Pasar al contenido principal

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Lunes, 30 Marzo 2020

Rangel se equivoca en análisis sobre letalidad del coronavirus SARS-CoV-2

Por José Felipe Sarmiento

El exsenador del Centro Democrático dio las “buenas noticias” de que Colombia tiene una de las tasas más bajas del mundo, lo que es falso, y comparó apresuradamente con otros países.

[Aclaración 10 de abril de 2020, 5:45 p.m.]

El epidemiólogo Andrés Fandiño Losada, investigador de la Universidad del Valle, nos hizo caer en cuenta de que en este chequeo utilizamos los términos ‘mortalidad’ y ‘letalidad’ como si fueran intercambiables, lo cual fue un error de parte de Colombiacheck. La primera hace referencia a las muertes sobre la población total de cada país y la segunda se calcula sobre el número de enfermos, en este caso de Covid-19.

Esta nota habla de letalidad, que fue el concepto al que se refirió el exsenador Alfredo Rangel en su trino, no de mortalidad (una cifra que, además, hubiera requerido ajustes estadísticos adicionales para ser comparable entre países). Por esta razón, hicimos los cambios necesarios en el texto para corregir la confusión. Pedimos disculpas a nuestros usuarios por esa equivocación.

Por otro lado, Fandiño reafirma que “es difícil hablar de letalidad en estos momentos” porque ese dato no se puede saber con seguridad en medio de una epidemia “hasta que uno no está seguro de poder detectar a todas las personas afectadas por la enfermedad, incluyendo a las que tienen síntomas muy leves”. Esto coincide con lo que dice el artículo sobre la insuficiencia de los datos disponibles y los sesgos que la literatura científica ha identificado en las cifras cuando se presentan este tipo de emergencias.

Estos factores, como lo señalamos en el texto, hicieron parte de nuestras consideraciones al chequear las dos frases de Rangel al respecto. El error involuntario en el uso de la palabra ‘mortalidad’ donde debía ir ‘letalidad’ no afectó las calificaciones correspondientes, que se mantienen: una afirmación es falsa y la otra, cuestionable.

***

Como un anuncio de “buenas noticias”, el excongresista uribista Alfredo Rangel escribió en Twitter algunos datos atribuídos a la Universidad Johns Hopkins sobre el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la actual pandemia de Covid-19. En particular, dijo que su letalidad “en Colombia es la tercera más baja del mundo, después de Chile y Alemania” y agregó que “es menor 10 veces que en Italia, 8 veces que España, 6 que en Irán y 5 que en Francia”.

Tuit de Alfredo Rangel sobre letalidad de Covid-19 en Colombia

Colombiacheck califica las dos frases por aparte. La primera es falsa, porque no corresponde con los datos de la mencionada institución estadounidense. La segunda es cuestionationable porque, en la mayoría de los casos, la comparación se aproximaba a los datos disponibles en ese momento pero las autoridades académicas en la materia consideran que este tipo de análisis son prematuros.

No es la tercera menor letalidad

Falsa

Aunque Rangel no le dijo a Colombiacheck de dónde sacó el escalafón de letalidad, el portal de la Universidad Johns Hopkins tiene un mapa interactivo con los datos actualizados en tiempo real sobre el avance de la pandemia por países. Al sacar cuentas con algunos, resulta evidente que el virus ha tenido menos letalidad que en Colombia en más lugares de los que menciona el exsenador.

El domingo 29 de marzo en la mañana, cuando fue publicado el mensaje, el último reporte del Ministerio de Salud conocido era del día anterior y contaba 6 muertes entre 608 casos confirmados. Esto daba una tasa de aproximadamente 1 por ciento.

Hasta ese momento, Alemania registraba 399 fallecimientos entre 53.300 pacientes, una tasa de 0,7 por ciento, y Chile contaba 6 decesos en 1.909 contagios, lo que da 0,3 por ciento de letalidad. Pero no eran los únicos dos países que tenían una cifra menor a la de Colombia en esa variable. También eran más bajas las de Israel (12/3.619) con 0,3 por ciento; Australia (14/3.600) con 0,4 por ciento y Noruega (19/3.770) con 0,5 por ciento. Canadá (67/6.668) tenía el mismo 1 por ciento de Colombia.

