Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Domingo, 28 Junio 2020

No, Agencia Espacial Europea no advirtió de 'asteroide que podría chocar contra la Tierra en pocas horas'

Por Pablo Medina Uribe

La cadena española Antena 3 dio información equivocada sobre un objeto espacial tras malinterpretar un hilo de Twitter de la Agencia Espacial Europea. El asteroide 2000 SG344 tiene muy pocas probabilidades de impactar nuestro planeta.

Este domingo 28 de junio, la cadena española Antena 3 Noticias publicó una nota titulada "La Agencia Espacial Europea alerta de un gigantesco asteroide que podría chocar contra la Tierra". Además, en su cuenta de Twitter, promocionó esta nota con el mensaje "La Agencia Espacial Europea alerta de un gigantesco asteroide que podría chocar contra la Tierra en pocas horas ➡ Tiene el mismo tamaño que uno que destruyó 2.000 kilómetros cuadrados de bosque siberiano en 1908".

Sin embargo, todo esto es falso. La Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), no alertó de un "gigantesco" asteroide, ni dijo que podría chocar contra la Tierra "en pocas horas". La ESA ni siquiera aseguró que ese asteroide esté "cerca" dela Tierra. Por lo que, además, la comparación que hace Antena 3 con el objeto que impactó Siberia en 1908, aunque tiene datos correctos, está completamente descontextualizada.

El asteroide

Antena 3 basó su información en un hilo de Twitter que la ESA publicó (en inglés) el 27 de junio hablando sobre un asteroide llamado 2000 SG344.

Esto es lo que dijo la ESA en su hilo:

¡Faltan tres días para el #DíaDelAsteroide!

El número 3 de la #listaderiesgodeasteroides de la Esa es el más grande del top 7, con un estimado de 40 metros. El asteroide, llamado 2000 SG344, tiene una probabilidad de 1 en 1.183 de impactar la Tierra y viaja en una órbita similar.

El asteroide 2000 SG344 tiene una órbita similar a la de la Tierra, pero el tiempo que le toma darle una vuelta al Sol es de 12 días menos. Esto hace que esté cerca de la Tierra por unos años y luego que esté lejos y sea inobservable por unas tres décadas #DefensaPlanetaria

No lo volveremos a ver hasta 2025, cuando esperamos tener datos adicionales para aclarar sus escenarios de [posible] impacto. Al tener ~40 metros de diámetro, es comparable en tamaño al objeto que impactó #Tunguska y que destruyó 2.000 kilómetros cuadrados de bosque siberiano en 1908 – y que es la razón por la que celebramos el #DíaDelAsteroide

Así que en ningún momento la ESA aseguró que este asteroide impactaría la Tierra en "las próximas horas", ni aseguró que fuera "gigantesco" (simplemente dijo que era el "más grande" del "top 7" de asteroides que siguen más de cerca).

Además, Antena 3 se equivoca al asegurar en su nota que "este asteroide tarda 12 días en dar una vuelta al mundo". Esta es una lectura equivocada del hilo de la ESA, que en cambio dice que "el tiempo que le toma [al asteroide] darle una vuelta al Sol [y no "al mundo"] es de 12 días menos [que el tiempo que le toma a la Tierra hacer lo mismo]".

La posibilidad de impacto

Como ya lo explicamos en otro chequeo, un asteroide es un objeto espacial rocoso más pequeño que un planeta y más grande que los objetos que pueden convertirse en meteoritos (que a su vez es como se conoce a los objetos espaciales pequeños luego de que estos impacten la superficie terrestre).

Por otra parte, similar a la lista de Asteroides Potencialmente Peligrosos de la Nasa (que explicamos en este otro chequeo), la lista de Riesgo de Asteroides incluye asteroides que tengan alguna posibilidad de impactar la Tierra, por mínima que sea. En particular, la ESA aclara que rastrea todos los asteroides cuya posibilidad de impactar la Tierra sea "más de cero".

Álex Riveiro, un español que se define como "divulgador científico", aclaró en respuesta al trino de Antena 3, la baja posibilidad de impacto de este asteroide. "Lo único que dice el tweet de la ESA es que quedan 3 días hasta el Día del Asteroide (30 de junio). Su órbita es de 353 días. En los próximos años no se va a acercar a menos de 3 millones de kilómetros de nuestro planeta. Tampoco es un gran peligro", dijo Riveiro en un hilo de Twitter.

En efecto, actualmente el asteroide 2000 SG344 no está orbitando cerca de la Tierra. Según datos de la Base de Datos de Cuerpos Pequeños de JPL (el Laboratorio de Propulsión a Chorro, por sus siglas en inglés) de la Nasa, el 30 de junio este asteroide se encontrará a 1,485 unidades astronómicas (o unos 222 millones de kilómetros) de la Tierra, un poco más que la distancia promedio entre la Tierra y el Sol.

Asteroide 2000 SG344, 30 de junio

El próximo acercamiento cercano de este asteroide con la Tierra ocurrirá el 3 de mayo de 2028, cuando estará a 0,018 unidades astronómicas (o unos 2,7 millones de kilómetros) de la Tierra, el equivalente a unas siete veces la distancia promedio entre la Tierra y la Luna.

Asteroide 2000 SG344, 2028

El Día del Asteroide

Finalmente, el Día del Asteroide se observa cada 30 de junio, en conmemoración al evento de Tunguska, en Rusia, de 1908. En esa fecha de ese año, un objeto espacial (no es del todo claro de qué tipo) cayó sobre esa región de Siberia y, como recuenta la ESA, destruyó aproximadamente 2.000 kilómetros cuadrados de bosque.

