Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 04 Agosto 2022

Informe de la Comisión de la Verdad no será obligatorio en escuelas, como asegura Polo Polo

Por Pilar Puentes Espinosa, especial para Colombiacheck

El congresista Miguel Polo Polo aseguró en un tuit además que “ahora a los niñas y jóvenes les dirán que las FARC luchaban por los campesinos y el ejército es asesino”. Verificamos sus afirmaciones como falsas.

El ministro de educación designado, Alejandro Gaviria, anunció, a través de un corto video, el pasado 28 de julio: “Este 12 de agosto las escuelas de nuestro país recibirán el legado de la Comisión de la Verdad. Invito a los rectores a inscribir su institución. Y recuerden este 12 de agosto las escuelas y colegios de nuestro país abrazan la verdad”.

 

 

La pieza audiovisual de 38 segundos desató, desde ese día una serie de reacciones entre sectores que se han opuesto a dicho informe, y uno de los primeros en rechazar el anuncio de Gaviria, fue el congresista Miguel Polo Polo, quien aseguró en su cuenta de Twitter: “El ministerio de educación de Petro va a obligar a los colegios a meter en sus currículum el legado de la comisión de la ‘verdad’ ¡Adoctrinamiento puro! Ahora a los niñas y jóvenes les dirán que las FARC luchaban por los campesinos y el ejército es asesino. Educación politizada” (sic). 

En Colombiacheck encontramos que, las afirmaciones del representante a la Cámara por la curul afro, acerca de la obligatoriedad de llevar a las escuelas el legado de la Comisión de la Verdad y el relato que quedó consignado en el informe final, son falsas. 

 



El ministro designado, Alejandro Gaviria, a pesar de la avalancha de criticas se mantiene en la iniciativa de llevar el Informe Final de la Comisión de la Verdad a los planteles educativos . Además aseguró en varias entrevistas ( 1 y 2) que igual es autonomía de los colegios aceptar la invitación al evento ‘la escuela abraza la verdad’

12 de agosto, jornada única y voluntaria

En primer lugar, el evento al que hace mención en el video el ministro Gaviria se denomina “La escuela abraza la paz”. Es una iniciativa de varias organizaciones, secretarías de educación, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y el Programa Nacional de Educación para la Paz (Educapaz).

Tiene como propósito que “en esta jornada, pasando por todas las aulas, desde preescolar hasta grado 11, y vinculando a toda nuestra comunidad educativa, podamos dedicar ese día a celebrar y reflexionar sobre un acontecimiento histórico en nuestro país relacionado con la implementación del Acuerdo de Paz de 2016: la entrega del Informe Final de la Comisión de la Verdad”, se lee en el documento de esta última

Ese día, estará dividido en cuatro momentos, que serán guiados por las organizaciones aliadas de la Comisión de la Verdad a través de guías pedagógicas y material que se enviará a los centros educativos.

De acuerdo con Inty Bachué, líder de comunicaciones de Educapaz, el evento fue gestionado desde la sociedad civil. “Nos reunimos varias organizaciones para mirar cómo dialogar sobre la verdad. Teniendo en cuenta que el día de la entrega del Informe de la Comisión los colegios estaban de vacaciones”. También resaltó que ‘Abrazando la verdad’ es una actividad única que se realizará el 12 de agosto y que fue acogida por el actual Ministerio de Educación del gobierno saliente de Iván Duque.

Para Educapaz y las organizaciones que realizan la coordinación de este evento, el objetivo principal es generar un diálogo en las escuelas y con toda la comunidad educativa sobre la verdad. “Nosotros no hemos dicho que vamos a entregar el Informe. No está pensado entregarlo ni siquiera en físico. Es una jornada pedagógica para que se pueda conversar y dialogar sobre la verdad no sobre el Informe. Es sobre un diálogo de la verdad”, afirmó la coordinadora de comunicaciones de Educapaz.

Bachué resaltó que todo el material es público y está libre para consulta y que para esta jornada es necesaria la inscripción voluntaria del colegio y la disposición de la comunidad educativa.


