Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 04 Mayo 2020

No es cierto que un pH mayor a 5,5 'contrarreste' el COVID-19

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

No es cierto que consumir alimentos “más alcalinos” ayude a subir el nivel de pH del cuerpo ni que un pH más alto genere “inmunidad” frente al coronavirus.

Desde el 2 de abril ha circulado a través de WhatsApp, Facebook, Twitter e Instagram una cadena que señala que, supuestamente, el COVID-19 es inmune a los organismos con un pH mayor de 5,5”. Por ello, de acuerdo con la cadena, “necesitamos consumir alimentos más alcalinos que nos ayuden a subir el nivel de pH para contrarrestar el virus”, y continúa listando siete alimentos, entre los cuales está el ajo y frutas como aguacate, mango y limón, con su “respectivo” nivel de pH. 


Esta información se ha compartido en Nicaragua, España, México, y Ecuador, además de Colombia. Incluso, encontramos la página de Facebook de un doctor en Uruguay, que compartió dicha cadena.

Desinformación en Facebook por parte de un médico

Esta información, sin embargo, es falsa en su totalidad. Alfonso Rodríguez, vicepresidente de la Asociación Colombiana de Infectología (ACIN) le dijo a Colombiacheck que no hay evidencia científica alguna que respalde eso.

El pH es la concentración de iones de hidrógeno en una sustancia que determina su acidez o alcalinidad. De acuerdo con Rodríguez, “pH significa potencial de hidrogeniones. En el caso de los alimentos, el pH puede variar entre valores ácidos a básicos o alcalinos como algunos alimentos mencionados [en la cadena], ejemplo el limón que es ácido”. 

El Dr. José Campillo, investigador del Departamento de Biología Evolutiva de la Facultad de Ciencias de la UNAM, le dijo a Animal Político (México) en su sección de fact-checking que “debemos mantener un pH normal para que nuestras enzimas —que permiten acelerar las reacciones químicas para mantener nuestras funciones vitales— trabajen de manera eficiente. Un pH menor a 7,3 o mayor a 7,4 causaría que las enzimas no pudieran funcionar bien y eso sería grave”. 

Sin embargo, no es cierto que consumir alimentos “más alcalinos” ayuden a subir el nivel de pH del cuerpo, pues el cuerpo humano tiene mecanismos para mantener el pH normal. Asimismo, no se ha demostrado que el consumo de esos alimentos tenga más o menor incidencia en la “inmunidad” frente al COVID-19, como le dijo el doctor Rodríguez a Colombiacheck.

Por otro lado, según explicó Newtral.es (España), aunque es cierto que los alimentos “más alcalinos” son aquellos que tienen un pH superior a 7, “los datos de pH mostrados (en el mensaje que estamos verificando) se alejan de los valores reales”. De hecho los alimentos que describe el mensaje no son alcalinos, lo que supondría tener un pH entre 8,0 y 14,0, “en realidad son alimentos ácidos (pH 2-6,5)”. Información en la que coincide el vicepresidente de la ACIN.

El medio español compartió en su verificación una tabla realizada por ellos en donde agrupan los alimentos de la cadena con el valor de pH asignado y el real:

 

En Colombiacheck ya habíamos revisado otras desinformaciones sobre alimentos que supuestamente ayudan a evitar el contagio del virus SARS-CoV-2 que produce la enfermedad del COVID-19. 

En ese momento, dijimos que ciertos alimentos sí pueden fortalecer sistema inmunológico, pero no previenen contagio por COVID-19. Y el doctor Rodríguez recomienda “que la gente se alimente bien, que tenga una dieta balanceada, rica en frutas y vegetales, baja en grasa y baja en carbohidratos, a fin de tener una dieta saludable que contribuya al mantenimiento de un buen sistema inmunológico o defensas”.

Pero específicamente sobre el COVID-19 las recomendaciones siguen siendo las mismas: mantenerse en casa, lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón, y usar la tapabocas al salir a la calle. Si tiene síntomas respiratorios quedarse en casa e incluso, en ese caso, usar la mascarilla para proteger a otros al interior de la misma.

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 26 Febrero 2021

Asintomáticos de COVID-19 no son inmunes y también necesitan vacunas

Por Mónica Ospino Orozco

Las vacunas pasan por rigurosas pruebas de seguridad y eficacia antes de ser comercializadas. Aún no se sabe cuánto tiempo puede durar la inmunidad natural al COVID-19 y sí es posible ser víctimas de una reinfección.

La aprobación y puesta en marcha del proceso de vacunación contra el COVID-19 en el mundo entero ha generado un nuevo pico de “infodemia”, especialmente liderado por los movimientos antivacunas y aquellos quienes desconfían del rápido desarrollo de éstas, en el marco de la pandemia provocada por el virus Sars-Cov-2.

Entre las desinformaciones que circulan sobre este tema en redes encontramos esta pieza gráfica que asegura: “Asintomático = inmune (sano). Si el virus no te afecta o ya lo has pasado... ¡¡¡eres inmune!!! NO contagias NO corres peligro NO necesitas vacunas. QUE NO TE ENGAÑEN. Infórmate: La Vacuna no es segura” (sic).

