Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Martes, 12 Mayo 2020

Senador Alexander López se acerca a cifras de concentración de la tierra en Colombia

Por Sania Salazar

El senador publicó en su cuenta de Twitter un pantallazo de una noticia que tiene una imprecisión.

Alexander López Maya, senador del Polo Democrático, reaccionó en su cuenta de Twitter a la propuesta del exvicepresidente Germán Vargas Lleras de reducir salarios y eliminar transitoriamente las primas de junio y diciembre, entre otros recortes a los derechos de los trabajadores. López Maya se preguntó si no es más sensato establecer un impuesto a los altos patrimonios y anexó a su trino una imagen con cifras de un estudio de Oxfam que da cuenta de la concentración de la tierra en Colombia.

La mayoría de las cifras publicadas por el senador están, efectivamente, incluidas en un estudio de Oxfam, que se basó en el censo agropecuario más reciente en Colombia, realizado en 2014, pero el pantallazo, tiene una imprecisión, pues da una cifra que corresponde a 2017 que no está en el documento, por lo que calificamos la información como “verdadero, pero”.

En el equipo de prensa de López Maya aseguraron que tomaron la información de un artículo de Semana Sostenible titulado “Un millón de hogares campesinos en Colombia tienen menos tierra que una vaca”, donde están destacados los datos tal cual como los publicó el senador.

 

 

“El análisis de Oxfam indica que Colombia es el país de América Latina con mayor concentración en la tenencia de la tierra, en un continente donde los niveles de concentración son de por sí muy altos”.

El informe de Oxfam Radiografía de la Desigualdad. Lo que nos dice el último censo agropecuario sobre la distribución de tierra en Colombia, publicado en julio de 2017, concluye lo que señala el senador: “Este informe contiene datos muy ilustrativos, que confirman a Colombia como el país más desigual de la región en cuanto a concentración de la tierra y la forma en que este problema se ha agravado con el paso del tiempo” y precisa que Colombia se sitúa en el primer lugar en el ranking de la desigualdad de la distribución de la tierra seguido por Perú, Chile y Paraguay. “En Colombia el 1% de las explotaciones de mayor tamaño maneja más del 80% de la tierra, mientras que el 99% restante se reparte menos del 20% de la tierra”, concluye el documento.

Para este análisis Oxfam utiliza datos del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, Igac, del censo agropecuario de 2014 (que censó 111,5 millones de hectáreas del área rural dispersa del país) y del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane.

“El 1% de las fincas de mayor tamaño tienen en su poder el 81% de la tierra colombiana. El 19% de tierra restante se reparte entre el 99% de las fincas”.

“Según un estudio realizado previamente por Oxfam para 15 países de América Latina, el 1% de las explotaciones agrícolas de mayor tamaño concentra la misma extensión que el 99%. De acuerdo con los últimos datos, en Colombia el resultado es aún más dramático: el 1% ocupa 81% de la tierra, mientras el 99% ocupa tan solo el 19%”.

El Tercer Censo Nacional Agropecuario muestra una concentración similar, “70,4% de las UPA (Unidad de producción agropecuaria) (1.669.287 unidades) tiene menos de 5 hectáreas y ocupa el 2,0% (2.160.347 ha) del área rural dispersa censada; mientras que el 0,2% de las UPA tiene 1.000 hectáreas o más y ocupa el 73,8% del área rural dispersa censada”. 

“El 0,1 % de las fincas que superan las 2000 hectáreas ocupan el 60% de la tierra”.

El estudio indica, efectivamente, que “las UPAs de más de 2.000 hectáreas representan el 0,1% del total (2.632 explotaciones), en promedio tienen 17.195 hectáreas de tamaño y ocupan caso el 60% del área total censada (40,6 millones de hectáreas o, el 58, 72%).

Pantallazo tenencia de la tierra en Colombia

“En 1960 el 29% de Colombia era ocupado por fincas de más de 500 hectáreas, en el 2002 la cifra subió a 46% y en 2017 el número escaló al 66%”.