El día de los asteroides fue creado en 2014 (y adoptado por las Naciones Unidas en 2016), gracias a la gestión de Brian May, guitarrista de la banda británica Queen y doctor en astrofísica, para crear consciencia sobre los asteroides, la posibilidad de nuevos impactos y la necesidad de monitorear objetos espaciales que orbiten "cerca" (en términos astronómicos) a nuestro planeta, para así poder detectar una alta posibilidad de impacto con varios años de antelación.

Así que los "tres días" que mencionó la ESA hacían referencia a los días que hacían falta para esa conmemoración y en ningún momento hacían referencia al acercamiento, o a un posible impacto del asteroide 2000 SG344.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 20 Mayo 2020

Nasa no ha confirmado la existencia de un universo paralelo

Por Pablo Medina Uribe

La Nasa no se ha pronunciado recientemente sobre un universo paralelo. La existencia de uno es solo una de las posibles explicaciones, no comprobada, para los resultados de un experimento realizado en 2016.

Varios medios en español, incluidos Blu Radio, Fayerwayer, Publimetro Perú y otros, reportaron que la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos, Nasa, había confirmado “la existencia de un universo paralelo”. Algunos medios además anotaron que en este universo paralelo “el tiempo corre hacia atrás”. 

Pero la Nasa no ha confirmado esto y los reportes se tratan de una malinterpretación de un artículo de hace unos meses que buscaba explicaciones para los resultados de un experimento de hace unos años.

Varios de los medios que reportaron la supuesta confirmación citaron como fuente al medio de Bangladesh Dhaka Tribune. El artículo de este medio, que fue publicado ayer, da como fuente al Daily Star, medio inglés que Dhaka Tribune describe como “un tabloide”.

Por su parte, el Daily Star, que publicó su artículo el 17 de mayo, cita como fuente un artículo de New Scientist publicado el 8 de abril de este año. Ese artículo se titula “We may have spotted a parallel universe going backwards in time” o (“Puede que hayamos descubierto un universo paralelo que va hacia atrás en el tiempo”).

El artículo de New Scientist cita a Peter Gorham, que no trabaja para la Nasa sino que es profesor de física de la Universidad de Hawai’i, en Estados Unidos. Gorham es parte del equipo de científicos que está a cargo de la Antena Antártica de Impulso Transitivo (ANITA, por sus siglas en inglés). Esta antena, según la Universidad de Hawai’i, es “un radiotelescopio para detectar neutrinos de rayos cósmicos de energía ultra-alta desde un globo científico que vuela sobre el continente de la Antártida” y “el primer observatorio de la Nasa [que financia el proyecto] de neutrinos de cualquier tipo”.

En New Scientist se cuenta sobre un experimento realizado por el equipo de ANITA en 2016 (y publicado en un paper en 2018) en el que detectaron neutrinos (que son unas partículas subatómicas) pero no viniendo desde el cielo, como esperaban, sino desde el suelo. 

Una de las posibles explicaciones para este fenómeno que sorprendió a los científicos, explica el artículo, es que los neutrinos hayan venido de un universo paralelo.

Sin embargo, al hacer una búsqueda, excluyendo el mes de mayo, encontramos que New Scientist es el único medio que habla de esta explicación para el descubrimiento de Gorham y su equipo. 

En una entrevista con su universidad en 2018, Gorham explicó que es probable que su equipo haya descubierto un nuevo tipo de partícula y que, por lo tanto, estemos ante un nuevo modelo de la física. Pero no menciona la posibilidad de un universo paralelo en la entrevista. Tampoco se menciona nada sobre un universo paralelo en los comunicados recientes de la Nasa, ni en su cuenta de Twitter.

En el artículo de New Scientist, Gorham dice que una hipótesis que surgió, era una “con la que no todo el mundo estaba cómodo”. Pero esta cita no era en referencia, como dijeron varios medios, a la existencia de un universo paralelo.

En cambio, se refiere a lo siguiente. Es posible que los neutrinos detectados desde abajo hayan atravesado todo nuestro planeta (de norte a sur, pasando por el centro de la Tierra) y por eso el globo de ANITA los haya detectado viniendo desde el suelo de la Antártida. Pero los neutrinos no tienen la capacidad de "atravesar la materia a altas velocidades", aunque un tipo de neutrino (llamado tau neutrino) sí tiene la capacidad de transformarse momentáneamente en otra partícula, tau lepton, que sí lo puede hacer.

Entonces, la hipótesis es que los tau neutrinos se hayan transformado en tau leptones, hayan atravesado el planeta, y luego se hayan reconvertido en neutrinos. Pero, como reporta New Scientist, según los cálculos de los científicos "las probabilidades de que dos veces un tau neutrino haya atravesado la Tierra durante un vuelo de ANITA era de una en un millón".

Así que más adelante en su artículo, New Scientist explora otra hipótesis, citando a otros científicos: una posible explicación esta transformación y retransformación de los neutrinos es la existencia de un universo paralelo, creado a la vez que el nuestro durante el 'Big Bang', pero que está en constante contracción (mientras que el nuestro está en constante expansión).

En cualquier caso, esta hipótesis no se ha comprobado y la Nasa no ha dicho nada al respecto. Por lo que son falsas las varias notas que reportan que la Nasa “confirmó la existencia de un universo paralelo”.