Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 13 Abril 2020

No se ha comprobado que los gatos transmitan SARS-CoV-2 a humanos

Por Laura Rodríguez Salamanca

El virus que ha causado una pandemia sí puede “replicarse eficientemente en gatos”, pero hacen falta más estudios para determinar si estos animales pueden contagiar a humanos.

Desde hace unos días, varios usuarios de redes sociales y medios de comunicación están publicando comentarios sobre los hallazgos de un estudio realizado por científicos del Instituto de Investigación Veterinaria Harbin, de China, que tenía como objetivo “investigar la susceptibilidad de hurones y animales en contacto cercano con humanos (gatos, perros, gallinas, patos y cerdos) al SARS-CoV-2”, causante del Covid-19.  

Algunos medios se han referido al estudio con titulares como: ‘Los gatos se contagian de coronavirus más fácil que los demás animales’, de Mendoza Post, en Argentina; ‘Gatos y hurones puede contraer el COVID-19, revela estudio’, de La Voz de La Frontera, en México, y ‘¿Por qué el coronavirus se reproduce más fácil en gatos que en perros?’, de Semana.com. Sin embargo, esta última publicación desató una serie de comentarios y críticas del gremio veterinario colombiano. Razón por la cual el medio la borró tanto de su perfil de Facebook, como de su página web.

Tanto fue el descontento, que la Asociación Colombiana de Médicos Veterinarios Dedicados a la Clínica de Pequeños Animales, VEPA Colombia, y la Universidad Nacional de Colombia, publicaron comunicados oficiales respeto a la información. 

El artículo de Semana inicia contando que ningún laboratorio ha podido asegurar que los animales domésticos hayan iniciado la propagación del nuevo coronavirus y que, a pesar de eso, muchos han sido abandonados. Luego sentencia: “el estudio (...) aseguró que el comportamiento del virus actúa distinto en animales como gallinas, patos, perros y cerdos. El coronavirus podría reproducirse “eficientemente” en gatos y hurones, pero no de la misma forma en los animales ya mencionados”.

Luego, se explica que los científicos descubrieron que el virus se transmite en los gatos a través de “gotitas respiratorias” y que, independientemente de los resultados, el estudio aclara que no pueden ser acertados, ya que las dosis de virus que se le dieron a cada animal fueron altas, por lo que no se sabe si las dosis reales podría tener el mismo efecto. Y señala: “de igual forma, es incierto que los gatos podrían pasarlo a humanos, teniendo en cuenta que la evidencia arrojó que la saliva de los gatos tiene la suficiente carga del virus para contagiar a las personas”.

Colombiacheck encontró que casi todas las afirmaciones anteriores coinciden con los hallazgos de la investigación, que a principios de abril fue publicada en la revista Science. Sin embargo, la última, relacionada con la posibilidad de contagio a humanos no tiene nada que ver con el objeto de estudio de los científicos en China, que solo se enfocó en los animales.

Así mismo, según nos explicaron dos expertos a los que consultamos, artículos como el de Semana y Mendoza Post dejan de lado información que es importante no omitir para que el lector no llegue a conclusiones erradas y, además, tienen una titulación que no corresponde con los hallazgos de los científicos en China. 

En palabras de Camilo Ruiz, médico veterinario y vicepresidente de Vepa Colombia, “cuando se abre la posibilidad de que los gatos se contaminen, sin explicar más allá, la gente asume que los gatos de la investigación se enfermaron de Covid-19, pero no es así. El virus funciona como si fuera una llave. Para que haga su efecto, tiene que entrar dentro de una chapa, que son los receptores, y hacer que gire. En los demás animales la llave no entra ni siquiera en la chapa. Pero la susceptibilidad del gato hasta el momento, es que la llave entra, pero no quiere decir que gira. Es decir, el receptor le permite al virus posarse encima, pero no genera un efecto”.

Además, como explica Ruiz, los casos positivos se han detectado a través de la prueba PCR (de Reacción en Cadena de la Polimerasa) para coronavirus, que es muy sensible para identificar la presencia del virus. Pero para llegar a determinar que los animales estuvieron enfermos o que los síntomas que presentaron fueron resultado del virus, aún hacen falta pruebas específicas diseñadas para gatos, en los que se aísle el virus. “Se están adelantando pruebas de este tipo, pero no son concluyentes”, agrega Ruiz.

También consultamos con Javier Jaimes, un médico veterinario con doctorado en Microbiología de la Universidad de Cornell que estudia cómo los virus, particularmente los coronavirus y bunyavirus, infectan a las células. Y nos dijo: “es natural que los científicos encontraran que los gatos eran susceptibles al virus, pues se sabe que estos animales tienen el gen receptor ACE2, que es parecido al de los humanos. Pero el problema que tienen generalmente es el título [de los reportes de prensa], porque no tiene nada que ver con los hallazgos del artículo científico que cita. Con esa información no hay forma de concluir que el coronavirus se reproduce más fácil en gatos que en perros y mucho menos que el virus puede hospedarse en diferentes tipos de animales domésticos”.

Además, para tener claro el panorama científico es importante tener en cuenta el pronunciamiento de la Universidad Nacional sobre el tema: “este trabajo está en fase de preevaluación, es decir que aún no ha sido aprobado por pares científicos. La investigación consistió en un experimento mediante el cual se infectaron en forma dirigida tres gatos con dosis muy altas: se encontró que hubo diseminación del virus, pero los gatos NO desarrollaron signos clínicos asociados con el COVID-19. La comunidad científica internacional se ha pronunciado frente al abordaje científico implementado en este estudio, específicamente en lo referente al número reducido de felinos utilizados (5), al hecho de usar animales muy jóvenes y al uso de una alta dosis infectiva”.