Pantallazo concentración de la tierra predios 500 hect

Según esta tabla del análisis de Oxfam, en 1960 las fincas de más de 500 hectáreas en Colombia ocupaban el 29% del territorio censado, en el 2002 ocupaban el 46% y no hay cifra para el 2017, pues el Tercer Censo Nacional Agropecuario en el que se basa el análisis es del 2014.

Algunos datos de contexto

El análisis de Oxfam indica que la información sobre la propiedad y uso de la tierra en Colombia “es sumamente parcial, discontinua y dispersa, lo que ha dificultado trazar una imagen de la estructura agraria en el país”.

Oxfam concluye que los datos más recientes “confirman una preocupante y acelerada tendencia a la concentración de la tierra en grandes extensiones, las cuales han ido acaparando una fracción cada vez mayor del territorio a costa del desplazamiento de las explotaciones pequeñas y medianas”.

Un artículo titulado “La persistencia de la concentración de la tierra en Colombia: ¿qué pasó entre 2000 y 2010?” ya había llamado la atención sobre el aumento de la concentración de la propiedad rural en Colombia. “En el 2000, el 75,7% de la tierra estaba en poder del 13,6% de los propietarios, mientras que para el 2010 estas cifras aumentaron a 77,6% y 13,7%, respectivamente”, indica el artículo, que atribuye el incremento al aumento en los tamaños de los predios y a la adquisición de nuevos predios por parte de antiguos propietarios y señala también un aumento considerable en el número de nuevos propietarios, presumiblemente por transferencias en el mercado de tierras, por la actualización catastral o por la usurpación de las mismas.

El artículo señala también una correlación entre la presencia de grupos armados, por un lado, y los incrementos en la concentración de la propiedad rural y el surgimiento de nuevos propietarios, por el otro.

Por último Oxfam destaca que la única forma de cumplir con lo pactado en el Acuerdo Final de paz entre Gobierno y Farc es “situar los objetivos de restitución y redistribución de la tierra en el centro de cualquier política agraria y de desarrollo rural, con medidas mucho más contundentes, eficaces e integrales que las que se adoptaron en el pasado”.

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 06 Marzo 2019

El Ubérrimo no es tan grande como lo pintan en Twitter

Por José Felipe Sarmiento

Un mapa le adjudicó todo San Carlos y gran parte de otros municipios de Córdoba a la finca de Álvaro Uribe. Él y su familia son dueños solo del 1 por ciento del área demarcada.

Un usuario de Twitter publicó un mensaje con una imagen en la que comparte un mapa donde compara la supuesta extensión de la hacienda El Ubérrimo, la famosa finca del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez y su familia en Córdoba, con los tamaños de Montería y Bogotá como un argumento sobre la desigualdad en Colombia:

“Sí no sabe que tan grande es la finca de Uribe Velez le cuento que mide: 123 mil hectáreas = 1.230 Km2 y Bogotá mide 1.587 Km2” (sic), dice el mensaje. En la imagen, un gran círculo amarillo rodea lo que supuestamente es el terreno y uno rojo señala la capital departamental. “En el área roja viven 657.000 personas. En el área amarilla, una familia”, indican las convenciones.

Tuit y mapa falsos sobre la extensión de El Ubérrimo

El senador Gustavo Petro retuiteó otra publicación que llevaba exactamente el mismo contenido. Además, el congresista de Colombia Humana añadió una crítica en contra del “gran latifundio improductivo, camuflado como ganadería extensiva”, al que acusó de generar desempleo y desindustrialización.

La verdad es que El Ubérrimo sí está ubicado dentro del círculo amarillo pero su área no es de 123.000 hectáreas, es muchísimo más pequeña. 

En una entrevista con Blu Radio en 2017, el exmandatario afirmó que su familia tiene “una explotación agropecuaria de alrededor de 1.500 hectáreas”. Es decir que, según él, la suma de sus tierras y las de sus parientes equivale solo a 1,2 por ciento de lo que dice el trino.

