Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 13 Mayo 2020

Con ‘la vacuna obligatoria para la Covid-19’ no se implantará un chip creado por Bill Gates

Por Laura Rodríguez Salamanca

Medios y pastores cristianos defienden esta hipótesis que combina argumentos falsos e inconexos.

Desde hace unas semanas, circula redes en sociales una hipótesis, según la cual existe una relación entre las investigaciones para la vacuna contra la COVID-19 y la futura implantación de un microchip supuestamente creado por el multimillonario Bill Gates para vigilar a la población. Con base en esta hipótesis, en las publicaciones se recomienda no acceder a la aplicación de la vacuna cuando esté lista.

Pero toda esta información es falsa.

Muchos usuarios, en su mayoría medios y pastores cristianos, han compartido esta hipótesis. Encontramos publicaciones al respecto en cuentas argentinas, peruanas y colombianas. En el caso de nuestro país, se viralizó un video de una conversación entre los pastores colombianos Miguel y María Paula Arrázola, y el pastor de origen dominicano Ruddy Gracia, en la que este último señala que “detrás de todo esto [la pandemia de COVID-19] hay un grupo élite a nivel global que está preparándose para poner una vacuna obligatoria y, detrás de esa vacuna obligatoria, poner un chip que se llama ID 2020 hecho por el señor Bill Gates”. 

Pero esta hipótesis se basa en una combinación de falsedades y de hechos verdaderos, pero inconexos. Nuestros colegas verificadores de La Silla Vacía le pusieron la lupa a esta desinformación y escribieron: “Esa teoría conspirativa mezcla dos elementos diferentes: la financiación de vacunas de la Fundación Gates y las investigaciones que se llevan a cabo sobre identidad digital”. 

Por una parte, es evidente tanto en el blog de Gates como en la página de web de la Fundación Bill y Melinda Gates, que estos multimillonarios han dedicado gran parte de sus inversiones filantrópicas a las vacunas. Y por supuesto, están involucrados en el desarrollo de la vacuna contra la COVID-19. Pero, como dijo La Silla Vacía, ninguna de estas investigaciones se relaciona con microchips implantados. 

El 30 marzo el propio Gates escribió en su blog: “Para COVID-19, el desarrollo financiero no es un problema. Los gobiernos y otras organizaciones, incluida nuestra fundación (...), han dejado en claro que apoyarán todo lo que sea necesario para encontrar una vacuna. (...) El sector privado, los gobiernos y nuestra fundación comenzarán a identificar instalaciones para fabricar diferentes vacunas potenciales”.
 

Por otra parte, aunque hay fondos de la Fundación Gates que se destinan a la investigación sobre identificación digital, nada tienen que ver con la implantación de microchips para violar la privacidad. 

GAVI, la Alianza de Vacunas, es una organización público-privada que se construyó gracias a los aportes de los Gates y que ha recibido de su fundación más de 4.000 millones de dólares. Hoy día hace parte de los socios fundadores de la Alianza ID 2020 [La supuesta creadora del microchip], que según su página web, desde 2016 aboga por la protección de la privacidad para la identificación digital. 

Este propósito va en contravía del supuesto control y abuso de la privacidad que se está difundiendo en redes sociales. De hecho, los “requisitos centrales” que ID 2020 exige para esa identificación digital son que sea privada, portátil, persistente y personal. 

Además, la solución que la alianza propone, de acuerdo con la página web de Accenture, otro de los socios, consiste en una plataforma [de nuevo, no en un microchip] de servicios de identidad que permite acceder y compartir información sin la preocupación de usar o perder la documentación en papel, y que aprovecha un sistema biométrico que puede gestionar huellas digitales, escaneos de iris y otros datos. 

Fuera de contexto

Otro de los argumentos con los que se ha sustentado la acusación a Gates de querer implantar un chip a través de la vacuna contra el COVID-19 es un supuesta confesión del propio magnate. Diversos medios y blogs lo han publicado. Por ejemplo, el 27 de marzo La Matrix Holográfica publicó un artículo titulado “Comienzan a enseñar sus cartas: Bill Gates anuncia que implantará microchips para combatir Covid-19 y rastrear las vacunas”.

Pero este tipo de artículos, citan y sacan de contexto las respuestas de Gates en una sesión de preguntas que ofreció en la red social Reddit hace un mes. Hicimos una búsqueda avanzada con palabras como “digital, identificación, Covid-19” en los miles de mensajes del registro de la conversación. 