De modo que era falso que acá se estuviera presentando la tercera menor letalidad del virus en el mundo. A esto se suma el problema de que es muy pronto para hacer este tipo de análisis. Eso se ve más claro en el chequeo a la segunda frase del trino, pero también es ilustrativo ver cómo cambiaron las estadísticas pocas horas después de su publicación.

El reporte del Ministerio de Salud de ese día salió en la tarde con 708 casos confirmados y 10 muertes. Esto aumentó la cifra de letalidad del SARS-CoV-2 en el país a 1,4 por ciento, cuatro décimas de diferencia de un día para otro.

Hasta el lunes en la mañana, Chile y Alemania todavía tenían tasas menores a la colombiana. El primero, con 8 fallecimientos entre 2.499 contagios, registra una tasa de 0,3 por ciento hasta ahora. La segunda tenía 0,9 por ciento, con 560 decesos entre 63.929 pacientes.

Pero, solo con revisar los datos de los 20 países con más casos en la base de datos de Johns Hopkins, es posible identificar otros donde la Covid-19 ha sido menos letal hasta la fecha. Las tasas de Australia (17/4.203) e Israel (16/4.347) darían 0,4 por ciento; la de Noruega (31/4.436), 0,7 por ciento; Canadá (65/6.320), 1 por ciento; Austria (108/9.454), 1,1 por ciento y Turquía (131/9.217), 1,4 por ciento como Colombia.

Esta última subió una décima más, a 1,5 por ciento, con el reporte de este lunes de 12 fallecidos entre 798 casos confirmados de contagio.

Esto refuerza la falsedad de la afirmación y es un adelanto de por qué ese tipo de comparaciones resultan prematuras.

Comparaciones apresuradas

Cuestionable

Rangel compara la tasa de Colombia con las de otros países. De acuerdo con las cifras del sábado 28 de marzo, para que sean comparables con las nacionales que tomó el excongresista como referencia, el nuevo coronavirus registraba una letalidad de 10,8 por ciento en Italia (10.023/92.472), 7,6 por ciento en España (4.858/64.059), 7,3 por ciento en Irán (2.378/32.332) y 6,1 por ciento en Francia (2.314/37.575). La relación con el 1 por ciento que registraba Colombia hasta entonces es cercana a la que da el político, aunque tiene algunos descaches.

Como en el caso anterior, las cuentas cambiaron en cuestión de horas. Hasta el lunes 30 de marzo en la mañana, Italia llevaba 11 por ciento (11.591/97.689); España, 8,6 por ciento (7.340/85.195); Irán, 6,6 por ciento (2.757/41.495); Francia, 6,4 por ciento (2.612/40.751) y Colombia, el referido 1,4 por ciento. Este último es la octava parte del primero, no la décima como dijo Rangel, por ejemplo.

La epidemióloga Zulma Cucunubá, doctora en Dinámicas de Enfermedades Infecciosas, señaló en Twitter que “la estimación de letalidad es uno de los temas más complejos y decisivos en el análisis de epidemias”, por lo que advirtió que hacen falta “mejores datos” para poder sacar ese tipo de cuentas. Además, dijo que el avance de la Covid-19 en América Latina “apenas está empezando”. Esto hace que las comparaciones de Rangel sean apresuradas.

Un artículo científico de 2015 cuyo autor principal es el director del Centro para las Dinámicas de Enfermedades Contagiosas de la Universidad de Harvard, Marc Lipsitch, explica que la determinación de la tasa de letalidad de una enfermedad en medio de una epidemia puede tener sesgos. Uno de ellos se deriva del registro sobre todo de los casos más graves, que son los que acuden al sistema de salud o mueren, mientras que otros pueden pasar inadvertidos para las estadísticas sin ser detectados por su levedad.

