Pasar al contenido principal
Viernes, 17 Marzo 2017

Las Zonas Veredales no son repúblicas independientes

Por Sania Salazar

Aunque los militares retirados insisten en comparar las Zonas veredales con lo que hace 50 años se denominó repúblicas independientes, en el Acuerdo Final hay argumentos fuertes para concluir que no cabe la comparación.

Las críticas y preocupaciones de los exmilitares con el Acuerdo Final entre Gobierno y Farc han dado hasta para asegurar que las Zonas Veredales Transitorias de Normalización, Zvtn, se pueden convertir en “Repúblicas independientes”. Temor que le expresaron al Presidente Juan Manuel Santos en una carta.

Jairo Estrada Álvarez, vocero del movimiento político Voces de Paz (movimiento afín, pero no militante de las Farc, que vela por el cumplimiento del Acuerdo Final en el Congreso), explicó en un trino que a las Zvtn tienen entrada las autoridades del Estado, por lo que no son repúblicas independientes.

 

 

 

Comandantes de las Farc, militares y académicos, entre otras voces, han coincidido en desmentir este supuesto peligro y el Acuerdo Final deja claro los límites y las reglas bajo las cuales funcionan estas zonas, por lo que Colombiacheck califica la frase de Álvarez como verdadera.

Estrada Álvarez le dijo a Colombiacheck que el país atraviesa un momento totalmente distinto a la época en que se acuñó la frase “Repúblicas independientes” para referirse a las zonas donde se ubicaron algunos grupos comunistas, “Colombia está viviendo un proceso de paz que contiene unos acuerdos que deben conducir al proceso de dejación de armas de las Farc y a su ingreso a la vida civil”.

El miembro de Voces de paz aclaró además, que “las Zonas no son territorios vedados en la medida en que, si se atienden las regulaciones correspondientes, pueden entrar y salir funcionarios, de hecho, en estos días los hemos visto entrar y salir, entre otras cosas, para mirar cuál es el estado de las Zonas. Eso no es ninguna república independiente, es una zona transitoria que tiene una función específica”.

Por último, Estrada Álvarez, resaltó que los excombatientes se movilizan libremente en los campamentos, pero que para hacerlo en las Zonas veredales (que son más grandes) necesitan autorización y solo lo pueden hacer desarmados.

El Acuerdo Final definió que las Zvtn son “temporales y transitorias, definidas, delimitadas y previamente concertadas entre el Gobierno Nacional y las Farc, y cuentan con el monitoreo y verificación del Mecanismo de Monitoreo y Verificación, Mm&v, que por cada Zvtn contará con Equipos de Monitoreo Local”.

Sobre el Mecanismo de Monitoreo y Verificación, Mm&v, hay que recordar que está compuesto por un componente internacional en cabeza de la Organización de las Naciones Unidas, ONU, el Gobierno Nacional y las Farc.

El Acuerdo también precisa que “dentro de las Zvnt se garantiza la plena vigencia del Estado Social de Derecho para lo cual se mantiene el funcionamiento de las autoridades civiles sin limitaciones. Las autoridades civiles (no armadas) que tienen presencia en las Zonas permanecen y continúan ejerciendo sus funciones en las mismas, sin perjuicio de lo acordado en el Cese al Fuego y de Hostilidades Bilateral y Definitivo”.

En el documento pactado en la mesa de negociación en La Habana se reitera que “las autoridades civiles no armadas pueden ingresar permanentemente a las Zvtn sin ninguna limitación, excepto al área de los campamentos donde están ubicadas las estructuras de las Farc”.

En resumen, las Zvtn tienen como objetivo garantizar el cese al fuego y de hostilidades y la dejación de armas, además de preparar a los excombatientes para su reincorporación a la vida civil, pero no son zonas en las que las Farc puedan hacer lo que quieran, no están vedadas para el control del Estado.