Encontramos que uno de los usuarios le pregunta “¿Qué cambios vamos a tener que hacer en la forma en que operan las empresas para mantener nuestra economía y proporcionar distanciamiento social?”. A lo que Gates responde: “La cuestión de qué empresas deberían continuar es complicada. Ciertamente, el suministro de alimentos y el sistema de salud (...) Eventualmente tendremos algunos certificados digitales para mostrar quién se recuperó o se hizo la prueba recientemente o, cuando tengamos una vacuna, quién la recibió”. No escribió nada más; no habló de microchips. Pero esta frase se usó para soportar la desinformación. 

Finalmente, nuestros colegas de Animal Político, en México, chequearon otra de las tantas versiones de la hipótesis, que se publicó en Youtube, y la calificaron como falsa. 

Por todas estas razones, le otorgamos esta misma calificación a las publicaciones que difunden la idea de que con una supuesta vacuna obligatoria para la Covid-19 se implantará el microchip ID 2020, creado por Bill Gates para vigilar a la población mundial.
 

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 18 Mayo 2020

Bill Gates no está haciendo “control poblacional” con la vacuna del coronavirus

Por Adolfo Ochoa Moyano

Un video tergiversa afirmaciones del magnate estadounidense y añade datos falsos y teorías de la conspiración para desinformar sobre los esfuerzos por crear una vacuna contra el coronavirus.

En redes sociales se viralizó el video ‘Bill Gates propone un microchip en humanos’, publicado en Youtube, en el que se se indica que el filántropo norteamericano planea inocular microchips en humanos que se vacunen en contra del COVID-19. Esos microchips servirían, según el video, para rastrear a las personas y para controlar la natalidad en países en desarrollo.

Esto es falso, como ya lo contamos en el chequeo “Con ‘la vacuna obligatoria para la Covid-19’ no se implantará un chip creado por Bill Gates”.

El video también asegura que los aportes de Gates al desarrollo de una vacuna contra el COVID-19 tienen la intención oculta de promover un nuevo orden económico y social en el mundo lo que, como habíamos explicado en otro chequeo, es una teoría de conspiración sin sustento. Pero además, el video repite otra teoría conspirativa según la cual Gates es miembro del grupo de los “Illuminati”. Incluso, se habla de la “gripe illuminati” para referirse al coronavirus. De todas formas revisamos varias de sus afirmaciones.

Según el video, el plan de control natal y rastreo de la población de Gates estaría respaldado por la Alianza Digital de Identidad o ID 2020. Como ya contamos, ID 2020 es una organización que busca contribuir a construir una base de datos digital que permita una mejor identificación de las personas y que “aboga por la protección de la privacidad para la identificación digital”. La idea es que se tenga siempre a la mano información para acceder a sistemas de salud y a derechos como el del voto.

En nuestro anterior chequeo, nuestra conclusión fue que este ideal por el que aboga ID 2020 va en contravía del supuesto control y abuso de la privacidad que se le endilga en redes sociales. De hecho, los “requisitos centrales” que ID 2020 exige para la identificación digital son que sea privada, portátil, persistente y personal. 

Por otra parte, las primeras imágenes del video citan una nota del año 2014 publicada en el portal Computer Hoy en la que se reporta sobre el desarrollo de un implante anticonceptivo a “control remoto”. En efecto, según la página de la Fundación Gates, Bill Gates sí ha tenido interés en financiar este este tipo de tecnología anticonceptiva. El objetivo, según la Fundación, es mejorar la salud sexual y reproductiva de 120 millones de mujeres de los países más vulnerables del planeta. Además, en 2014 la fundación que lidera Gates con su esposa Melinda financió con 17,9 millones de dólares al laboratorio Daré Bio para el desarrollo de un sistema personal que permita a las mujeres controlar su fertilidad. 

Pero este implante se encuentra en fase preclínica, así que ni siquiera están en el mercado. Además, lo que busca el proyecto es ayudar a la planificación familiar, en especial en naciones con mayor población sin acceso a métodos anticonceptivos. Y no “del control poblacional a través de la natalidad”, como se señala en el video.

A pesar de esto, el video asegura que “ese microchip sería inoculado en humanos a través de la cura de contra el coronavirus”. En ese punto, el autor del video también cita una nota del medio salvadoreño El Independiente, en la que se indica que “el cofundador de Microsoft, Bill Gates, lanzará cápsulas implantables, también llamadas microchips, para humanos que tienen ‘certificados digitales’; Estos pueden mostrar quién ha sido examinado para el coronavirus y quién ha sido vacunado contra él”.