No será cátedra obligatoria

El trino del representante Polo Polo también hace referencia a que el próximo ministro  de Educación va a incorporar el Informe Final en el currículum de forma obligatoria. Sin embargo, es necesario tener en cuenta el marco legal colombiano que regula, define y da pautas para el diseño de los planes de estudio de los establecimientos educativos del país. 

La Ley 115 DE 1994 define que los planes de estudio de todos los colegios los hace el consejo directivo y deben ser aprobados por las secretarías de educación.  En su capítulo 2 artículo 14, parágrafo primero, de esta misma ley, se define que los temas relacionados con la protección del ambiente, la educación para la justicia, la democracia, la educación sexual y la paz son temas que deben ser transversales e “incorporarse al currículo y desarrollarse a través de todo el plan de estudios”.

Como lo explica Educapaz, ‘Abraza la verdad’ no busca volverse una cátedra en las escuelas. Para ello, algunos colegios ya tienen en sus planes de estudio las cátedras de paz. Además, Bachué agregó que los currículos en las escuelas no pueden ser designados únicamente por el Ministerio de Educación ni por el Presidente sino que las escuelas son libres de crear sus currículos mientras cumplan con los parámetros de la Ley 114 de 1994.

El profesor universitario, investigador y experto en temas educativos, Ángel Pérez, reafirmó que la Ley 114 de 1994 da parámetros de cómo construir los contenidos curriculares en Colombia debe ser un trabajo colectivo de la comunidad educativa del colegio, como lo es el consejo académico, el consejo directivo, los estudiantes y los padres de familia. 

“Cada colegio debe construir su proyecto educativo institucional y es un proceso autónomo. Después se crea el currículo acorde a ese proyecto y determina el énfasis que va a tomar el colegio”, afirmo el docente. La ley 114 de 1994, para Pérez es clara en que  protege y respeta la autonomía de las instituciones y contiene lineamientos para construir currículo básico. 

“El ministerio no puede obligar a la construcción de una materia. Si el ministerio obligara tendría que hacerlo a través de una ley o un decreto y eso quitaría la autonomía de las instituciones educativas”, declaró el profesor Pérez Martinez

“Farc luchaban por los campesinos y el Ejército es asesino”

El congresista Polo Polo en su trino, que al momento ya lleva 5.026 retuits y 10.000 ‘me gusta’, afirmó que “ahora a los niñas y jóvenes les dirán que las FARC luchaban por los campesinos y el ejército es asesino”, en referencia a que supuestamente esto es lo que dice la Comisión, mencionada antes en el mismo mensaje.

Para verificar esta frase, Colombiacheck revisó los ocho tomos del Informe Final publicado hasta el 2 de agosto y encontró que la entidad, en las más de las tres mil páginas, nunca afirma que “las Farc luchaban por los campesinos”.

Por un lado, la Comisión de la Verdad en el tomo ‘Colombia adentro: Relatos territoriales sobre el conflicto armado’, en el capítulo El campesinado y la guerra, menciona que las guerrillas “sostuvieron un discurso político que reivindicó al campesino”, refiriéndose a que las guerrillas colombianas basaron sus proclamas en la alusión a una reforma agraria, la distribución y las luchas históricas por la tierra. Como se lee en la página 199 del capítulo, “las FARC-EP tuvieron un discurso fundacional cuyo sujeto activo fue el campesinado”.

Sin embargo, las Farc, como lo muestra también este capítulo, impusieron a los campesinos en su vida cotidiana reglas y normas para “restringir incluso hasta la apariencia física de los campesinos y campesinas. Según le informó un campesino víctima a la Comisión, en ese entonces era común que esta guerrilla le ordenara a la gente que «nada de hombres que les pegaran a las mujeres, que niños menores no podían jugar billar, que nada de hombres con aritos». La pena para quienes incumplieran podía ir desde trabajos comunitarios forzosos, multas, destierros, hasta la muerte”, se encuentra en la página 113. 

También narra cómo en la década de los noventa, el Frente 35 de las FARC asesinó campesinos y reclutó forzosamente a niños y violó a campesinas como una estrategia para castigar a las comunidades que se declararon en resistencia pacífica. 