El general Javier Flórez, jefe del Comando Estratégico para la Transición, le aseguró a W Radio que las Zonas veredales se terminan el 29 de mayo cuando se complete el Día D+180 y que luego de eso los campamentos se podrán utilizar para otro tipo de actividades. El general indicó además que trasladarán a los excombatientes que tengan asuntos pendientes con la Jurisdicción Especial para la Paz a la zona veredal en Mesetas, Meta, donde habrá un campamento especial para su reclusión.

Pedro Piedrahíta, Mágister en Seguridad y Defensa Nacional y Doctor en derecho internacional le dijo a Teleantioquia Noticias que considera que

estamos frente a un asunto muy diferente, “primero porque el Estado sigue teniendo un control pues se trata de zonas delimitadas y controladas por los organismos de seguridad. Esto es garantía de que allí se están estableciendo estos grupos precisamente para cumplir con lo acordado en La Habana y no que allí vayan a establecer un poder político”.

¿Qué fueron las repúblicas independientes?

En un archivo histórico audiovisual de Señal Colombia, Guillermo León Valencia, presidente de Colombia entre 1962 y 1966, se refiere a las repúblicas independientes como “algunas áreas apartadas del país en las cuales los violentos habían establecido su dominio sin sujeción a ninguna clase de autoridad”.

“En encendidos discursos en el Congreso de la República, el líder conservador Álvaro Gómez Hurtado venía denunciado desde 1961 la existencia de 16 “repúblicas independientes” que escapaban al control del Estado y en las cuales, según su retórica reaccionaria, se estaban construyendo unas zonas liberadas. Se trataba, ante todo, de Marquetalia, Riochiquito, El Pato, Guayabero, Sumapaz y la región del Ariari”, indica Eduardo Pizarro León Gómez en el artículo titulado Marquetalia: el mito fundacional de las Farc.

Pizarro León Gómez cuenta que ante la presión de las declaraciones de Gómez Hurtado, “el presidente conservador Guillermo León Valencia tomó la decisión de exterminar a sangre y fuego estos enclaves comunistas”.

Uno de esos ataques es históricamente conocido como el bombardeo a Marquetalia, en el Tolima.

Entre quienes reaccionaron al pronunciamiento de los militares están Jorge Restrepo, Director del Centro de Recursos para Análisis de Conflictos, Cerac, e Iván Márquez, integrante del secretariado de las Farc, cuyo verdadero nombre es Luciano Marín Arango

 

 

 

 

 

Precisamente Pizarro León Gómez en el texto mencionado habla de las posiciones contrarias que hay sobre el ataque a Marquetalia, pues hay quienes sostienen que “la emergencia de las Farc no se hubiese producido en efecto si no se hubiese llevado a cabo el ataque contra Marquetalia. Las autodefensas campesinas de influencia comunista se habrían mantenido como tales y, probablemente, con el correr del tiempo se hubieran extinguido lentamente”.

Mientras que están los que sostienen lo inevitable del nacimiento, tarde o temprano, de las Farc, dado que ya existía en el seno del Partido Comunista (PC) las tesis para justificar su nacimiento. En efecto, desde el IX Congreso del PC celebrado en 1961 se había aprobado la tesis de la “combinación de todas las formas de lucha revolucionaria”.

Domingo, 02 Abril 2017

Pifia del Presidente revela incumplimiento en dejación de armas

Por Óscar Felipe Agudelo B.

Según el Acuerdo Final, ya debería estar en manos de la ONU el 60% de las armas de las Farc. Hasta la fecha solo han entregado 140, lo que genera incertidumbre. Colombiacheck verificó que el cronograma de la dejación se incumplió y encontró que aún no existe uno nuevo.

La dejación de armas ha sido un tema que ha permitido unir a defensores y opositores del proceso de paz, los ha unido en torno a la confusión. Primero fue la senadora uribista Paloma Valencia quien con vehemencia sostuvo que las Farc no entregarían las armas, algo que Colombiacheck desmintió en “La Dejación de armas despalomó a la senadora Valencia”.

