos, sino que está relacionado con los mayores obstáculos que enfrentan las mujeres para acceder a los canales de denuncia, en el marco de las restricciones impuestas para evitar la propagación del virus. 

“Los registros del INML-CF dependen directamente de las denuncias y de una solicitud escrita de la autoridad competente para realizar el examen médico legal, en este sentido, el confinamiento impone restricciones a la movilidad y reduce las posibilidades de que las mujeres víctimas pongan sus casos en conocimiento de las autoridades”, y recordó la organización, que en un boletín anterior, Medicina Legal aseguró que “no es posible comparar 2019 y 2020 y no se puede decir que hubo una disminución en la violencia intrafamiliar, dado que la proporción del número de casos valorados y reportados en nuestro sistema de información SICLICO es muy bajo”.

Cifras de años anteriores

El informe Forensis 2019, de Medicina Legal, indica que ese año se realizaron en total 22.523 exámenes médico legales por presunto delito sexual contra mujeres. Según el Forensis de 2018, ese año se realizaron 22.309 de estos exámenes a mujeres, una diferencia solo de 214 exámenes, un incremento del 0,95 por ciento.

“De las 26.065 valoraciones por presunto delito sexual registradas durante el año 2018, el 85,6 % de las víctimas fueron mujeres, 22.309 casos, con una tasa por 100.000 habitantes de 88,43, y el 14,4 % fueron hombres, 3.756 casos, con una tasa por 100.000 habitantes de 15,26; por cada hombre víctima de presunto delito sexual se presentan seis mujeres víctimas”, indica el informe de 2018, que y alertaba sobre el aumento de los casos.

La vicepresidenta se equivoca entonces en las cifras al asegurar que son menos casos de los que registra la fuente oficial y no tiene en cuenta el año atípico que ha sido 2020 por la pandemia, que ha dificultado a las víctimas interponer las denuncias, como lo han advertido organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres.

 

Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero

Verdadero

Martes, 18 Octubre 2016

Ministro del Interior, entre una verdad y una exageración

Por Sania Salazar

Juan Fernando Cristo tiene razón en que el Acuerdo Final no incluye ideología de género, pero exageró en cifra de mujeres víctimas de la violencia en Colombia.

En el afán de desmentir otro de los grandes mitos en contra del Acuerdo Final entre Gobierno y Farc el Ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, exageró en el porcentaje de mujeres víctimas de la guerra en Colombia.

 

 

Colombiacheck revisó esta afirmación de Cristo y encontró que es verdadera la parte en que asegura que la ideología de género no se incluyó en el Acuerdo Final, pues lo que se incorporó fue la equidad de género. Pero es inflada la que se refiere a que las mujeres víctimas de la violencia son el 80%.

Como siempre lo hacemos, el primer paso fue contactar al ministro Cristo para saber en qué basa su afirmación.

“El acuerdo de paz nunca incluyó la ideología de género, se habla de equidad de género con el fin de buscar que las mujeres tengan igualdad de oportunidades, y si miramos más allá, las familias han sido destruidas por cuenta de los 52 años de conflicto armado con las Farc y no serán destruidas por una supuesta ideología de género que el acuerdo jamás incluyó y como lo quisieron hacer ver", indicó el jefe de la cartera.

Buscamos la palabra ideología en el Acuerdo Final y no está.

A las cosas por su nombre

Margarita Martínez, investigadora del área de género del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad, Dejusticia, explica que la ideología de género y el enfoque de género son dos conceptos distintos:

“La ideología de género fue un término acuñado por la iglesia católica, principalmente por Juan Pablo II y Benedicto XVI, para referirse a la idea de que los roles de género y la sexualidad son realidades socialmente construidas. Sin embargo este término ha ido mutando y ha sido apropiado por varios sectores de la sociedad de muchas maneras, por lo que su significado se ha vuelto poroso. El enfoque de género es una perspectiva metodológica y teórica para explicar cómo hombres y mujeres experimentamos y estamos en el mundo de maneras diferentes”, precisó.

Martínez indicó además, que este enfoque de género ha sido aplicado ampliamente a los conflictos armados en el mundo, lo que ha evidenciado que hombres y mujeres experimentan los conflictos de manera diferente y que los impactos son distintos en el cuerpo masculino y en el femenino.

Para la investigadora, en el caso del conflicto armado colombiano los hombres han sido las víctimas mortales mayoritarias por el rol que se les ha asignado históricamente de combatientes y guerreros, pero las mujeres han sido mayoritariamente víctimas de delitos como el desplazamiento o la violencia sexual por su rol de protección del hogar y del significado atribuido al cuerpo de las mujeres como botín de guerra.

“El Acuerdo incluye el enfoque de género, pero no la ideología de género porque en el Acuerdo hay un reconocimiento explícito de que a hombres y mujeres nos impacta de manera diferente el conflicto armado y como parte de ese reconocimiento el Acuerdo establece mecanismos institucionales para diagnosticar cómo ha sido ese impacto diferenciado en razón del género”.

¿Las mujeres son el 80% de las víctimas?

En un chequeo de agosto pasado Colombiacheck ya había encontrado que según las cifras del Registro Único de Víctimas (RUV), las mujeres eran el 50,1% de las víctimas. Actualizamos las cifras al 1 de septiembre de 2016, última información publicada en dicho portal, y encontramos que las mujeres son el 49.7% y los hombres el 49.4% de las 8.190.451 personas registradas como víctimas. Esto sin contar los 62.902 que suman los registros de personas declaradas como LGBTI y un ítem titulado “no informa”.

Acá hay que aclarar que las cifras de afectados por género resulta de la suma de declaraciones administrativas y por vía judicial, las dos formas que hay para registrar víctimas en el RUV.

"Las mujeres han sido quienes más han padecido esta violencia en Colombia, ellas son quienes han tenido que sacar adelante los hogares sin sus esposos, han tenido que huir de la violencia”, concluye Cristo.

Según las cifras las mujeres son la mitad de las víctimas registradas en el país, pero han sufrido de manera diferenciada la guerra por su condición, según le han explicado los expertos a Colombiacheck en este chequeo y en el que mencionamos antes.

Aunque no es cierto, como lo dijo el Ministro Cristo, que el 80% de las víctimas del conflicto sean mujeres, vale la pena preguntarse: ¿No es justo que el Acuerdo Final las reconozca, busque repararlas y pretenda también que se les trate con igualdad?