El capítulo sobre el campesinado cuenta con un subcapítulo llamado Afectaciones de la guerrilla al campesinado, que resalta que, contrario a lo declarado por la guerrilla como discurso fundacional, la comunidad campesina y sus derechos pasaron a ser elementos secundarios, “como si la vida de la población rural importara menos que el control del territorio; como si el padecimiento de comunidades enteras fuera una consecuencia menor del desarrollo de la guerra revolucionaria”, afimación que se encuentra en la página 163 del Informe.

Por otro lado, el representante afirma que la Comisión de la Verdad ha llamado asesino al Ejército en su informe. Nuevamente, revisamos en todos los tomos públicos del Informe Final y no encontramos alusión a ello. Ya Colombiacheck, en un chequeo anterior, revisó las alusiones al Ejército por parte de la Comisión de la Verdad y encontró que cada vez que se decía que el Ejército cometió actos de barbarie hacía referencia a la ejecuciones extrajudiciales.

A ello se le suma el tomo ‘No matarás’, que contiene la narrativa histórica del conflicto armado. A lo largo de 45 páginas, se aborda la actuación de la fuerza pública en las ejecuciones extrajudiciales, en el apartado “El body count o la doctrina de Vietnam”. A los asesinatos de civiles, por fuera de cualquier acción relacionada con la guerra, se les denominó «falsos positivos». 

Los resultados militares se convirtieron en la fuente para legitimar la política de defensa y seguridad ante la sociedad. No obstante, estos no se derivaron siempre de acciones legítimas, lo que está consignado en la página 447. Al cierre de la publicación del Informe Final, la Comisión adoptó la cifra de la Jurisdicción Especial para la Paz, que ha documentado 6.402 civiles asesinados en estado de indefensión como lo detallamos en este explicador titulado “¿De dónde viene la cifra de 6402 ejecuciones extrajudiciales?”.

Colombiacheck le consultó al representante Polo Polo sobre la fuente que lo llevó a hacer las afirmaciones que hizo en su perfil de Twitter el 28 de julio y al momento de esta publicación no había respondido a nuestro mensaje. 

De tal manera que, tras las evidencias y el análisis a los documentos de la Comisión de la Verdad, concluimos que las afirmaciones hechas por el congresista Polo Polo son falsas.

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 12 Diciembre 2019

No, indígenas del Cauca no están armados con tatucos

Por Ana María Saavedra

Unas fotos que muestran a indígenas con granadas de mortero hechizas están siendo usadas para señalarlos de narcos y guerrilleros. Pero las imágenes fueron tomadas en 2012 cuando la Guardia Indígena desmanteló unas caletas de las Farc en la vía a Toribío. 

Una serie de fotos de indígenas que cargan tatucos (granadas de mortero hechizas) están siendo difundidas en redes sociales con mensajes como “Los inocentes y tiernos narco-Indígenas del Cauca, que pecado, tan indefensos que están.....” o “Guardia indígena del MINGA: Movimiento Indígena Narco Guerrillero Armado”.

faceb

 

twi

Los señalamientos contra los indígenas del norte del Cauca se dan luego de que una delegación de la Guardia Indígena llegara a Bogotá para apoyar el Paro Nacional. Sin embargo, al realizar las verificaciones encontramos que las imágenes están siendo tergiversadas y que su contexto es otro.

Al contrario de lo que aseguran los mensajes en redes, los explosivos no son de los indígenas sino que se trata de un hallazgo por parte de la Guardia Indígena de una caleta con granadas de mortero. Estas fotos fueron tomadas por la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, Acin, el por el reportero gráfico de La Nación Sergio Reyes en julio del 2012.

En esa fecha, los indígenas del norte del Cauca se declararon en Asamblea Permanente y pidieron la salida de los grupos armados de su territorio, debido a la violencia que sufrían. Las poblaciones estaban en medio del fuego cruzado de los combates entre las Farc y el Ejército.

Esta situación fue denunciada por diferentes medios de comunicación como Verdad AbiertaBBC, La Silla Vacia, Semana, El Espectador y El Heraldo, que publicaron reportajes acerca de  la tragedia que vivía el pueblo Nasa. 