El turno luego fue para el senador Roy Barreras, quien se pasó de optimista y por medio de un trino (que después borró) manifestó que la dejación de armas de las Farc sería mucho más rápido de lo que inicialmente se pactó. Colombiacheck también desmintió esa afirmación por medio del chequeo “Roy Barreras mete y saca la pata en Twitter”.

Pasó el tiempo y nuevos personajes se refirieron al tema, pero el más importante fue Juan Manuel Santos, el presidente de los colombianos, quien trinó algo tan descabellado y falso, que en breve tuvo que eliminar el tuit de su cuenta de Twitter.

Tuit del presidente Santos sobre entrega de armas de las Farc

El 17 de marzo el Presidente se dejó llevar por la premura de las redes sociales y trinó que 14.000 armas de las Farc ya estaban en poder de la ONU, algo que resultó totalmente falso por lo que el primer mandatario tuvo que eliminar su tuit, claro está, sin retractarse por la avalancha desinformativa que generó. Se limitó a borrar el tuit y a publicar uno nuevo en el que manifestó:

 

 

El Mecanismo de Monitoreo y Verificación (MM&V) de la ONU negó tajantemente que haya recibido ese número de armas, aunque claro, lo hizo de manera diplomática por medio de un comunicado, el mismo 17 de marzo, después del trino eliminado.

“La Misión de la ONU tendrá el número total del inventario de las armas de las Farc cuando se concluya el proceso de registro e identificación, que está en curso. Grupos de observadores de la Misión ya se encuentran en campamentos de las Farc para la observación de las armas allí presentes. En estos sitios, la Misión recibirá progresivamente las armas bajo el monitoreo de sus observadores”.

En la misiva el MM&V aseveró que están trabajando en el inventario de las armas de las Farc y que hasta ahora solo tienen 140 armas dejadas por los farianos.

Colombiacheck, más allá de desmentir lo que el propio mandatario eliminó de su cuenta de Twitter o de advertir de la imprecisión de Santos, lo que ya realizó Las Dos Orillas, aprovecha este error para aclarar cómo va el panorama de la dejación de armas por parte de la guerrilla de las Farc y, sobre todo, señalar que en este tema en particular, se viene incumpliendo abiertamente con el Acuerdo Final.

¿Incumpliendo lo pactado?

“La Misión de la ONU en Colombia ha recibido 140 armas individuales de hombres y mujeres de las Farc quienes integran el Mecanismo de Monitoreo y Verificación. Ello corresponde a las etapas anunciadas el 28 de febrero”, dice uno de los apartes del comunicado.

Esa fecha, el 28 de febrero, pasará a la historia porque fue el día en que el Gobierno y las Farc decidieron realizar la dejación de armas de manera diferente a como quedó planteado en el Acuerdo Final promulgado en el Teatro Colón.

Según lo pactado en el Acuerdo Final, el día D+90 las Farc tendrían que dar el primer 30% de las armas en su poder. Ese D+90 ya pasó, era el 1 de marzo, la misma fecha que el MM&V señaló para iniciar “el proceso de verificación de la dejación de armas de las Farc”.

El primer plazo para entregar el 30% de las armas de las Farc venció el 1 de marzo y el segundo plazo para entregar otro 30% también se cumplió ayer, 1 de abril. Sin embargo, por diferentes inconvenientes de ambas partes solo hasta el 1 de marzo se logró un consenso “para iniciar sin más demora el proceso de dejación de armas”. Por eso se puede afirmar que ambas partes incumplieron el literal 3.1.7.1 concerniente al procedimiento para la Dejación de las Armas que sin ambigüedades estableció:

“La recolección y almacenamiento en contenedores del armamento individual que permanece en poder de los (as) integrantes de las Farc dentro de los campamentos en las zonas se hace de manera secuencial y en tres fases así: Primera Fase: D+90, el 30% (1 de marzo), Segunda Fase: D+120, el 30% (1 de abril) y Tercera Fase: D+150, el 40% (1 de mayo), según la hoja de ruta del cronograma de eventos acordada por el Gobierno Nacional y las Farc que guía el proceso del Fin del Conflicto luego de la firma del Acuerdo Final”.

