Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 05 Mayo 2021

Uribe presentó camioneta del CRIC en Jamundí como si fuera del ELN

Por Laura Rodríguez Salamanca

Aunque el ex senador borró el trino en el que hizo esta aseveración, el video con el mismo planteamiento ha sido difundido por otras personas en redes sociales.

En la mañana del 5 de mayo el exsenador Álvaro Uribe publicó un trino en el que presentó una camioneta del Consejo Indígena Regional del Cauca como si fuera del ELN. A las 6:00 a.m. escribió: “Grupo terrorista ELN en Jamundí, Valle. El camino es apoyar la acción de las FFAA [Fuerzas Armadas] con estricta observancia de la Constitución; evitar el avance de la defensa privada armada. No repetir preferencia del terrorismo sobre las FFAA, se sufren consecuencias”. 

Además, adjuntó un video en el que se ve que el carro lleva una bandera verde y roja. 

Trino_ELN_Falso Uribe

Uribe borró el trino horas después, pero antes de que lo hiciera fue retuiteado más de 670 veces. Asimismo, el video ha sido compartido por otras personas con mensajes como “Los delegados del ELN llegando a Jamundí, Valle”, “Jamundí, Valle. ELN. Sigan apoyando a Roy”.
 
Decidimos verificarlo y encontramos que es falso que la camioneta sea del ELN, como señala el expresidente. 

Por una parte, la bandera que lleva la camioneta no es del ELN, sino del Consejo Regional Indígena del Cauca, CRIC. 

Cric

Por la otra, Lina Tabares, líder social y defensora de derechos humanos del municipio de Jamundí, quien ha estado acompañando la protestas, le confirmó a Colombiacheck que la camioneta efectivamente es del consejo y que en el marco de las protestas no se han presentado actos violentos relacionados con grupos armados en este municipio.

“Esa es una de las camionetas de las autoridades indígenas del CRIC que ha estado haciendo presencia en las protestas todo el tiempo. Desde el 28 de abril la CRIC ha estado acompañando las protestas en los diferentes grupos de bloqueo como Tecnoquímicas y El Rodeo. En Jamundí no se han presentado actos violentos dentro de las protesta relacionados con grupos armados”, dijo Tabares. 

Esta es la bandera del Consejo Regional Indígena, CRIC como se observa en esta imagen del mismo portal del movimiento indígena.

Cric

Entre tanto, la bandera del Ejército de Liberación Nacional, ELN, es roja con negro.

ELN

De otro lado, el propio Cric publicó un comunicado en el que rechazó estas publicaciones. “El mensaje es claro: CRIC y ELN son equivalentes, lo cual es absolutamente FALSO. Es posible que el expresidente después diga que no se refiere a la bandera sino a los ocupantes o a otros que no aparecen en el video, cuyos nombres por confidencialidad no le han informado, pero para nosotros está claro el señalamiento a nuestra organización”, indicaron.

El alcalde de Jamundí, Andrés Felipe Ramírez, publicó un trino en el que reiteró que la camioneta que Uribe presentó como del ELN es del CRIC y que las afirmaciones del senador ponen en peligro a su municipio. 

Por su parte, Inge Valencia, jefe del departamento de Estudios Sociales de la Universidad Icesi, nos explicó en Colombiacheck que "en estos días de marcha el CRIC se unió a la movilización. El movimiento indígena en el Cauca es muy importante y en estos días se ha desplegado, además de la organización del Consejo, la Guardia Indígena, tanto del CRIC como de la ACIN (Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca), para dar apoyo a los procesos de movilización. Justamente lo que se ve en el video es la bandera del CRIC y es que en estos días hemos visto la presencia de ellos en varios lugares".

Así que es falso que ese video sea “del grupo terrorista ELN en Jamundí” como publicó Uribe y replicaron otras personas en redes sociales.

En Colombiacheck habíamos publicado en noviembre del año pasado el explicador Así se movió el discurso racista y estigmatizante contra la Minga 2020, en el que contamos que políticos, medios y usuarios de redes asociaron a los pueblos indígenas con grupos armados ilegales. En la nota también recordamos varias de las desinformaciones que habían sido difundidas contra la minga indígena.

Actualización 2:30 p.m. El expresidente Uribe publicó este trino a las 11:05 a.m.

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Viernes, 11 Junio 2021

Lucas Villa no era terrorista ni genocida, como busca hacer creer un video que circula en redes

Por Laura Castaño Giraldo y La Cola de Rata

Desde principios de mayo de 2021, en redes sociales se ha difundido un video con múltiples acusaciones falsas contra Lucas Villa, el hombre que fue asesinado en Pereira en medio de las manifestaciones por el Paro Nacional. 

