Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 30 Junio 2021

Este documento no demuestra que Moderna tenía una vacuna contra COVID-19 días antes de la pandemia

Por Laura Rodríguez Salamanca

El archivo ha sido sacado de contexto. Se trata de un acuerdo sobre los candidatos vacunales contra el MERS, una enfermedad respiratoria producida por un virus de la familia coronavirus.

Desde mediados de junio de 2021 se difunden en redes sociales y Telegram, mensajes, imágenes y artículos de sitios web en los que se se señala que recientemente se reveló un documento secreto que demuestra que la farmacéutica estadounidense Moderna tenía un candidato vacunal contra el nuevo coronavirus ‘días antes de la pandemia’. 

Documentos_secretos_Moderna_Falso

Según este tipo de publicaciones, se trata de un acuerdo confidencial en el que “Moderna junto al Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas [de Estados Unidos] (NIAID), dirigido por el Dr. [Anthony] Fauci, acordaron en diciembre del 2019, transferir postulantes a vacunas de ARN contra el coronavirus a la Universidad de Carolina del Norte”. 

Hay que recordar que, según la OMS, el 31 de diciembre de 2019 las autoridades locales de salud de Wuhan (China) notificaron una serie de casos de neumonía en la ciudad, pero en ese momento no se sabía las razones que la causaban. Y hasta el 12 de enero de 2021 se hizo pública la secuencia genética del virus SARS-CoV-2, causante del COVID-19. Entonces la información sobre el supuesto documento ha contribuido a alentar las posturas antivacunas y teorías conspirativas sobre la planeación de la pandemia. 

“Los firmantes del documento fueron el Dr. Ralph Baric el 12 de diciembre de 2019 y Jacqueline Quay el 16 de diciembre de 2019, ambos por la Universidad de Carolina del Norte, la Dra. Amy F. Petrik el 12 de diciembre de 2019 y el Dr. Barney Graham por el NIAID y Sunny Himansu y Shaun Ryan, ambos el 17 de diciembre de 2019 por Moderna”, dice una de las versiones de la información. 

En algunas de las publicaciones se han adjuntado capturas de pantalla de una parte del documento, en las que se resalta que en el archivo se mencionan los candidatos vacunales de ARN mensajero contra los coronavirus. 

Documentos_secretos_Moderna_Falso_2

Pero varios de nuestros colegas verificadores como Politifact, en Estados Unidos, AFP Factual Francia y Newtral, de España, le pusieron la lupa a esta información y encontraron que el documento no demuestra que Moderna tuviera la vacuna antes del descubrimiento del COVID-19 o de que la Organización Mundial de la Salud declarara al brote de la enfermedad una pandemia, en marzo de 2021. 

La clave es que el virus SARS-CoV-2, que causa el COVID-19, no es el único coronavirus que existe. De acuerdo con el portal sobre COVID-19 del Ministerio de Salud de Colombia, “los coronavirus son una extensa familia de virus que causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS)”. 

Y los verificadores encontraron que el documento que se publicó en redes no se refiere a candidatos vacunales contra el nuevo coronavirus, sino contra el MERS, reportado por primera vez en 2012 en Arabia Saudita. 

Portales sospechosos

La desinformaciones sobre el documento de Moderna han circulado ampliamente en páginas de Facebook como “Patriotas Conservadores”, “Conspiración Mundial”, “Sionistas Al Descubierto” y “No a La Ideología de Género Al Aborto a La Eutanasia”. Además, se han difundido, de acuerdo con la herramienta de monitoreo de redes CrowdTangle, en países como España, Venezuela, Estados Unidos, Bolivia, Argentina y Colombia.

En varias de las versiones que rastreamos en redes, encontramos que la desinformación se soporta en capturas de pantalla de noticias al respecto. Pero una búsqueda avanzada en Google arrojó que los artículos que han difundido la supuesta noticia solo fueron publicados por sitios web que desinforman frecuentemente.

Moderna_vacuna_diciembre_2019_falso
 

Por ejemplo, encontramos notas en Trikooba, Bles y El Diestro, tres sitios web que aparecieron en un informe del diario La Vanguardia, de España, sobre los portales negacionistas de la pandemia que han logrado posicionarse con éxito en ese país en Telegram por la privacidad que ofrece esta plataforma. 

Todos publican contenidos antivacunas y que alientan las conspiraciones sobre el ‘Nuevo Orden Mundial’. 

Medios_desinformacion_pandemia

Así mismo, encontramos un artículo similar en Prevencia.net, un sitio web que publica contenido contra el comunismo y los derechos de la población LGBTI. Este portal fue verificado en septiembre de 2020 en El Detector de La Silla Vacía por publicar contenido fuera de contexto sobre el COVID-19. 

MERS, no COVID-19

Newtral consultó al Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID, por sus siglas en inglés), organización que hace parte de los Institutos Nacionales de Salud, sobre el documento. Allí les explicaron que “los materiales transferidos a la Universidad de Carolina del Norte en diciembre de 2019 eran vacunas candidatas contra el coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y no contra el SARS-CoV-2”.

También les indicaron que el centro de investigación del instituto y Moderna “han colaborado en la preparación contra una pandemia y la investigación de vacunas desde 2017” y que llegaron a un acuerdo formal de investigación en mayo de 2019 para candidatas de vacunas contra el MERS-CoV y el virus Nipah, que ha causado algunos brotes en Asia. 

Esta información coincide con la versión de la Universidad de Carolina del Norte. “Los documentos se refieren al trabajo de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill para desarrollar una vacuna de ARNm para proteger contra el MERS", dice un comunicado que le envió la institución a AFP

Además, el documento que se difunde en redes no fue revelado recientemente, como dicen los medios desinformadores. AFP Factual Francia encontró “un pdf de 153 páginas con notas en los márgenes que revelan que fue subido por el periodista Bob Herman del sitio de noticias en línea de EE. UU. Axios”. El acuerdo de transferencia de material inicia en la página 105. 

