Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 29 Enero 2020

Citan mal a Vivanco para acusar a Farc de asesinar a líderes sociales

Por José Felipe Sarmiento

El director de Human Rights Watch para las Américas menciona a las disidencias de la exguerrilla entre otros responsables de esos crímenes, pero en redes usan esto contra el partido político.

Un trino viral le atribuye a la ONG internacional Human Rights Watch (HRW) el haber dicho que “los autores de los asesinatos de Iíderes sociales son Farc, ELN y CIan del Golfo” y adjunta un video en el que su director para las Américas, José Miguel Vivanco, supuestamente da esas declaraciones. El mensaje es cuestionable porque la cita está mal y va en la misma línea de otras palabras que se le atribuyen falsamente en redes.

Tuit con cita errónea de Vivanco, que atribuye asesinatos de líderes a Farc

En las mismas declaraciones que adjunta la usuaria se evidencia que la frase textual del activista es diferente. Él no habla de las Farc, que dejaron de existir como guerrilla y se convirtieron en partido político tras firmar el Acuerdo Final de Paz del Teatro Colón en 2016, sino de sus disidencias. Estas surgieron de antiguos frentes que se negaron a continuar en el proceso y fueron expulsadas de la organización por sus máximos jefes, como ya ha explicado Colombiacheck en otras ocasiones.

Es decir, lo que realmente dice Vivanco, con base en datos de la Fiscalía, es que “no cabe duda de que quienes están detrás de estos crímenes son disidencias de las Farc, grupos sucesores del paramilitarismo como el Clan del Golfo y otros, que hoy en día los denominamos como bacrim [bandas criminales], y el ELN”.

El directivo de HRW hizo ese pronunciamiento el pasado 24 de enero, en una reunión con la Comisión de Paz del Senado. Quien le preguntó por el tema fue la senadora Paloma Valencia (a quien menciona en la grabación), que es copresidenta de esa célula del Legislativo. La congresista del Centro Democrático publicó el mismo video en un trino propio con la descripción correcta.

Al contrastar con imágenes publicadas por otros miembros de la comisión presentes y la cuenta oficial de la corporación, así como un reporte de RCN Radio y un video que la jefe de prensa del senador Roy Barreras le envió a Colombiacheck por WhatsApp, se confirma que la grabación es de ese día.

Sin embargo, también cabe aclarar que el orden en el que los grupos armados fueron mencionados por Vivanco no necesariamente responde al número de casos en los que cada uno ha participado. Según los datos públicos más recientes de la Fiscalía, que siguen siendo los de agosto pasado en los que se basó otro chequeo, 41,39 por ciento de los crímenes todavía no tiene un autor establecido y, entre los que sí han sido esclarecidos, solo 58,19 por ciento son atribuibles a organizaciones criminales.

En 17,51 por ciento por de los casos, estas pertenecen a la delincuencia común. Los segundos responsables más frecuentes son el Clan del Golfo y las disidencias (Grupos Armados Organizados Residuales, GAOR), con 11,86 por ciento de los casos cada uno. Les siguen el ELN con 7,91 por ciento, el EPL con 3,39 por ciento y los Caparros o Caparrapos con 2,26 por ciento. Mientras tanto, las Farc tienen dos señalamientos, que representan el 1,13 por ciento.

Es posible que el periodo analizado cubra meses o incluso años antes de la firma y entrada en vigencia del Acuerdo Final de Paz. Esto explicaría la inclusión de crímenes cometidos por la guerrilla en armas, pero no es seguro.

Según Alejandro Jiménez, investigador de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares) dedicado a la documentación de estos asesinatos, el último líder que mató esa organización fue Genaro García, representante del Consejo Comunitario de Alto Mira y Frontera en Tumaco, Nariño, el 3 de agosto de 2015. Incluso el autor del crimen, Juan Carlos Caicedo, le pidió perdón a la comunidad como condición de un preacuerdo con la Fiscalía en septiembre de 2016, antes de la firma del Acuerdo de Cartagena.

El analista también dijo que las Farc podrían haber estado involucradas en la desaparición de Henry Pérez Ramírez, líder campesino del corregimiento La Gabarra en Tibú, Norte de Santander. No se sabe nada de él desde el 26 de enero de 2016, pero en su caso también ha habido otras hipótesis, que han apuntado al ELN (que en su momento negó tenerlo retenido) y el EPL.

