Pasar al contenido principal

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Viernes, 21 Mayo 2021

Duque sacó pecho en entrevista sobre el paro con cifras de vacunación fuera de contexto

Por José Felipe Sarmiento

Ni el aumento de dosis en el tiempo ha sido tan constante ni Colombia va tan bien frente al resto de América Latina. Primera entrega sobre la entrevista de Noticias Caracol al Presidente en medio del Paro Nacional 2021.

El 17 de mayo de 2021, el presidente Iván Duque participó en una entrevista con el director de Noticias Caracol, Juan Roberto Vargas, y la directora del programa Los Informantes, María Elvira Arango, en el marco del Paro Nacional de 2021 que inició el 28 de abril y se ha mantenido durante 24 días.

En uno de los segmentos, los entrevistadores lo cuestionaron sobre el ritmo de la vacunación contra el COVID-19 en Colombia. El mandatario respondió que el plan de inmunización avanza cada vez más rápido. “El primer millón [de dosis aplicadas] nos tardó 28 días. El último millón, seis días”, afirmó. También dijo que “cuando usted desagrega, no por fecha sino por día de inicio en los días que llevamos de vacunación, nuestro promedio hoy es el tercero mayor de América Latina”.

Colombiacheck verificó ambas afirmaciones y encontró que una es “verdadera pero”, sobre todo porque le falta contexto, y la otra cuestionable, porque consiste en una comparación poco clara que omite un dato fundamental: el tamaño de la población de cada país.

El primer y el último millón

VERDADERA PERO...

“El primer millón [de dosis aplicadas] nos tardó 28 días. El último millón, seis días”.

De acuerdo con los datos oficiales recopilados por el portal estadístico Our World in Data, a Colombia le tomó 29 días llegar al primer millón de dosis aplicadas: lo hizo el 17 de marzo y puso la primera el 17 de febrero. El presidente se descachó solo por un día.

En el último millón, la equivocación fue igual. El día de la entrevista, el país llegó a 7,54 millones de dosis aplicadas. El 10 de mayo, ocho días antes, llevaba 6,48 millones. O sea que poner la diferencia le tomó exactamente una semana.

Sin embargo, el aumento del ritmo no ha sido tan constante como el mandatario lo hace parecer con ese dato. En un chequeo de marzo de 2021, por ejemplo, Colombiacheck encontró que el número de aplicaciones diarias era muy variable y que el ministro de Salud, Fernando Ruiz Gómez, estaba celebrando de manera prematura un récord de 100.000 dosis a pesar de que el promedio móvil de siete días todavía no llegaba a ese punto.

Dos meses después, el panorama ha mejorado pero sigue lejos de ser estable. Solo en la semana previa a la entrevista, el país tuvo días en los que aplicó alrededor de 200.000 dosis y otros en los que no llegó ni a la mitad.

En general, los domingos tienden a dar resultados particularmente bajos, como lo ha señalado la epidemióloga Silvana Zapata Bedoya. El analista de datos Jorge Galindo también ha advertido que todavía hace falta mayor velocidad para tener a un 70 % de la población vacunada al terminar el año.

A pesar de esto, Duque recalcó en el programa su promesa de que habrá 35 millones de personas completamente vacunadas para el 31 de diciembre de 2021. Por esa falta de contexto al dato, que se descacha ligeramente pero en general es cierto, su afirmación es “verdadera pero”.

El tercer promedio latinoamericano

CUESTIONABLE

“Cuando usted desagrega, no por fecha sino por día de inicio en los días que llevamos de vacunación, nuestro promedio hoy es el tercero mayor de América Latina”.

La afirmación no aclara si el presidente se refiere al promedio móvil de los últimos siete días o al general desde el inicio del plan de vacunación. Tampoco especifica si es por dosis aplicadas en bruto o con relación a la población. Colombiacheck le preguntó al equipo de comunicaciones de la Casa de Nariño pero, hasta el momento de publicar esta nota, no ha llegado ninguna respuesta.

Al revisar todas las posibilidades, la única que le da la razón al mandatario es la menos adecuada para comparar. Esto hace que su frase sea cuestionable.

