Pasar al contenido principal
Martes, 16 Octubre 2018

Marta Lucía Ramírez da cifras ligeras sobre participación de mujeres en elecciones cafeteras

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

La vicepresidenta trinó una información sin contexto sobre el aumento porcentual de la participación femenina en el liderazgo cafetero.

Hace poco, la vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, puso un trino en su cuenta de Twitter en el que se refirió a la “buena noticia” que significa que la participación de mujeres en el liderazgo cafetero haya aumentado “al 24% en las últimas elecciones del gremio”, ocurridas el pasado mes de septiembre.

Ramírez señala que “aunque falta más, reconocemos la importancia de la estrategia de equidad de género de la Federación Nacional de Cafeteros”.

Colombiacheck revisó la veracidad de este trino de la vicepresidenta y encontró que su afirmación es Ligera, pues aunque sus datos coinciden con lo presentado por la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), ella no brinda ningún contexto sobre a qué hace referencia en particular el porcentaje que da, ni cuál fue su fuente de información.

Los días 8 y 9 de septiembre se realizaron las Elecciones Cafeteras, un evento electoral que ocurre cada cuatro años y por medio del cual se eligen por voto directo a los dirigentes de los comités municipales y departamentales, sus representantes gremiales a nivel regional.

De acuerdo con el ABC de las Elecciones Cafeteras 2018 publicado por la Federación, en las elecciones participan “todos los caficultores federados, es decir, quienes sean propietarios o poseedores de un predio de al menos media hectárea de café con al menos 1.500 árboles y que tengan cédula cafetera”.

Este año, se realizaron en 17 departamentos y 570 municipios cafeteros de Colombia. Y, de acuerdo con un comunicado de la Federación, “se trata de la cita más importante que tienen los caficultores federados para elegir a sus representantes”.

En el ABC se explica que los Comités Municipales están conformados por seis miembros principales con sus respectivos suplentes personales, para un total de 12 representantes por cada municipio.

Y para la elección de los miembros de Comité Departamental, en cada una de las seis circunscripciones que conforman el Comité Departamental, se vota por candidaturas individuales (planchas), cada una conformada por un principal y un suplente.

Ahora bien, según cifras de la FNC, este año el número de personas habilitadas para votar fue de 358.208, de las cuales 100.298 son mujeres; lo que equivale al 28% del censo electoral.

En total para estas elecciones estaban en disputa 4.776 cargos. Pero, después de las votaciones, solo 1.121 terminaron siendo ocupados por mujeres; esto es el 23,47% del total.

En específico, dentro de los comités departamentales resultaron elegidas 27 mujeres para 180 cargos; que representan el 15% del total de los cargos que estaban en disputa. Y en los municipales, fueron 1.094 mujeres para 4.596 cargos, el 24% del total. Esto parece indicar que la vicepresidenta se refería entonces a este último porcentaje que, efectivamente, tuvo un aumento frente a los resultados de hace cuatro años.

En el periodo 2014-2018, de acuerdo con cifras del programa de equidad de género de la dirección de responsabilidad social de la FNC, solo el 8% de los cargos en los comités departamentales fueron ocupados por mujeres (12 mujeres), y en el municipal el porcentaje fue del 16% (696 mujeres).

El programa de equidad de género viene funcionando desde hace aproximadamente 10 años dentro de la Federación, de acuerdo con Claudia Rodríguez, su coordinadora, aunque anteriormente tenía otro nombre. La intención desde entonces ha sido la misma, empoderar a las mujeres y darles mayor participación dentro de los cargos de decisión de la entidad, aunque apenas desde hace un año se comenzaron a emprender acciones claras para promoverlo.

Rodríguez considera que los resultados de este año fueron positivos y que fueron una muestra del trabajo que han venido realizando. “Efectivamente a eso era lo que le estábamos apuntando”.

El mismo gerente general de la Federación, Roberto Vélez Vallejo, lo dijo a través de un comunicado de prensa enviado a Colombiacheck: “Nos complace saber que uno de los grandes propósitos de estas elecciones, la mayor representatividad de mujeres y jóvenes, se cumplió”.