El 5 de junio de 2021 se cumplió un mes del ataque contra Lucas Villa, el estudiante universitario de 37 años que recibió ocho impactos de bala mientras participaba, de manera pacífica, de las manifestaciones por el Paro Nacional en Pereira, y que luego de permanecer seis días en estado crítico, falleció en la noche del 10 de junio en el Hospital San Jorge de la misma ciudad.

Sobre Villa se difundió (y se difunde) desinformación en redes sociales y en medios de comunicación. Por ello, en esta ocasión verificaremos un video que circula por WhatsApp, principalmente, y que dice lo siguiente:

Texto: 

Lucas Villa.

Héroe o villano?

Tú decides.

Lucas Villa 2019

Insert de video: Ellos decían que no servía para nada, que era un inútil. Y aquí estoy. He tapado la vía principal de Pereira. Mami, esto es por ti. Porque puedo hacerte orgullosa a ti y a toda mi familia. Miren como tengo la ciudad. Vea, vea el trancón. La ciudad se bloqueó porque yo lo decidí. Por ti, mamita. 

Voz en off: Lucas, tú disparaste primero. Cuando no dejaste pasar a un enfermo en una ambulancia disparaste a los pulmones de un ser humano. Moría, mientras tú bailabas. Cuando no dejaste pasar oxígeno, disparaste ráfagas a quienes mueren ahogados por tu bloqueo. Cuando no dejas pasar leche para los niños, te conviertes en genocida, pero seguías bailando, burlándote. Cuando no permitiste dejar pasar medicamentos para ancianos enfermos, ahí disparaste, Lucas, mientras orgullosamente alimentabas tu ego con un micrófono, enceguecido con un poder que te tomaste sin autorización. 

Cuando vences la esperanza de pequeños empresarios emprendedores, generas hambre. Disparaste a los ideales y estómagos de quienes no te siguen en tu baile de la muerte. No eras un héroe en esta historia. Eras un bandido, un terrorista disparando a la necesidad, la urgencia, a los ideales de la gente que lucha día a día 

Atentamente, la sociedad herida, pero no vencida”. 

El video contiene varias afirmaciones y grabaciones, así que realizamos un chequeo múltiple para revisar el contexto y la veracidad de cada una de ellas.

  1. Video inicial

INCHEQUEABLE

La pieza, que en total dura 1 minuto con 32 segundos, inicia con una grabación en la que un sujeto se dirige a la cámara y afirma haber bloqueado la vía principal de Pereira. 

Para empezar con el proceso de verificación de este contenido, contactamos a Sidssy Uribe, hermana de Villa, con el propósito de que nos ampliara el contexto y nos confirmara que la persona que aparece en la grabación es él. Ella nos dijo que contrastaría la información con los amigos de su hermano y nos contactaría de vuelta, pero hasta el momento de publicación de este chequeo no hemos recibido ningún dato adicional. En caso de hacerlo, actualizaremos la nota. 

Sobre la identidad del sujeto de la grabación hay múltiples versiones. Miembros de la comunidad de la Universidad Tecnológica de Pereira, que es la institución en la que estudiaba Lucas, afirman que quien figura en el video no es él. Y en publicaciones de redes sociales y de medios de comunicación dicen lo contrario. 

Debido a estas dualidades en la información, en Colombiacheck buscamos otra alternativa y utilizamos la herramienta InVID para realizar una búsqueda inversa del video y contrastarlo con imágenes publicadas en internet hasta llegar al video original. Pero tampoco fue posible rastrear el origen ni la fecha de publicación del mismo, lo cual nos impide confirmar que, en efecto, sea del año 2019. 

De todos modos, revisamos las características físicas (incluida la voz) de quien aparece en la grabación, las comparamos con otros registros de Villa y concluimos que se asemejan bastante. No obstante, nos abstenemos de hacer conjeturas, así que calificamos la primera parte de este chequeo múltiple como inchequeable (cuando al verificar los datos de una afirmación, encontramos que no hay datos confiables para determinar su veracidad, de acuerdo con nuestra metodología), pues no hay forma de establecer con certeza que el sujeto de las imágenes sea Villa.

Sin embargo, cabe anotar que no hay ningún tipo de trasfondo delictivo en el video en lo que a manifestación se refiere, ya que las protestas son un derecho amparado por el artículo 37 de la Constitución, que dice que “toda parte del pueblo puede reunirse y manifestarse pública y pacíficamente”. 

