Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 19 Abril 2021

CEO de Pfizer no se negó a aplicarse su propia vacuna; dijo que lo haría cuando fuera su turno

Por Laura Rodríguez Salamanca

En redes se sacó de contexto una noticia publicada por Clarín, en Argentina, para alimentar la narrativa sobre la inseguridad de las vacunas contra COVID-19.

En redes sociales, especialmente en Facebook, circulan varias capturas de pantalla de un artículo, publicado por la versión digital del periódico argentino Clarín, que se titula: “Albert Bourla, CEO de Pfizer, no quiso aplicarse su vacuna”.

En la mayoría de las imágenes solo se puede leer el título de la publicación, lo que ha llevado a que los usuarios saquen conclusiones erradas sobre el texto y alimenten teorías conspirativas sobre la seguridad de las vacunas.

Ceo_Pfizer_CuestionableCeo_Pfizer_Cuestionable

Las imágenes han sido compartidas en Argentina, Perú, México, España y Colombia con comentarios como “hay que ser muy estúpido para caer en la trampa” y “¿te pondrías una vacuna que el mismo diseñador y fabricante no se pondría?”.  

Uno de los comentarios más recurrentes es: “El CEO de Pifz€r no quiere ser víctima del invento de su propia compañía porque sabe el riesgo que puede correr al aplicarse ese veneno, mientras los dormidos esperando su turno para v4cunarse. Lamentable”. 

El problema de este tipo de publicaciones es que resultan engañosas al no permitir leer completo el artículo de Clarín, publicado el 17 de diciembre de 2020, en el cual se explica que el ejecutivo dijo que no se había vacunado porque no estaba “en el rango de edad de quienes deben recibirla primero”. 

La noticia de este medio de comunicación se basó en una entrevista concedida por el presidente y director de la farmacéutica estadounidense al canal de televisión CNCB el 14 de diciembre de 2020, día en que se inició la vacunación masiva contra el COVID-19 en Estados Unidos y tres días después de que la Administración de Medicamentos y alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) le diera la aprobación de emergencia a la vacuna de Pfizer-BioNTech.

En la conversación, una periodista le preguntó cuándo planeaba vacunarse, a lo que Bourla respondió: “Pronto. Tan pronto pueda lo haré. La única sensibilidad acá es que no quiero ser un ejemplo de saltarse la línea. Tengo 59 años, tengo buena salud, no estoy trabajando en la primera línea. Así que para mi perfil no recomienda ponerse la vacuna ahora mismo”. 

Es que de acuerdo con las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de Estados Unidos, en las primeras fases de vacunación estaban el personal de atención médica, los residentes de geriátricos, el personal de la primera línea de atención de la pandemia (por ejemplo, bomberos, profesores, trabajadores agrícolas y policías) y personas de 75 años o más.

El CEO de Pfizer también comentó en la entrevista que su empresa había realizado muchas encuestas para identificar qué le daría confianza a la gente para ponerse la vacuna, las cuales arrojaron que una de las razones, incluso mejor que si el presidente Joe Biden se la pusiera, sería que él mismo se vacunara. Entonces, aclaró: “Con esto en mente, estoy tratando de encontrar una manera de vacunarme a pesar de que no es mi momento solo para demostrar la confianza en la empresa”. 

De hecho, a principios de marzo Bourla anunció en una serie documental de HBO que había recibido su primera dosis de la vacuna contra el COVID-19, según anotaron nuestros colegas verificadores de FactCheck.org. 

Con esta información, calificamos como cuestionables las capturas de pantalla del artículo “Albert Bourla, CEO de Pfizer, no quiso aplicarse su vacuna”, del periódico Clarín, que solo permiten leer el titular de la noticia o sacan de contexto la información de la publicación para sostener falsas narrativas sobre la seguridad de las vacunas.

En resumen, el artículo sí fue publicado por el medio de comunicación, pero en el contenido se aclara que Bourla dijo no haberse vacunado (en diciembre de 2020) porque aún no le correspondía el turno por no hacer parte de los grupos de riesgo.
Además, el director ejecutivo de Pfizer anunció en marzo que había recibido la primera dosis.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 30 Marzo 2021

Christiana Figueres no dijo que ‘debemos hacer todo lo posible para despoblar el planeta’

Por Laura Rodríguez Salamanca

En redes se le atribuyen falsamente estas palabras a la experta costarricense en cambio climático y ex funcionaria de la ONU. La desinformación circula desde 2015.

Circulan por redes sociales y plataformas de mensajería privada varios pantallazos de artículos y publicaciones en los que se le atribuye textualmente a Christiana Figueres, exsecretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, la cita: “Debemos hacer todo lo posible para despoblar el planeta”.

Christiana_Figueres_falsoChristiana_Figueres_falso

Las supuestas palabras de la costarricense son presentadas por los usuarios de redes sociales como la confirmación de la teoría conspirativa del origen artificial de la pandemia de COVID-19 y son asociadas a argumentos antivacunas. 

“Por favor, vacunese, somos demasiado en este mundo y a los de arriba les molesta eso (sic)”, escribió, por ejemplo, un usuario de Facebook.