El ente acusador no le ha respondido a Colombiacheck cuál es la fecha de inicio de su conteo de 302 líderes asesinados en total hasta el comunicado de agosto. Aunque sus cifras se basan en los casos confirmados por la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) en Colombia, puede organizar la información de forma distinta porque esta le pasa un reporte semanal.

De todas maneras, sumando los informes anuales de esa institución desde 2017 y los datos que se conocen sobre 2019 y las primeras semanas de 2020, van cerca de 350 casos confirmados. Por su parte, el relator especial de la ONU para la situación de los defensores de derechos humanos, Michel Forst, documentó 323 desde la firma del acuerdo hasta finales del año pasado. 

Otro aspecto a tener en cuenta es que los 177 esclarecimientos que cuenta la Fiscalía no implican que los responsables estén condenados o presos. La entidad incluye indagaciones en diferentes etapas. Hasta el comunicado de agosto, solo 33 tenían una sentencia, 55 estaban en juicio, 45 iban en imputación de cargos y 41 tenían orden de captura.

En cualquier caso, la afirmación es cuestionable porque tergiversa el contenido del video (que no todo el mundo ve), con una confusión grave entre las disidencias de las Farc y el actual partido político.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 04 Enero 2017

Cinco frentes de las Farc que no se desmovilizan, un rumor sin sustento

Por Miriam Forero

Durante el fin de año circularon rumores respecto a la cantidad de frentes y guerrilleros que se declararon en disidencia frente al proceso de paz. Colombiacheck revisó la información disponible y encontró que dichas afirmaciones carecen de fundamento.

Una lectora de Colombiacheck nos pidió verificar si es verdad la información que circula en redes sociales, según la cual cinco frentes de las Farc no se van a desmovilizar:

 

 

Tras indagar varias fuentes y revisar los posibles sustentos de esta alerta, encontramos que, aunque ha habido algunas disidencias y riesgos de posibles nuevos desertores dentro de las Farc, no hay razones de peso para asegurar que los frentes 7, 16, 44 y 57 se apartarán del desarme y desmovilización pactados en La Habana. Únicamente el Frente Primero ha expresado su decisión de no unirse al proceso de paz. Por eso, calificamos esta afirmación como ligera, pues carece de fundamentos.

Para empezar, consultamos a tres entidades que hacen monitoreo del conflicto y sus acciones, con metodologías que incluyen abundante trabajo de campo directo en las regiones. Eduardo Álvarez Vanegas, de la Fundación Ideas para la Paz (FIP); Carlos Montoya, de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares) y Jorge Restrepo, del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac), le dijeron a Colombiacheck que no tienen información o registros sobre frentes de las Farc que no se vayan a desmovilizar.

“Los hechos puntuales que reportan tanto el Ejército como las organizaciones que hacen monitoreo a este tipo de acciones demuestran que no hay tal tipo de riesgo para la reintegración. Al contrario, si algo mostraron las Farc después del 2 de octubre fue una gran voluntad, no sólo por parte de los jefes guerrilleros sino de la guerrillerada que accedió a dirigirse a los lugares de preconcentración y no han alterado el orden público en las zonas en las que están”, dijo Montoya.

Para este investigador de la Fundación Pares, lo que sucede con el meme que propagan varios detractores del acuerdo con las Farc es que se estos aprovechan los temores que existen -y que son normales en un proceso de paz- de que la desaparición de esa guerrilla fracase por intereses de narcotráfico, minería ilegal y extorsión. Además, retoman viejos rumores sin fundamento que surgieron cuando el Frente Primero informó en un comunicado, el 10 de junio de 2016, que renunciaba a su desmovilización y se declaró en disidencia.

Pero incluso con este caso hay inconsistencias. Las Farc, Pares, la FIP, reportes de prensa y entidades oficiales indican que se trata de sólo un grupo disidente dentro de este frente, no de su totalidad. Al comienzo se habló de 60 personas y en el monitoreo de acciones, parecería que el grupo se ha ido mermando hasta contabilizar unas 15 personas aproximadamente.

