Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 16 Junio 2020

Dos recetas caseras de desinfectante en atomizador que no inactivan al coronavirus

Por Laura Rodríguez Salamanca

Ambas se difunden como alternativas efectivas a los productos comerciales. Pero, con ayuda de algunos profesionales, encontramos varios reparos en cada una de ellas.

El desabastecimiento de productos desinfectantes en medio de la pandemia por el nuevo coronavirus COVID-19 y las preferencias de algunos consumidores por productos “naturales” han generado que se difundan, a través de cadenas de mensajería privada y redes sociales, varias recetas para elaborar desinfectantes caseros (tipo atomizador) que se recomiendan indistintamente para ropa, superficies y para la piel. 

Colombiacheck le pidió a varios profesionales ponerle la lupa a dos de las más populares entre los usuarios. Y encontramos que no tienen suficiente acción desinfectante para inactivar al nuevo coronavirus. 

Desinfectante a base de aceites esenciales.

FALSO

Las publicaciones que recomiendan este desinfectante casero piden mezclar algunas gotas de aceites esenciales de lavanda, limón, árbol de té y romero con agua destilada; y poner el resultado en un recipiente con rociador. 

Pero, como nos explicó Luis Chávez Duque, ingeniero químico de la Universidad de La Sabana, “lo único que se puede esperar de esa mezcla es una especie de perfume. No hay estudios científicos hasta el momento que demuestren que estos aceites esenciales por sí solos son agentes desinfectantes y menos para el caso del nuevo coronavirus, que hasta hace poco se conoce. Y el agua destilada simplemente es agua que se somete a un proceso para hacerla más pura, nada más, entonces no funciona”. 

A esto hay que sumarle que, como dice Ana Rodríguez, química farmaceútica de la Universidad Nacional de Colombia, “como todos sabemos, el agua no se debe mezclar con el aceite, entonces esa mezcla no actuaría bien. Y de hecho, el aceite esencial es un poco complicado de conseguir, entonces lo más probable es que caseramente se corra el riesgo de adquirir aceites que se comercialicen como tales, pero no lo sean. Además, usarlos sin conocimiento y con concentraciones al azar no es aconsejable”. 

Así mismo, consultamos el listado de plantas medicinales aprobadas en Colombia por el Instituto Nacional de Medicamentos y Alimentos, Invima, [que se construyó con base en monografías de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de la Agencia Sanitaria Europea (EMA) y el Vademécum Colombiano de Plantas Medicinales] para revisar los usos aprobados de los aceites de plantas de la receta. 

Así, encontramos que al aceite esencial de lavanda se le reconoce como un “producto fitoterapéutico de uso tradicional para el alivio de los síntomas leves de estrés, el agotamiento y para conciliar el sueño”, y que al de árbol de té se le reconoce para tratamiento de pequeñas heridas superficiales, picaduras de insectos, de acné leve, alivio de la picazón e irritación en casos de pie leve de atleta, y para el tratamiento sintomático de la inflamación de la mucosa oral. También que al aceite de romero se le reconoce para el alivio de dolores musculares y articulares menores y trastornos circulatorios periféricos menores. Pero para ninguno de estos productos se hace mención en la lista a algún uso aprobado como desinfectante. 

De hecho, según Gonzalo Amézquita Cuéllar, químico farmacéutico con maestría en Ciencias y miembro del equipo de Cuestión de Dosis, un canal de YouTube sobre medicamentos, esta receta no funciona porque “la actividad virucida de la mezcla de los aceites, de haber alguna, sería muy baja por las cantidades que se recomiendan para garantizar la limpieza requerida para inactivar al virus”. 

Ramas de romero +  cáscara de naranja + cáscara de limón + un tercio de botella de vinagre blanco + alcohol + agua tibia.

FALSO

Esta mezcla tampoco funciona. En palabras de Chávez Duque, “lo único que hace esta receta es diluir al alcohol, que es el único el elemento de la mezcla aprobado por la Organización de la Salud y debe tener una concentración al menos del 70 por ciento para penetrar la membrana el virus y hacer la desinfección. Así solo se  disminuye su efectividad”.

Con esto coincide Amézquita y agrega: “el resto de los componentes no sirven. El vinagre suele parecerle corrosivo a la gente, pero no hace nada. Y las cáscaras de limón, de naranja y el romero solo producirán olores agradables porque el alcohol extraerá algunos aceites esenciales que son responsables de su aromaticidad”. 