Aunque se incumplió con la primera fecha para la dejación de las armas, lo que sino cambió en la hoja de ruta señalada ese 28 de febrero es que sí habrá una dejación de armas de manera escalonada y que se mantiene el plazo del día D+180 como fecha máxima para la dejación de todas las armas de las Farc, “ la Misión empieza el proceso de verificación de la dejación de armas de las Farc que debe concluir, por acuerdo entre las partes, el día D+180, es decir el próximo 29 de mayo”, sentenció el comunicado del Mecanismo de Monitoreo y Verificación de la ONU .

¿De dónde surgió la confusión presidencial?

En un mundo ideal esta pregunta la tendría que responder el primer mandatario de los colombianos, lo buscamos pero no fue posible obtener una respuesta.

Santos o la persona que le gestiona sus redes sociales, podrían haberse dejado llevar por cifras parecidas pero muy muy diferentes. Según el MM&V, las primeras armas que se entregaron fueron solo 140 y no 14.000 como sostuvo el Presidente. Sumarle dos ceros al 140 resulta fatal a la hora de hablar de armas o de cualquier cosa.

Las 140 armas a las que se refirió el MM&V son de 140 integrantes de las Farc que hacen parte del comité de verificación y ya trabajan en distintas labores de monitoreo, por ende dejaron las armas.

De acuerdo al informe del secretario general sobre la Misión de las Naciones Unidas en Colombia, con corte al 24 de marzo de 2017, además de las 140 armas que entregaron estos farianos miembros del MM&V, lo que sigue es que “en breve” los demás integrantes de las Farc designados para promover actividades relacionadas con la paz, dejen sus armas en la Misión de la ONU. Pero eso todavía no ocurre.

¿Se cambió el cronograma de la dejación?

La respuesta es sí. Como ya lo mencionamos anteriormente las fechas pactadas para la dejación de armas se han incumplido abiertamente, de acuerdo con la ONU, el hecho de no tener listos los campamentos y las zonas a donde llegaron las Farc, contribuyó en gran manera al retraso de varios puntos del acuerdo, como la dejación de armas.

Si se incumplió con el cronograma, ¿hay listo uno nuevo para la dejación de armas? Respecto al tema Jean Arnault, director de la Misión de la ONU en Colombia, explicó en rueda de prensa del 29 marzo que “en los próximos dos días vamos a acordar con las Farc y en coordinación con la fuerza pública un cronograma detallado de este proceso de recolección y traslado de las armas en caletas a los contenedores”.

Hasta la fecha de publicación de este chequeo no se ha conocido el nuevo cronograma pero lo cierto es que sí habrá uno nuevo y que la fecha del D+180 (29 de mayo) para la dejación de la totalidad (100%) de las armas es un plazo que ambas partes quieren cumplir.

 

Actualización

En comunicado del 4 de mayo el MM&V anunció que el 5 de mayo ya tendría 1.000 armas más provenientes de las Farc, lo que sumaría unas 1.140 armas dejadas por los farianos. Sin embargo, el MM&V no se pronunció en lo absoluto sobre el incumplimiento en el Acuerdo Final referente a que el día D + 150 (1 de mayo) ya las Farc deberían haber dejado la totalidad de la armas. En entrevista con Red Más Noticias Iván Márquez, miembro de las Farc, sostuvo que la organización guerrillera solicitaría formalmente al MM&V una extensión para permanecer en las Zvtn y así poder culminar con la dejación de las armas. La extensión sería hasta el día D + 270, es decir, contrario a como se planteó en el Acuerdo Final en el que se estableció que los farianos estarían en las Zvtn hasta el D + 180 ó 29 de mayo.

Respecto al tema, el vicepresidente de los colombianos, Óscar Naranjo, sostuvo que "el plazo de dejación de armas no se va a modificar".