Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 24 Marzo 2021

No, la ONU no establece uso de microchip para identificar a la humanidad

Por Mónica Ospino Orozco

Aunque sí hay esfuerzos por mejorar los sistemas de identidad personal en el mundo, la ONU nunca ha hablado de insertar chips en los seres humanos.

De nuevo, la desinformación de que la pandemia es la excusa para controlar a la humanidad con artilugios tecnológicos circula por las redes sociales, pero esta vez no es Bill Gates el protagonista de la historia. Ahora es la Organización de las Naciones Unidas la que, supuestamente, se las ha ingeniado para obligar a los humanos a portar un chip que los identifique.

Un breve video, bastante precario y que junta tres fotogramas, entre ellos un titular de una vieja noticia en un periódico sin identificar, se ha vuelto viral en redes sociales como Facebook, y promueve la teoría de que la ONU ha propuesto el uso de un chip para la identificación de toda la humanidad. Sin embargo, encontramos que esta información es falsa.

Los tres fotogramas se repiten por treinta segundos con una música de fondo. En uno de ellos se ve la frente de un hombre que en apariencia tiene tres microchips insertados, en otro, se muestra una mano con un chip en la parte posterior de la muñeca y un tercero con una página de periódico de la que solo es legible el titular. La misma desinformación ya ha circulado en diferentes perfiles de Facebook (1, 2, 3).

Ya nuestros colegas de La Silla Vacía habían chequeado esta misma desinformación y en su indagación encontraron que la falsa noticia tiene que ver con un proyecto que fue puesto en marcha en el 2015 por la Agencia de la ONU para los Refugiados, en Tailandia con el propósito de identificar a los refugiados provenientes de países como Myanmar y Chad, ubicados en campamentos fronterizos de Tailandia.

Dicho proyecto, de acuerdo con esta nota publicada por ACNUR en su sitio web, lo que hizo fue entregar a al menos 110.000 refugiados birmanos una tarjeta biométrica con datos de identificación, registro del iris, huellas dactilares e incluso fotografías familiares.

Conocido como BIMS, el sistema de identificación biométrica “proporcionó a cada uno de los refugiados una tarjeta inteligente con datos biométricos y fotografías de su familia, que fueron cifrados de forma segura y pueden consultarse con los lectores de tarjetas de ACNUR, incluso en lugares remotos sin acceso a Internet”, agrega la información que publicó la agencia de la ONU.

Sin embargo, en el proyecto de la ACNUR no se menciona la implementación de ningún tipo de microchip.

AFP Factual también verificó una información similar que incluso afirmaba que para el 2030 toda la población mundial tendría que tener un chip, pero esta información tiene que ver con el objetivo del Banco Mundial para ese año de que todos los seres humanos cuenten con una identidad legal y un registro de nacimiento, de acuerdo con este documento publicado por esa entidad y titulado “Principios sobre identificación para el desarrollo sostenible: hacia una era digital”.

En dicho documento se consigna que al menos un billón de personas viven hoy sin documentos de identidad o con documentos que son de dudosa procedencia, o viven en países en los cuales los sistemas de identificación son débiles y poco confiables, lo que limita el acceso de estas personas a la sociedad, a la economía e incluso vulnera sus derechos, la posibilidad de acceder a servicios y oportunidades.

Sin embargo, dicho proyecto, que cuenta con el respaldo de la ONU, no menciona de ninguna manera la implantación de microchips.

Así que no es cierto que la ONU busque poner a la humanidad un microchip de identificación, pues hasta ahora, lo que se ha hecho son proyectos para identificar con tarjetas biométricas a miles de refugiados en países como Tailandia.

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 26 Junio 2020

Es falso que los termómetros infrarrojos destruyan las neuronas

Por Adolfo Ochoa Moyano

Ya se había dicho que podían dañar la retina, pero tanto eso, como una posible afectación al cerebro, son afirmaciones que los expertos desmienten de manera tajante.