Rodríguez, sin embargo, considera que aún hacen falta más esfuerzos, tal y como señala la vicepresidenta, pues “aún no se ven reflejadas dentro de las instancias electorales la situación real que hay entre los caficultores”. Según las cifras con las que cuenta el programa, el 30% de los caficultores (con tenencia de tierra) son mujeres.

En todo caso, existe un subregistro dentro de la información de la misma Federación. En ese 30%, según nos explicaron, no entran las recolectoras ni las mujeres que no tienen los títulos de la tierra, pero que acompañan y ejecutan las labores de la caficultura a la par de sus esposos.

En ese sentido, Alba Marina Acosta, miembro de la Red Nacional de Mujeres, seccional Caldas, coincide con el avance que muestran los resultados y reconoce que la participación efectiva, es decir la cantidad de mujeres que salieron a votar, fue importante a nivel nacional. Pero también considera que la representación de los espacios departamentales, donde apenas el 15% de las mujeres terminaron elegidas, no fue tan exitosa.

“Llama la atención que esta estructura, que se solventa en el trabajo de las mujeres, y que una entidad con 91 años de trayectoria, no tenga una representación igualitaria en los cargos ni en los espacios en los que se toman las decisiones, como lo son los comités”, según Acosta.

Esto porque una mayor participación de las mujeres dentro de los comités, que son espacios que generan procesos de formación y capacitación, les permitiría ser incluidas en los lugares donde realmente se discuten las políticas públicas del sector en el país, en consideración tanto de Acosta como de Rodríguez.

Según la coordinadora del programa de equidad de la Federación, a través de la participación en estos espacios, “las mujeres pueden manifestar sus necesidades, su manera de ver el mundo y buscar soluciones. Ellas se convierten en un canal”.

Finalmente, la Federación señala que esperan obtener resultados más contundentes para las elecciones de 2022, cuando las acciones del programa se consoliden.
 

Lunes, 27 Noviembre 2017

¿Estamos en recesión económica como dice Germán Vargas Lleras?

Por David Tarazona

El pasado martes 14 de noviembre en la Cámara de Comercio de Bogotá, el precandidato presidencial Germán Vargas Lleras, ex ficha política y ministerial del presidente Santos, lanzó su propuesta económica, de cara a las elecciones de 2018. Colombiacheck estuvo presente y le preguntó en pleno furor de sus propuestas: –Precandidato Vargas Lleras: ¿estamos o no en recesión económica?

Colombiacheck se lo preguntó porque en una entrevista del pasado 16 de octubre realizada por la periodista María Isabel Rueda para el periódico El Tiempo, Vargas Lleras lo afirmó. Dijo entonces: “este país creciendo a una tasa un poco mayor al uno por ciento es un país en recesión”. En el lanzamiento de su propuesta económica, Colombiacheck le preguntó si seguía pensando lo mismo y el precandidato se sostuvo en su posición: “Una tasa del 1.5 para este país es franca recesión”.

Tras el lanzamiento al que vale resaltar que fueron representantes de las grupos empresariales más importantes del país, como Argos, Corona, Organización Ardila Lülle, América Móvil, Olímpica, además de personajes influyentes como los ex fiscales Eduardo Montealegre y Alfonso Valdivieso, Colombiacheck se puso en la tarea de verificar esta afirmación.

Después de consultar expertos y escalas oficiales por las cuales se puede declarar o no recesión económica en el país, Colombiacheck encontró que la frase de Vargas Lleras es Inflada.

Tras el lanzamiento de la propuesta económica de Vargas Lleras, Colombiacheck contactó a las personas que dirigen la campaña del precandidato presidencial, y éstos nos remitieron a Santiago Pardo, ex director de la DIAN durante el gobierno de Virgilio Barco y ahora principal asesor económico del precandidato.

Cuando este medio conversó con Pardo dijo de que hablaba a título personal y no a nombre de la campaña. En entrevista telefónica, el asesor de Vargas Lleras aseguró que ya hay “sectores con tendencias recesivas”, en particular mencionó el industrial. Le aseguró a Colombiacheck que, si la economía colombiana sigue a la baja, fácilmente podría entrar en una recesión y que no hay que esperar a que la situación se generalice.

