Pasar al contenido principal

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Viernes, 18 Mayo 2018

La guerra sucia electoral en Facebook

Por Ana María Saavedra

Colombiacheck analizó varios mensajes de intolerancia e información falsa divulgados en páginas de noticias o en grupos creados en Facebook contra los candidatos presidenciales.

Hace unos días, tras semanas de debates y matoneos en las redes sociales, los candidatos presidenciales decidieron hacer un alto y firmar un pacto de No Agresión, a instancias del Consejo Nacional de Paz, Reconciliación y Convivencia.

Gustavo Petro, Humberto De la Calle, Sergio Fajardo, Germán Vargas Lleras e Iván Duque se comprometieron, entre varios puntos, a “utilizar de manera responsable y respetuosa los espacios en medios de comunicación y redes sociales, ofreciendo información veraz y elementos para el análisis y evitando diseminar información falsa, difamatoria, que promueva el odio o la violencia”.

Pero se puede decir que del dicho al hecho hay una gran distancia. Así mientras los candidatos hacen estos compromisos, en las redes la campaña sucia continúa y se hace a través de seguidores de los diferentes candidatos o en páginas creadas para favorecer o atacar a alguno de ellos. Encontramos que desde estas se comparten noticias, videos, fotografías y memes con información falsa que reproducen los usuarios de esta red social como si fuera verdadera.

Colombiacheck, en una alianza con Facebook, realizó una búsqueda de mensajes que se divulgan en esta red social y en los que se puede ver el grado de intolerancia y las falsedades divulgadas en la actual campaña electoral.

El rastreo arrojó que los candidatos con más mensajes en su contra han sido Duque, Vargas Lleras y Petro, a los que, incluso, les han creado grupos en los que sus usuarios se comparten supuestas noticias que no tienen ningún sustento de fuentes, o son montajes o replican información sin confirmar su veracidad.

Los más afectados por los ataques en redes han sido los candidatos que van punteando en las encuestas.

Es evidente que Facebook se ha vuelto una de las nuevas plataformas para hacer política. Según datos del Sismógrafo Electoral, un desarrollo web de Whale and Jaguar con el apoyo de Cuso International - Gobierno de Canadá y Friedrich Ebert Stiftung (FESCOL), mostraron que el candidato con más seguidores en su cuenta oficial es Gustavo Petro con 1.155.970. Lo siguen Fajardo, con 752.563; Duque, con 591.063; Vargas Lleras, con 416.968, y finalmente De la Calle, con 103066.

En Facebook, además de las cuentas oficiales de los presidenciables, sus seguidores han montado páginas y grupos en los que se dedican a publicar todo tipo de noticias falsas y ataques a los candidatos. Por ejemplo, seguidores de Duque han organizado páginas como Pueblo Unido contra el Comunismo y el Socialismo, Colombia Digna, El Expediente, El Nodo o Realidad Política, en las que publican información contra Petro y Vargas Lleras, especialmente. Y los seguidores de Petro han montado páginas en las que reproducen contenidos falsos o tendenciosos de supuestos medios como Voces, Soy Colombiano, 12 minutos y Huzlers.com, entre otros.

Por ejemplo, en uno de los grupos, Pueblo Unido contra el Comunismo y el Socialismo, difunden ataques contra Petro, Vargas Lleras, Fajardo y De la Calle, a quienes tachan de comunistas o socialistas. Este es un grupo cerrado, conformado por más de 20.000 personas, que al ingresar pide que respondas por qué tu odio hacia las Farc.

El otro caso se da en páginas como Voces -que se promueve como un portal digital- que sube a Facebook contenidos contra Duque y Vargas Lleras.

Mauricio Guerrero, docente de Sociología de la Universidad Icesi y que trabaja temas de comunicaciones y redes sociales, explica que en la guerra sucia en época electoral también se ha hablado de la utilización de bots (robots), no solo para la difundir fakenews o noticias falsas en las redes sino para lograr los tendencias para posicionar un tema en Twitter y que sus usuarios los repliquen.

Aunque, Guerrero aclaró que han tenido información que los bots estuvieron muy activos al inicio de la campaña, pero tras los escándalos han disminuido.

El mes pasado un informe de la Misión de Observación Electoral, Moe analizó las redes sociales y encontró que de 8’188.417 el 20 % eran mensajes de odio. Lo más preocupante, según Alejandra Barrios, directora de la Moe, es que esos mensajes tuvieron gran visibilidad en las redes y en la realidad están relacionados con los hechos de las campañas.