En una plataforma de Facebook a la que tenemos acceso gracias a una alianza en la lucha contra la desinformación encontramos que la imagen ha sido compartida más de 1.400 veces y vista por más de 35.000 personas. 

La pieza también ha sido enviada por WhatsApp, sin embargo, pudimos verificar que su contenido es falso, pues la evidencia científica disponible precisa que las personas asintomáticas pueden volver a contagiarse y desarrollar la enfermedad.

Falso de pieza gráfica asintomáticos

De acuerdo con este apartado de mitos y datos acerca de las vacunas contra el COVID-19 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, CDC, de Estados Unidos, si tuvo COVID-19 y ya se recuperó, igual debe vacunarse. “Esto se debe a que los expertos todavía no saben cuánto tiempo dura la protección que el organismo genera después de enfermarse y recuperarse del COVID-19. Incluso si se recuperó del COVID-19 es posible, aunque poco frecuente, que pueda volver a infectarse por el virus que causa el COVID-19”.

Pero adicionalmente la Organización Mundial de la Salud, OMS, asegura en su artículo de preguntas y respuestas sobre la enfermedad por coronavirus que incluso los asintomáticos pueden contagiar: “Las personas sin síntomas pueden transmitir el virus. Aún no se sabe con qué frecuencia ocurre”. 

Y en este explicador  que ya habíamos publicado en Colombiacheck, quedó claro que, según la viróloga y magíster en Comunicación, María Fernanda Gutiérrez, “esto puede ser por causas asociadas a la susceptibilidad genética, es decir, a las características propias de cada persona que se heredan y que dan la posibilidad de infectarse y de reaccionar ante el virus mucho o poco a pesar de no haber recibido la vacuna o el medicamento contra el virus. 

Para el médico intensivista y epidemiólogo, Jorge Salazar, director de la Unidad de Cuidados Intensivo de la Clínica Colombia de Cali, es clave tener en cuenta que “un asintomático positivo puede volverse sintomático y presentará cualquiera de los tres tipos de la enfermedad: leve, moderado o severo. La inmunidad de cada persona por factores genéticos, ambientales y nutricionales es diferente”.

Salazar agrega que “todos necesitamos vacuna para ver si con la vacunación del 70 por ciento de la población se alcanza la inmunidad de rebaño y desaparece el virus. El riesgo de contaminarse no pasa y se han presentado casos de nuevo episodios de síntomas por segunda vez. Por eso es que lo mejor es vacunarse”.

Esta misma desinformación ya había sido verificada también por nuestros colegas de AFP Factual, a quienes el médico inmunólogo Arturo Borzutzky, docente en la escuela de medicina de la Universidad Católica de Chile, les aseguró que “una persona que ya tuvo Covid-19 si se vacuna va a robustecer su inmunidad y va a disminuir mucho la probabilidad de que vuelva a enfermarse gravemente. El asintomático también debe vacunarse. Seguramente tiene menos riesgo de contagiarse de forma grave”. 

Vacunas seguras

Otra de las desinformaciones que propaga la pieza gráfica que verificamos en este chequeo es la que dice que “las vacunas no son seguras”. Sin embargo, de nuevo, la afirmación es falsa, pues como ya lo dijimos en este explicador, “cualquier tipo de vacuna, incluyendo las vacunas candidatas para prevenir el COVID-19, antes de ser comercializada, debe demostrar que cumple con unos requisitos básicos: que sea segura (es decir, que no cause efectos secundarios graves), que sea eficaz (que sirva para prevenir el desarrollo de la enfermedad, en los diferentes grupos poblacionales) y que se pueda distribuir a la población que la necesita”.

La OMS además ha insistido en la seguridad de las vacunas y asegura: 

La vacunación es inocua y, aunque pueda producir efectos secundarios, como dolor en el brazo o fiebre baja, suelen ser muy leves y temporales. Si bien no puede descartarse que ocasionen efectos secundarios graves, estos son sumamente raros. Todas las vacunas autorizadas son sometidas a pruebas rigurosas a lo largo de las distintas fases de los ensayos clínicos, y siguen siendo evaluadas con regularidad tras su comercialización. Además, los científicos hacen un seguimiento constante de la información procedente de diversas fuentes en busca de indicios de que causen efectos adversos.

Además de acuerdo con este artículo de los CDC, “para detener una pandemia es necesario utilizar todas las herramientas disponibles. Las vacunas actúan junto al sistema inmunitario para que su organismo esté preparado para combatir el virus si se ve expuesto al mismo. Otras medidas, como el uso de mascarillas y el distanciamiento social, ayudan a reducir su riesgo de estar expuesto al virus y de propagarlo a otras personas. La mejor protección contra el COVID-19 será vacunarse”.

Con todas estas evidencias, la conclusión es que la publicación que invita a no vacunarse a los asintomáticos por ser inmunes a COVID- 19 es falsa y promueve premisas incorrectas.