En Colombiacheck nos contactamos con Guiovany Yule, dinamizador político del Consejo Regional Indígena del Cauca, Cric, (la ACIN es una de las asociaciones de cabildos que pertenece al Cric). Yule   nos dijo que las imágenes habían sido tomadas durante “actividades del ejercicio del control territorial en el que desmantelamos las caletas de las Farc en los territorios indígenas” en la vía entre Toribío y Santander de Quilichao durante una visita del entonces presidente Juan Manuel Santos.

 Aquí le contamos la verificación que hicimos de cada una de estas fotos. 

Foto 1

tat

 

Esta imágen ya había sido verificada en marzo y abril pasado por la Silla Vacia y AFP Factual cuando fue usada para desinformar durante la Minga Indígena, en la que los Nasa protestaron por el incumplimiento por parte del Gobierno de acuerdos anteriores.

Además, la imagen había sido compartida en enero del 2018 en Twitter por el expresidente y senador Álvaro Uribe.

uribe

Sin embargo, al realizar una búsqueda inversa en google encontramos que la foto había sido publicada en julio de 2012 en el sitio web de la ONG colombiana Corporación Nuevo Arco Iris. En la publicación titulada “Cauca: ¿Una nueva etapa de la guerra?” aparece esta imagen con el siguiente pie de foto: “Indígenas del Cauca en la vía que conduce a Toribío retiran morteros”. El crédito de la foto dice que es del Tejido de Comunicación de la Acin.

El equipo de verificación de la AFP, se contactó con  Eduin Capaz, coordinador del área de derechos humanos de la ACIN, quien les confirmó que la imagen fue tomada por esa organización en 2012 en una zona próxima a Toribío. Capaz les dijo que los proyectiles que allí aparecen fueron encontrados por los indígenas durante las "acciones de barrido" efectuadas por  la Guardia Indígena para expulsar a los guerrilleros de las Farc de su territorio.

Esa misma foto fue publicada por Caracol Radio para ilustrar la noticia Indígenas detienen a tres guerrilleros y les quitan las armas, del 18 de julio de 2012.

Foto 2

solo

Esta imagen en la que un miembro de la Guardia Indígena sostiene otra granada de mortero fue tomada en la misma fecha y contexto que la anterior. 

Al realizar la búsqueda inversa de la imagen en google encontramos que la imagen fue publicada en julio de ese año en el reportaje Toribío, entre la paz y la guerra del medio La nación, de Neiva. En la historia, publicada el 12 de julio de 2012, la periodista que visitó la zona relató que acompañó una delegación de los indígenas que se desplazaba hacia El Palo, corregimiento de Caloto, Cauca.  

“En el camino, la guardia indígena encontró cinco tatucos y bombas artesanales, escondidos entre la maleza. Eran granadas de mortero de 60 milímetros, fabricadas artesanalmente por la guerrilla y utilizadas para atacar a la fuerza pública. Los nativos retiraron las peligrosas cargas explosivas de la zona y las sacaron en camionetas, para desactivarlas”, publicó La Nación. 

Al contactar a la periodista Ginna Tatiana Piragauta, nos remitió a Sergio Reyes, reportero gráfico que la acompañó en el recorrido y autor de la imagen.

Reyes le dijo a Colombiacheck que se trató de una caleta de tatucos que se encontraron a orilla de una de las vías cerca a Toribío. “La Guardia Indígena los recogió y los puso a disposición de las respectivas personas que les correspondían”, dijo el fotográfico y agregó que las tres imágenes difundidas en redes corresponden a ese hecho.

Foto 3

foto 3

Al realizar la búsqueda inversa en google de esta foto, nos arroja que había sido publicada en noviembre de 2014 por la revista Semana para ilustrar la noticia del asesinato de dos indígenas Nasa por parte de las Farc. En el pie de foto dice “Guardias indígenas sostienen dos cohetes artesanales incautados a la guerrilla (...) ” y tiene el crédito del archivo de Semana.

Sin embargo, al analizar la imagen encontramos que uno de los indígenas de la camioneta con los tatucos aparece también en la primera foto que mencionamos. Además, Reyes nos aseguró que esa imagen había sido tomada en el mismo momento.

Con estas evidencias concluímos que las fotos no corresponden a indígenas armados con tatucos ni demuestran que sean narcos o guerrilleros, por esa razón calificamos los mensajes de redes sociales como falsos.