Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Martes, 16 Mayo 2017

“El Meta vivió el conflicto y pusimos 240 mil víctimas”

Por Óscar Felipe Agudelo B.

Aseguró Marcela Amaya, gobernadora de ese departamento, ante las quince delegaciones de los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU. Afirmación a la que faltó precisión pues el número exacto es 256.156 víctimas y, por ende, el Meta no aparece entre los diez territorios con más víctimas del país.

El Consejo de Seguridad de la ONU visitó Colombia para ver de primera mano cómo va el proceso de paz del Estado colombiano y la guerrilla de las Farc. La visita de las quince delegaciones en pleno fue del 3 al 6 de mayo y en la agenda el Consejo visitó la Zona Veredal Transitoria de Normalización (Zvtn) de La Reforma, en Vistahermosa, Meta, departamento que tiene por gobernadora a Marcela Amaya quien llegó al cargo con los avales del Partido Liberal y Verde.

La mandataria de los metenses acompañó la visita de los diplomáticos internacionales y aprovechó la ocasión para llamar la atención sobre una problemática de su departamento: "El Meta aquí vivió el conflicto y pusimos 240 mil víctimas", manifestó.

Ante la afirmación de la gobernadora llanera, Colombiacheck se propuso verificar si Meta tiene ese número de víctimas y de paso conocer cuál es el panorama en los demás departamentos del país.

Para empezar hay que decir que la cifra dada por Amaya es bastante aproximada pues según el Registro Único de Víctimas (RUV), el departamento registra exactamente 256.156 víctimas en toda la historia del conflicto armado del departamento hasta el 1 de abril de 2017.

El dato anterior se obtiene al sumar las personas que ya han tenido reconocimiento de sentencia y las que todavía no lo tienen.

Aunque el número mencionado por Amaya se acerca mucho al dato real, Colombiacheck califica este chequeo como aproximado porque hay una diferencia de 16.156 personas, mucho más de la capacidad de espectadores que tiene el estadio Manuel Calle Lombana de Villavicencio, en donde apenas caben 12.000 personas.

El Meta, según el RUV, ha puesto 256.156 víctimas pero hay que ser claros, hay 14 departamentos que han puesto más víctimas en la historia del conflicto armado colombiano que el propio Meta. Antioquia es de lejos el departamento que más ha puesto, alcanzando la triste cifra de 1.695.047 víctimas.

Los otros que encabezan la lista de los diez departamentos colombianos con más víctimas por el conflicto son en su orden: Bolívar, Magdalena, Valle Del Cauca, Nariño, Cesar, Chocó, Cauca, Córdoba y Caquetá.

Tabla de departamentos por número de víctimas del conflicto.

La información correspondiente a “No Definido” es porque no es claro el lugar en el que ocurrió el hecho victimizante.

Para saber por qué hechos una persona puede ser declarada como víctima, Colombiacheck habló con Luis Camilo Cárdenas, de la Subdirección Nacional de Información.

El funcionario explicó que es fundamental tener en cuenta que una persona puede ser objeto de varios hechos victimizantes: “Hay 12 tipos de hechos para categorizar a las personas como víctimas del conflicto, pero existe una categoría más denominada Sin Información que corresponde a personas de las que no se tiene claridad del hecho pero a las cuales la Unidad de Víctimas tiene la obligación de incluirlas”, explicó.

Algunas de las 12 categorías son desplazamiento (la que más víctimas ha dejado en el país), homicidio, amenaza, acto terrorista, pérdida de bienes muebles, secuestro y tortura.

Tabla de víctimas por hecho victimizante a nivel nacional

En definitiva, la gobernadora Amaya está muy cerca de la verdad respecto al número de víctimas en su departamento. Colombiacheck contactó a Hernando Martínez, secretario de Víctimas, Derechos Humanos y Paz de la Gobernación del Meta (quien fue la fuente de la Gobernadora en este dato) y explicó que sacó el número del propio RUV, sin embargo, no lo tenían actualizado o algo falló en su comunicación interna pues la cifra que se registra en esa base de datos es superior.