Otro, por su parte, anotó: 

“Será esta la vacuna de ‘Thanos’?. Recordemos que Thanos representa una ideología/teología pagana de la élite; la ecología profunda que plantea que su diosa ‘Gaia’ o ‘Gea’ (el planeta tierra) está sobrepoblada y que nosotros los humanos somos como parásitos dañandola y es por eso que buscan el despoblamiento de la tierra y han sido explícitos como Figueres de la ONU”. 

En Colombiacheck calificamos esta clase de publicaciones como falsas. La razón: la supuesta frase de Figueres surgió al sacar de contexto y malinterpretar unas declaraciones que la experta ofreció en 2013. 

En nuestro país, la frase falsa se ha compartido varias veces este mes en el grupo de Telegram “Colombianos x la verdad'', que tiene más de 1.700 miembros. Y, de acuerdo con las herramientas de monitoreo de redes sociales CrowdTangle y Buzzsumo, ha rotado también en Chile, Costa Rica, Perú, México, Argentina, Brasil y España.

Algunos de los grupos y páginas de Facebook en los que circula son: Cristianos Pro-valores, StOp PLANdemia, Todo lo que nos ocultan las élites y Oraculo de Zamma (sic). Allí también se comparte en otros formatos como links a varios artículos (1, 2 y 3) con la desinformación y un video de UgeTube (plataforma similar a YouTube) en el que un hombre español narra el contenido de este tipo de artículos. 

De vieja data

La frase apócrifa de la exfuncionaria de la ONU se está usando para promover noticias falsas sobre la pandemia y contra la vacunación, pero no es nueva. Encontramos entradas de Facebook contra el aborto que citaban la misma supuesta cita en 2015, mismo año de publicación de varios de los artículos que se han linkeado con la desinformación en las últimas semanas. 

En algunas de estas publicaciones solo se refiere que Figueres pronunció la supuesta cita “en una entrevista” y no se dan más detalles. Pero en otras (1 y 2), se especifica que se trata de un extracto de una “charla coloquio con Greg Dalton, fundador de Climate One, una organización dedicada al estudio del Calentamiento Global” y hasta se adjunta un video (de cinco minutos) de la conversación.

Encontramos también la versión extendida de la entrevista, publicada en abril de 2013 en la página web de Climate One. Y el problema es que la experta nunca dijo en la conversación que debíamos hacer todo lo posible para despoblar el planeta. 

Figueres habla primero sobre la forma en que el cambio climático afecta especialmente a las mujeres de países en desarrollo y cómo, a través de la tecnología y la educación, pueden convertirse en agentes de cambio. 

Luego su interlocutor le pregunta si es cierto que detener el aumento de la población ayudaría a mitigar el aumento de los gases de efecto invernadero

Y la experta responde: “Todos sabemos que esperamos 9.000 millones para 2050, así que, obviamente menos personas ejercerían menos presión sobre los recursos naturales. Realmente deberíamos hacer todo lo posible para cambiar esos números porque ya estamos, hoy, excediendo la capacidad de carga del planeta”. 

Es decir, ella habla sobre una reducción del crecimiento de la población mundial, no de una despoblación o disminución de la población actual. Es más, aclara que “no podemos caer en la opinión simplista de que solo reduciendo la población resolvemos el problema [del cambio climático]”.

Además de esto, para comprobar el posible registro de la frase en otras fuentes, hicimos varias búsquedas avanzadas en Google con términos claves y la frase entre comillas tanto en inglés como en español. Pero el buscador no arrojó más que las entradas a portales de información falsa. No hay ninguna prueba seria de que Figueres haya pronunciado la cita. 

No es la primera vez que desde que se inició la pandemia se sacan de contexto declaraciones sobre la reducción del aumento de la población para señalar falsamente que se trata de argumentos a favor de la eliminación de la población actual. 

En una charla TED de 2010 sobre las emisiones de carbono, Bill Gates dijo que hoy en día hay 6.800 millones de personas en el mundo y que llegaremos a los 9.000 millones, pero que si hacemos un buen trabajo con las vacunas y la salud reproductiva, podríamos reducir la tasa de crecimiento de 10 o 15 por ciento a 1.3 por ciento. 

Sus palabras fueron malinterpretadas a tal punto que una diputada antivacunas del parlamento italiano las usó como argumento para exigir llevar al magnate ante la Corte Penal Internacional por “crímenes contra la humanidad”. En Colombiacheck verificamos la información en contexto y encontramos que, igual que en el caso de Figueres, Gates no se refería, a una reducción de la población mundial, sino de su crecimiento.

De hecho, como establecieron los colegas chequeadores de AFP Factual, que en ese momento también revisaron la desinformación, si la estrategia de Gates funcionara, el aumento de la población “seguiría siendo positivo”.

Así, calificamos como falsos las imágenes y artículos en los que se difunde que Christiana Figueres, experta en cambio climático, dijo que “debemos hacer todo lo posible para despoblar el planeta”. La desinformación se originó al sacar de contexto declaraciones ofrecidas en 2013 sobre la relación entre la disminución de la población y el medio ambiente.