Nuestros colegas de AFP también verificaron esta receta y la calificaron como falsa. Ellos consultaron a Alejandra Moreno, química farmaceútica de la Universidad de Antioquia, quien además les explicó que “las plantas pueden traer bacterias y sin un proceso de asepsia adecuado, esta mezcla sería peor”. 

Así, calificamos como falsas estas dos recetas caseras que se difunden en redes sociales como alternativas al alcance de los usuarios para protegerse de la COVID-19. 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 04 Mayo 2020

No es cierto que un pH mayor a 5,5 'contrarreste' el COVID-19

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

No es cierto que consumir alimentos “más alcalinos” ayude a subir el nivel de pH del cuerpo ni que un pH más alto genere “inmunidad” frente al coronavirus.

Desde el 2 de abril ha circulado a través de WhatsApp, Facebook, Twitter e Instagram una cadena que señala que, supuestamente, el COVID-19 es inmune a los organismos con un pH mayor de 5,5”. Por ello, de acuerdo con la cadena, “necesitamos consumir alimentos más alcalinos que nos ayuden a subir el nivel de pH para contrarrestar el virus”, y continúa listando siete alimentos, entre los cuales está el ajo y frutas como aguacate, mango y limón, con su “respectivo” nivel de pH. 


Esta información se ha compartido en Nicaragua, España, México, y Ecuador, además de Colombia. Incluso, encontramos la página de Facebook de un doctor en Uruguay, que compartió dicha cadena.

Desinformación en Facebook por parte de un médico

Esta información, sin embargo, es falsa en su totalidad. Alfonso Rodríguez, vicepresidente de la Asociación Colombiana de Infectología (ACIN) le dijo a Colombiacheck que no hay evidencia científica alguna que respalde eso.

El pH es la concentración de iones de hidrógeno en una sustancia que determina su acidez o alcalinidad. De acuerdo con Rodríguez, “pH significa potencial de hidrogeniones. En el caso de los alimentos, el pH puede variar entre valores ácidos a básicos o alcalinos como algunos alimentos mencionados [en la cadena], ejemplo el limón que es ácido”. 

El Dr. José Campillo, investigador del Departamento de Biología Evolutiva de la Facultad de Ciencias de la UNAM, le dijo a Animal Político (México) en su sección de fact-checking que “debemos mantener un pH normal para que nuestras enzimas —que permiten acelerar las reacciones químicas para mantener nuestras funciones vitales— trabajen de manera eficiente. Un pH menor a 7,3 o mayor a 7,4 causaría que las enzimas no pudieran funcionar bien y eso sería grave”. 

Sin embargo, no es cierto que consumir alimentos “más alcalinos” ayuden a subir el nivel de pH del cuerpo, pues el cuerpo humano tiene mecanismos para mantener el pH normal. Asimismo, no se ha demostrado que el consumo de esos alimentos tenga más o menor incidencia en la “inmunidad” frente al COVID-19, como le dijo el doctor Rodríguez a Colombiacheck.

Por otro lado, según explicó Newtral.es (España), aunque es cierto que los alimentos “más alcalinos” son aquellos que tienen un pH superior a 7, “los datos de pH mostrados (en el mensaje que estamos verificando) se alejan de los valores reales”. De hecho los alimentos que describe el mensaje no son alcalinos, lo que supondría tener un pH entre 8,0 y 14,0, “en realidad son alimentos ácidos (pH 2-6,5)”. Información en la que coincide el vicepresidente de la ACIN.

El medio español compartió en su verificación una tabla realizada por ellos en donde agrupan los alimentos de la cadena con el valor de pH asignado y el real:

 

En Colombiacheck ya habíamos revisado otras desinformaciones sobre alimentos que supuestamente ayudan a evitar el contagio del virus SARS-CoV-2 que produce la enfermedad del COVID-19. 

En ese momento, dijimos que ciertos alimentos sí pueden fortalecer sistema inmunológico, pero no previenen contagio por COVID-19. Y el doctor Rodríguez recomienda “que la gente se alimente bien, que tenga una dieta balanceada, rica en frutas y vegetales, baja en grasa y baja en carbohidratos, a fin de tener una dieta saludable que contribuya al mantenimiento de un buen sistema inmunológico o defensas”.

Pero específicamente sobre el COVID-19 las recomendaciones siguen siendo las mismas: mantenerse en casa, lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón, y usar la tapabocas al salir a la calle. Si tiene síntomas respiratorios quedarse en casa e incluso, en ese caso, usar la mascarilla para proteger a otros al interior de la misma.

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus