Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Viernes, 11 Junio 2021

Hospital Universitario de Santander sí atendió a los policías heridos en Bucaramanga

Por Vanguardia

El Hospital Universitario de Santander (HUS) no negó la atención médica a tres uniformados que resultaron heridos en los disturbios del pasado 9 de junio, contrario a lo que se afirmó en redes sociales. A un uniformado sí lo insultaron dentro del hospital y la Personería pedirá a la Procuraduría una investigación al respecto.

Por redes sociales circuló un trino y un audio en donde se asegura que “me informan que en el @HUSantander no quisieron atender al policía herido y que el personal de atención le grita cerdos a la @PoliciaBmanga".

El trino fue publicado por el tuitero Laureano Tirado, quien informó en otra publicación que la Procuraduría tenía conocimiento del tema porque el audio que acompaña el segundo trino se difundió en el Puesto de Mando Unificado creado para hacerle seguimiento a la protesta social.

 El medio regional del departamento de Santander, Vanguardia, en alianza con Colombiacheck, pudo comprobar, por un lado, que los uniformados sí fueron atendidos en el HUS, contrario a una de las afirmaciones de Tirado y que fueron replicadas también en WhatsApp. Frente a las denuncias sobre insultos por parte del personal médico hacia los policías, una delegada de la personería aseguró que fue testigo de estos hechos y señaló a dos auxiliares de enfermería. Desde el centro de salud indicaron que están investigando.

Lo que dice el autor del trino

Al respecto, el autor del trino, Laureano Tirado, le aseguró a Vanguardia que el audio que publicó, junto a otros dos que no divulgó, fueron enviados por un miembro de la Policía Nacional que presenció los hechos.

“Ese audio me lo envía directamente un integrante de la Policía para contarme lo que estaba sucediendo. Me dice que fueron groseros y displicentes cuando ellos llegaron a la unidad de urgencias del Hospital Universitario. Tengo varios audios que narran los hechos, solamente publiqué uno. Decidí publicar porque me parece muy delicado que haya ocurrido el hecho”, comentó Tirado.

Además, Tirado le explicó a Vanguardia que su intención era dar a entender que “un hospital está al servicio de todos los ciudadanos, sin distinción alguna. No puede haber selección y la atención debe ser oportuna para todas las personas”. 

Al respecto, Javier Martínez, coordinador de Urgencias del HUS, aseguró que no es cierto que los uniformados no fueron atendidos en el centro de salud y explicó que los tres hombres fueron atendidos “con el profesionalismo que siempre ha caracterizado a la institución”. 

"Un paciente está en la UCI después de la cirugía. El otro paciente está en urgencias, siendo revisado por personal de cirugía plástica. Un tercer uniformado fue dado de alta. Estamos seguros que se les brindó una atención oportuna, humanizada y muy segura a los integrantes de la fuerza pública que llegaron al hospital", comentó Martínez.

El uniformado, de 33 años, adscrito al Esmad, presentó quemaduras en el brazo izquierdo producto de una bomba incendiaria que fue lanzada a la Policía en la carrera 26 con calle 10, cerca a la UIS.

Lo que muestran las cámaras

Vanguardia obtuvo acceso a grabaciones de cámaras de seguridad del sector de Urgencias del Hospital Universitario de Santander, HUS, en donde se ve que efectivamente los uniformados llegan a las 8:38 de la noche del 9 de junio al centro médico.

El uniformado, identificado como Ángel Campos, perteneciente al Esmad, ingresó a la sala del triage para ser valorado. En el tiempo que dura el uniformado en esta sala, decenas de personas, entre pacientes, familiares y personal de salud, recorren sus pasillos. 

A las 8:40 ingresa un patrullero de la Policía para acompañar a Campos, pero se retira del lugar a las 8:41. Segundos después, el herido se levanta y se acerca a la puerta de la sala y llama al patrullero.

Una vez el hombre regresa, Campos le pide ayuda para quitarse los implementos de su uniforme. A las 8:43 ingresan dos uniformados más a acompañar al herido. 

Entre las 8:46 y las 8:47 el herido estuvo solo en la sala y por el lugar transitaron al menos cinco personas entre pacientes y personal médico. A las 8:47 ingresa un uniformado.

Un minuto después, mientras cuatro personas de civil pasaban por la sala, el herido y el uniformado salieron de Urgencias.

Diez minutos después, se ve a una enfermera hablar con miembros de la Policía que acompañan al herido, mientras este recibe atención médica. A las 8:53 de la noche, Campos es ingresado a una habitación. En ese momento ya había personal de Policía de Rescate acompañando al uniformado.

