Pasar al contenido principal
Jueves, 29 Agosto 2019

Jaime Garzón nunca trató de “pobre ignorante” a la gente de izquierda

Por José Felipe Sarmiento

Un meme le atribuye al humorista una cita cuyo resultado más antiguo en Google corresponde a un tuit de 2009.

“Si usted es pobre y piensa que votando por la izquierda va a salir de la pobreza, usted no es solo pobre, usted es un pobre ignorante”. Bajo estas palabras, en redes sociales, se ve el nombre Jaime Garzón. Al lado, una foto del humorista y gestor de paz asesinado en 1999. El meme ha sido compartido 7.400 veces en una sola publicación de Facebook y es posible encontrar la supuesta frase célebre en otros mensajes de diferentes páginas.

Captura de pantalla de publicación con supuesta frase de Jaime Garzón

El problema es que se trata de una atribución falsa. No hay ningún registro de que Garzón haya dicho eso. Al hacer una búsqueda del texto entrecomillado en Google, Colombiacheck encontró que el resultado más antiguo es un tuit del 21 de agosto de 2009 (diez años después del homicidio). Al parecer publicado por el usuario venezolano @HeliRoman, pero es posible que lo haya borrado porque ya no aparece al buscarlo en su perfil de Twitter.

En múltiples intentos con el buscador, usando diversos intervalos de tiempo, no apareció ninguna vinculación del humorista con la frase. Tampoco fue posible encontrarlo al quitar las comillas y el filtro de fecha o incluir su nombre en las palabras clave.

Además, cabe recordar que Garzón tuvo simpatía por la izquierda en su juventud, aunque “cuando murió era más de centro”, como le dijo el periodista Antonio Morales, cocreador de algunos de sus personajes para QUAC el Noticiero, al diario La Crónica del Quindío en 2013. “Él podía un día hacer de derecha y otro día de izquierda. Era comprometido con el tema social, la ampliación de la democracia, con la Constitución del 91”, agregó.

El caricaturista Alfredo Garzón, hermano de Jaime, también dice que ambos simpatizaron con las ideas de izquierda en la adolescencia, cuando hicieron sus prácticas como normalistas. “Nos encontramos con la pobreza y, además, con un gremio muy organizado y muy politizado, que es el magisterio”, recuerda. Pero, igual que Morales, aclara que el humorista dio “un giro hacia el centro” con los años.

Pone como ejemplos a sus personajes, que iban desde el estudiante universitario de extrema izquierda John Lenin hasta el político y columnista ultraconservador Godofredo Cínico Caspa. Además, agrega que “si uno oye sus conferencias se da cuenta de que él no estaba proponiendo nada de izquierda, solo que se cumpliera la Constitución”.

Para Alfredo, “esto hace parte de una estrategia muy antigua, que tiene prácticamente la edad del crimen”, del que se conmemoraron 20 años el pasado 13 de agosto. “Cada aniversario, cada que pasa algo con el caso, un sector del país que es ideológicamente culpable sale con todo esto”, señala.

Jueves, 24 Agosto 2017

En Tumaco la muerte violenta sigue acechando a su gente

Por Sania Salazar

Este municipio del pacífico nariñense tiene altas tasas de homicidios aseguró el ministro del Interior, Guillermo Rivera, a quien las cifras de la Policía y de Medicina Legal le dan la razón.

En una rueda de prensa en la que el tema central era el asesinato de líderes sociales en Colombia, el ministro del Interior, Guillermo Rivera, dijo que “Tumaco es uno de los municipios que está registrando tasas de homicidios más altas”.

 

 

Colombiacheck contactó por teléfono y a través de mensajes de Whatsapp a funcionarios de la oficina de prensa del Mininterior para saber en qué cifras basaba Rivera su afirmación y para determinar a qué periodo específico se refería. Aunque solicitamos la información desde el pasado 18 de julio, hasta el momento de publicar esta información no hemos recibido respuesta.

Entonces para poder chequear la afirmación del Ministro revisamos las cifras del Forensis de 2016, el informe estadístico que cada año presenta el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Allí encontramos que en Tumaco mataron el año pasado a 153 personas. La tasa de homicidios fue de 74 por cada cien mil habitantes lo que lo ubica en el puesto 39 entre los municipios con la peor tasa de asesinatos.