Aún así y a pesar de que el parágrafo del artículo 353a del Código Penal (que especifica en qué casos merece sanción la obstaculización temporal o permanente de vías) sostiene que de él se excluyen “las movilizaciones realizadas con permiso de la autoridad competente en el marco del artículo 37 de la Constitución Política”, la falta de precisión sobre la fecha de publicación del video nos impide corroborar que todo se hubiera llevado a cabo de esta manera. 

  1. Trino de José Félix Lafaurie

FALSO

El fragmento de video anterior también fue difundido en Twitter por José Félix Lafaurie, presidente de Fedegán, con el siguiente mensaje: 

“Aquí en plena acción en el paro del 2019, Lucas Villa, quien en días pasados sufrió un grave accidente que lo tiene en UCI en una de las manifestaciones en Pereira. Todo indica que no es un alegre activista como lo han querido mostrar noticieros de Tv. ⁦@CMILANOTICIA⁩”

En cuanto a lo dicho por Lafaurie, es necesario hacer varias precisiones. La primera es que por ahora no hay certezas de que el video de Villa sea de 2019. A pesar de que hay versiones en medios de comunicación que indican que el contexto tiene que ver con las manifestaciones que se realizaron a nivel nacional en ese año por el bombardeo de 18 niños en Caquetá, el asesinato sistemático de líderes sociales o el rechazo a la gestión de Iván Duque como presidente, entre otros aspectos; aún no hay una confirmación oficial de los hechos.

Lo segundo es que Lucas no sufrió ningún “accidente” el 5 de mayo de 2021, como dice Lafaurie en su trino, sino un atentado. Los videos que circulan sobre este suceso, con el antes, el durante y el después de los disparos, muestran que Villa y otros dos jóvenes fueron las víctimas del ataque con arma de fuego en el viaducto César Gaviria de Pereira. Además, la Fiscalía continúa con el proceso de investigación de los hechos y, como indica en su página web, “se destacaron fiscales con dedicación exclusiva para investigaciones priorizadas, entre ellas están los homicidios que habrían ocurrido en el marco de protestas, incluido el caso en mención [es decir el de Villa]”.

  1. ¿Villa impidió el paso de una ambulancia, de provisiones de oxígeno y de medicamentos?

“Lucas, tú disparaste primero. Cuando no dejaste pasar a un enfermo en una ambulancia disparaste a los pulmones de un ser humano. Moría, mientras tú bailabas. Cuando no dejaste pasar oxígeno, disparaste ráfagas a quienes mueren ahogados por tu bloqueo”. 

“Cuando no permitiste dejar pasar medicamentos para ancianos enfermos, ahí disparaste”

FALSO

De entrada es necesario explicar que no tuvimos acceso a los antecedentes judiciales de Lucas Villa. Sin embargo, hicimos una búsqueda avanzada en Google y nos dimos cuenta de que, hasta la fecha de publicación de este chequeo, no hay reportes en medios de comunicación ni en sitios oficiales de autoridades que hablen de Villa como responsable de disparos. 

Ahora, en lo que se refiere a su supuesta responsabilidad por no dejar pasar una ambulancia y permitir que falleciera un enfermo, podemos afirmar que es falso. En primer lugar, el único hecho similar que se reportó en Pereira en el marco del Paro Nacional que comenzó el 28 de abril de 2021 fue el de una ambulancia que quedó en medio de enfrentamientos entre manifestantes y el ESMAD. Pero no existe ninguna implicación directa de este caso con Villa, ya que sucedió a finales de mayo, varios días después de que se anunciara su muerte. Además, como aclaró Caracol Radio al final de esta nota, “la ambulancia solo sufrió daños materiales y ninguna de las personas que iba en el vehículo resultó lesionada”.  

Por otro lado, calificamos también como falsa la acusación que el video hace a Villa por impedir el paso de oxígeno. Hay que recordar que las manifestaciones son de carácter colectivo y que si bien los bloqueos de las vías han dificultado la fluidez para el transporte de alimentos, materias primas y otros insumos, incluyendo algunos médicos, en Risaralda ya se había reportado escasez de oxígeno días antes del inicio del Paro Nacional

Según la conversación que Juan Guillermo Ramírez, coordinador del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias de Risaralda, tuvo con RCN Radio a mediados de abril, “se está registrando un desabastecimiento de cilindros, pipas, balas y concentradores de oxígeno, ya que en el transcurso de la pandemia las EPS han suministrado el 95 % de estos elementos a pacientes. Muchos de ellos en la actualidad ya no los necesitan, pero tampoco los han devuelto”. 

  1. ¿Villa era genocida?

“Cuando no dejas pasar leche para los niños, te conviertes en genocida”

FALSO

De nuevo reiteramos que no hay ningún reporte que compruebe que Lucas Villa impidiera la circulación de alimentos e insumos (en este caso, leche) por la ciudad de Pereira.