Lo que sí es seguro es que las 256.156 víctimas registradas en el Meta son apenas el 3,1% del total de víctimas del conflicto en Colombia. De acuerdo al RUV, el país tiene 8.100.180 víctimas en lo que va de la historia del conflicto armado hasta el 1 de abril pasado. Su reparación es un verdadero desafío para el posconflicto.

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Viernes, 06 Julio 2018

#NosEstánMatando: Los orígenes de las cifras de líderes sociales asesinados

Por José Manuel Cuevas

Colombiacheck revisa las diferentes cifras sobre los asesinatos de líderes sociales.

Colombiacheck identificó las razones de las diferencias entre algunos datos e informes sobre asesinatos de líderes sociales que se han publicado en los últimos días

Con los asesinatos recientes de Luis Barrios en Varela (Atlántico), Felicinda Santamaría en Quibdó (Chocó), Margarita Estupiñán en Tumaco (Nariño) y Ana María Cortés en Cáceres (Antioquia), el foco mediático se ha volcado sobre esta ola de violencia contra los líderes sociales.

Sin embargo, se han divulgado cifras muy diferentes sobre la cantidad de asesinatos que se han registrado en los últimos meses. En Colombiacheck les contamos de dónde surgen estas diferencias.

Aunque no es un fenómeno nuevo en Colombia, el asesinato de líderes sociales en el país volvió a estar en la agenda mediática desde finales de 2016, último año de las negociaciones de paz entre el Gobierno y las FARC y, en medio de un nuevo panorama de actores armados.

Desde entonces, los reportes oficiales y extraoficiales de líderes sociales asesinados han divergido.

Para el Gobierno, desde la firma del acuerdo de paz el 24 de noviembre de 2016, los líderes asesinados son 178 (33 de esos en 2018), cifra que dio esta mañana en una entrevista en Caracol Radio el coronel José Restrepo, director del cuerpo élite de la Policía para la protección de líderes sociales.

La cifra oficial, en la que también se apoya la Fiscalía General de la Nación, está basada en la verificación que hace la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos de la causa del asesinato y de la condición de líder social de la persona.

Por otra parte, la Defensoría del Pueblo ha reportado 311 líderes asesinados. Sin embargo, buena parte de la diferencia en estas dos cifras oficiales se debe a que la Defensoría del Pueblo está contando los asesinatos de líderes sociales entre el 1 de enero de 2016 y el 30 de junio de este año, como revela la leyenda de un mapa realizado por la entidad.

Por su parte, el Instituto de Estudios Sobre Paz y Desarrollo (Indepaz) registra 385 entre el 1 de enero de 2016 y el 15 de mayo de 2018 que registra en su último informe.

Esta mañana, el periódico Publimetro usó las cifras de Indepaz para publicar su historia de portada en la que se dice que “si se toma el número de Indepaz y se suman los 14 asesinatos de líderes que se han reportado desde mayo a la fecha, llegaríamos a la alarmante cifra de 399 personas asesinadas en relación a su labor”. Sin embargo, la publicación no especifica de dónde toma el dato de las 14 víctimas adicionales.

Primera plana de Publimetro sobre asesinatos de líderes sociales

Por su parte, la ONG Somos Defensores, que habla no de líderes sociales sino de “defensores de derechos humanos”, registra 46 asesinatos en el primer trimestre de lo que va de año. Para su director, Carlos Guevara, las diferencias con las cifras del Gobierno radican en que Somos Defensores lleva más tiempo en la labor de registrar las víctimas. Además tienen distintas interpretaciones del concepto que se tiene de defensor de derechos humanos. Para la ONG, se trata de una persona que se preocupa por y defiende los derechos de su comunidad. También hay diferencias en cuestiones metodológicas, como considerar la condición de defensor y el papel activista de la persona más allá de su visibilidad, impacto o filiación política. Todo esto amplía el universo de defensores de derechos humanos para la ONG.

Pero al margen de las diferencias en los datos, según resalta Guevara, el informe de Somos Defensores de 2017 da cuenta de cómo “las causas, las zonas y los actores armados son los mismos y están provocando una verdadera matanza”.