‘Les salvaron la vida’

Sobre los hechos, el brigadier general Javier Martín, comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, Mebuc, afirmó que el hospital les salvó la vida a los uniformados.

"Después de varias cirugías, le sacan un artefacto del cuello a un uniformado. Les agradezco al personal médico por su oportuna intervención a nuestros policías que les salvó la vida. En este momento se encuentra en UCI recuperándose y oramos para que salga bien de esta agresión infame”, dijo Martín. 

Sobre los insultos, voceros de la Mebuc le informaron a Vanguardia que debe ser el Hospital Universitario de Santander el que haga las investigaciones pertinentes, pues en lo que respecta a la Policía y sus uniformados, recibieron atención médica de calidad.

Personería pedirá investigación

A su vez, el personero de Bucaramanga, Daniel Arenas, informó que una funcionaria delegada de Derechos Humanos de la entidad hizo presencia en el Hospital Universitario y pudo constatar que dos auxiliares de enfermería “con sus actitudes y trato lanzaron improperios contra los servidores públicos”.

Arenas explicó que denunciarán los hechos ante la Procuraduría General de la Nación para que realicen las investigaciones correspondientes.

“La delegada de Derechos Humanos pudo constatar el trato indebido contra los servidores públicos. Por eso se estructurará la respectiva denuncia disciplinaria contra estos funcionarios. Dos enfermeros y un coordinador fueron identificados por la delegada. Presuntamente las palabras eran ‘a estos cerdos no los atendemos’. Palabras que justificaban las lesiones de los funcionarios”, indicó Arenas.

Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable Inchequeable

Inchequeable

Martes, 29 Junio 2021

Cifra de 3.107 bloqueos en el Paro Nacional citada por Valencia es contradictoria

Por Andrés Felipe Martínez

Este artículo forma parte del chequeo múltiple a un video en el que la senadora del Centro Democrático hizo varias críticas al Paro Nacional 2021.

En sus primeros minutos de video, la senadora Valencia menciona varias cifras sobre afectaciones en el marco del Paro Nacional, incluyendo el recuento de bloqueos en vías.

“Colombia en este paro pacífico lleva 3.107 bloqueos y dictadores entonces empiezan a aparecer”, dice Valencia mientras el video muestra imágenes del senador Gustavo Petro. 

Consultamos a la senadora sobre la fuente de información de todos los datos que dio en el video objeto de este Chequeo Múltiple, pero no obtuvimos respuesta de su parte hasta el momento de publicación. Sin embargo, esto es lo que encontró Colombiacheck al revisar cada una de las cifras que dio Valencia en este apartado del video:

Pudimos constatar que la cifra de bloqueos fue tomada de un informe del Ministerio de Defensa y la Policía Nacional, publicado el 9 de junio, que incluye el conteo de bloqueos en vías del país desde el 28 de abril hasta el 2 de junio. El informe está disponible para revisar aquí.

Consultamos al Ministerio de Defensa sobre cómo se calcula el número de bloqueos y nos respondieron que los datos incluyen “cualquier afectación a un eje vial”. 

De acuerdo con la cartera, “se define bloqueo como la obstaculización temporal o permanente, selectiva o general de las vías o la infraestructura de transporte”, teniendo en cuenta el Artículo 353 del Código Penal. 

Sin embargo, encontramos una contradicción en el informe oficial, pues si bien en el total de bloqueos se cuentan 3.107, cuando se desglosa por departamentos, la cifra suma 843.

Consultamos al ministerio y a la Policía Nacional por esta diferencia en las cifras pero no obtuvimos respuesta. 

La contradicción se presenta varias veces en el informe. En el siguiente párrafo no coinciden las cifras de cada departamento con el porcentaje sobre el total:

“En los 36 días de Paro Nacional, se han presentado 3.107 bloqueos (...) las zonas con mayor concentración de bloqueos son: Valle del Cauca 230 (27%), Cundinamarca 75 (8,9%), Bogotá D.C. 64 (7,6%), Risaralda 59 (7,0%), Boyacá 57 (6,8%) y Cesar 43 (5.1%)”.

Es decir, si en el Valle del Cauca los bloqueos son 230, no correspondería al 27 % de los 3.107 bloqueos, sino al 7,40 %. En el caso de Bogotá, los 64 bloqueos representarían el 2,05 % del total; no el 7,6 %. Y así pasa con el resto de departamentos mencionados.

En ese sentido, al no tener la aclaración por parte de la Policía Nacional, y ser esta la única entidad que lleva el registro del número de bloqueos, de acuerdo con el Ministerio de Defensa, no podemos contrastar este dato ni calificar su veracidad. Por ello, concluimos como Inquequeable la cifra compartida por la senadora Paloma Valencia en su video.