Los datos de Tumaco muestran que este problema está incrementándose en vez de disminuir, ya que en 2015 mataron a 130 personas y la tasa de homicidios fue de 65 por cada cien mil personas.

El municipio con la tasa más alta, según las cifras del Forensis, es Puerto Rondón, Arauca, con 182 por cada cien mil habitantes.

Boris Ramírez, director del área de gestión del conocimiento de la Fundación Ideas para la Paz, FIP, explicó que según cifras de la Policía Nacional, Tumaco aparece en el puesto 70 en 2016 y en el puesto 50 en el acumulado de lo corrido de 2017 entre los municipios con las tasas más altas de homicidios por cien mil habitantes.

“No es el municipio con la tasa de homicidios más alta, pero está en el 6% de los municipios que tienen más del triple de la tasa promedio nacional. En 2016 la tasa de homicidios por cada cien mil habitantes de Colombia fue de 22 casos y Tumaco tiene 72 (según cifras de la Policía). La tasa de Tumaco está tres veces por encima de la tasa nacional, Tumaco sí es un problema, pero no es el único, hay 70 municipios”, indicó Ramírez.

Según el Secretario de Gobierno de Nariño, Édgar Alonso Insandará Guerrero, la gran mayoría de esos homicidios se están presentando en el corregimiento de Llorente, ubicado en Tumaco. “De los 89 homicidios que tiene en este momento Tumaco (hasta el 19 de julio), más de 50 se han presentado en Llorente por causas relacionadas con el narcotráfico, microtráfico, sustitución de cultivos de uso ilícito”, confirmó.

¿Y los municipios en donde hay zonas veredales?

En el Forensis 2016 incluyen un análisis del comportamiento de los homicidios en los 25 municipios donde hay Zonas veredales transitorias de normalización. Una de esas está, precisamente, en la vereda La Variante, de Tumaco.

El análisis muestra que Tumaco, junto a Tibú (Norte de Santander) y San Vicente del Caguán (Caquetá) son los municipios en donde más se presentan homicidios no relacionados con el conflicto armado.

“Solo estos tres municipios representan el 66% de los homicidios asociados a otros tipos de violencia, siendo Tumaco el de mayor aporte con un 51% de estas muertes entre 2014 y 2016. En el resto de municipios el comportamiento es constante en este tipo de homicidios en los últimos años”, especifica el informe.

“El caso de Tumaco es el más crítico. Si bien se observa una disminución sustancial en los homicidios desde 2012, en 2016 se presenta un cambio en la tendencia de las muertes violentas al presentar un aumento pasando de 131 en 2015 a 153 en 2016. Según la información de Medicina Legal, este incremento está determinado por el aumento de otros tipos de violencia no asociados al conflicto (otros tipos de violencia agregadas), tendencia impulsada por violencia interpersonal. En este caso, al igual que en los anteriores, la violencia sociopolítica disminuye, pero la interpersonal presenta un aumento. Esta tendencia es jalonada, principalmente, por muertes relacionadas con venganzas y ajustes de cuentas. A su vez, son perpetrados principalmente por armas de fuego con el 84% de los casos relacionados”, reza el informe.

El análisis de la FIP indica que ese comportamiento de los homicidios está relacionado con la reconfiguración y disputa entre diferentes actores armados por el control de esta importante zona para el narcotráfico. Hay que recordar que por su condición de puerto, ese municipio es codiciado por los narcotraficantes para sacar la droga por el Pacífico hacia Centro y Norte América.

Además, según el más reciente informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la droga y el delito, UNODC, conocido el pasado 14 de julio, Tumaco sigue siendo el municipio con más tierra sembrada de coca en el país pues acumula 23.148 hectáreas, que representan un 16% del total del territorio sembrado en el país.

Según investigaciones realizadas por la FIP, desde finales de 2015, Tumaco vive un escenario de surgimiento, disputa y reacomodo de diferentes grupos armados, lo que se ha traducido en el incremento de los índices de violencia y homicidio.