El día de la entrevista, Colombia completó 90 jornadas de inmunización contra el COVID-19 desde el 17 de febrero. Las fechas correspondientes para cada uno de los países de América Latina se pueden ver en la siguiente tabla, elaborada con base en notas de prensa y comunicados de autoridades sanitarias*.

Fechas de inicio y día 90 de vacunación contra COVID-19 por países en América Latina

Primero hay que aclarar que Paraguay, Guatemala, Uruguay, Honduras y Nicaragua todavía no han completado 90 días de vacunación pero están próximos a hacerlo. En estos casos, Colombiacheck usó las cifras más recientes disponibles en Our World In Data al 20 de mayo de 2021 para hacer las comparaciones.

Al revisar el promedio de dosis aplicadas a diario con base en el total que cada país llevaba para la fecha correspondiente, es cierto que Colombia tiene el tercero más alto de la región: 84.000 vacunas al día. Solo la superan Chile y Brasil con 100.000 y 350.000 aplicaciones en promedio cada jornada, respectivamente.

El problema de esta comparación es que no tiene en cuenta otras variables. La más evidente es el tamaño de cada país, como había pasado también en el citado chequeo al ministro Ruiz. Uruguay, con 3,5 millones de habitantes, no necesita la misma cantidad de vacunas que Brasil, donde viven 213 millones de personas.

Así como este último lleva la delantera en gran medida porque tiene que vacunar a más gente, casi todos los países que están por debajo de Colombia en el escalafón del presidente son también menos poblados. México es la única excepción.

Al revisar la tasa de dosis con respecto a la población acumulada en los primeros 90 días, el promedio de Colombia cae al sexto puesto con 14,8 aplicaciones diarias por cada 100 habitantes. El líder es Uruguay con 70,4 y le sigue Chile con 47,4 vacunas al día. El tercero, República Dominicana, casi duplica la cifra colombiana porque puso una media de 28,8 en el mismo tiempo (de hecho, arrancó el mismo día).

Otro aspecto a tener en cuenta es que, como el mismo presidente lo señaló para Colombia al resaltar la reducción de tiempos en poner el último millón de dosis frente al primero, cada país ha ido aumentando su ritmo de manera diferente. Por eso Colombiacheck revisó cuál fue el promedio móvil de siete días que alcanzó cada uno en la fecha correspondiente, es decir cuántas vacunas diarias pusieron de la jornada 84 a la 90.

Colombia es cuarta, con 151.000 dosis diarias en promedio durante la semana previa a la entrevista. La superan Brasil (941.000), Chile (219.000) y México (199.000).

Sin embargo, al ajustar la comparación de acuerdo con las proporciones de la población de cada país, el promedio colombiano es el sexto con 0,30 dosis puestas al día por cada 100 habitantes durante esa última semana. Los tres primeros superan el triple de esa cifra, ya que pusieron más de una vacuna en la misma relación con su número de habitantes. Estos son Uruguay (1,31), Chile (1,15) y República Dominicana (1,01).

En resumen, Duque presentó la comparación que más le convenía entre la vacunación de Colombia y la de América Latina. Esta es cuestionable porque está sesgada en gran medida por el tamaño de la población de cada país e ignora otras variables, por lo que hay formas más adecuadas de contrastar que resultan menos halagüeñas.

* A continuación están enlazadas las fuentes para las fechas de inicio de la vacunación por países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. Cuba no tiene datos de vacunación en Our World in Data.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 28 Junio 2021

Encontrar a personas desaparecidas no implica que denuncias sean falsas como dice Paloma Valencia

Por José Felipe Sarmiento

Este artículo forma parte del chequeo múltiple a un video en el que la senadora del Centro Democrático hizo varias críticas al Paro Nacional 2021.

“Claro que todos rechazamos el abuso de la fuerza, si es que se presenta, pero también tenemos que respetar los derechos que tienen los policías a ser juzgados en debido proceso y con presunción de inocencia. Nos dijeron que había un montón de desaparecidos, ya más de 300 han aparecido porque no estaban tan desaparecidos, eran falsas denuncias”.

