Pasar al contenido principal
Viernes, 05 Abril 2019

No hay cifras que respalden la afirmación de Trump sobre aumento de envíos de droga en el gobierno Duque

Por Ana María Saavedra

Donald Trump aseguró que hay más drogas saliendo de Colombia desde que Duque es presidente, pero no hay cifras que permitan verificar esta información.

Recientemente, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo en una visita a Florida que "hay más drogas saliendo de Colombia ahora mismo que antes de que [Duque] fuera presidente. Él no ha hecho nada por nosotros”.

En Colombiacheck intentamos verificar si es cierto este señalamiento, pero a la fecha es una frase Inchequeable. Aquí le contamos por qué.

Iván Duque se posesionó el 7 de agosto del año pasado. Así que para analizar la aseveración de Trump, se deberían conocer las cifras de cultivos ilícitos producidos en Colombia, así como las cifras de drogas enviadas de Colombia a otros países antes y después de esa fecha.

Sin embargo, Daniel Rico, investigador en temas de narcotráfico y economías ilegales, quien fue asesor del Ministerio de Justicia y de la Vicepresidencia de Colombia en estos temas, le explicó a Colombiacheck que no hay datos públicos actualizados sobre cultivos ilícitos en Colobmia en los que se pueda sustentar la información de Trump. 

“El último corte de un censo realizado por el Simci (Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos de Usos Ilícito) fue en agosto”, explicó Rico, quien agregó que se trató de una muestra realizada por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), que no es publicada sino que se entrega al Ministerio de Justicia. 

Los datos públicos acerca de los monitoreos de cultivos ilícitos y la producción estimada de coca son revelados anualmente por dos fuentes diferentes, que realizan sus estudios con diferentes métodos y resultados: el Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos de Usos Ilícito (Simci) de la Oficina de Unodc y el realizado por el Departamento de Estado de EE.UU.

A este último se le suma el informe anual de la Administración para el Control de Drogas, DEA, el cual fue revelado en octubre pasado, pero con cifras hasta 2017.

dea

Los otros dos informes del Departamento de Estado y el Simci, con cifras diferentes, no han sido publicados este año. Es así como el último informe del Simci fue revelado en septiembre de 2018 con el monitoreo de cultivos, con corte a diciembre de 2017. 

En el caso del Departamento de Estado, el 28 de marzo pasado emitieron un comunicado en el que anunciaban que había sido presentado al Congreso de EE.UU. el Informe Internacional de Estrategia de Control de Narcóticos (INCSR). “Este informe de dos volúmenes, exigido por el Congreso, evalúa los esfuerzos de los gobiernos extranjeros para reducir la producción, el tráfico y el uso de drogas ilícitas, así como su trabajo para combatir el lavado de dinero relacionado con el tráfico de drogas. El INCSR se publicó por primera vez en 1986, y esta edición cubre el año 2018”, indicaba el comunicado.

En este documento se enlazaba el informe. Sin embargo, al revisar el Volumen I de Drogas y Control Químico y el Volumen II de Lavado de Dinero encontramos que las cifras de cultivos y producción de coca llegaban solo hasta 2017.

depar

Cómo se observa en la imagen, en el documento, incluso, se aclara que no se disponía de la información de las toneladas métricas para el 2018.

En el capítulo de Colombia todas las cifras son anteriores a 2018, excepto los datos entregados por el propio Gobierno colombiano a Estados Unidos en los que se indica que se tomaron “medidas iniciales para aumentar los esfuerzos para reducir la cocaína. Colombia informó haber incautado o ayudado con la incautación de más de 450 toneladas métricas pasta base y de cocaína. Los esfuerzos de erradicación de la coca aumentaron, particularmente desde el presidente Duque asumió el cargo. El gobierno colombiano informó haber erradicado aproximadamente 85,000 ha de coca”.

Así que, por ahora, es imposible saber tanto si los cultivos ilícitos en Colombia han aumentado, como si el envío de drogas de Colombia a otros países ha aumentado desde la posesión de Iván Duque, por lo que calificamos esta afirmación de Trump como Inchequeable.

*Foto César Carrión / Presidencia

Jueves, 14 Julio 2016

Nariño, entre la guerra y la coca

Por Sania Salazar

Es el cuarto departamento con más víctimas del conflicto y el primero en cultivos de coca. Por eso su gobernador, Camilo Romero, pide que sea protagonista durante el posconflicto.

 

Uno de cada cuatro nariñenses es víctima del conflicto. Así lo aseguró el Gobernador de Nariño, Camilo Romero Galeano, a la emisora la Fm, que trinó la frase el pasado 8 de julio.

 

 

Llamamos al Gobernador y a su jefe de prensa en varias ocasiones, les dejamos mensajes en sus buzones de voz solicitándoles una entrevista para saber en qué datos se basa la afirmación, pero hasta la publicación de esta nota no se había obtenido respuesta.

Buscamos en las proyecciones de población del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, en las que se calculan 1.765.906 habitantes en Nariño para 2016. El 25% (1 de cada 4) son 441.476 personas.

Después consultamos el Registro Único de Víctimas (RUV) y encontramos que en Nariño hay 417.922 afectados por hechos violentos ocurridos en ese departamento, lo que corresponde exactamente a un 23,6% de la población, cifra muy cercana al 25% que calculó el Gobernador.

Por número de víctimas dentro del territorio, Nariño es el cuarto departamento colombiano con mayor cantidad de afectados después de Antioquia (1.566.567), Bolívar (598.883) y Magdalena (479.427).

Los datos de la (RUV) también se refieren a víctimas por “declaración”, que son afectados que denuncian los hechos violentos en lugares distintos a donde les sucedieron. A Nariño han llegado 382.134 personas a declararse víctimas.

Ubicación poco favorable

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Acnur, tiene un diagnóstico de Nariño en el que señala la presencia de las Farc y el ELN desde los ochenta. Además indica que en el 2005 aparecieron las bandas criminales asociadas al narcotráfico. Como si fuera poco, también hay autodefensas y delincuencia organizada.

La presencia de estos grupos armados, sumado a su ubicación en la frontera con Ecuador y su salida al océano Pacífico ha convertido a Nariño en una zona estratégica para la actividades ilegales como el narcotráfico y el contrabando de mercancías o la negociación de divisas en el mercado negro, señala el informe.

Primeros en cultivos de coca

En el más reciente informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), conocido el pasado 8 de julio, Nariño aparece como el departamento con más hectáreas sembradas con coca: 29.755. Allí está el 31% de la coca del país.

Además, Tumaco, en Nariño, es el municipio colombiano con la mayor área sembrada de coca (16.960 hectáreas).

Precisamente, el gobernador Romero habló con varias emisoras sobre el resultado de este estudio y en sus distintas declaraciones reiteró la importancia de que el proceso de paz se traduzca en un Nariño libre de coca, pero enfatizó en que la solución no está simplemente en arrancar las matas, pues aseguró que se trata de un problema social que hay que combatir con políticas públicas y con proyectos productivos.

Con este panorama queda claro por qué la insistencia de Romero en la importancia de que los diálogos entre el Gobierno y las Farc se vean materializados en cambios de fondo que beneficien a su región.