Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Domingo, 28 Agosto 2016

"El texto del Acuerdo que va al Congreso podría no ser el definitivo", Carlos Holmes Trujillo

Por Miriam Forero

Es bastante apresurado decir que el texto del Acuerdo Final no es el definitivo cuando la mesa de negociación ya se cerró y el cronograma para convalidar el documento está en marcha. Pese a la afirmación de este alfil opositor, ninguna de las partes podrá cambiar lo que ya está acordado.

Durante la transmisión de Noticias RCN minutos previos al anuncio del acuerdo final, el exministro y miembro del Centro Democrático, Carlos Holmes Trujillo expresó que existen dudas acerca de si el texto que el presidente Juan Manueal Santos llevaría al Congreso sería el definitivo. De manera más específica, habló de la posibilidad de que las Farc introduzcan cambios una vez concluya la X Conferencia Nacional Guerrillera que tendrá lugar en los Llanos del Yarí entre el 13 y 19 de septiembre.

La preocupación se debe a que el Congreso tendrá que revisar el documento y decidir si aprueba que sea sometido a plebiscito el 2 de octubre. Pero si se le hacen cambios al texto, los congresistas van a deliberar sobre una versión que no corresponde exactamente con lo que votarán los colombianos en las urnas.

Sin embargo, todo indica que se trata del texto definitivo. Para empezar, ni el nombre del documento ni su contenido expresan por ninguna parte que sea un borrador, como ocurría con las anteriores entregas parciales que hicieron los negociadores. De hecho, su título es “Acuerdo final” y ya cuenta con la firma de los jefes negociadores de ambas partes, además de los países garantes.

Por otra parte, durante la entrega del acuerdo al Congreso, el 25 de agosto, el presidente Juan Manuel Santos dijo con claridad: “Hago entrega a usted, señor presidente del Congreso, de los textos definitivos, que ya están publicados en la Gaceta”. Así mismo lo aseguró Sergio Jaramillo en la rueda de prensa que dio el equipo negociador del gobierno el mismo día en la mañana: “Ayer ocurrió la terminación de las conversaciones y se firmó el texto para que los colombianos sepan que ese es el texto inmodificable (...) La idea de que puede haber una renegociación, desde mi punto de vista, es una absoluta ficción”.

En cuanto a la Conferencia Nacional Guerrillera, los comandantes de las Farc sí han indicado que la principal intención de dicha reunión es socializar el acuerdo. “En los próximos días estaremos en Colombia realizando la X Conferencia Nacional Guerrillera, nuestra máxima instancia de autoridad, a la que debemos subordinación, para someter a su veredicto la obra política que representa el Acuerdo Especial de Paz de La Habana”, dijo en su último discurso el jefe negociador de las Farc, Iván Márquez.

Aunque no es claro a qué se refería Márquez con el término “veredicto” -este medio intentó contactarlo pero por las ocupaciones de estos días fue imposible su respuesta-, no parece probable que esa Conferencia sea un escenario de renegociación. De hecho, los negociadores enfatizaron en la rueda de prensa que las disidencias de las Farc que no se acojan al acuerdo recibirán todo el peso de la ley.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 07 Diciembre 2018

No es verdad que a líderes de Farc les hayan perdonado delitos de narcotráfico

Por Sania Salazar

Quienes hayan cometido ese delito para lucro personal serán juzgados por la justicia ordinaria. A quienes se les compruebe que lo hicieron para financiar el funcionamiento de la guerrilla podrían ser indultados, pero en todo caso, deberán aportar verdad, reparación y garantías de no repetición.

“Hay personas que comandaban las Farc que ejercían un liderazgo en el narcotráfico en algunas regiones y hoy se les han perdonado esos delitos”, aseguró el Representante a la Cámara por el Centro Democrático, Edward Rodríguez, en el programa Semana en Vivo.

Colombiacheck le preguntó a Rodríguez en qué se basaba para afirmar tal cosa y a qué comandantes se le habían perdonado delitos de narcotráfico, pero hasta la publicación de esta nota no hemos recibido respuesta.

Lo que dice Rodríguez es falso porque en el Acuerdo Final firmado entre el Gobierno y la exguerrilla de las Farc no hay contempladas amnistías ni indultos generales para quienes hayan cometido el delito de narcotráfico. Se evaluará cada caso en particular. Además, los exintegrantes de las Farc deberán responder por los delitos que hayan cometido ante la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, que ya empezó a llamar a actores del conflicto a comparecer a sus salas.

La Ley 1820 de 2016 dice que en ningún caso serán objeto de amnistía e indulto “los delitos comunes que carecen de relación con la rebelión, es decir aquellos que no hayan sido cometidos en contexto y en razón de la rebelión durante el conflicto armado o cuya motivación haya sido obtener beneficio personal, propio o de un tercero”.

Juan Carlos Henao, exasesor del Gobierno para la Justicia Transicional y exmagistrado de la Corte Constitucional, lo explica en palabras simples: “Hay una jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia que dice que cuando el narcotráfico ha sido utilizado para fines personales, obviamente que es un delito común que no tiene ninguna posibilidad de ser amnistiado, pero cuando ha sido para una lucha política podría tenerse como un elemento conexo”.

Es decir, si  la JEP, órgano judicial encargado de investigar y juzgar los delitos relacionados con el conflicto armado, comprueba que un comandante o cualquier miembro de esa exguerrilla cometió el delito de narcotráfico para su enriquecimiento personal será sancionado, pero por la justicia ordinaria y no recibirá ni amnistía ni el trato penal especial que contempla la JEP.

Será la Sala de Amnistía e Indulto de la JEP la que determinará en cada caso si los procesados por narcotráfico cometieron ese delito para conseguir dinero que financiara el funcionamiento de la guerrilla, en esos casos sí existe la posibilidad de que las personas sean amnistiadas e indultadas.

Quienes respondan ante la JEP por estas conductas deberán aportar verdad, reparar a sus víctimas y garantizar que no volverán a cometer los delitos de los que sean responsables.