Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 12 Octubre 2017

En siete años pasamos de 3 a 28 millones de hectáreas protegidas

Por Óscar Felipe Agudelo B.

La afirmación se publicó en la cuenta de Twitter del presidente Santos, pero luego eliminaron el trino. En realidad pasamos de 13 a 28 millones de hectáreas.

A quienes manejan la cuenta de Twitter del presidente Santos les faltó poner el número uno en un mensaje en el que destacaban el incremento de las áreas protegidas en el país. El mensaje aseguraba que en Colombia pasamos de 3 a 28 millones de hectáreas protegidas, cuando en realidad la cifra inicial es 13.

Tuit del presidente Santos sobre áreas protegidas

Según información de Parques Naturales, entidad dependiente del Gobierno nacional, en 2010 había 13.643.334 millones de hectáreas protegidas, lo que corrobora el error en el trino publicado el pasado 21 de septiembre y eliminado pocas horas después. El error en la digitación borra de tajo 10 millones de hectáreas, por lo que calificamos la información como falsa.

Colombiacheck consultó al equipo de prensa de la Presidencia de la República, donde explicaron que borraron el trino luego de que se dieron cuenta del error, el cual atribuyeron a un falla en la digitación.

Desde Bahía Málaga, uno de los parques naturales que tiene el Pacífico colombiano, Santos habló, siete días antes de que se publicara el trino, de las cifras correctas de áreas protegidas y aseguró que la meta de su gobierno era terminar con 26 millones de hectáreas protegidas, el doble de lo que encontraron, y destacó que ya habían superado ese objetivo.

El error en el trino generó una falsa información que hasta Luis Gilberto Murillo, ministro de Ambiente, retwitteó en su cuenta personal. El trino erróneo se publicó el mismo día que la National Geographic Society le entregó un reconocimiento al primer mandatario por sus esfuerzos en la protección de la biodiversidad.

Basados en información obtenida del Registro Único Nacional de Áreas Protegidas (Runap) de Parques Naturales hicimos una gráfica que muestra el aumento de las áreas protegidas, que a septiembre de este año llegaban a 28.723.545 millones de hectáreas. Colombiacheck buscó otras fuentes sobre el número de hectáreas protegidas que hay en el país pero encontró que la fuente oficial que aborda este tipo de información es Parques Naturales.

La realidad del número de hectáreas de áreas protegidas

Incluso antes de firmar el Acuerdo Final con las Farc el Presidente ha destacado algunos de los que ha denominado dividendos de la paz en las áreas de turismo y medio ambiente.

En relación con el número de áreas protegidas, resulta fundamental tener claridad frente al fenómeno porque según Hernando García Martínez, director del Instituto Humboldt, estos son espacios donde se logra conservar la biodiversidad. Una definición de lo que son estas áreas la da Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza que las define como “espacio geográfico claramente definido, reconocido, dedicado y gestionado, mediante medios legales u otros tipos de medios eficaces para conseguir la conservación a largo plazo de la naturaleza y de sus servicios ecosistémicos y sus valores culturales asociados”.

De acuerdo con la oficina de comunicaciones del Ministerio de Ambiente, las áreas protegidas son fundamentales porque son ecosistemas estratégicos y ayudan con la oferta de servicios de este tipo. Según Minambiente, más áreas protegidas equivale a más agua, más especies protegidas, entre otros fenómenos.

De la entidad pública también explicaron que las áreas protegidas son terrestres y marinas. En relación a las áreas terrestres, según el Ministerio, hay dos tipos de zonas: las privadas (donde están las reservas de la sociedad civil) y las públicas en donde hay parques naturales, reservas forestales protectoras, distritos de manejo integrado, distritos de conservación de suelo y áreas de recreación.


En 2010 inició registro de las áreas protegidas

García Martínez aclaró que en 2010 el país ya tenía millones de hectáreas de áreas protegidas, pero no estaban registradas, por lo que ese año empezó el ese proceso, además destacó que 1977 fue uno de los años en los que más se crearon estas áreas.