Sin embargo, ese portal malinterpretó las declaraciones del fundador de Microsoft sobre este tema. Gates habló acerca del coronavirus y vacunación hace dos meses en un foro de ‘Ask me anything’ (Pregúntame lo que sea) de la red social Reddit, en el que se refirió a la necesidad de rastrear las pruebas positivas en un territorio nacional para así atacar el virus.

“Las pruebas en los Estados Unidos aún no están organizadas. En las próximas semanas, espero que el Gobierno arregle esto al tener un sitio web al que se pueda ir para averiguar sobre pruebas caseras y quioscos. Las cosas están un poco confusas sobre esto en este momento. En Seattle, la [Universidad de Washington] está proporcionando miles de pruebas por día, pero nadie está conectado a un sistema de seguimiento nacional. Siempre que haya una prueba positiva, se debe poder ver para comprender dónde está la enfermedad y si necesitamos fortalecer el distanciamiento social. Corea del Sur hizo un gran trabajo al respecto, incluido el rastreo de contactos digitales”, fue una de las respuestas de Gates en Reddit el 18 de marzo.

También dijo que “eventualmente tendremos algún tipo de certificados digitales para ver quién se ha recuperado o ha recibido una prueba recientemente, o cuando tengamos una vacuna, saber quién la ha recibido”.

En el video también se aclara que la propuesta del filántropo es usar 'Quantum-dot tattoos’ (tatuajes de punto cuántico) como una medida de rastreo de quienes estén vacunados. Pero el video confunde estos tatuajes con los certificados digitales (y agrega la noción de “microchips”, que Gates nunca mencionó en Reddit).

Así lo explicaron nuestros colegas del medio Factcheck.org el 14 de abril pasado en una verificación sobre este tema

Por una parte, los 'Quantum-dot tattoos’ sí están en desarrollo por parte de científicos del Massachussets Institute of Technology (MIT) y sus avances se presentaron en diciembre 18 del 2019. Esta investigación está, al menos en un porcentaje, financiada por la fundación de Bill y Melinda Gates, pero son muy diferentes de un chip y la investigación comenzó desde antes de la pandemia de COVID-19. Sí se refiere a vacunas, pero se trata de un avance que permita dejar una ‘marca digital’ (con un tipo de tinta especial) bajo la piel para determinar quiénes ya han recibido vacunas y de qué tipo, en especial en países en vía de desarrollo.

Por otra parte, los “certificados digitales” no son estos tatuajes, ni se tratan de microchips. Los certificados digitales, como explica Factcheck.org, son documentos digitales (y no una tecnología física), existen desde por lo menos 1988 y se utilizan para enviar información encriptada a través de Internet, como en el caso común de las firmas electrónicas que se utilizan para verificar la identidad.

Cuando Gates mencionó su uso en el foro, se refería a los certificados digitales como parte de un esfuerzo por crear una plataforma digital que expandiría las pruebas autoadministradas en el hogar para COVID-19, dijo la Fundación Gates a FactCheck.org.

Los tatuajes ya mencionados vienen de una investigación, publicada en diciembre del año pasado, que buscaba abordar el problema del mal mantenimiento de registros en "entornos de bajos recursos" a través de una tinta invisible en la piel de un paciente que podría durar hasta cinco años y leerse con un teléfono inteligente especialmente adaptado.

Kevin McHugh, profesor de bioingeniería de la Universidad de Rice que trabajó en el estudio, le dijo a Factcheck.org por correo electrónico que la tinta no podía usarse como dispositivo de rastreo.

"Estas marcas fueron desarrolladas para proporcionar un registro de vacunación y no hay capacidad de rastrear los movimientos de nadie", dijo McHugh. “Esta tecnología solo puede proporcionar datos muy limitados (por ejemplo, no personalizados) localmente. Estas marcas requieren imágenes directas de la línea de visión desde una distancia de menos de 1 pie. El seguimiento remoto o continuo simplemente no es posible por una variedad de razones técnicas”, publicaron nuestros colegas.

Asimismo, la Fundación Gates les confirmó por correo electrónico que esta investigación no está relacionada con ninguna medida relacionada con las vacunas COVID-19.
De esta manera, después de revisar los orígenes de la información que entregó Bill Gates originalmente y la información sobre los 'Quantum-dot tattoos’ que no son certificados digitales, ni microchips, ni su desarrollo tuvo que ver con el coronavirus, concluimos que es falso lo que dice el video.