Sin embargo, ni Pardo ni Vargas Lleras se comprometieron diciendo los datos exactos de dónde habían sacado que el país está en una “franca recesión”.

Aunque el asesor económico de cabecera de Vargas Lleras, Santiago Pardo, no le aseguró a Colombiacheck que el país esté en recesión, sí cree que la alarma del precandidato es válida. “Lo que ha señalado el doctor Vargas [Lleras] es un campanazo en el que hay que hacer algo porque con tasas de [crecimiento de] 1.5 [%], equivalen a perder el año”. Lo que supone un reto para el próximo presidente de Colombia.

Por eso, revisamos los lineamientos del Fondo Monetario Internacional (FMI), entidad que maneja el estándar más preciso, como lo refleja este documento de 2012 aceptado entre especialistas.

Según el FMI, un país está en recesión cuando en dos trimestres consecutivos la economía se contrae, es decir que tiene un crecimiento negativo.

Contrario a ese principio, la economía colombiana ha crecido por dos trimestres consecutivos, en vez de contraerse. De acuerdo con cifras reveladas el miércoles 15 de noviembre por el DANE, la economía del primer trimestre del 2017 marcó un crecimiento del 1.1 %; en el segundo, del 1.3 % y en el tercer semestre, del 2 %.

Dato que llevó a Colombiacheck a calificar la frase: “una tasa del 1.5 para este país es franca recesión”, del precandidato presidencial Vargas Lleras como Inflada. Porque si bien el crecimiento es poco, no hay una contracción de la economía.

El economista Salomón Kalmanovitz se refirió a declaraciones de Vargas Lleras. Cŕedito: Colombiacheck
El economista Salomón Kalmanovitz se refirió a declaraciones de Vargas Lleras. Crédito: Colombiacheck

Colombiacheck también buscó al economista Salomón Kalmanovitz, profesor emérito de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, para contrastar lo dicho desde las toldas vargaslleristas y confirmó que el estándar económico del FMI, bajo el cual verificamos es el más riguroso.

Kalmanovitz contrastó nuestro análisis de datos económicos con la afirmación del precandidato presidencial. El especialista también nos contó que hay una segunda escala menos confiable que la del FMI, según la cual un país estaría en recesión cuando crece a una menor tasa de su potencial. “Es más imprecisa porque [por ejemplo] si mi crecimiento potencial es del 4 % y yo crezco al 3.9 %, que no es nada malo, no podría hablar de recesión. [En esta medición] el orden de magnitud no está definido. La del Fondo Monetario [Internacional] sí es mucho más precisa”.

En el caso de Colombia, el país tiene un crecimiento potencial del 3.9 %, pero en lo que va de 2017 ha crecido al 1.5 %. No obstante, según nos dijo el profesor de economía de la Universidad Nacional Óscar Benavides, aunque la economía presenta un riesgo de recesión, “el comportamiento del ciclo económico que tenemos actualmente, es similar al que hemos tenido en los últimos 40 años”. También dijo que la situación actual no es "en absoluto comparable con la [crisis] vivida en 1999".

Si bien el economista Kalmanovitz le dijo a Colombiacheck que es un hecho que la economía del país va por mal camino y que sí hay sectores en recesión como la industria, hizo ver que el énfasis del precandidato presidencial Vargas Lleras en una situación generalizada de recesión económica tiene fines electorales. “Él [Vargas Lleras] exagera el deterioro de la economía para decir ‘mire, yo la voy a salvar’ porque yo voy a reducir impuestos y la gente va a invertir más”.

A pesar de que hay sectores de la economía en etapas recesivas y ésta no vaya por buen camino, según la medición más precisa y los análisis de especialistas, no se puede afirmar que la economía del país esté en recesión. Una cosa es reconocer que el paciente esté enfermo, en este caso nuestra economía. Otra diferente, afirmar que está agonizando, justamente, en época electoral.