Otro tiene que ver con el retraso en la confirmación de las muertes ya ocurridas. “Así, dividir el número acumulado de muertes reportadas entre el de casos, en cualquier momento, subestimará la verdadera tasa de letalidad”, asegura el estudio.

De modo que Rangel está sacando cuentas prematuras para hacer comparaciones entre países que están en etapas distintas de la epidemia. Esto hace cuestionable su análisis, por más que haya partido de cifras ciertas.

Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero Verdadero

Verdadero

Jueves, 11 Junio 2020

YouTube sí dijo que eliminaría videos que contradigan a la OMS sobre COVID-19

Por Patricio López – Mala Espina Check

La plataforma de video sí anunció que eliminaría algunos videos que compartan desinformación sobre la pandemia de COVID-19, pero no ha sido claro sobre el proceso.

Este artículo fue publicado originalmente el 11 de junio de 2020 por Mala Espina Check de Chile y es reproducido aquí como parte de la alianza Latam Chequea para verificar contenidos sobre coronavirus.

Nos han hecho llegar la inquietud de si la plataforma de video YouTube elimina contenidos que contravengan las indicaciones que entrega la Organización Mundial de la Salud (OMS). La respuesta es: SÍ.

Hace poco tiempo atrás, millones de personas vieron un video que reciclaba conspiraciones de salud desacreditadas en lo que parecía un elegante documental sobre el coronavirus y las vacunas.

El éxito del video, parte de un documental llamado “Plandemic“, ha cristalizado todo lo terrible de Internet. Las personas que empujaron una conspiración sin fundamento utilizaron las redes sociales para desencadenar un tsunami de información errónea.

De igual forma, las conspiraciones que vinculan al 5G con el desarrollo y la propagación del coronavirus en el mundo, no solo se pueden encontrar en las redes sociales, sino en las protestas y algunos disturbios que terminaron con antenas parabólicas quemadas en señal de protesta en algunos países.

Sin embargo, desde abril, la CEO de YouTube, Susan Wojcicki en entrevista en CNN, anunció que la plataforma de video se alinearía con la OMS y eliminaría todo contenido que contradijera lo establecido por el organismo internacional. Un extracto de aquella entrevista se ha viralizado en redes sociales:

 

Consultados sobre el tema, Google nos respondió sobre su medida tomada a finales de abril: “Actualmente no permitimos contenido que promueva remedios caseros o curas peligrosas, como videos que afirman que las sustancias o tratamientos nocivos pueden tener beneficios para la salud”.

Además especificaron qué contenido es eliminado de YouTube:

  • Contenido que desalienta a alguien a buscar tratamiento médico o que promueve métodos sin fundamento médico para prevenir enfermedades graves.
  • Contenido que cuestione explícitamente a la OMS o a lo dictado por la autoridad de salud local. 
  • Contenido que afirme que el coronavirus no existe.
  • Contenido que incluya consejos de diagnóstico sin fundamento médico para COVID-19.
  • Contenido que cuestiona la existencia o transmisión de COVID-19, según lo descrito por la OMS y las autoridades sanitarias locales.

Esta medida se suma a la decisión de monetizar el contenido sobre el coronavirus, como una forma de incentivar la creación de videos que permitan la viralización de las medidas correctas. Aunque para poder acceder a esta decisión, debes cumplir ciertos requisitos, te dejamos acá lo estipulado por Google.

[En Colombiacheck, de todas maneras, hemos encontrado varios videos en YouTube que promueven información falsa sobre el coronavirus y que hemos desmentido en chequeos como "No hay evidencia de que ‘el coronavirus venga de un laboratorio biológico de Wuhan’", "Médico que dice que el coronavirus es una farsa mezcla argumentos cuestionables y falsos" y "No, tratamiento recomendado por médico homeópata no es la cura contra COVID-19". Ni Colombiacheck ni Mala Espina Check tienen injerencia alguna sobre si YouTube elimina o no un video].