Tres años antes el senador Iván Cepeda y el exrepresentante –en ese entonces candidato– Alirio Uribe, dos acérrimos opositores del líder del Centro Democrático, hicieron cuentas incluso más bajas en su libro Por las sendas de El Ubérrimo (Ediciones B, 2014). En las páginas 99 a 103 presentan un listado de 61 predios de los Uribe Moreno en Córdoba, que suman 1.311,2 hectáreas.

La investigación de los autores arrojó que, según los certificados de libertad y tradición, 38 de los terrenos (752,8 Ha) estaban a nombre de Agropecuaria El Ubérrimo S.A.S., empresa familiar que gerencia la ex primera dama Lina Moreno de Uribe. Otros 17 predios (que suman 341,3 Ha) aparecieron con el propio expresidente como titular; dos lotes más (de 130,6 Ha) eran directamente de su esposa y los cuatro restantes (86,5 Ha) pertenecían a sus dos hijos, Tomás y Jerónimo.

El área demarcada en el mapa como si fuera la hacienda, no obstante, sí tiene cerca de 1.230 kilómetros cuadrados. Esto es 163 veces más grande que las tierras de la sociedad y 94 veces más que el área total que poseía la familia en 2014, según los datos obtenidos y publicados por los mencionados políticos del Polo Democrático.

El área demarcada en el mapa del trino también equivale casi a la cuarta parte (23,7 por ciento) de toda la subregión Sinú Medio, que es la tercera más grande del departamento con 5.178 kilómetros cuadrados, según la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y el San Jorge. Montería ocupa 60,7 por ciento de esa provincia con sus 3.141 kilómetros cuadrados; el resto lo componen Cereté, Ciénaga de Oro, San Carlos y San Pelayo.

De hecho, solo cinco de los 30 municipios en que se divide el departamento superan la extensión que el mapa falsamente les atribuye a los Uribe. Además de la capital, son Tierralta (5.025 km2), Ayapel (2.098 km2), Puerto Libertador (2.062 km2) y Montelíbano (1.820 km2).

Entonces, ¿qué queda ahí?

Colombiacheck ubicó la zona buscando la finca en Google Maps y en el portal de consulta catastral del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Igac). Luego midió en ambas plataformas el área demarcada en el mapa de Twitter, tomando como guía las carreteras cercanas al perímetro del círculo amarillo. El circuito es Montería-Cereté-Ciénaga de Oro-La Ye (Sahagún)-El Viajano (Sahagún)-Pueblo Nuevo-Planeta Rica-Montería.

Medición aproximada del área demarcada por el círculo amarillo en el Igac

Medición aproximada del área del el círculo amarillo en Google Maps

Como lo indican las vías, al interior de la figura hay territorios de siete municipios que se extienden mucho más allá de las propiedades de los Uribe Moreno; poblaciones enteras, que cuentan con infraestructura pública, y hasta una ciénaga. Para empezar, está casi todo San Carlos, incluída su cabecera. Según su plan de desarrollo actual, tiene un área de 502 kilómetros cuadrados, menos de la mitad de la que le atribuye el mapa a la hacienda, y más de 27.000 habitantes.

El círculo también encierra gran parte de Ciénaga de Oro. En el falso Ubérrimo quedaron sus dos principales centros poblados: la cabecera, habitada por más de 25.000 personas según Planeación Nacional, y Berástegui, donde incluso hay una sede de la Universidad de Córdoba; así como otros pueblos en el sur de su jurisdicción (Las Palmitas, Rosa Vieja, Santiago Pobre, San Antonio de Táchira, entre otros) y la ciénaga Charco Grande.

Otros sectores presentados como falsos dominios de la finca corresponden a partes más pequeñas de Cereté, Sahagún, Pueblo Nuevo, Planeta Rica y Montería. En el caso de la capital cordobesa, hasta el aeropuerto Los Garzones entró parcialmente en la demarcación del mapa mentiroso.