Entonces, calificamos los artículos publicados por los medios sobre el estudio como “Cuestionables”. Eso porque, si bien es cierto, según el Instituto de Investigación Veterinaria Harbin, que el virus SARS-CoV-2 puede replicarse eficientemente en gatos y en hurones, artículos como el de Semana y el de Mendoza Post presentan información incompleta y dejan de lado contexto importante para evitar que se confunda la susceptibilidad de estos animales al virus con la posibilidad de que se enfermen de Covid-19 y de puedan transmitir el virus a los humanos. 

 

 

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 25 Junio 2020

Ni nebulizaciones con fármacos para bronquitis ni remedios naturales curan el COVID-19

Por Ana María Saavedra

En redes sociales, tanto Facebook como Instagram, circula un mensaje en el que se recomienda un tratamiento contra el COVID-19, que incluye nebulizaciones, así como té con jengibre, canela, miel de abeja, limón y manzanilla. Le contamos que esto es falso.

El supuesto tratamiento, que se volvió viral en redes sociales, inicia con este mensaje: “Por favor amigos familia apenas tengan síntomas no esperen prueba de coronavirus.. Háganse nebulizaciones 3 días SEGUIDOS (Fisiol, mucosolvan, Fluimucil) (sic)”.

Nuestros colegas del portal peruano especializado en temas de salud OjoPúblico y de AFP Factual verificaron este mensaje, que también ha circulado en  otros países de América Latina, como Perú.

El decano del Colegio Químico Farmacéutico, Javier Llamosa, le precisó a OjoPúblico que fármacos como el fisiol, mucosolvan y fluimucil son generalmente usados para eliminar el exceso de secreciones y mucosidades en las vías respiratorias, pero descartó que logren aliviar los síntomas del nuevo coronavirus.   

“Esos fármacos son fluidificantes, sirven para diluir las mucosidades, los fluidos, para que no se queden impregnados dentro de los pulmones. Con el COVID-19 no tienen ningún efecto, porque esta enfermedad no produce segregación de mocos, no hay nada de eso”. 

Llamosa enfatizó que estos medicamentos son aplicados bajo prescripción médica para cuadros de neumonías o bronquitis. “En ningún tratamiento [contra el Covid-19], se incluyen los fluidificantes”.

Al respecto, el neumólogo Pedro García, del Servicio de Neumología del Hospital Guillermo Almenara, también rechazó que ese tipo de tratamientos sean efectivos para complicaciones médicas relacionadas con el COVID-19. 

“El paciente con COVID-19 no suele tener flemas, no es que le está roncando el pecho; excepto que tenga asociada otra enfermedad, como el asma, bronquitis crónica o cicatrices en los pulmones producto de una tuberculosis. Para ese caso específico, se podrían utilizar bajo la evaluación del médico que lo está cuidando. Pero esto no es una cura o alivio contra este virus”. 

El director del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades del Ministerio de Salud (Minsa), Manuel Loayza, coincidió en que estos fármacos suelen administrarse a quienes padecen de bronquitis. Por esta razón, no cuentan como un paliativo para tratar el coronavirus.  “Son componentes adicionales para que el moco disminuya. El mucosolvan es un jarabe; el fluimucil, es una sustancia en un polvo que se disuelve; pero al combinar estos componentes se está haciendo otra química, y puede que no sea la más adecuada”, apuntó.

Entre tanto, Alejandra Cañas, directora del departamento de Medicina Interna del Hospital San Ignacio de Bogotá, nos dijo que hasta el momento la evidencia publicada, primero, contraindica la realización de nebulizaciones porque  estas generan aire con material particulado y puede diseminar la infección a las personas que se encuentren cercanas al paciente.

Por otro lado, explicó que “el fisiol, que es suero fisiológico, es utilizado para hacer que se abran las vías respiratorias, lo utilizamos en episodios respiratorios, como la gripa, para hacer lavados nasales y el resto de medicamentos no tienen evidencia en el manejo del coronavirus,  se utilizan es para diluir las secreciones respiratorias”.

Hasta ahora, no hay ningún medicamento que haya demostrado curarlo, agregó. 

Asimismo, el doctor Loayza indicó a OjoPúblico que los pacientes con coronavirus reciben un tratamiento médico que obedece a lineamientos internacionales y evidencia científica. “La información sobre el COVID-19 debe ser científica, lo que sale en redes sociales son hipótesis o inventos.”, añadió el doctor Loayza. 

En Colombia el Ministerio de Salud ha publicado los Lineamientos para el tratamiento de los pacientes COVID-19 y en dicho documento, ni en los consensos de la Asociación Colombiana de Medicina Crítica y Cuidado Intensivo, Amci, aparecen estos medicamentos.

En la segunda parte del mensaje se indica: “Si no tiene la máquina hagan infusión con hojas de eucalipto manzanilla y sal ... inhalen x 20 minutos unas 3 a 5 noches seguidas . Tomen paracetamol cada 8 horas . Tomé suero oral.. tomen té de jengibre canela miel de abeja limón manzanilla yerba luisa no permita deshidratar”.

Estos supuestos remedios caseros, mezclados con paracetamol o aspirina, no curan el coronavirus, como ya lo hemos explicado en varios chequeos (1, 2, 3).

La OMS lo ha indicado en el apartado de preguntas y respuestas.  “Aunque algunas soluciones de la medicina occidental o tradicional o remedios caseros pueden resultar reconfortantes y aliviar los síntomas leves de la COVID-19, hasta ahora ningún medicamento ha demostrado prevenir o curar esta enfermedad”, indica el organismo internacional de la salud.

Así que es falso que  estos consejos le salven la vida, como se promete en el  mensaje, pues estos no son tratamiento ni cura del COVID-19.