Este documento se usó para una investigación, publicada en junio de 2020, de Public Citizen, una organización que defiende los derechos del consumidor en Estados Unidos, que buscaba establecer si los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH) tienen derechos de propiedad intelectual sobre la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por Moderna, con base en antecedentes de acuerdos entre las dos partes. 
 
“Esto probablemente se refiere al trabajo realizado en un coronavirus anterior, MERS-CoV”, menciona el artículo sobre el acuerdo de transferencia de material. 
 
Finalmente, en la versión del análisis sobre propiedad intelectual publicada por Axios también se menciona que el contrato que se ha viralizado no era específico para el COVID-19:
 
“NIH y Moderna han investigado coronavirus, como MERS, durante varios años, y firmaron un contrato en diciembre pasado que decía que "los candidatos a la vacuna del coronavirus de ARNm [son] desarrollados y de propiedad conjunta" por las dos partes. El contrato no era específico para el nuevo coronavirus”. 
 
Con esta información, calificamos como falsas las publicaciones en las que se informa que un documento supuestamente revelado recientemente demuestra que la farmacéutica estadounidense Moderna había desarrollado la vacuna contra COVID-19 antes de la pandemia o del reporte del virus SARS-CoV-2. 
 
El documento, en realidad se refiere a los candidatos vacunales contra el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS), que es causado por un virus de la familia de los coronavirus y fue detectado por primera vez en 2012. Además, el archivo no fue publicado recientemente, sino en junio de 2020.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 18 Junio 2020

Científicos de Harvard no ‘anticiparon el peligro’ de consumir hormigas porque ‘contienen’ el COVID-19

Por Johan Solano - RedCheq

En varias publicaciones que circulan en facebook señalan que las hormigas culonas tienen “el virus del H1N1 modificado”.

En varias páginas de Facebook circula una información que afirma: “Científicos de la universidad de Harvard anticiparon el peligro que conlleva consumir en esta época las hormigas que emanan del subsuelo, ya que ellas contienen el virus de H1N1 modificado (al que hoy llaman COVID-19)”.

La publicación, que en algunos casos señala al Nucú como el insecto portador del virus, continúa diciendo: “En entrevista proporcionada a reconocido periodista, dio a conocer el proceso por el cual estas hormigas estarían alojando en su cuerpo dicho virus, primicias que serán dadas a conocer hasta que la población sea liberada de la cuarentena. Mientras tanto se recomienda a la población no consumir dichas hormigas en esta época”.

Sin embargo, al analizar su contenido Colombiacheck encontró que la información, compartida más de 7.000 veces en distintas publicaciones, cuenta con varias inconsistencias que permiten afirmar que se trata de una desinformación.

Empezaremos por contextualizar: el Nucú es un tipo de hormiga que es consumido por los humanos en varias partes del mundo. Incluso, como informó la agencia española EFE, “se considera un platillo rico en proteínas, además de exótico y afrodisíaco que se acostumbra a comer dorado en comal de barro agregándole una pizca de sal para que acentúe el sabor del animalito”.

Se le conoce también como zompopo, cizín, chícalas en Hidalgo, chicatanas en Oaxaca, Puebla y Veracruz o nucús en Chiapas (México). Su consumo trasciende fronteras y también es capturada en Centroamérica. En Colombia se le conoce como hormiga santandereana, culona o sanjuaneras por la celebración del 24 de junio, día de San Juan, que coincide con el inicio de las lluvias y su apareamiento

Ahora, respecto a la parte inicial de la información de Facebook, que refiere a supuestos científicos de la Universidad de Harvard (Estados Unidos), al realizar una búsqueda en Google y en varios portales de contenido científico como refseek.com, pdfsb.net, redalyc.org/home.oa, scielo.org/es/ o ciencia.science.gov/, no encontramos ningún estudio sobre la relación de las hormigas con el virus SARS-CoV-2 que produce la enfermedad COVID-19. De hecho no encontramos ningún estudio de esa universidad sobre hormigas de ningún tipo.

El único artículo publicado sobre la universidad que hace referencia al nuevo coronavirus trata sobre la presencia del virus en Wuhan desde agosto de 2019, antes de ser oficializado por el gobierno chino, el 31 de diciembre de 2019, cuando el país asiático notificó un conglomerado de casos de neumonía en la ciudad de Wuhan, en la provincia de Hubei. Posteriormente se determinó que fueron causados por un nuevo coronavirus.

Sobre el aparte de la información que sostiene que las hormigas “tienen el virus de H1N1 modificado (al que hoy llaman COVID-19)”, hay que recordar que el H1N1, conocido popularmente como “gripe porcina” y que se presentó en el 2009, es una cepa de una especie de influenzavirus

El COVID-19, por su parte, es una enfermedad infecciosa causada por el virus SARS-CoV-2. Según la OMS, de acuerdo con un artículo de la cadena alemana Deutsche Welle, el COVID-19 es 10 veces más mortal que la gripe A(H1N1).

Por otro lado, aunque la información de Facebook habla de una supuesta entrevista con un reconocido periodista, no indica su nombre ni el medio para el cual supuestamente trabaja. Tampoco entrega el enlace que permita la verificación de la información publicada.

Finalmente analizamos más a fondo el perfil de quien hace el post y encontramos que se trata de un joven trabajador mexicano sin ningún vínculo con la comunidad científica o con medios de comunicación, lo que nos lleva a concluir que simplemente compartió una información sin verificar.

Por todas estas razones, concluimos que la información que señala a las hormigas de "contener" el COVID-19 es falsa.