Las Farc niegan por completo la veracidad de la alerta que emite el meme. “Todos los frentes van a hacer dejación de armas. Lo que pasa es que va a ser en los tiempos acordados, cuando la citación sea dada”, le dijo a Colombiacheck Olga Lucía Marín, comandante de las Farc e integrante de su Comisión Internacional, quien actualmente maneja las relaciones de prensa de esa organización.

También quisimos conocer los datos de disidencias y de no acato a la desmovilización que manejan el Ejército y el Ministerio de Defensa; pero en el primer caso la comunicación fue imposible y en el Ministerio nos indicaron que dicha información la tiene el equipo negociador del gobierno. La Oficina del Alto Comisionado para la Paz, por su parte, también respondió que no tienen ningún dato de frentes que no se quieran desmovilizar.

¿Qué ocurre con cada frente?

Finalmente, analizamos el caso de cada frente mencionado en el meme y tomamos como punto de referencia dos investigaciones académicas que han indagado el tema de las disidencias dentro de las Farc. Por un lado, en los números 28 y 42 de la publicación “Semanario” que distribuye el Cerac, la investigadora Angie Mora publicó dos artículos acerca de este tema: “Riesgos de disidencia de las FARC hoy” (29 de julio de 2016) y “Descomposición, más que disidencias” (4 de noviembre de 2016).

En el primero, asegura que “todos los bloques de las FARC (nivel más alto en el que se organiza la guerrilla) han expresado públicamente su apoyo formal al proceso de paz. Algunos frentes y columnas también se han manifestado de forma individual: de los 83 frentes que integran las FARC, 17 han expresado públicamente su adhesión a los acuerdos, así como 3 de las 31 columnas móviles”.

Por otra parte, tomamos el artículo “Disidencias de las FARC: ¿Por qué lo hacen? ¿Qué tan peligrosas son?” que elaboró Eduardo Álvarez, de la Fip, el pasado 14 de noviembre, con base en los datos que ha recopilado dicha organización.

Esta es la situación de cada frente analizado:

Frente 1: operaba en Guaviare pero, tras apartarse del proceso de paz, han movido sus acciones a Vaupés y Amazonas. Como se indicó arriba, en junio anunciaron su decisión de no desmovilizarse ni dejar las armas. Precisamente, uno de los jefes guerrilleros que las Farc tuvieron que expulsar de sus filas a comienzos de diciembre fue Gentil Duarte, quien había sido encargado de dirigir lo que quedó de este frente, luego del anuncio de disidencia.

Frente 57: opera en Chocó. Al principio, no participó en la mesa de negociaciones. La FIP y el Cerac lo identificaron como un posible foco de disidencia, riesgo que esta última atribuyó a la ubicación geográfica.

Frente 7: tres de los cinco mandos expulsados en diciembre pasaron por este frente que opera en Meta. El Cerac identifica el riesgo de disidencia que allí hay como consecuencia de su importante accionar en el narcotráfico.

Frente 16: otro de los expulsados comandaba este frente en Vichada. El Cerac reconoció allí un riesgo de disidencia por actividades ilegales como narcotráfico, minería ilegal y extorsión.

Frente 44: aunque no apareció reportado en los monitoreos de Fip y Cerac, su comandante alias ‘Jhon 40’ estuvo dentro del grupo de expulsados por las Farc. Actúa en Guaviare.

No se sabe de dónde proviene la información difundida por redes sociales. Incluso, llama la atención que existen posibilidades de disidencia en otras células de las Farc -la FIP identificó en total siete frentes en riesgo y el Cerac 27-, pero el meme sólo habla de cinco frentes.

Entre tanto, la movilización de las Farc a las zonas de concentración ya empezó y las dificultades que se han conocido tienen que ver con asuntos logísticos y de infraestructura, no con guerrilleros que se nieguen a trasladarse.

De este modo, es evidente que el meme sobre cinco frentes que no se desmovilizarían consiste en un rumor sin sustento, pues no se basa en sucesos o anuncios reales, sino que da por hecho algo que no ha pasado sobre posibles riesgos identificados en diversos frentes de las Farc, donde el temor a que continúen las actividades ilegales ayuda a reforzar este rumor.