Estas declaraciones forman parte de un video publicado en las redes sociales de la senadora Paloma Valencia en el lanza críticas al Paro Nacional 2021, que Colombiacheck decidió verificar en un chequeo múltiple.

Aunque la cifra es correcta. La interpretación que hace la congresista del Centro Democrático para descalificar las denuncias de desapariciones en el marco del Paro Nacional 2021 es errónea. Por tanto, la afirmación es cuestionable.

En efecto, la Fiscalía General de la Nación ha dicho que ha encontrado a más de 300 personas que habían sido reportadas como desaparecidas en las protestas contra el gobierno de Iván Duque. La vicefiscal, Martha Mancera, le dijo a Caracol Radio el 11 de junio de 2021 que el organismo ha conseguido localizar a 335 ciudadanos.

Esto no quiere decir que hayan sido denuncias falsas. Incluso, en caso de que lo fueran, podrían ser consideradas un delito que les da hasta tres años de cárcel a los denunciantes de conductas que en realidad nunca se cometieron.

Sin embargo, la misma Fiscalía General de la Nación ha dicho que en el Sistema Penal Oral Acusatorio (SPOA), la base de datos donde se registran las noticias criminales, apenas hay cuatro denuncias formales de desapariciones forzadas relacionadas con las protestas a corte del 16 de junio de 2021. No ha informado del archivo de ninguna.

Como se detalló en otro chequeo reciente a declaraciones similares del presidente, los datos citados por Valencia se refieren a los resultados de la activación del mecanismo de búsqueda urgente, una herramienta legal que está diseñada precisamente para encontrar a “las personas que se presume que han sido desaparecidas”.

El hallazgo de la persona no implica que no haya existido desaparición. Así lo explicó Colombiacheck en la verificación anterior:

El abogado y defensor de derechos humanos [Leonardo González Perafán, coordinador de proyectos del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, Indepaz] advierte que el hecho de encontrar una persona (en algunos casos, las han hallado muertas) tampoco quita el hecho de que, por un lapso de tiempo, su paradero haya sido desconocido. “Cuando a una persona la detienen y no la dejan ver, se declara como desaparecida”, dice. En pocas palabras, lo que cambia es que ya no lo está, pero lo estuvo.

La penalista y docente universitaria Diana Muñoz Castellanos coincide en que la desaparición forzada se configura independientemente de si la persona aparece al poco tiempo viva o muerta. “Lo que importa es que el Estado negó la información sobre su paradero”, asegura.

En efecto, el Código Penal establece que este delito consiste en someter a una persona “a privación de su libertad cualquiera que sea la forma, seguida de su ocultamiento y de la negativa a reconocer dicha privación o de dar información sobre su paradero, sustrayéndola del amparo de la ley”. No pone tiempos mínimos.

La definición de la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas, que entró en vigencia en Colombia en 2012 tras su aprobación en la Ley 1418 de 2010, es similar aunque especifica que de ser “obra de agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúan con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado”. Tampoco especifica la duración.

Aunque hay casos en los que no se cumplen las condiciones para el delito, porque la persona aparece sin haber sido privada de la libertad, eso no descalifica todas las denuncias. De hecho, al 17 de junio todavía había 84 búsquedas activas según la Fiscalía, que utiliza el eufemismo de “personas no localizadas”; la cifra es la misma que informó la vicefiscal una semana antes.

Indepaz ha registrado al menos 346 casos en total. Sin embargo, como también se explicó en el chequeo pasado, no todas las solicitudes al mecanismo de búsqueda han sido aceptadas porque en algunos casos ha sido insuficiente la información disponible sobre las identidades de las personas desaparecidas.

La congresista del Centro Democrático usó la cifra aislada de personas encontradas para negar una práctica que organizaciones de la sociedad civil han calificado como “sistemática” en el actuar de la Policía durante el paro, como lo reportaron en un informe a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y sobre la cual todavía hay mucha incertidumbre. Su argumento es, por tanto, cuestionable.