La Moe resaltó que algunos mensajes de intolerancia nacen desde los mismos candidatos. Asimismo, se indicó que “el argumento de ataque más común en redes sociales para generar intolerancia y polarización es el odio contra las Farc con el 34 % de la conversación de intolerancia (1.509.483). Seguido por la Corrupción con el 26%, Castrochavismo 24% y Paramilitarismo con el 7%”.

 

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 07 Marzo 2018

Candidato a la Cámara por Caldas 'enredadito' con cifras de pobreza

Por Sania Salazar

Darío Arenas utilizó cifras desactualizadas y conceptos de economía que no se pueden manejar a la ligera para hablar de desigualdad e ingresos por persona.

Darío Arenas Villegas, candidato a la Cámara por Caldas del Partido Polo Democrático, aseguró en su cuenta de Twitter el pasado 22 de febrero que “el ingreso promedio en Caldas es de $492 mil pesos, 61% del mínimo, índice gini es del 0.51 puntos. Se debe crear más riqueza y distribuirla mejor”.

 

 

Después de contrastar los datos, Colombiacheck califica la afirmación como ligera, pues, aunque el candidato menciona las cifras en presente, la verdad es que son datos desactualizados y de años diferentes, lo que no permite hacer un balance correcto de la situación actual de ese departamento.

Arenas Villegas le envió a Colombiacheck los archivos extraídos de la página del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, de donde sacó las cifras.

El candidato explicó que tomó el índice de Gini de un documento del DANE de 2016 y el ingreso per cápita de otro documento de 2014. “Creo que el de ingreso no está actualizado”, respondió cuando se le preguntó por qué los datos no correspondían al mismo año.

Consultamos al DANE, donde informaron que el ingreso promedio en Caldas y el índice de Gini están actualizados a 2016. El coeficiente de Gini es de 0,51, tal como lo dijo Arenas Villegas, pero el promedio de ingresos por persona es de 567.695 pesos, -casi 76 mil pesos más de lo que asegura el candidato- lo que representa el 82% del salario mínimo de ese año, que era de 689.454 pesos.

El problema, además, fue que Arenas, sociólogo de la Universidad de Caldas, usó el ingreso promedio de 2014 -que realmente era de 493 mil pesos- y lo comparó con el salario mínimo de este año, con lo cual llegó a ese porcentaje de 61, pero eso es un cálculo erróneo por la diferencias de cuatro años.

El coordinador de Estudios Económicos de la Cámara de Comercio de Manizales por Caldas, Alejandro Barrera, y el DANE coincidieron en llamar la atención sobre la inconveniencia de citar en la frase dos cifras de años diferentes, lo cual puede llevar a imprecisiones e interpretaciones equivocadas, pues los datos de cada año reflejan realidades socio económicas propias de cada periodo.

“Valdría la pena analizar también la tasa de crecimiento del PIB per cápita en el tiempo, no solo la cifra nominal en un año, y ojalá comparado con otros departamentos. Eso reflejaría el crecimiento real en los ingresos de los caldenses”, indicó Barrera, quien además, resaltó que la desigualdad es un concepto no solo monetario, sino económico y social e implica una serie de análisis que van más allá del ingreso promedio anual.

En Colombiacheck decidimos hacerle caso al analista y elaboramos la siguiente gráfica que, efectivamente, muestra un aumento en el ingreso promedio de los caldenses en comparación con el mínimo de cada año:

 

 

¿Qué es el índice de Gini?

Barrera explica que, en términos generales, es una medida de concentración del ingreso entre los individuos de una región en un periodo de tiempo determinado que está comprendido entre 0 y 1, donde 0 es una distribución perfecta del ingreso y 1 indica desigualdad máxima.

Según el economista, el Gini es una medida importante, pero tiene limitaciones: primero, que se creó a principios del siglo XX, bajo un contexto social y económico distinto al actual. Segundo, que para hacer inferencias basados en este indicador se recomienda hacerlo de una forma más desagregada, “es decir, no tomar simplemente el total del departamento, sino que se debe analizar por municipios y actividades económicas para identificar los focos de desigualdad, para evitar emitir juicios de valor generalizados que pueden llegar a estar sesgados”.