García Martínez también le aclaró a Colombiacheck que estos resultados del gobierno colombiano se han dado porque el país tiene metas vinculantes a nivel externo, es decir, de carácter obligatorio. Por ejemplo: el Convenio de Diversidad Biológica, un tratado internacional de la Naciones Unidas del que Colombia es vinculante y que tiene tres objetivos primordiales. “La conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos. Su objetivo general es promover medidas que conduzcan a un futuro sostenible”, manifiesta el convenio.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 23 Agosto 2019

Morsas no se suicidan por el calentamiento global, como asegura publicación

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Es cierto que por el fenómeno climático la falta de hielo ha hecho que estos animales ocupen espacios para los que no están desarrollados. Pero asegurar que se están suicidando es incorrecto.

Un fragmento de minuto y medio del documental de Netflix ‘Our Planet’ (Nuestro planeta) está circulando en Facebook con un mensaje engañoso. 

Las imágenes muestran un grupo de morsas que caen de un acantilado y mueren por los golpes que les ocasionan las rocas, tras rodar peñasco abajo. El video se ha difundido con una viñeta que dice: “Morsas se suicidan por el calentamiento global”. Afirmación que es falsa.

Todo el video subido a la red social es verdadero y corresponde con el “behind the scenes” (Tras las cámaras) del documental Our Planet. 

Muestra lo que en los últimos minutos del capítulo dos del documental el narrador llama “la reunión de morsas más grande del planeta. Más de cien mil se han apilado en una sola playa. Lo hacen por desesperación, no por opción”.

Las morsas son unos mamíferos semiacuáticos que viven en los mares del Ártico (en el polo Norte). Normalmente habitan la banquisa, una capa de hielo flotante, plana y lisa, que se forma en las regiones oceánicas polares.

No obstante, como cuenta nuevamente el narrador del documental en el capítulo dos, “el hielo se ha retirado hacia el norte y este es el lugar más cercano a su área de alimentación, donde pueden descansar”. Según Susana Caballero, bióloga especialista en genética de vertebrados acuáticos y profesora Asociada del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad de los Andes, lo que hacen las morsas en la banquisa, y a falta de ella en la tierra, es descansar y cuando sienten hambre vuelven al mar en busca de alimento.

Pero en la tierra no hay el espacio suficiente para todas ellas y por eso “luchan por subir acantilados de 80 metros de altura”, como dice el documental. Las morsas terminan en una superficie para la cual no están adaptadas y cuando intentan volver al agua es que caen y mueren.

El mismo video permite identificar el contexto en el que suceden las imágenes, pues las voces de los expertos, quienes hablan en inglés en el video, dicen: “Probablemente hay 200 o 300 morsas muertas en un tramo de playa de casi un kilómetro. Solían dormir en el hielo, bucear, comer, dormir en el hielo, fácil. Ahora nadan cien kilómetros, vienen aquí, escalan acantilados y están agotadas y caen. Se matan cuando caen o se aplastan unas a otras”. 

Es decir, la caída es accidental y no intencional. Las morsas no se lanzan porque quieran, decisivamente, matarse; sino porque intentan volver al mar y en su desespero por hacerlo, se resbalan.

Según Caballero, en términos de comportamiento, se asume que un animal joven y en buen estado de salud no se mataría. “No cometería un suicidio como nosotros lo entendemos”, aclara la bióloga. Hay animales que cuando ya están viejos o muy enfermos, y piensan que pueden llegar a ser carga para un grupo (generalmente animales que viven en grupos familiares), tienden a alejarse, dejan de comer y se dejarían morir; más no se suicidan. Y esta no es la situación que se presenta en este video. Por ello es falso afirmar que las morsas del video se están suicidando.

Frente al tema del calentamiento global, referido en la publicación de Facebook, Caballero le explicó a Colombiacheck que es claro que con el cambio climático las morsas, que normalmente usaban la banquisa para descansar han perdido esta posibilidad porque el hielo es muy débil o ya no está. “Son animales que han estado acostumbrados durante miles de años a la banquisa”, explica Caballero, “y no saben cómo comportarse cuando no hay hielo. Las morsas están morfológica y comportamentalmente adaptadas al hielo y el problema es que cada vez hay menos hielo en el verano en el Ártico”.

Esto mismo es lo que refiere el ‘Tras las las escenas’ de Our planet: “Esta es la triste realidad del cambio climático. Si pudieran estarían sobre hielo. Pero no hay otra opción más que ir al terreno”, dice una de las expertas.

Y el problema, de acuerdo con Caballero, es que el cambio está ocurriendo de una manera muy rápida frente a las condiciones ambientales de esta región, principalmente en los veranos.