“Todas las personas que están en los supermercados y en las tiendas no les dan información de lo que hace esa pistolita. No se siente, como cuando vas con el médico y te hacen rayos X, no se siente, pero se está almacenando”, dice un video que ronda por Facebook desde hace varios días y que asegura que cada vez que se toma la temperatura con termómetros infrarrojos hay daño neuronal.

En el video, un hombre que se identifica como el doctor José Mena, agrega que: “Yo me pregunto, cuántas veces en la semana vas al súper y te están radiando precisamente en la cabeza. Hoy te matan 1000 neuronas, mañana otras 1000, pasado mañana otras 1000 y eso a la larga trae un sinnúmero de alteraciones con tu sistema nervioso central que controla tus automatismos y nunca vas a saber que fue por esa lamparita”

Esta desinformación, sin embargo, es completamente falsa. En un chequeo que habíamos hecho antes expertos nos explicaron que este tipo de aparatos no emite radiación sino que la capta y el láser con el que viene equipado no es rayo láser que irradia energía dañina para las neuronas. En realidad es un apuntador, para que quien toma la temperatura se guíe. 

“Un termómetro de infrarrojos mide la temperatura superficial de un objeto. La lentilla óptica del aparato capta la energía emitida, reflejada y transmitida por el objeto. Esta energía se recoge y concentra hacia un detector”, dice en el manual de funcionamiento de uno de estos productos. 

Y en otro se puede leer: “Cualquier objeto emitirá energía de radiación térmica infrarroja, y su temperatura superficial determina directamente el tamaño y la longitud de onda de la energía de radiación. Basado en este principio, este producto cuenta con un sensor infrarrojo de alta precisión especialmente utilizado para detectar la energía de radiación infrarroja emitida por el cuerpo humano”, reafirmando que la función del termómetro es la de captar energía, no generarla.

Además, para ese chequeo habíamos contactado al oftalmólogo y profesor universitario Hugo Ocampo sobre el funcionamiento de los termómetros infrarrojos y él nos dijo que “los aparatos recogen radiación, no la emiten. Lo que hace el termómetro infrarrojo es captar la temperatura corporal que produce radiación infrarroja y el sensor la mide”.

Asimismo, nuestros colegas de Animal.mx, quienes ya verificaron esta afirmación acerca de las neuronas y el termómetro, consultaron a Carlos Govea, instructor comercial de equipos médicos de Hergom Medical, quien descartó la afectación neuronal cuando se usa este termómetro.

“La única radiación que emiten es la de las baterías, al igual que cualquier aparato eléctrico que tenemos en casa. No emiten para nada rayos X que se apunten al cuerpo. Lo único que hace el termómetro es capturar el calor que tú ya estás emitiendo. Enviar y recibir esta información, lo hacen de manera similar y con el mismo índice de radiación (de las baterías) que los controles remotos de la TV y los controles para las consolas de videojuegos”, le dijo Govea a Animal.mx para su chequeo

Nuestros colegas de AFP, por su parte, consultaron con María Vaccarezza, neuróloga infantil del Hospital Italiano de Buenos Aires, quien les dijo que “es la primera vez que escucho esto” y agregó que si en realidad existieran riesgos para el cerebro “los neurólogos lo sabríamos”.

No, tampoco afectan la retina

Como ya lo habías dicho antes en este chequeo, es imposible que los láser de los termómetros causen daños en la retina, como lo aseguran algunas versiones en redes sociales.

Así nos lo explicó el retinólogo Hugo Ocampo cuando le preguntamos qué tan posible es que haya un daño en el ojo cuando se toma la temperatura.

“No tiene fundamento que se diga que ese láser puede provocar cortes o abrasiones. Para hacer cortes se necesitan láser de alto poder de energía y con una longitud de onda diferente. Eso es imposible con un termómetro que mide la temperatura corporal”,  dijo el especialista.