Además de esta acusación, la voz en off dice que por estas supuestas acciones, Villa se convirtió en genocida, pero el uso de este calificativo lo que hace es apelar a una falacia discursiva con la cual se busca magnificar un acto para justificar, en este circunstancia, la respuesta brutalmente violenta que culminó en la muerte del joven. 

La falacia empleada en el video es un argumento de incremento eventual, que, como explica la Guía de Falacias Argumentativas del Centro de Español de la Universidad de los Andes, es aquel que “supone que un evento llevará inexorablemente a otros eventos similares, a menudo más extremos. Ocurre cuando el autor equipara un evento con otro diferente y supone que uno desembocará en el otro”.

Según la Convención para la Prevención y Sanción del Delito del Genocidio, este se entiende como un crimen “perpetrado con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso”. Y esta definición no tiene nada que ver con el propósito de las manifestaciones y bloqueos viales por el Paro Nacional, de los cuales participó Villa de manera pacífica. 

En realidad, lo que los ciudadanos han buscado a través de estas acciones es pronunciarse ante el Gobierno Nacional por temas como la Reforma Tributaria, la Reforma a la Salud, la represión policial, la crisis económica y social, entre otros.

Para tener una interpretación externa del contenido del video, contactamos a Mario Hernán López, doctor en Paz, Conflictos y Democracia de la Universidad de Granada, y nos dijo que este tipo de narrativa “adjudica a una persona el comportamiento de una minoría que ha utilizado o ha empleado acciones de violencia para expresarse, para manifestarse. De manera que el acontecimiento es visto aquí como una expresión vandálica, delincuencial, ilegal, ilegítima, que debe ser castigada, y eso hace parte de las luchas simbólicas que ahora, más que nunca antes, por estos artefactos de comunicaciones pues se pone sobre la mesa para tratar de ganar en ese terreno, en el terreno de crear odios o miedos o reacciones políticas”.  

  1. ¿Villa se tomó el poder sin autorización y era terrorista?

“Alimentabas tu ego con un micrófono, enceguecido con un poder que te tomaste sin autorización”

“Eras un bandido, un terrorista disparando a la necesidad, la urgencia, a los ideales de la gente que lucha día a día”.  

FALSO

Tal como explicamos en líneas anteriores, el derecho a la protesta está amparado por el artículo 37 de la Constitución Política, al igual que el derecho a la libertad de expresión, con el que, como dice el artículo 20, “se garantiza a toda persona la libertad de expresar y difundir su pensamiento y opiniones, la de informar y recibir información veraz e imparcial, y la de fundar medios masivos de comunicación. Estos son libres y tienen responsabilidad social”. 

Con esto claro, calificamos entonces como falsa la afirmación que indica que Villa se tomó el poder sin autorización para pronunciarse por un micrófono, ya que para hacerlo no se necesita de ningún permiso y cada ciudadano es libre de hacer públicas sus opiniones, pensamientos y convicciones.

Colombiacheck ya ha publicado un explicador sobre el derecho a la protesta social, que brinda detalles legales y políticos sobre las manifestaciones en Colombia.

En cuanto a la acusación de terrorista, podemos confirmar que, una vez más, se trata de algo falso. Según la Declaración Sobre Medidas para Eliminar el Terrorismo Internacional, aprobada en 1994 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, el terrorismo incluye “actos criminales con fines políticos concebidos o planeados para provocar un estado de terror en la población en general, en un grupo de personas o en personas determinadas”, lo cual no corresponde, en ninguna circunstancia, con la forma de actuar de Lucas Villa en las manifestaciones. 

Vanessa Marulanda, socióloga y abogada, nos explicó que “después del 11 de septiembre, del atentado a las Torres Gemelas en Estados Unidos, se reactiva un lenguaje dual en el cual aparece ‘ellos’, ‘nosotros’, ‘los buenos’, ‘los malos’, ‘los amigos’ y ‘los enemigos’. Y la palabra terrorista empieza a utilizarse para cargar desde una perspectiva punitiva con mayor énfasis a ciertas personas”. 

Para ella, el hecho de que a Villa se le tilde de terrorista en el video “implica el desconocimiento de sus derechos”. Además, “hace parte de un discurso o una intención más amplia de la criminalización progresiva de la protesta social” y de lo que Eugenio Zaffaroni nombra como la criminología mediática, con la que “algunos medios de comunicación dominantes dicen qué criminalizar, cómo criminalizar y a veces dicen cuáles son los medios para juzgar”, lo cual “responde a intereses políticos y le niega el rostro o los derechos a ciertas personas”.